El Alma de Los Árboles

on jueves, mayo 25, 2006


Había sido un “Día Gris” y yo iba caminando de regreso a casa, apresurada, con la cabeza y el corazón lleno de mil cosas: Problemas, miedo, dudas, incertidumbre... Sentimientos encontrados, supongo que en conflicto interno conmigo misma, y aunque imagino que cada persona podría hablar a su manera acerca de lo que es tener “un mal día”, mi intención al recordar todo lo que tanto física como emocionalmente experimentaba en ese momento tan sólo sirve ahora para ejemplificar como un encuentro tan simple puede sacarte de golpe de ese egoísmo tan realista que te lleva a pensar durante las 24 horas sólo en las cosas que vives a diario, todo cuanto sueñas o anhelas, sin faltar las cosas que te agobian, para encontrarte con algo o con alguien que de pronto te hace ver que en este mundo no sólo existes tú.

Eso fue lo que pasó conmigo, ese día podría habría podido ser demasiado ordinario, a no ser porque de modo inexplicable mi mirada fue a parar justo hacia donde él estaba.

La primera impresión que tuve de él fue que se trataba de un gigante, imponente y majestuoso; pero al mismo tiempo delicado y vulnerable, dos características muy peculiares que se percibían a primera vista cada vez que sus miles y millones de hojas en forma ovalada y de color verde cedían en una especie de danza intermitente conducida por el viento.

Supongo que eso fue lo que provocó que yo lo descubriera, lo que llamó mi atención y por ende, provocó que no pudiera quitarle la vista ya de encima. Al pasar por debajo de él, su sombra de inmediato me envolvió y sus ramas se inclinaron para luego mecerse de un lado a otro en un movimiento tan perfecto que hizo que yo me diera cuenta de que aquello era una especie de saludo y que el árbol –aunque yo no entendiera su lenguaje- me estaba haciendo saber que le daba gusto verme pasar por ahí.

No le di mayor importancia, seguí avanzando y me alejé pensando en que no podía ser posible que un árbol me hablara; pero a pesar de mi estúpida incredulidad inicial, en el instante mismo en que el árbol me saludó y yo fui capaz de entenderlo, traspasé la delgada línea que delimita el universo cotidiano y sus complicaciones de el de “La Madre Naturaleza”, que con su simplicidad es capaz de demostrar que a pesar de que todo mundo viva demasiado ocupado para no tomarla en cuenta, ella es capaz de coexistir en un mundo así.

Fingí que no me interesaba, pero la imagen del árbol, a partir de entonces quedó grabada en mi mente como tinta indeleble y esa noche, al yo cerrar mis ojos a la realidad y abrirlos al mundo de los sueños, me encontré en medio de un valle hermosísimo, en el cual la hierba me cubría hasta un poco más abajo de las rodillas y amortiguaba con un crujir de hojas cada uno de los pasos que yo debía dar cada vez que quería avanzar.

No sabía hacia donde iba, así que dentro del sueño decidí sentarme en medio de la hierba verde para sin pensar en nada disfrutar de la frescura del pasto y del cielo abierto exento por completo de nubes y luz solar.

Ahí me encontré otra vez con el árbol, que al fondo del gran valle danzaba en perfecta armonía con el viento y su saludo esta vez fue mucho más emotivo, porque al hacerlo me mostraba en forma alternada los tonos de sus hojas que por un lado eran de color rojo y por el otro azul.

Azul y rojo… Luego otra vez rojo y azul… Quedé hechizada contemplando esa danza infinita que magistralmente ejecutada a través de un lenguaje silencioso, provocó que mi mente poco a poco se fuera adormeciendo, y, aunque al despertar del sueño para volverme a involucrar en las actividades cotidianas no pude encontrar una explicación o interpretación coherente para todo aquello que en ese espacio inconsciente había visto y experimentado de un modo tan real, por dentro me sentía tranquila e invadida por un inusual estado de paz.

¡Exacto!, ¡Eso era!... No necesité esperar la tarde, para volver a pasar por el lugar donde el árbol siempre estaba, para entender que dentro del sueño lo que él había querido decirme al mostrarme sus hojas de colores era simplemente: “esta noche no pienses en nada, despreocúpate y deja las cosas fluir”.

A partir de ahí, comencé a creer no sólo en su existencia como un ser individual y vivo, nos hicimos grandes amigos y el árbol, todos los días esperaba a que yo pasara para saludarme y comenzó a contarme cosas tan maravillosas y sorprendentes que de no haber sido por él, simplemente alguien tan ordinario como yo nunca hubiese sabido y mucho menos habría llegado a creer.

Me contó por ejemplo que los árboles más felices son los que viven en los bosques o en las reservas naturales en las que jamás ha intervenido la mano del hombre; otro día me habló también de cómo era su familia, de sus primos “Los Pinos” que desde siempre se habían caracterizado por ser arrogantes y con “delirio de grandeza”, que sus hermanas “Las Lilas” por naturaleza eran coquetas y parlanchinas, mientras que dentro de su linaje existían también otras especies que para “celebrar la vida” la madre tierra -durante la mejor época del año- permitía a algunos de ellos revestirse con flores coloridas de aroma agradable o con frutos de exquisito sabor.

Para alguien tan joven como él (tomando en cuenta que apenas tenía 50 años) no era nada fácil entender que para algunos de sus familiares ser un árbol no representaba para nada ser una misión sencilla, pues con profundo pesar me contó que a pesar de que ellos carecían de sentimientos, el alma de los árboles si podía ser afectada hasta llegar a marchitarse con el reflejo o la vibración de la energía negativa o las emociones “mal enfocadas” de nosotros los humanos.

Esa era la razón que daba explicación a la existencia de tantos árboles marchitos y secos, los cuales de modo irremediable estaban condenados a morir por permanecer durante tanto tiempo al lado de personas que sólo vivían “ensimismadas” en su mundo y que por lo regular eran incapaces de percibir si aparte de ellos, existía algo más.

Permanecer para siempre en el mismo lugar que la madre tierra le asignaba a cada uno de ellos era regla universal e inquebrantable para todos los árboles, pero era triste reconocer también que vivir así podía resultar insoportable para cualquier ser vivo y por esa razón muchos árboles enloquecían al grado de llegar a quebrar con sus raíces las banquetas de concreto, en intento desesperado por escapar de ahí y así intentar sobrevivir.

También existía el caso contrario: árboles que al lograr una sincronicidad armónica de su vida con la de los humanos, al cumplir su misión en la tierra y después que la madre naturaleza por ley natural decidía “removerlos físicamente de su espacio”, ellos se aferraban con tal fuerza a la vida, que todavía durante muchos años después de ya no existir físicamente como árbol, sus raíces aparecían misteriosamente en lugares insospechados como adentro de la tasa del inodoro o en medio de los muros de concreto.

Una vez que el árbol me contó todo eso, me sorprendió descubrir que eran verdaderas cada una de sus palabras, sino darme cuenta también de que mi percepción hacia estos seres con el corazón de madera cambió por completo… Y no sé si fue que me volví mucho más observadora porque a todos lados donde iba, y a pesar de que yo aún no supiera descifrar su lenguaje, siempre me encontraba con alguno que me saludaba o danzaba alegremente al unísono del viento mientras yo iba al estadio a correr, pasaba por el parque una tarde de Domingo o esperaba en el patio de la escuela a que transcurrieran los minutos libres que se dan entre cada clase.

Cuando recién descubrí eso, uno de mis pasatiempos favoritos consistió en preguntarle a los árboles acerca de situaciones muy concretas… Sus respuestas siempre eran muy contundentes e incluso provocaba que entre ellos mismos las opiniones se dividieran… y aunque al principio agitaban sus ramas para representar una respuesta afirmativa o negativa, me di cuenta que si mi cuestionamiento se volvía más complejo y tenía que ver con el futuro o una decisión para mi vida y que dependía sólo de mi “Libre Albedrío”, todos ellos, se limitaban a permanecer inmóviles y estáticos.

Darme cuenta de eso me desconcertó tanto, que no pude evitar cuestionar a mi amigo el árbol respecto a eso y con toda la honestidad surgida desde lo más profundo de sus raíces me respondió que la misión de cada uno de ellos no iba más allá de transformar durante cada estación del año las tonalidades de sus hojas e incluso por momentos, llegar a perderlas todas como una eterna señal de que la vida no se detiene y constantemente se renueva; pero en el caso concreto de los árboles que durante siglos y siglos permanecían inmóviles, sin ninguna señal perceptible de vida en sus ramas, era debido a que así como un árbol era una representación tangible del proceso de la vida, la madre naturaleza, elegía a unos cuantos de ellos para demostrar –a quien fuera capaz de verlo- que más allá de un ser inerte y en apariencia sin vida, existía un ser con la capacidad de permanecer durante mucho tiempo buscando adentro de si mismo los elementos que sirvieran para recordarle con exactitud quien era y la misión que tenía en la vida; pero sobre todo para demostrar –en el momento y el tiempo adecuado- que así como ellos, todo ser vivo puede ser capaz de “resguardarse” adentro de si mismo en los tiempos difíciles, para luego resurgir con más fuerza y lleno de flores o de frutos que todavía lo harán crecer más al poner en práctica el sencillo pero difícil arte de compartir lo que uno tiene con los demás.

La respuesta me dejó sin habla y llegados a ese punto, el árbol me dijo que era tiempo de hacerme una revelación:

“Desde hace mucho tiempo yo ya te había visto… Todos los días te veía pasar y te saludaba a pesar de que tu ni siquiera me tomaras en cuenta y siempre tuve la intención de hablarte porque percibí que a pesar de ser tú una persona llena de amor, adentro de tu alma habitaba también una gran tristeza.

Yo no sabía lo que era eso, porque como te lo había dicho, los árboles no tenemos ni necesitamos experimentar sentimientos, pero tu tristeza era tan grande, que al ser yo capaz de percibirla, por fin entendí la leyenda que mi tatarabuelo “El Ahuehuete” contaba acerca de la noche en que junto a él lloró un conquistador español de nombre Hernán Cortés.

Mi tatarabuelo decía que no había que creer nunca ni en el alma ni en el arrepentimiento de los hombres, pero yo he aprendido que así como entre nosotros puede haber hierba mala que al arrancarse da paso a algo nuevo, a los humanos, la madre naturaleza decidió también regirlos a través de ese mismo equilibrio.

Tal vez sea que ustedes y nosotros no somos tan distintos; puesto que en el fondo el ser humano –sin saberlo- también posee esa capacidad para hibernar y buscar en su interior los elementos que lo harán no sólo crecer, sino descubrir quién es realmente y la misión que tiene por cumplir.

Esa es una regla universal que debes tener siempre presente cuando te encuentres con alguno de nosotros, puesto que si como ser humano eres lo suficientemente humilde como para reconocer que no hay supremacía entre especies, en ese instante las ramas de tu espíritu habrán florecido y se fortalecerán todavía más”.


Desde entonces, ha crecido en mi interior un profundo respeto por la madre naturaleza, respeto que me hace saber que tiene mucho de cierto lo que algunas personas dicen acerca de “abrazar a un árbol” para sentirte lleno de energía o de “pedir permiso a la madre tierra” cada vez que por alguna razón tienes que realizar alguna actividad al aire libre o en medio del bosque.

El alma de los árboles por naturaleza es generosa, así que por el simple hecho de haber mostrado respeto y armonía por un espacio que por ley natural a ellos les pertenece, si por alguna razón te pierdes, no debes tener miedo, puesto que la madre naturaleza será benevolente al mostrar de inmediato a través de ellos, el camino de regreso a casa.

Eso es respecto a las leyes universales de coexistencia entre los árboles y nosotros, pero la enseñanza que me quedó a nivel personal fue tan grande que ahora, cada vez que la tristeza amenaza con ensombrecer mis días y mi vida, sin saber porque pienso en la imagen de un árbol con sus ramas y sus hojas dobladas y a punto de romperse por el peso de la nieve en invierno.

Las dudas y la incertidumbre son algo inherente a la naturaleza humana, y así como los árboles soportan toda esa carga, nosotros somos también capaces de soportar en pie el peso de las adversidades -que al igual que a ellos- la vida luego nos otorgará una nueva oportunidad para sacudirnos ese peso conformado por todo lo absurdo e innecesario... Pues sólo en la medida que seamos capaces de adaptarnos y sobrevivir como ellos a las plagas o inclemencias del tiempo, las raíces de nuestra existencia serán más fuertes y profundas.

¡Encontré Al Maldito Gato!!!

on viernes, mayo 19, 2006



El famoso Gato de Cheschire del cuento de Lewis Carroll: "Alicia en el País de las Maravillas"... Que aunque desde siempre me inspiró temor; en este momento es el "Gato Perfecto" para ilustrar este post y expresar en forma gráfica lo que es tener una sonrisa de "Oreja a Oreja"....


A principios de Abril me llegó como en una especie de "Flashback" el recuerdo todo distorsionado de una canción que se llama "Maldito Gato" y que me recuerda no sólo una etapa interesante en la historia de la radio aquí en Cd. Juárez, sino una época en mi vida y en la de mi familia, que definitivamente contribuyó a convertirme en lo que ahora soy.

Ni siquiera tenía idea de quien la cantaba, tampoco recordaba bien la letra -según yo- escribí un fragmento de lo que me acordaba, pero fue más invento mío que lo que en realidad era y casi estaba a punto de convencerme de que estaba yo alucinando y probablemente me la había inventado... pero no, gracias a que se me ocurrió hablar sobre eso en el
blog, una de las personas que amablemente se dan el tiempo para leer lo que escribo, no sólo me envió un mensaje con la letra de la canción que me confirmó que yo no estaba loca y en verdad existía, sino que me hizo saber que en aquel entonces la interpretaba nada más y nada menos que Miguel Gallardo, un cantante español (guapísimo y de ojos azules que por cierto falleció el año pasado) que por allá a finales de los 70's, mediados de los 80´s saltó a la fama con canciones como "Muchachita", "Otro Ocupa mi Lugar", etc, etc...

Bueno, el caso es que la canción del "Maldito Gato" también era de su autoría y él mismo la interpretaba también, así que ya con esos datos me di a la tarea de comenzar a buscarla, una misión casi imposible si tomas en cuenta que la mayoría de la discografía de este cantante me imagino que está en disco de Vinyl, y por ende, es difícil de conseguir.

Para no hacer esto tan largo, la busqué y la busqué durante días enteros sin ningún resultado y ya había yo perdido la esperanza de volverla a escuchar hasta que buscando un día en internet di con un sitio donde otro muchacho -que me imagino es fan de Miguel Gallardo- en la sección de letras de canciones, tenía un fragmento en mp3 de la misma, le escribí para ver si tenía toda la canción completa y grande fue mi sorpresa cuando ayer me llegó un correo con el archivo en mp3...

El día de hoy mi sonrisa es grande, grande, con dientes de "Mazorca" y de oreja a oreja... tan grande como la del famoso "Gato de Cheschire"... escucho la músiquita (tipo película de "Chaplin"), cierro los ojos y regreso en el tiempo varías décadas atrás como en una máquina del tiempo y es entonces cuando viene a mi mente la imagen de mis hermanos y yo viajando en el asiento trasero del carro de mi padre con destino a la casa de mi abuelita, y mientras mi papá y mi mamá conversan sobre ¿a dónde iremos una vez que ellos regresen de traer a mi bisabuelita? en el radio sintonizado en FM 106, se escucha la voz de un locutor, que tras mencionar algunos saludos y realizar algún comentario que sirve como preámbulo, presenta la canción...

No cabe duda, los pequeños detalles son lo que hace de los días ordinarios algo diferente y especial.

Como diría Tere Chacón: "La Vida es Bella"....


¡Nos leemos pronto!

****************************************************


Powered by Castpost

MALDITO GATO
(Letra: J.M. Gallardo)
Miguel Gallardo


¿A dónde fue a parar mi comida?
si estaba puesta aquí en la cocina
y al darme media vuelta no está,
maldito gato, maldito gato...

Has roto por jugar mi camisa,
el día que tenía más prisa,
y encima aún te ríes de mi,
maldito gato, maldito gato...

Si invito a cenar a una dama
y la quiero conquistar,
te pones a dormir, egoísta
en mi único sofá
Maldito gato, maldito gato,
maldito gato, maldito gato...

Un día quiero hablar
contigo seriamente
a ver si hago de ti
un gato más decente,
Si no me vengaré,
y te echaré de aquí,
y dime: ¿a dónde irás sin mi?
Maldito gato, maldito gato
maldito gato, maldito gato...

Si no fuera porque
con ella fui feliz
y al irse te dejó conmigo...

Y ahora eres tú,
la única razón
que la podrá traer a mi...

Maldito gato, maldito gato
maldito gato, maldito gato...


16/5/14... ¡Feliz Cumpleaños Laura Pausini!

on martes, mayo 16, 2006


Hoy es un día especial, porque es el cumpleaños No. 32 de Laura Pausini.

Para el resto de la gente "es un día normal", como cualquier otro, sin embargo, para los que somos "Pausinimaniacos" de corazón (entiéndase Fans de "hueso colorado") es casi fiesta nacional porque en un día como hoy, nació en Faenza, Italia la chica que desde hace 12 años ha unido a un montón de chavos y chavas que sin importar que vivan en distintos países, comparten además de la admiración por su música, los mismos sueños e inquietudes.

¿Quién sabe dónde y cómo le tocará en este 2006 a Laura celebrar su cumpleaños?... Hace tiempo, para estas fechas escribí algo relacionado con eso en un intento por imaginar ¿cómo celebraría?, pero hoy no me quiero complicar la vida pensando en eso y simplemente me gustaría pensar en que tal vez se encuentre en Italia, y que este día en concreto lo pasará con su familia y por la noche festejará con sus amigos más cercanos.
Ojalá que sea así.

El regalo por parte de los Fans para este año, estuvo a cargo de Adriana Rulo (una chica del club) quien desde casi a principios de este 2006 se dio a la tarea de recopilar un montón de fotos de todos los chavos, así como un texto en el que tenías que explicar ¿desde cuando y por qué razón eres fan?, además de anexar un mensaje de felicitación; para posteriormente subirlo todo a una página web que quedó muy padre y estoy segura que a Laura (que siempre está pendiente de todo lo que hacemos los fans) le va a encantar.

Porsupuesto yo me sumé al proyecto, y aunque mi mensaje en ese sitio quedó muy corto, sólo quiero decir, que sin importar si Laura visita o no algún día este espacio, desde aquí, yo quiero darle las gracias no sólo por llenar mi vida con su música y sus letras, sino porque gracias a ella he conocido chavos y chavas con los que además de haber pasado momentos divertidísimos, compartir mil locuras y aventuras, me han brindado su amistad incondicional.

Para mi, es la artista más sencilla que he conocido y la chava con la mirada más transparente y honesta que he visto en toda mi vida. Y pues aunque sería difícil darle un "regalo de cumpleaños" a alguien como ella, que materialmente hablando lo tiene todo, si los buenos deseos fueran algo tangible, yo le pondría en una cajita un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos no sólo para que Dios la conserve con nosotros muchísimos años todavía, sino toda la buena vibra para que además de seguir cosechando éxitos en su vida profesional, Dios le permita muy pronto encontrar un buen chavo que de verdad la ame y la valore como el gran ser humano que ella es, y que en un futuro no muy lejano le permita hacer realidad su sueño -tan anhelado desde hace tiempo- de convertirse en mamá y formar una familia, puesto que es una chava que ha trabajado muchísimo y en verdad se lo merece.

Ojalá Dios se lo conceda muy pronto (porque todos sabemos que esa es una etapa que ella se muere de ganas ya por vivir)... A parte si ella está feliz, nosotros sus fans también.

¡Felice Cumpleanno Laura!!!!


P.D: Para cerrar el post, una canción que viene incluída en el disco "Las Cosas Que Vives" y que no obstante que no es de las rolas más conocidas de Laura, si es muy representativa de ella, porque el título es precisamente la fecha de su nacimiento y la letra fue escrita pensando en reflejar un poco de las ilusiones y de las cosas que ha vivido Laura.

****************************************************


Powered by Castpost

16/5/74
Letra: Cheope / Mùsica : C.Carella / Adaptaciòn al español : Badìa


La noche se nos va
y estamos aún aquí,
cansados, es igual,
pero libres, eso sí.

Y nuestras almas van
en equilibrio sobre el mundo.

El coche a todo gas,
la aguja marca mil,
nos sobra la ciudad,
rebeldes con un fin.

Buscando la verdad,
y la emoción que nos daría,
toda la energía
de acelerar sin detenerse.

Un mundo que se mueve, en todas direcciones,
es mi generación, con las mismas ilusiones.
y tiene sus palabras, nos abre corazones,
su código especial,
que se escribe en toda la
ciudad.

Y que se encuentra aquí,
andando o en el bar,
presente en ti y en mí,
que exige libertad.

En esta realidad
que nadie puede comprender
siquiera la mitad.
Que pone el corazón a tope

Un mundo que se mueve, en todas direcciones,
es mi generación, con las mismas emociones,
y tiene su canciones, para evitar dolores,
su código especial dedicado por la noche
en la ciudad.

Los mismos ojos, la mismas almas,
es mi generación es tal y como yo,

La misma lluvia, la misma calma,
tú sabes que otra como esta no la habrá...

Es una inmensa ola, que empuja sin parar,
y busca la respuesta donde esté,
con una misma idea que reconocerás
en gestos y mirada que
nos tienen tanto que decir.

Un mundo que se mueve, en todas direcciones,
La misma rabia,
con sus temores,
es mi generación, es mi generación es tal y como yo,
con las mismas ilusiones,
los mismos sueños,
con sus amores,
tú sabes que otra como esta no lo habrá.

Los mismo ojos,
las mismas almas,
es mi generación es tal y como yo,
la misma lluvia,
la misma calma,
tú sabes que otra
como esta no la habrá,

no la habrá....




Semana Intensa

on viernes, mayo 12, 2006
Soraya y su fan

Me siento muy cansada y yo creo que no es para menos, pues esta ha sido una semana muy, pero muy intensa…

Los días se me han ido escapando como arena entre las manos; he estado actualizando el blogger en la medida que me lo permiten mis actividades diarias (puesto que aunque aún no empieza formalmente el cierre de la revista de Mayo), por parte de la agencia si he tenido bastante trabajo y por esa razón llevaba ya casi una semana entera sin escribir nada en el diario, porque aunque tengo la costumbre de dedicar la última parte de mi día para hacer eso, durante las 2 ó 3 madrugadas previas a este Viernes el tiempo se me ha ido consumiendo organizando el montón de cosas que tengo que hacer este fin de semana (y que van desde una presentación multimedia que prometí hacer para el negocio de una amiga, 3 notas que tengo pendientes de realizar para la revista de Mayo, terminar uno de los escritos que debo para el blogger y contestando algunos de los correos que tengo pendientes de responder a gente que me ha hecho el favor de visitar con frecuencia mi blog).

Yo creo que me siento cansada también porque en los últimos días no he podido dormir del todo bien. Durante toda la semana he tenido gripa y si a eso le sumas que desde el Martes pasado cuando recibí el mail con la noticia de que Soraya estaba ya muy enferma, me quedé muy intranquila, pensando veinte cosas, me afectó mucho, primero porque yo no quería que le pasara nada malo y segundo porque me impresionó tanto que justo cuando me llegó ese correo (que fue el último que recibí el Martes, justo antes de dormir), ya en días anteriores yo había estado pensando muchísimo en ella, y acordándome en particular de la primera vez que me tocó entrevistarla en el desayuno de la Fundación Susan G. Komen, luego, la canción de “Torre de Marfil” la escuché en el trabajo el Lunes y de ahí vino la idea de ponerla en el blog mientras termino los escritos que tengo pendientes de publicar aquí.

Yo sé que tal vez a mucha gente le parecerá exagerado el hecho de que me afecte tanto el fallecimiento de alguien a quien apenas conocía, pero como lo he dicho ya, Soraya para mi era mucho más que una simple artista; para mi es alguien que desde mucho tiempo previo a conocerla formaba ya una parte importante de mi vida, primero porque me identifico mucho con las cosas que expresa en sus canciones, porque como fan me encantaba la idea y me sentía súper orgullosa de que siendo ella mujer tuviera una preparación musical a nivel de cualquier músico de conservatorio (escribía música, producía, componía, tocaba muchos instrumentos y en sus discos ella hacía la mayor parte de los arreglos y ejecutaba todos los instrumentos de cuerda que se puedan imaginar... Por ejemplo: Como olvidar el sonido tan “fregón” de esa mandolina en la canción “De Repente”) y porque durante mucho tiempo, en las noches, agarré la costumbre de poner el disco de “En Esta Noche” y escucharlo antes de dormir con la luz apagada hasta que el sueño me vencía, porque aunque todos los discos de Soraya son muy buenos, ese en especial, está hecho de una manera que a mi en lo particular hacía que me relajara muchísimo, la música está muy light, te transporta… y me di cuenta que no era la única persona a la que le producía eso, porque como anécdota curiosa y chistosa a la vez, en una ocasión cuando mi amiga Naxieli vino de Guadalajara a visitarme, la primer noche que durmió en mi casa, me pidió que pusiera algún disco mientras nos daba sueño y entonces yo le dije que pusiera el que ella quisiera y curiosamente sin yo decir nada, ella eligió ese.

Lo chistoso estuvo cuando ambas –siendo fanáticas recalcitrantes y de hueso colorado de Laura Pausini- nos quedamos súper serias escuchando el disco de Soraya y cuando casi se acababa no me acuerdo con exactitud las palabras que usó para decir que le había encantado el disco y me hizo reír mucho el que afirmara que comparada con Soraya, Laura era una “vieja gritona” (y lo estoy diciendo con palabras decentes, porque Naxieli ya se imaginarán como es)…

El comentario me tuvo botada de la risa como por media hora y yo creo que ha sido la única vez que un mal comentario hacia Laura Pausini en lugar de hacerme enojar me ha provocado tanta risa…

Bueno, sea como sea, hoy que ya es Viernes, siento como que todavía no me cae el 20…
Todo sucedió demasiado rápido, han pasado ya algunas horas pero algo dentro de mi me hace sentir como si nada de esto fuera cierto, será quizá porque durante todas estas madrugadas no he podido dejar de pensar en que Soraya ya tenía mucho tiempo enferma sin que nosotros lo supiéramos.Como ella bien lo supuso todos estábamos en la creencia de que su ausencia se debía a que estaba preparando ya un nuevo disco, pero analizando lo que ella expresaba en las últimas entrevistas que le hicieron cuando le preguntaban cosas relacionadas con su salud me quedo pensando mucho en que ella siempre respondía “que se sentía con fuerza” (no bien) y eso me hace suponer que en cierta forma ella tal vez presentía algo.

También porque no he podido dejar de pensar en que me pareció un detalle hermosísimo de su parte el que aún cuando lo más seguro es que durante las últimas semanas tal vez su salud estaba ya muy deteriorada, ella decidió dirigirse a los fans antes que a nadie para informar acerca de lo crítico de su situación y en cierta forma despedirse, porque no fue sino hasta 2 días después que en los medios de comunicación se dio el aviso oficial y se emitió un boletín de prensa.

No sé que vaya a pasar de aquí en adelante, hay muchas preguntas en el aire y me imagino que los otros chavos fans que conozco en este momento experimentarán una sensación muy parecida a la mía y que es una mezcla de incertidumbre y tristeza.

Yo en lo personal me he quedado sin el ejemplo a seguir más grande que tenía y no puedo evitar estarme acordando del momento en que la conocí, de su sonrisa un tanto divertida cuando se dio cuenta que yo era una “reportera-fan”, porque al terminar la entrevista saqué de mi mochila todos los discos y cassetes que tenía de ella para que me los autografiara, de lo nerviosa que me puse al final de la entrevista al grado de que cuando ya me iba uno de los discos se me cayó y se quebró la caja, y ella se dio cuenta porque todavía con una sonrisa en el rostro me llamó para que me regresara porque una de las carátulas estaba a punto de dejarla olvidada en la mesita donde ella estaba… y de que ese mismo día, cuando la vi cantando por primera vez en vivo, fue cuando tomé la decisión de volver a entrar a las clases de guitarra.

También tengo muy presente el opening del concierto de Alejandro Sanz. En el lugar donde mi amiga y yo estábamos ese día, se veía perfectamente la parte trasera del escenario. Cuando las luces se apagaron, Soraya estaba justo a punto de subir al escenario con su guitarra colgada y alguien le estaba ayudando a colocarse el micrófono. Ese día cantó muy poquito (para mi fue insuficiente y desde entonces me quedé con las ganas de volver a verla), pero me impresionó que acompañada nada más de otro chavo (que también llevaba una guitarra) y una muchacha con un teclado se echó al público a la bolsa –cosa que yo veía difícil si tomas en cuenta que en la ciudad de El Paso, Tx. ella no era muy conocida como lo son otros artistas- y aún así fue impresionante como el público se conectó con ella cuando casi al final de su actuación cantó “De Repente”… De sólo recordarlo se me pone la carne de gallina, porque estoy segura que incluso para ella fue un momento muy, muy especial.

Eso es respecto a Soraya, pero esta semana también ha sido intensa porque el Miércoles pasado me llamó por teléfono la mamá de Iván. La verdad yo no me lo esperaba, me sorprendió muchísimo. Me preguntó ¿por qué ya no la visitaba? y me dijo que me había extrañado en todo este tiempo, comentario que me hizo saber que el cariño que yo tengo hacia la familia de Iván es recíproco, pero tal y como se lo expresé a ella también ¿de qué me sirve llevarme de pelos con todos ellos? si con Iván el sentimiento no es igual.

La verdad si me dio mucho gusto hablar con ella, estuvimos platicando un buen rato de la familia, de lo que ha pasado en todo este tiempo, del fallecimiento del abuelito, de la imprenta, de las eternas broncas de Iván (respecto a eso nada nuevo que yo ya no sepa), y pues en conclusión sólo puedo decir que independientemente de que él ya no sea mi novio, se siente padre saber que sembré cosas buenas en las personas que son importantes en su vida.

La verdad yo si los extraño mucho, y me da mucho sentimiento el no haber estado con ellos, acompañándolos y brindando el mismo apoyo que ellos me dieron (el año pasado cuando operaron a mi mamá) durante los últimos días de vida del Sr. Leonardo (el abuelito de Iván) y aunque entiendo que bajo esas circunstancias la gente no tiene cabeza para llamadas telefónicas o avisar a quien debieran, sinceramente por el mismo aprecio que le tengo a la familia, me hubiese encantado tener la posibilidad de acompañarlos en un momento tan difícil y sobre todo haber tenido la oportunidad de despedirme de él.

La mamá de Iván me pidió que fuera a visitarla, pero la verdad estoy indecisa… Siento que no tiene sentido, porque insisto, de nada me sirve llevar una buena relación con ellos, mientras que con Iván no es igual. La última vez que estuve ahí, me sentí extraña y me dio la impresión de que esa casa es un lugar donde yo ya no encajo, lo cual me hizo tomar la decisión de no volver a llamar o poner un pie ahí (cosa que con todo el dolor de mi corazón he cumplido hasta ahora), y pues no sé, la señora me insistió mucho para que vaya a visitarla y no sé la verdad si vaya o no vaya, tal vez muuucho más adelante, pero por lo pronto no.

En fin… Esas son las cosas que se quedan en mi cabeza al final de esta semana… Sigo enfocada en mis planes y proyectos más inmediatos, en tratar de estar bien, en paz conmigo misma, viviendo sólo al día sin pensar en lo que me espere más adelante y pues esta noche de Viernes agradezco por la posibilidad que se me ha dado de terminar una vez más otra semana completa, por la enorme lección de fortaleza y amor por la vida que me deja Soraya con su partida, que para mi representa la firme convicción de que sin importar las circunstancias buenas o malas que se presenten en tu vida, la existencia es en sí para vivirla de modo intenso, puesto que para eso hemos venido exactamente por la sencilla razón de que en este mundo hay tanto por hacer.

Nos leemos en los próximos días y por lo pronto me voy a dormir porque la gripa y mi cansancio son la evidencia de que sea como sea el “Cuerpecito Jaraqueño” tarde o temprano te pasa la factura.

Una Luz Permanente Para Soraya

on jueves, mayo 11, 2006

Existen muchas fotos promocionales de Soraya, pero a mi juicio estas son las que reflejan con más precisión lo que ella fue en vida.


Ni siquiera hubo tiempo de rezar por ella, me enteré de la noticia de su fallecimiento al llegar al trabajo y sólo puedo decir que me puede muchísimo porque para mi más allá de ser una persona a la que admiraba como mujer y como artista, representaba una parte importante de mi mundo cotidiano porque a pesar de que ella no me conocía a mi, su música siempre ha estado presente a través de los años y en diversos momentos de mi vida, en los que en cada disco siempre encontré (y sigo encontrando) canciones que además de reflejar muchas de las cosas que yo he experimentado en mi vida personal, siempre me han aportado alegría en momentos de infinita tristeza y la esperanza de creer en que las cosas pueden ser diferentes.

Si a los fans nos duele, no quiero imaginar la tristeza que en estos momentos ensombrece a su familia y aunque en el fondo todos sabemos que ella a partir de ahora estará mucho mejor, es inevitable experimentar un enorme vacío al imaginar que su casa, sus guitarras tan padres y la vida de todos nosotros ya nunca volverán a ser lo mismo sin su música y sus historias.

Yo no soy nadie para cuestionar y quizá en mi condición de ser humano imperfecto ni siquiera tengo la capacidad para llegar a entender sin enojarme ¿Por qué Dios permite que a las personas que más irradian luz les pasen cosas tan dolorosas y permanezcan menos tiempo entre nosotros?... Tal vez la misión de Soraya era esa, llegar aquí, vivir intensamente y tocar directa o indirectamente la vida de muchas personas -entre las cuales me incluyo- con el propósito de que cada uno de nosotros lograra mirar hacia adentro y tomara consciencia así del valor real que debemos darle a nuestra existencia.

Apenas hace unas cuantas horas yo exhortaba a mis amigos fans y a los que no lo son también para "Encender" simbólicamente una Luz que representara energía positiva que pudiera ser de utilidad para Soraya en un momento tan difícil, que si bien no logró superar, sirvió para concientizarnos a todos de la fortaleza de espíritu que ella poseía y demostrar con hechos concretos el inmenso amor que a pesar de su enfermedad siempre tuvo por la vida.

En este momento esa Luz para ella ya no es necesaria, será de mayor utilidad para que su familia y los fans lleguemos (sino a dejar de extrañarla), por lo menos a asimilar que ya no va a estar aquí; y en ese sentido pienso que si a ella que le tocó afrontar circunstancias tan adversas no le gustaba reflejar debilidad o tristeza, cada uno de nosotros podemos tratar de mantener de modo permanente esa vela de esperanza encendida en nuestro interior.

Como decía ayer, el fuego simboliza calor y energía, así que si conservamos esa Luz de modo permanente, protegiendo esa llama luminosa con las manos para que no se extinga, sería en cierta forma similar a prolongar un poco más en esta tierra la existencia y el legado de Soraya, puesto que la Luz representa el recuerdo de lo que ella era físicamente, su sonrisa, su música, la paz, la armonía que reflejaba en cada una de las cosas que hacía, su incansable lucha y compromiso... En pocas palabras la esencia de lo que ella fue en vida.

En lo personal yo si la voy a extrañar muchísimo, pero no obstante eso, me siento agradecida con la vida por haber tenido la oportunidad de conocerla, aprender de ella y convertirla en el pretexto más grande que tengo para no dejar en el olvido todos mis sueños, ya que a pesar de que ya no esté, siempre será mi gran ejemplo a seguir.

Por esa razón y a modo de homenaje he decidido compartir el audio original de la
entrevista que le hice el año pasado y además, el banner que verán al final de este blog (no en señal de duelo ni de luto), a partir de mañana estará colocado por tiempo indefinido en el post principal de "Páginas Sueltas y de Colores" , en representación simbólica de mi esfuerzo por mantener una "Luz Permanente para Soraya".

Creo que como fan es el mejor homenaje que puedo hacerle para agradecer que haya tocado de esa forma mi vida y sé que ella, donde quiera que esté le dará gusto que la recuerde así.

Encender Una Luz Por Soraya

on martes, mayo 09, 2006
Soraya durante el Opening del Concierto de Alejandro Sanz en El Paso, County Coliseum de El Paso, Tx. (15 de Mayo del 2004) / Foto: Víctor Barajas



A: admin@soraya.com
Asunto: Mensaje de Soraya...
De: admin@soraya.com
Fecha: Mon, 08 May 2006 23:16:42 -0700



Queridos chicos:

Sé que el silencio que se ha mantenido alrededor de Soraya en los últimos meses, ha sido desesperante para todos. En ocasiones anteriores, estos períodos habían significado que pronto seríamos regalados con la magia del arte de nuestra querida Soraya.

Desafortunadamente esta vez es diferente... Soraya se encuentra en un estado de salud crítico y aunque sus deseos de vivir son enormes, las fuerzas para luchar son cada día más débiles.

Este es un momento difícil para todos y hoy más que nunca debemos unirnos y enviarle toda esa energía positiva que ella misma siempre nos ha transmitido.

Aquí les dejo con unas líneas que ella les envía.

=========================================

"El camino no ha sido siempre fácil, sin embargo la esperanza, los sueños e ilusiones no han dejado nunca de estar presentes. Sueños de los cuales ustedes han sido cómplices incondicionales, algunas veces caminando a mi lado, cantando conmigo, o llevando mi mensaje de esperanza a esos lugares a los que físicamente no he podido llegar.

Por eso, mil gracias.

Durante este tiempo juntos, las páginas de mi diario interno se han mantenido siempre activas.
Algunas se han llenado con historias que muchos de ustedes han querido compartir conmigo por medio de e-mails o cartas, otras por experiencias vividas juntos y algunas más por pensamientos personales nacidos de su generosidad.

De estas últimas páginas, he tenido el privilegio de compartir algunas en diferentes formas, mi página web, mis entrevistas, mis canciones, o en mis conciertos en donde sus aplausos alimentaban mi corazón.

Últimamente estas páginas han dejado de ser internas y se han convertido en páginas compartidas, sólidas y llenas de sinceridad, creando un libro que espero sea la respuesta a muchas preguntas que no han sido aún elaboradas o contestadas.

El permitirme escribir mi historia me hizo confirmar que si bien las recompensas materiales son necesarias para el diario vivir, las recompensas espirituales son las que realmente me han permitido vivir esta vida. Toda esa energía positiva, todo ese amor que un día logré compartir con ustedes lo he recibido siempre de vuelta multiplicado en un millón.

Gracias por abrir sus corazones a mi música, sin sus oídos mis canciones serían sólo un sueño. Mi arte ha sido siempre por ustedes y para ustedes.

Espero que les permita sentir, pensar, apreciar, cuestionar, añorar y sobre todo, amar.

Mi jornada hoy día no es fácil, pero quiero que sepan que su apoyo incondicional ha estado siempre en mi corazón.

No tengo duda que cada experiencia vivida, por simple o complicada que sea, ha contribuido a la sólida base de mi existencia y ha hecho que cada momento de mi vida sea especialmente importante. Como dije antes, he cumplido mi sueño y el día de hoy no puedo pedir más.

Mi misión empezó como un sueño y se convirtió en una realidad por ustedes. Hoy ha dejado de tener sólo mi voz y crece día a día por medio de las suyas.

No importa si tuvimos la oportunidad de sonreír cara a cara o no, cada uno de ustedes ha sido y serán siempre una bendición para mí.

Mi historia física puede llegar a su fin, pero estoy segura que la que existe en el corazón de ustedes seguirá presente por la eternidad.

Confío en que mi existencia dejará huella en la vida de ustedes beneficiando en un futuro a muchas mujeres y que la luz de mi vida iluminará la de muchas familias más.

No hay dolor en vano porque la esencia de la vida consiste en trascender en los demás y en regalar el valor de mi experiencia y de mi
lucha para hacer de sus días un mejor existir.

Aún no alcanzamos la meta, pero se que día a día estamos mas cerca de ella. Hoy no pierdo esta batalla porque sé que lo que he luchado no es en vano, si no que ayudará a vencer una batalla mayor, la de la detección temprana y prevención de este terrible mal.

Ahora les toca a ustedes seguir con nuestra misión. Deseo de corazón contagiarles mi amor a la vida y que seas tú un canal que lleve a mucha gente este mensaje que puede salvarles la vida.

Te pido comprendas la oportunidad que tienes ahora de prevenir un enemigo que puede acabar con tu vida.

¡No se dejen vencer! Hay mucho camino que recorrer y esta lucha vale la pena.

“...Cuando sólo escuchas el latido de tu corazón. Encontrarás entre su ritmo y el silencio la razón...”

Con amor

Soraya


***********************************************************

Esto que acabas de leer es el último mail que recibí la madrugada de ayer y que me dejó helada...
Curiosamente anoche fue cuando yo dejé en el post una canción de Soraya y estuve acordándome muchísimo de la primera vez que tuve oportunidad de entrevistarla y verla cantar en vivo (algo que ni en mis sueños más locos me habría imaginado tendría la oportunidad de hacer) y anoche que recibí este mensaje, me fui a dormir un tanto intranquila pensando en que ojalá la información de este mail fuera un simple rumor y deseando con todas mis ganas que a pesar de ser un mensaje emitido por el foro oficial de Soraya, la situación no fuera tan crítica.

Quise esperar hasta el día de hoy para ponerme en contacto con Tamara (una de las chicas que tiene un fotoblog y es parte del Club Oficial) y desafortunadamente me ha confirmado que la información es oficial. Ella dice que no se sabe exactamente como se encuentra en este momento Soraya, pero a partir de hoy todos los chavos y chavas que somos fans, vamos a unirnos a las 23:00 hrs (dependiendo del huso horario de cada país) para realizar una cadena de oración y brindarle así nuestro apoyo a Soraya en este momento tan difícil que le ha tocado afrontar.

Yo en lo personal lo único que les puedo decir es que me puede muchísimo, porque para mi Soraya es algo más que una simple artista a la que admiro. Es una mujer con una fortaleza y una belleza de espíritu impresionante, que desde el primer instante en que estás frente a ella te transmite un sentimiento muy grande de paz (algo que yo nunca he visto en ninguna otra persona).

Para los que somos fans es muy, muy importante, ya que a pesar de que a muchos no nos conoce, ella de alguna manera siempre ha estado presente en diversos momentos de nuestras vidas a través de sus letras y su música, en los que siempre refleja el infinito amor que ella tiene por la vida, brindándonos así la esperanza que todos debemos tener -sobre todo en los momentos difíciles- y aunque sólo Dios sabe cuál es el plan divino que tiene para ella, yo deseo con todo mi corazón que no le pase nada, que le de fortaleza para superar una vez más la batalla.

Independientemente de la religión que cada persona profese, yo creo mucho en el poder de la oración (puesto que a final de cuentas no es más que la concentración de energía de muchas personas enfocada hacia un mismo objetivo) y en ese sentido, aprendí hace poco en que "Encender una Luz" significa unirse en oración, para igual como se hace con una vela, mantener el calor y la energía, en este caso en particular por la salud de un espíritu libre como es Soraya.

Tómenlo en cuenta y ojalá la tengan presente en sus oraciones.




Torre de Marfil

on lunes, mayo 08, 2006
Soraya, una de las 3 personas a las que más admiro en una foto promocional "pirateada" de su sitio oficial (debo confesar que elegí esta porque me fascina la playera)

...Pues el tiempo sigue pasando a una velocidad vertiginosa y la muestra es que ya estamos en el quinto mes del año...En estos días pasan muchas cosas por mi mente y una de ellas es que tengo varias historias pendientes por contar en el blog).

La verdad lo confieso, mi intención era que el día de ayer ya estuviera lista para leerse la primera de ellas en el blog, pero aún no la he terminado, espero el Miércoles ya tenerla lista y a partir de entonces "ponerme las pilas" y empezar a subir todas esas cosas padres que traigo en mente para el blog y que ¡les tengo que contar!...

Pero bueno, como el tiempo es implacable, para que "este changarro" no se vea tan abandonado, esta noche les quiero compartir una canción de Soraya que me fascina porque me identifico mucho con lo que dice la letra y aparte decidí ponerla en el blog porque siento que es ideal para cerrar este Lunes (en que he terminado muy cansada), porque habla precisamente de cuando llegas a casa después de un arduo día de trabajo..

Como dato curioso les diré que esta canción Soraya la escribió en un taller de composición en el que ella coincidió con Carole King y me imagino que por la admiración que Soraya siente hacia Carole le puso así a su disco y la grabó también en inglés bajo el título de "Wall of Smiles"...

Saludos a todos los que me leen y nos leemos si Dios quiere el próximo Miércoles...


¡Buen Inicio de Semana a Todos!!!

*****************************************************************


Powered by Castpost

TORRE DE MARFIL.

Música y Letra: Soraya / Carole King

Preguntas ¿cómo estoy?,
muy bien gracias, no tengo tiempo,
hablamos otro día...

Doy la vuelta y sin huellas corro a mi hogar
deseando soledad...

Cruzo la muralla
desabotono el día y lo tiro en el rincón,
sus paredes, de sonrisas,
mi torre de marfil...

Lo huelo en mi piel,
es parte de mi ser,
se llama miedo, siempre ha sido fiel.

Las ventanas son,
mis ojos que me dejan ver,
lo que pude ser...

Cruzo la muralla,
sin resentimientos busco como existir,
me derrumbo, tras sonrisas,
mi torre de marfil...

Me derrumbo, tras sonrisas,
mi torre de marfil...

Un refugio, de sonrisas
sólo para mi...

Me proteje,
la sonrisa,
mi torre de marfil....

El Otro Lado de Soraya (Entrevista Sin Editar).

on sábado, mayo 06, 2006

Soraya durante su presentación al abrir el concierto de Alejandro Sanz en El Paso County Coliseum.

Cuando el teléfono sonó, yo ya estaba en la Sala de Juntas de la oficina de redacción de la revista, a puerta cerrada y con dos grabadoras (la de cassete y la de USB) con los botones posicionados en “Pausa”, esperando el momento para empezar a grabar.

Eran las 4:45 de la tarde, la llamada entró puntual y exactamente a la hora que la disquera lo había acordado. Hacía calor y aunque yo estaba un poco nerviosa, pensaba que por el simple hecho de estar preparada para realizar ese trabajo nada tenía porque salir mal.

Cuando levanté la bocina al primero que escuché fue al promotor de la zona norte de la disquera (pues con él se había pactado todo lo de la entrevista). En cuanto supo que era yo la persona que buscaba, intercambiamos un saludo leve, para luego preguntarme si ya estaba lista para platicar con Soraya. Yo respondí que sí y entonces él me pidió que esperara un momento en la línea mientras él enlazaba la llamada hasta Miami, Fl., ciudad donde ella se encontraba.

Antes de despedirse, me sugirió que fuera breve, puesto que por la hora del día Soraya tenía todavía que cumplir con otros compromisos relacionados con la promoción del disco.

Al enterarme de eso, le pregunté ¿de cuánto tiempo disponía?, mientras visualmente hacía contacto con la hoja de papel impreso con poco menos de 30 preguntas que tenía impresa sobre la mesa.

“10 Minutos máximo”, fue su respuesta, luego me volvió a indicar que me dejaría esperando en línea mientras para hacer el enlace, y a pesar que yo pensaba que la línea se quedaría en silencio no fue así, puesto que el sonido de su voz fue sustituido por una canción de fondo (que no puedo recordar ahora con exactitud cual era) y me acompañó así durante los varios minutos que permanecí en espera, hasta que de el otro lado del auricular se escuchó una voz que yo ya conocía y era el indicador de que la entrevista estaba por comenzar....


Soraya: Hola.

Martha: Hola, ¿bueno? buenas tardes.

Soraya: Sí, Hola Martha ¿Cómo estás?

Martha: Bien ¿y tú?

Soraya: Bien Gracias.

Martha: Muchas gracias por el tiempo que nos estás concediendo para la entrevista.

Soraya: No, al contrario.

Martha: Quisiera empezar a preguntarte para ir de lleno a la entrevista.

Soraya: Ajá, como no.

Martha: ¿Por qué se titula el disco “El Otro Lado de Mi”?

Soraya: ¿Por qué?

Martha: Ajá.

Soraya: Bueno, yo quería enseñar ese lado que siempre he mostrado en los conciertos, que enseño cuando cambio la guitarra acústica por una guitarra eléctrica, o sea, más energía y todo eso y también quería enseñar un lado mucho más cercano a lo que son mis raíces colombianas, la canción “El Otro Lado de Mi”, en “La Promesa”, en “Alma de la Calle” se escuchan ciertos elementos de esa música folklórica de Colombia.

Martha: Cuéntanos un poquito cómo fue el proceso en que surgió este disco.

Soraya: Bueno, primero empezó con un viaje a Colombia, tuve un reencuentro con mis inicios musicales y ahí pues empecé a organizar mis canciones, la temática, todo eso, después regresé aquí a Miami a hacer la grabación con mi amigo Sebastián Chris en unos estudios aquí cerquita y nos tardamos como cinco meses en total, pero tres meses en la grabación.

Martha: Te quería preguntar sobre el video de lo que es el primer sencillo “Llévame”, pues vi que en el video apareces en varias escenas con un cubo de colores ¿Qué simbolismo tiene esto haciendo referencia a la canción?


Soraya: Esa era una idea de los directores que de veras me llamó mucho la atención, me fascinó ese concepto y yo creo que eso lo sacaron de la letra de la canción, de la primera frase que es: “No puedo descifrar el código que guarda mi corazón”. Yo creo que sacaron ese concepto de ahí.

Martha: ¿Y tú participaste en el desarrollo creativo del video o ellos te propusieron la idea y tú la hiciste?

Soraya: No, fue la propuesta de ellos y siempre cuando hago videos hago eso, yo me meto en la música porque es lo mío y dejo que ellos hagan lo que quieran con el video.

Martha: Y ya que estamos hablando de videos, supimos que ya grabaste el video de “Cómo sería”, que me imagino que va a ser el Segundo sencillo.

Soraya: Exacto.

Martha: ¿Nos podrías contar un poquito acerca de eso?

Soraya: Claro, bueno lo grabé en dos lugares en Chile. Una zona que se llama Concha y Toro en Santiago y el otro es una en la quinta región que se llama “Isla Negra” y que tiene fama porque ahí fue donde Pablo Neruda compró una casa y vivió sus últimos años y para mi fue un regalo tremendo poder pisar esas tierras y ver esas maravillas tan hermosas que tienen allá.


Martha: ¿Ahí tampoco participaste con alguna idea?

Soraya: No, dejo que los productores hagan lo que hacen bien. Lo tengo muy claro.

Martha: Haciendo también referencia a la letra de la canción de “Cómo sería” ¿Es una vivencia personal tuya?

Soraya: No, tiene un poquito de mi, pero nació más que todo sobre una conversación que tuve con un amigo, pero siempre trato de pasar la letra por un filtro muy personal, eso es muy importante.

Martha: Otra canción que me llama mucho la atención de tu nuevo disco es la de “Alma de la Calle”. ¿Cómo surgió esta canción y nos podrías describir un poco cómo fue el momento en que la escribiste?

Soraya: Bueno, esa canción yo estaba sentada en Miami en mi casa, desayunando, un día normal, leyendo el periódico y cuando leo el artículo sobre esta persona que se llama María Amparo. Lo que pasa es que me afectó muchísimo, muchísimo lo que había leído, el titular era: "De Poeta Laureada”, “De Lustrabotas a Poeta Laureada”, perdón… y con ese título pues me enganchó, tomé mi guitarra y me senté por un rato a componer esta canción, compré un pasaje, la localicé, me fui a Bogotá, ¡Fue una locura! (ríe).

La conocí porque de lo que yo me había enterado es que ella era una persona abandonada desde niña, se crió en la calle, una de esas personas “invisibles” de nuestra región y yo le quería decir que no, yo si la había escuchado, yo si la veía y yo quería escuchar un poco de su poesía y ya llevamos más de un año de amistad, esta mujer me ha enseñado tanto, la aprecio muchísimo, ya le han publicado dos libros y lo que yo quería era ofrecerle un poquito de ese reconocimiento que tanto se lo merece y que ella lo disfrute en vida.

Martha: Y ya que estamos hablando de eso ¿Cómo es para ti el proceso de escribir una canción?, por ejemplo, ¿cuál de todas las canciones que has escrito es la que recuerdas que haya tenido un nacimiento así especial?

Soraya: Bueno, yo creo que nacimiento especial, esa, sin duda alguna. “Alma de la Calle” eso fue magia, magia absoluta, inspiración absoluta, pero muchas más…"El Otro Lado de Mi” también tiene mucho de eso, “Llévame” nació muy fácil, o sea, a veces hay una diferencia, a veces me tardo mucho, o a veces pasa muy rapidito, pero uno nunca sabe, nunca sabe.

Martha: Tu estudiaste literatura inglesa, filosofía, tengo entendido que trabajaste como azafata ¿un tiempo? (cuando ella escucha esto al otro lado de la línea se ríe) ¿te imaginaste alguna vez que ibas a llegar a ser cantante?

Soraya: Definitivamente, desde que yo tenía cinco años ya lo sabía, lo tenía muy claro, no sabía cómo iba a llegar, pero sabía que lo iba a hacer.

Martha: Se me hace que extraño, porque nada que ver lo que estudiaste… Bueno, música sí, pero bueno literatura y… (me interrumpe)

Soraya: …No, a propósito, a propósito estudié literatura para componer nada más.

Martha: ¿Entonces piensas que eso te ha servido en cierta forma para expresarte?

Soraya: ¡Claro!, me ha ayudado muchísimo.

Martha: ¿Qué diferencia encuentras tú entre Soraya la de el disco de “En Esta Noche” y Soraya, la mujer y cantante que es el día de hoy?

Soraya: Eh… (se queda pensando por un momento) ¡Wow!, una mujer mucho más madura, mejor cantante, mejor compositora, mucho más agradecida y mucho más paciente.

Martha: Y ya han pasado nueve años desde que tu empezaste tu carrera…

Soraya: Sí, nueve años ya…

Martha: Que ya es bastante ¿a qué atribuyes tu que tanta gente se haya identificado con la canción “De Repente” y que aún todavía se siga identificando con ella?

Soraya: Es increíble lo que ha pasado con esa canción. No me para de sorprender, deveras no hay explicación, es algo muy sencillo… Marcó algo, conectó con el público por todos lados y cada vez que voy, en España estuve, en Argentina, en Chile, por todos lados, siempre me piden esa canción y no me canso de cantarla porque se convirtió en mi pasaporte al mundo y me abrió muchas puertas, muchas conexiones con los fans.

Martha: Incluso fue lo que me llamó mucho la atención la última vez que estuviste aquí en la frontera en el concierto de Alejandro Sanz que cuando cantaste esa canción toda la gente así como que se conectó contigo y se me hizo muy especial, y por eso te quería preguntar eso.

Soraya: Sí, me fascina cantarla.

Martha: Otra pregunta que te quería hacer es: Has obtenido varios premios a lo largo de tu carrera, y uno de los más importantes ha sido el premio “Spirit of Hope” ¿Qué representó para ti este premio y que actualmente muchas personas te vean no sólo como una cantante, sino como un ejemplo a seguir?

Soraya: No, pues representó mucho, lo que yo hago no lo hago obviamente por los reconocimientos, pero recibir eso, lo recibí en nombre de todas esas mujeres que luchan diariamente. Eso es para mi. El premio es un símbolo nada más y representa la lucha de tantas personas, tantas familias que no tienen quizá los privilegios que yo he podido tener en esta vida; pero que siguen luchando igual, que se preocupan para mantener una alta calidad de vida, que son fuertes, que son valientes. Eso representó para mi ese premio, fue un símbolo para todos ellos.

Martha: ¿Y tú te consideras una persona privilegiada?

Soraya: Sí, definitivamente, aunque he pasado por cosas muy duras, siento mucho privilegio en esta vida, especialmente porque he podido hacer con mi vida lo que siempre me ha fascinado que es la música y Dios me ha dado la fortaleza para seguir adelante. Por eso me considero muy privilegiada.

Martha: En esta época, sin menospreciar ningún género musical, existe mucha “música desechable” que es casi lo que escuchamos en el radio y también vemos desafortunadamente que tiene mucha aceptación y la gente compra discos y todo, ¿tu qué opinas de eso y cómo puede un buen artista sobrevivir a eso?

Soraya: Yo creo que hay gusto para todo ¿no? y lo más importante para mi es mantenerme fiel a mi intención inicial, que la intención siempre ha sido grabar buena música, respetarle el gusto al público, yo creo que por muchas razones la industria está en crisis y no falta decir que es por también faltarle un poquito el respeto al público, por no entregarle lo que merecen, me preocupo que todas las canciones sean buenas en mi disco, sé cuánto cuesta un disco, sé cuánto vale que una persona trabaje toda la semana y saque esos pesitos o esos dólares de su billetera para comprar un disco. Para mi lo más importante es enfocarme en eso, que cuando lleguen a casa digan: ¡wow! esto sí valió la pena y con eso pues uno se mantiene a flote y muy enfocado en lo que vale, que es buena música.

Martha: Ya casi para terminar la entrevista, quisiera enfocar un poco más personal la conversación y te quería preguntar ¿cómo es “El Otro Lado de Soraya”?, refiriéndonos más en el plano personal, ¿cómo eres cuando estás fuera del escenario?, ¿cuáles son las cosas que por ejemplo haces en un día normal que no estás trabajando?

Soraya: Bueno, cuando no estoy trabajando y estoy descansando, normalmente estoy en casa. Me fascina estar afuera, soy muy aferrada a lo que es la naturaleza, me fascina ir al mar, me fascina nadar en el mar, afortunadamente vivo en Miami donde me permite el clima hacer todo esto y llevo una vida muy tranquila, salgo mucho con mis amigos, me fascina cocinar… Cocino mal, pero hago el intento cada vez; me fascina ir al cine, o sea, cosas normales.

Martha: ¿De qué tipo de cine te gusta?

Soraya: De cualquier tipo ¿sabes?, películas de Europa hasta películas de Hollywood, películas en español, lo que sea.

Martha: ¿A qué le tiene miedo Soraya?

Soraya: ¿A qué le tengo miedo?... A muy pocas cosas ahorita, yo creo que he encontrado un balance… No sé, no sé a que le tengo miedo porque le tengo respeto a muchas cosas y cuando les tienes respeto y entiendes que hay muchas cosas fuera de control, quizá no sientes tanto miedo frente a cosas como la muerte o con cosas así, las ves de otra manera.

Martha: ¿Y cuál es el libro que nunca te cansarías de leer? (un libro que te haya gustado mucho).

Soraya: ¡Uff!...tantos. La película que nunca me canso de ver es “Como Agua Para Chocolate", la vi anoche por número veinticuatro, yo creo… algo así…

Martha: ¿Y por qué te gusta tanto esa película?

Soraya: Me fascina (lo dice riendo) porque es como… No sé, tanta magia, visualmente hay tanto que ver en esa película, es una historia tan linda y a veces tan divertida y a veces tan emocional… No sé porque, pero hay algo con esa película que me marcó mucho.

Martha: ¿Tienes algún personaje al que admires y que aún no hayas conocido?

Soraya: Siempre me hubiese gustado conocer aunque es un personaje de la historia, pero me hubiese fascinado conocer a Leonardo Da Vinci… No sé porque, pero siempre me hubiese gustado conocerlo.

Martha: ¿Por qué razón?

Soraya: Porque lo encuentro extremadamente interesante, para sentarme con él y tomarme una buena taza de café y conversar una tarde, sería genial.

Martha: Bueno, otra pregunta… Haber si me entiendes porque es un poco enredada: ¿Si tu fueras una persona completamente diferente a quien eres y por ejemplo si existiera Soraya, y tu no fueras Soraya, tu eres otra persona… Y tu un día vieras a Soraya en la calle, ¿qué opinarías de ella o cuál sería tu impresión de ella al verla? ¿o qué le dirías?

Soraya: …Eh… (se queda en silencio y pensando unos minutos) ¡wow!... Bueno, te doy el premio, primera pregunta que no se ha repetido… Primera pregunta original, te llevaste el premio… ¡Wow!... eh… (se vuelve a quedar pensando) que buena pregunta… Bueno, quizá tendría que tener una pequeña conversación, porque inicialmente soy muy tímida, entonces quizá no me entero inicialmente de quien soy, tras una conversación diría: “esta chica es buena gente, sencilla, no tan complicada, parece que es buena amiga, parece que es como dicen ustedes: tiene un buen rollo…

Martha: ¿Y cuál ha sido el regalo que más te haya impresionado, el que más te haya gustado que te han dado a lo largo de tu vida o algún fan?

Soraya: Regalo, regalo… ehmmm…. Pienso que deben ser las poesías que me presentan. Muchas veces me entregan cartas, me entregan cositas, y tengo muchos fans que son poetas y me escriben bellezas, siempre guardo todo lo que me escriben.

Martha: Tu sigues involucrada apoyando a muchas instituciones que luchan contra el cancer, pero en si ¿cómo cuida Soraya su cuerpo y alma?

Soraya: Pues el espíritu, el alma la cuido con mucha paciencia, con mucha paz, con mucha tranquilidad, hago muchas meditaciones, eso es muy importante para mi, especialmente cuando estoy viajando mucho y trabajando mucho; y el cuerpo se cuida con buena alimentación, también la meditación ayuda mucho, pero con buen descanso, con buena comida, con mucha agua.

Martha: Me imagino que ha de ser también un poco difícil porque estás siempre de gira y viajando de un lugar a otro y los horarios a veces…

Soraya: Se complica a veces, pero si haces el esfuerzo se pueden lograr las cosas.

Martha: Otra pregunta: ¿Si tuvieras oportunidad de conocer a Dios cómo te gustaría verlo materializado y qué le dirías o qué le pedirías?

Soraya: No, ojalá, ojalá no lo vea con ninguna forma. Me gustaría sentirlo más que todo, me gustaría sentir una luz, o un calor o algo, pero no verlo en ninguna forma, yo creo que eso para mi es muy importante… Me gustaría yo creo que todos los días tenemos la oportunidad de ver a Dios, no tiene que ser necesariamente cuando uno va al cielo, se ve a Dios en todos los lados y no quiero romper esa imagen que tengo.

Martha: ¿Dónde te visualizas tú dentro de unos diez años?

Soraya: No sé, pues contenta ojalá. Ojalá con una gran sonrisa y ojalá haciendo lo que hago, no sé si estaré todavía con la música, pero definitivamente con una guitarra al lado y pasándolo chévere.

Martha: Y la última pregunta ya para cerrar la entrevista: ¿cuáles son tus próximos planes dentro del plano artístico y personal?

Soraya: Bueno, sigo con muchos viajes, me tienen viajando hasta Noviembre, haciendo giras de promoción, de conciertos, actividades con las fundaciones, un montón de cosas, en Diciembre me tomaré unas vacaciones para descansar y recuperar un poco, y bueno, lo que esperan en año nuevo pues, que me traiga ese año nuevo no se sabe todavía...

Después de agradecerle por el tiempo y la disposición por la entrevista, los últimos minutos al teléfono pasaron fugaces en el intento por acordar (ya no con ella sino con el representante de su disquera, el envío de material fotográfico para ilustrar la nota), pero al momento en que ella desapareció dejando sólo silencio al otro lado de la línea algo me quedó lo suficientemente claro:

No importa la dimensión de los espacios y las líneas que se asignen para hablar de ella, puesto que por el simple hecho de ser una de las pocas personas que reflejan sencillez y simplicidad en lo que aman, su valor como artista siempre radicará no en el número de discos que venda o la cantidad de titulares y espacio que acapare en los medios, sino en la fortaleza y las emociones que transmita arriba de un escenario… Pero sobre todo por la capacidad para aportar una idea, sensación, sentimiento o aprendizaje y que es a final de cuentas lo que hace que sólo los grandes artistas hagan de la música un idioma universal.