Días de Diciembre.

on sábado, diciembre 15, 2018
He pasado muchos días aislada de las letras y las palabras, pero con el alma y la mente repletas de sentimientos encontrados y recuerdos de otros tiempos; pero más aún, predominan los instantes del presente que en ocasiones propician que me quede despierta hasta muy tarde, y otras veces me producen suspiros espontéaneos desde el alma, antes de que el sueño y el cansancio terminen por vencerme.

Esta madrugada quise venir a escribir sobre eso, materializar en letras algunas de esas cosas que han pasado en este lapso sin plasmar nada en el diario; y que se traducen a días que transcurren entre risas y trabajo duro con los compañeros de trabajo. 

Hay también café por las mañanas y conversaciones sobre el presente inmediato con mis padres. Demasiados juegos y la posibilidad de convertirme nuevamente en niña los fines de semana en que estoy rodeada de niños. Mis momentos a solas, que para mi son tan esenciales como necesarios; del mismo modo que las salidas a la calle para disfrutar de una buena comida y charlas triviales -de esas que se disfrutan tanto- y hasta la ociosidad de Sábado y Domingo, desconectada del mundo; para aprovechar al máximo los maratones de películas entre dos, sin salir de la cama, comiendo algo delicioso, entre silencios y miradas cómplices que me unen todavía más (a quien sin importar el tiempo que vaya a ser así), es parte importante de mi vida y mi corazón.

Así es como me ha sorprendido Diciembre... Hace poco, revisando el diario inédito, me di cuenta que desde el mes de Octubre no escribía nada, y es precisamente porque las horas de cada día me las gasto y se van difuminando entre todas esas cosas que vivo a diario de modo muy intenso; y que sobre todo en estas últimas noches, me han hecho caer rendida en la cama, dando gracias por todo cuanto ha sucedido en esta etapa reciente.

Me encanta como es mi vida de poco más de un año a la fecha. Estoy tranquila, me siento estable... Quizá si, un poco cansada, porque gracias a Dios ha sido un año laboralmente productivo; pero en el plano personal ha estado lleno de matices, de un montón de detalles y sucesos de esos que de lo mismo valioso que son no tienen precio...

Son casi las 3 de la mañana, de una madrugada bastante fría que antecede a un fin de semana que pinta para ser muy bueno y divertido. Es así, mientras el sueño me vence, que miro la madera consumirse en el fuego y de alguna manera pienso en cada uno de los minutos de esta etapa reciente de mi vida que me he gastado de la mejor manera posible: aprovechando cada respiro e instante al máximo.

Las noches son gélidas, pero mi corazón y mi alma son cálidos... Me siento muy feliz y agradecida por eso, porque en esta recta final de otro año, las cosas que me rodean, más allá de los problemas cotidianos, son tan distintas y especiales.

Hoy, como tantas otras noches que antecedieron a esta, doy gracias por cada latido, por cada respiro, por cada suspiro... Por esta realidad que supera por mucho todas las sombras del pasado y los instantes de tristeza, (que también los hay); pero que en contraposición, cada vez son menos y pesa más todo eso que a diario me hace irme a la cama rendida, pero feliz de ser quien soy en este punto cronológico de mi existencia, pues la vida en el presente, también se dibuja con la esperanza incierta por los días que aún no he visto.

Es difícil saber que sucederá; pero eso ya no me preocupa tanto... Antes de cerrar los ojos, y de la posibilidad de vivir otro día nuevo, soy esto nada más. 

¡Gracias por eso! 

De Noches y Madrugadas

on miércoles, diciembre 12, 2018
Hay noches que no me deja ir, me toma de la mano fuerte y me empuja hacia su cuerpo... Sin decir nada, me abraza fuerte suspirando...

Yo la miro y busco los colores en su sonrisa, queriendo pintar esos momentos perfectos, pero al final sólo consigo plasmarlos en letras que son para nosotras nada más 

Algunas noches me quedo dormida en su piel y hay otras en que su sonrisa ilumina todas mis sombras, difumina mi pasado, y su ternura impregna mis recuerdos de las noches y las madrugadas junto a ella para toda la eternidad.

Oraciones como Bengalas...

on domingo, diciembre 09, 2018
Cuando oramos enviamos una luz de bengala al cielo que siempre será respondida. 

Dios sólo espera esa llamada de parte de nosotros.

Reencuentro de Almas

on jueves, diciembre 06, 2018

Volvería a tropezar mil veces en el mismo lugar y a caminar por las mismas avenidas, con tal de encontrarme contigo.

Caminaría de la misma manera, tan sólo para que logres reconocerme en mil vidas más...

La Vida con Joy.

on miércoles, diciembre 05, 2018
Lleva conmigo alrededor de 4 años, y aunque he escrito poco sobre ella en mis Páginas Sueltas y de Colores; creo que todo se resume a decir que ella ha sido mi más fiel compañera en todo este tiempo.

Esa no es una conclusión nueva... De hecho es algo que pienso siempre que estoy en casa, y sin importar lo que esté haciendo o el rincón donde esté, Joy siempre quiere y busca la manera de estar conmigo, ya sea en silencio, de mimosa o traviesa (para que le ponga atención). De cualquier manera, pero siempre ahí, junto a mi; y el fin de semana que recién acaba de pasar, buscando en mis archivos una foto que necesitaba, di con varias imágenes relacionadas con ella, y que son la fiel evidencia de esto que escribo aquí.

Admirándose a ella misma como fondo de pantalla.
Son muchas las imágenes que podría compartir de Joy de todo este tiempo, pero en esta mitad de semana, justo elegí algunas que captaron a lo largo de este 2018, gran parte de mi poco tiempo libre y en el que Joy me acompañó, viendo conmigo algunas películas. 

Viendo un video sobre Ovnis.
Es muy curioso, pero, aunque casi siempre ella prefiere dormir en el borde de la cama, muy cerca del escritorio donde está mi laptop, ha habido ocasiones en que ciertas películas o videos musicales de artistas muy concretos (como Ricky Martin o Julieta Venegas), provocan que vaya y se siente en mis piernas y permanezca ahí como espectadora hasta el final. Lo cual me hace suponer que es porque le agrada. 

Este post es un resumen de todo eso, pero son tantos los momentos en que ella me ha acompañado, y yo lo agradezco, pues Joy es un ángel peludo de 4 patitas que -no me queda la menor duda- llegó a mi vida con un propósito especial, y yo solamente deseo que eso sea y permanezca por un largo, largo tiempo.
Queriendo tocar a Pedro Palacios de "Los Tres Tristes Tigres"

Viendo Google Maps un día que estaba haciendo un trabajo de diseño relacionado con eso.

El fin de semana que vimos Thor Ragnarok. (creo que le gustó Thor... jajaja).
Viendo una foto de como eran las casetas de teléfono público hace algunas décadas atrás.
Intrigada con Kylo Ren de Star Wars.
Los videos de gatitos en Facebook no son muy de su agrado pero ese si le llamó la atención.
El día que escuchamos el primer sencillo del disco "Házte Sentir" de Laura Pausini y no le gustó.
Thor, la primer película.
Hay días en que "sutilmente" me hace saber que sólo quiere que la vea a ella.
Una película de Liam Neeson que se llamaba "Silencio".
A veces leemos hasta que nos da sueño...
Otras sólo dormimos...Zzzzz...

Y en general es divertida...
llena de descarada holgazanería...
Y muy linda la vida con Joy...

Pensando en la Comunicación Interespecies...

on lunes, diciembre 03, 2018
Esto es lo más bonito que verán hoy, una ballena beluga y que es el claro ejemplo de que el lenguaje de los animales es una realidad latente y todo un misterio fascinante para nosotros los humanos.
¡Muero por aprender más!

27.. Otra vez...

on martes, noviembre 27, 2018
Te conocí desde antes, pero en ese entonces no pasó absolutamente nada.... Tuvo que intervenir alguien más para poderte reencontrar.

Yo estaba llena de miedos. Tenía el roto, y cada pedazo estaba impregnado de desconfianza... De fantasmas del pasado que todavía hasta ahora quieren instalarse en mi presente con la intención de no dejarme avanzar.

Te perdí la pista por un buen tiempo, pero pensaba constantemente en ti, porque hasta entonces eras la persona más libre que yo había conocido y a pesar de que lo negaba y todavía más me resistía, era justo esa autenticidad tan tuya, lo que me atraía hacia ti, como un imán.

En un día como este, (pero en Domingo), por fin bajé la guardia y me reencontré contigo... No puedo evitar sonreír al recordar que esa madrugada casi no dormí y me sentí inmensamente feliz...

Entre un montón de cosas, porque me encantó descubrir que en el punto de tu vida en que volví a verte, habías logrado ya una de tus metas: obtener una beca para convertir en posibilidad uno de los sueños más grandes que has tenido.

Desde entonces, te he ido acompañando sin pretender atarte, amando lo que eres: Un espíritu tan libre que terminó por derretir con su sonrisa mis miedos; que llenó por completo mi presente de colores tan brillantes y vivos... Tal cual como el arte, que llevas dibujado con tinta indeleble en la piel.

Tal vez no te lo he dicho de esta forma, pero cada vez que veo tus ojos, me siento agradecida con la vida porque hoy soy yo quien más celebra cada día el que existas, que seas como eres, porque es así, (con todas esas virtudes y obstinaciones); que ninguna otra persona había llenado tanto mi corazón como tú lo haces... y lo más importante: sin que me duela.

Del futuro no sé, ni espero nada. Lo único que sé es que contigo no tengo miedo ni me tengo que cuidar de mostrarme vulnerable, porque en este lapso que comenzó como una apuesta, soy yo quien ha ganado más, por todo lo que a veces -incluso sin ni siquiera propónertelo o darte cuenta- tú me das

Me encanta como eres y en lo que yo me he convertido desde que te conozco.

Adoro como difuminas la tristeza, las cosas que hemos conversado y también que irónicamente has sido tú quien me ha conectado de una manera que desconocía, con la parte más femenina de mi...

Podría escribirte siempre y tanto... Pero sólo quiero darte las gracias por aparecer en mi vida, porque hoy sé que todo lo que viví antes de conocerte fue lo que me llevó a encontrar el camino hasta tu corazón.

Encontrarme contigo ha sido la más hermosa aventura, y siento que aún no tengo lo suficiente de ti...

27 una vez más y contando... Gracias porque si no fuera por ese reencuentro, hoy, ni tú ni yo estaríamos aquí.

¡Feliz Cumpleaños Ilse!


¡Feliz cumple!!! a la güerita que me inspiró a estudiar comunicación (que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida).
De adolescente era mi máximo y hoy en tiempos de redes la admiro aún más porque es una mujer súper culta, sencilla, divertida, comprometida con quienes más lo necesitan, ¡y porque cuando yo tenga su edad me encantaría verme así de bonita como ella!


¡Soy tu fan desde antes de que existiera internet!



¡Felices 52 Ilse!