Un Año Más...

on lunes, diciembre 31, 2007

Esta fue la última noche del año y me encantó porque fue especial.

Para empezar, Vane me regaló además de una charla hasta altas horas de la madrugada, esta ilustración que diseñó ella misma y que no podía haber sido más ideal para el último post del 2007.

Siempre me sorprende, porque parece que siempre me lee el pensamiento, y la frase tan sencilla que ella escribió resume y refleja con gran exactitud lo que yo podría decir respecto a mi propio balance personal de este año que está a punto de convertirse en un recuerdo.

Tampoco es casualidad que haya dejado la última rola de "Historia en La Canción" para la víspera de Año Nuevo. Esta vez, no hay una anécdota o una leyenda en particular que evoque a algún personaje del siglo pasado; tan sólo puedo decir que es una canción de Mecano, grupo -que como todos sabemos- es uno de los más representativos del pop en español.

Esta rola en especial, que está incluída en uno de los discos más vendidos en la historia de la música a nivel mundial; se ha convertido en una especie de himno que no sólo los españoles escuchan antes de sonar las 12 campanadas.

A mi en lo personal me encanta todo lo que dice la letra, pero al mismo tiempo esta rola siempre me pone muy nostálgica y les comparto que este año en particular, cuando fuimos a ver el musical de "Hoy No Me Puedo Levantar", en la parte del espectáculo donde se interpreta esta canción, cronológicamente en el montaje te remontan a la "Noche Vieja" de 1989, último año de una década maravillosa para muchos de nosotros y que era en cierta forma la antesala a un nuevo siglo, y en ese momento experimenté mucha nostalgia y ganas de llorar porque el protagonista del musical comentaba que en los 80's todos soñábamos con que los tiempos venideros iban a ser mejores en todo sentido.

A pesar de que los tiempos cambian, aún no hay carros voladores y hemos vivido ya 7 años de un nuevo siglo, ese deseo de que las cosas sean mejores y todo este bien en el futuro tan incierto que se nos presenta, sigue siendo el mismo.

En lo personal, esta noche, me encantaría escribirle a Dios una carta y agradecerle por todo lo bueno y lo malo que he vivido hasta ahora. Por mi familia, por mi trabajo, por todas las cosas que aprendo hasta en los días más ordinarios.

Porque me permitió disfrutar otro año de este espacio en el que no sólo puedo "jugar" a ser escritora, sino que me ha permitido conocer gente maravillosa (bloggers nuevos y algunos otros que han permanecido conmigo durante estos 3 años en el ciberespacio).

No se que me espera en el 2008, pero si tuviera oportunidad de pedir algo (además de la salud), le pediría más días soleados, más momentos con mi familia, más de una reunión al año con Tere, Miriam, Liza y Diana; más amigas nuevas y tan impresionantemente sensibles y parecidas a nivel interior como Vane, muchas risas y pláticas ociosas en el messenger con Claudia Muñoz; quizá algún concierto de Pausini o la posibilidad de una reunión de fans de Soraya en Isla Negra... y lo que más ocupa mi corazón y mi mente en este momento: La posibilidad de recorrer los primeros kilómetros con rumbo a Uruguay.

En esta noche, cuando todos hacemos un balance de "Lo bueno y Malo", como dice Mecano... Deseo de todo corazón que Dios les permita a todos ustedes dejar atrás el pasado y todas las cosas que los limitan o los lastiman y que además de la oportunidad para realizar todo lo que se propongan en el 2008, les brinde la capacidad para valorar y encontrar la felicidad en todos los elementos cotidianos.

Que este año 2008 además de bajar de peso, dejar de fumar, aventarse en el "bonji", declararle sus "cochinas intenciones" al chavo o chava que les gusta, conseguir un trabajo donde les paguen más sin hacer nada, ahorrar para comprarse una camionetota, una tele de plasma o irse de vacaciones a un lugar paradisiaco, Dios les permita estar bien a nivel introspectivo y construir con todos y cada uno de los días que están por venir, ¡el mejor año de toda su vida!


"Un Año Más" / "Descanso Dominical" (1988) / Track 10.

Get this widget
Track details
eSnips Social DNA


“Un Año Más”
-I. Cano-

En la puerta del sol, como el año que fue,
otra vez el champagne y las uvas y el alquitrán,
de alfombra están…

Los petardos que borran sonidos de ayer,
y acaloran el ánimo para aceptar que ya, pasó uno más…

Y en el reloj de antaño como de año en año,
5 minutos más para la cuenta atrás,
hacemos el balance de lo bueno y malo,
5 minutos antes de la cuenta atrás…

Marineros, soldados, solteros, casados,
amantes, andantes y alguno que otro cura “despistao”…

Entre gritos y pitos los españolitos,
enormes, bajitos hacemos por una vez, algo a la vez…

Y en el reloj de antaño, como de año en año,
5 minutos más para la cuenta atrás,
hacemos el balance de lo bueno y malo,
5 minutos antes de la cuenta atrás…

Y aunque para las uvas hay algunos nuevos,
a los que ya no están echaremos de menos…
Y haber si espabilamos los que estamos vivos,
y en el año que viene nos reímos.

Uno, dos, tres y cuatro y empieza otra vez,
que la quinta es la uno y la sexta es la dos,
y así, el siete es tres…

Y decimos adios y pedimos a Dios,
que en el año que viene, haber si en vez de 1 millón,
pueden ser 2…

En la puerta del sol, como el año que fue,
otra vez el champagne y las uvas y el alquitrán,
de alfombra están…

"Yo También Te Quiero".

on sábado, diciembre 29, 2007
Ya me iba a dormir, pero en el blog de Bombón me encontré el enlace a este "corto" que está muy fregón. Es con el chavo que salió en "El Tigre de Santa Julia" y Adriana Louvier (una chava que siempre se me figura que se parece a mi amiga Alba).

Chéquenlo, esta muy padre (a mi me mató de la risa), aparte el perro es idéntico a mi "Poncho".

Buen Dormingo, que sueñen con los angelitos panzones y nos leemos si Dios quiere, el próximo día 31 en el último post del 2007.

De Mundos Internos y Estrellas Fugaces...

on jueves, diciembre 27, 2007

Cuenta una leyenda que hubo una época en que el interior de las personas eran como universos mágicos.

Según el estado como se encontrara el alma de cada uno de ellos, era la forma que adoptaba cada uno de esos mundos y la gente que vivía en su interior; y así como había universos que se caracterizaban por ser hermosos y llenos de armonía; en contraposición existían otros donde todo era negro y predominaba la maldad.

El libro en el cual se encontraba escrita esta historia, llevaba ya muchísimas páginas escritas, pero como hacía mucho tiempo que nadie lo leía, la hoja que salió al abrirlo al azar, contaba que en ese entonces era muy fácil adivinar ¿Cómo era el universo que poseía cada persona?, pues bastaba con mirarle a los ojos para saber lo que había en su interior.

Así, existían ciudades muy hermosas, llenas de vegetación, con manantiales de agua dulce; mares de colores indescriptibles y brillantes; mientras que por otro lado, había otras donde la gente vivía de prisa, o hablaba muy rápido, otras donde todo era muy pequeño y limitado; ahí todo mundo se sentía "apretado"... Incluso, había universos en los que a la gente no le importaba nada; y otros en los que los habitantes se encontraban siempre tan ensimismados en sus propios pensamientos, que flotaban... Y lo hacían porque jamás lograron plantar los pies sobre la tierra y pasaron toda su vida sin darse cuenta siquiera de que en el mundo real, la persona que había creado ese universo, les había regalado un buen lugar para vivir.

Así por el estilo, podrían describirse miles y millones de universos mágicos... Cada persona que caminaba por la calle poseía el suyo, pero describir en detalle el de cada persona con la que uno podía cruzarse en un solo día, hubiera dado suficiente material para un cuento que además de no tener final, jamás se podría saber si al terminar triunfaría el bien sobre el mal.

De entre todas esas historias que cada quien observaba al ir en una dirección o al estar en un lugar distinto, un buen día, en medio de todo ese tráfico y bullicio que provocaban las personas en cuyo interior se albergaba un universo "muy ruidoso", surgió una chica cuyo mundo interno ¿Quién sabe por qué razón había desaparecido por completo?

Cualquier persona que se atreviera a echar un vistazo hacia adentro, habría quedado desconcertada, al no encontrar nada más que muros muy grandes y sin pintar... Por más que alguien hubiera intentado encontrar la presencia de alguna persona en medio de esos espacios tan grandes y al mismo tiempo tan vacíos, no habría obtenido ningún resultado; porque aquel universo interno se encontraba desierto por completo, y por esa razón, la chica que lo poseía, evitaba a toda costa reflejarse en la mirada de otra persona que intentara mirarla directo a los ojos.

Ella estaba consciente de eso, y por esa razón, durante años pasó los días y las noches observando el interior de muchas otras personas diferentes, y de cada universo distinto que encontraba a su paso, procuraba llevarse como "Souvenir" algún objeto o momento especial... Ya que ella tenía la idea de que si lograba recolectar y transportar lo mejor de cada persona, llegaría un día en que la combinación de todas esas cosas juntas, haría que su propio universo dejara de ser un lugar desierto y sin vida.

Había días en que pasaba horas y horas sentada en medio de esa habitación vacía... Pensando en ¿Qué cosa podría poner en su interior? que ahuyentara al silencio y al eterno vacío que se habían instalado allí junto a ella -al parecer por tiempo indefinido-...

En otras ocasiones, aburrida de pensar y pensar en medio de todo ese montón de objetos que recolectó de muchos lados (y que al momento de tenerlos en su propio mundo ya no les encontró ninguna utilidad)... Simplemente se ponía de pie y desesperada abría las ventanas para permitir que entrara el calor del sol.

¿Quién sabe por qué?, pero ella tenía la esperanza de que al hacer eso, el frío del vacío se iría, y entonces eso propiciaría que las cosas fueran distintas en su universo... Y a pesar de que ella nunca dejó de creer, eso no sucedió nunca; y así hubo muchas noches en que se quedó dormida esperando a que los rayos solares pintaran de colores esas 4 paredes internas que durante mucho tiempo continuaron siendo pálidas y frías.

Esa historia de encontrarse en una habitación vacía y salir a buscar en las otras personas, cosas que robarles para poder llenarla, se repitió no una, sino muchas veces... Todos los días iba y regresaba, para cansada de ya no saber diferenciar entre un día y otro, quedarse dormida sabiendo que a pesar de que volviera intentarlo al día siguiente, luego al otro, al otro y otro... El resultado iba a ser siempre el mismo.

Ella estaba ya convencida de eso, pero un buen día, al abrir las ventanas de la habitación interior se dio cuenta de que además de que el sol la envolvía -ahora si- con el calor de sus rayos color naranja, las paredes de aquel lugar estaban llenas de cosas (detalles y fotografías)... Habían dejado de ser pálidas y ahora estaban cubiertas de colores distintos y muy brillantes.

... Al principio se asustó, porque ese mundo no era el de ella, pero después de un rato sintió unas inmensas ganas de sentarse en el suelo, (justo en medio de aquella habitación que además de ser distinta era demasiado confortable).

Así fue como descubrió arriba de la mesa, un bote con pinceles de colores brillantes, hojas por todos lados con historias fascinantes que nadie nunca había leído; un mueble de madera con muchos libros de poesía, una guitarra al lado de un sillón oscuro, cuyo eco en la caja de resonancia y la calidez de las cuerdas, le revelaron que llevaba muy poco tiempo reposando, justo después de que "alguien" -ella no sabía quién- la utilizó para producir letras y notas.

Pero lo que más, más le llamó la atención fue descubrir que en todas las paredes y arriba del escritorio se encontraban fotografías de una muchacha que jamás en su vida había visto, y con los que parecía que cada cuadro enmarcado reflejaba un momento importante de su existencia.

Tan sorprendida y fascinada se encontraba leyendo algunas de las hojas que quien de verdad habitaba ese mundo introspectivo había escrito, que no se dio cuenta que de pronto en un espejo ubicado casi al fondo de la habitación (y en el que a pesar de ser ella "la intrusa", se reflejó su imagen todo el tiempo), de un momento a otro empezó a resplandecer, hasta que de su interior surgió la chica que estaba en las fotos y venía acompañada por algo "negro" que al parcer movía y saltaba... Y al materializarse por completo y ahora si ya en el interior de esa habitación tan distinta, se dio cuenta que era la mascota de la misteriosa dueña de ese lugar.

Al encontrarse por fin las dos y frente a frente, ninguna dijo nada. La chica que ya estaba ahí, (al igual que hacía con todo mundo), aunque quiso evitar mirarla a los ojos, ya no pudo hacerlo, porque quien salió del espejo, en ese instante le sonrió.

Al hacerlo, sabía muy bien que la otra chica tenía miedo... Así que sin decirle nada fue y se sentó junto a ella y comenzó a explicarle todo lo que representaba una a una todas las fotografías que atrapaban cada una un momento distinto de su vida.

...Y le regaló una vela mágica que podía usarse junto al polvo que dejaban las estrellas fugaces, en los días grises o en los oscuros; le enseño con sus pinceles de colores brillantes a ilustrar con tonos nítidos y vivos los días rutinarios.

Conforme avanzaron los días (y a pesar de que la chica proveniente de la habitación vacía no le decía gran cosa), empezó a acostumbrarse demasiado a ya no estar sola y tenerla cerca, a escucharla cuando tomaba la guitarra y con las notas y acordes lograba ahuyentar por mucho tiempo al silencio...

Fue así, como a pesar de que había pasado mucho tiempo ausente de su propio universo introspectivo, ella ya no se quería marchar de ahí.

El día que por fin volvió, su vida ya no fue la misma...
La chica del universo interior cálido y lleno de colores, le regaló un costal de terciopelo con 3 estrellas fugaces que ella se guardó en el bolsillo... Quizá fue eso lo que propició que al estar de nuevo en casa pudiera ver las cosas de un modo distinto; porque a partir de ese momento, tanta luz le hizo saber que ya nunca más volvería a sentirse sola.

Fue ahí, cuando entendió también que aunque el universo de cada persona tenía su propio encanto, ella nunca había conocido uno tan lleno de vida como el de la chica con la cual convivió durante tantos meses, y entonces sintió unas inmensas ganas de volver a su espacio otra vez.

...Desde entonces, cada vez que ella se asoma por la ventana, al observar el punto distante donde las estrellas desaparecen (como señal inequívoca de que se han convertido en un sueño realizado), ella suspira en silencio y con su corazón desea que su mundo interior siga siendo ilustrado con colores vivos, hasta que llegue el día en que se convierta en un lugar tan especial y mágico... en el que Vane, la chica del mundo introspectivo fascinante, quiera quedarse para siempre, o por lo menos de "Visita" durante los próximos 70 años, al igual que ella quiso hacerlo un día, en el país de las estrellas fugaces...

Días de Diciembre.

on martes, diciembre 25, 2007

Mi prima Paty, mi tía Teresa, Nayeli (que viene siendo mi sobrina) y mi hermano Benjamín en El Mirador más alto de Camino Real.

Acaba de pasar Navidad, pero los días previos a esta han sido muy intensos.

A pesar de las actividades, desde hace como una semana yo tenía ya una especie de esquema de lo que publicaría durante estos días en el blog para no tenerlo tan abandonado; sin embargo, dicen que Dios se rie mientras acá abajo hacemos planes y ha sido tanto el cansancio durante las últimas noches, que ni siquiera he podido contestar correos, porque el sueño me gana.

Tanto ajetreo en estos días, se debe a que el Sábado llegó a Cd. Juárez, familia proveniente de Morelia, Michoacán.

Creo que no fui la única a quien le desconcertó que después de algunos años, la familia de mi tío Benjamín (un hermano de mi papá que ya falleció hace 8 años), tomara la decisión de viajar tantos kilómetros para pasar la Navidad con nosotros.

Como antecedente puedo decir que no obstante que prácticamente no nos conocemos, porque vivimos muy lejos y eso impide que convivamos seguido; fue una sensación muy curiosa, estar días antes -y también ya en el aeropuerto- sintiendo esa emoción que se manifiesta en forma de nervios en la panza, por las ganas de que todo salga bien, y por ese sentimiento de alegría que te hace saber que es bien cierto eso que dicen que "los lazos de sangre llaman", a pesar de que sea alguien a quien ves por primera vez después de tanto tiempo.


Todos estos días -que para mi se han ido muy rápido- ha sido un aprendizaje muy padre ver como a pesar de las fricciones y diferencias que existen con la familia que vive aquí en Juárez, todos hemos hecho en mayor o menor medida, un gran esfuerzo para que Paty, Nayelí y mi tía Teresa se sientan a gusto con nosotros.

Esta Navidad ha sido distinta gracias a eso. El Domingo nos invitaron a todos una pastorela que organiza la familia de la esposa de mi primo Juan, mientras que mi hermano Benjamín y yo nos pusimos de acuerdo para llevar a la familia de Morelia a dar un rol para que conocieran un poquito algunos lugares y centros comerciales que hay en la ciudad.

Definitivamente lo mejor de todo ha sido la convivencia, conocer a través de ellos a los demás integrantes de la familia que nosotros jamás hemos visto y viven en Michoacán; así como pasar el tiempo contando anécdotas de veces anteriores cuando ellos han venido de vacaciones y también de tener muy presente a mi tío Benjamín, quien a pesar de que físicamente ya no esté con nosotros, ayer me di cuenta que todos coincidimos en que fue un gran padre y una gran persona.


En concreto, esta Navidad 2007 la voy a recordar siempre por eso, anoche la pasamos muy padre, todos reunidos en casa, y pues creo que a parte de emoción de tener "visita en casa", la nochebuena fue maravillosa porque cuando comenzó a hacerse tarde, mi celular comenzó a recibir mensajitos de texto de varios de mis amigos que estando también con su familia, se acordaron de mi en una fecha tan importante.

Respecto a la cuestión de los regalos, hace tiempo que no le doy mucha importancia a eso, pero hasta en eso, esta Navidad la voy a recordar siempre y me quedo con el detalle de un prendedor pequeñito de un trineo con unos renos que me regaló mi sobrina de 13 años, un "tigger" de peluche que me derritió el corazón y lo mejor de todo: la llamada que a pesar de la saturación de las líneas telefónicas y la diferencia de horario recibí desde Uruguay (¡gracias Vane!).

Mañana es el último día que la familia de Morelia estará con nosotros y otra vez ya se siente una sensación extraña de vacío en la panza. No se todavía si me toque llevarlas al aeropuerto -la verdad nunca me han gustado las despedidas-, pero independientemente de eso, esta Navidad ha sido muy distinta gracias a todo cuanto ha sucedido en los últimos días.

Aprovecho para desearles muy Feliz Navidad a todos, disfruten al máximo de la sensación de no tener que levantarse temprano y saber que pueden quedarse más tiempo disfrutando de una camita calientita que permite soñar cosas lindas; de toda la comida rica que se prepara (y también te regalan en cualquier casa que visites), de la convivencia con la familia y los amigos, porque a pesar del cansancio y las desveladas, los días de Diciembre aún no terminan y todavía hay muchas cosas para comentar y compartir.

2007.

on miércoles, diciembre 19, 2007

Apenas estaba planeando escribir algo para recapitular y reflexionar un poco acerca de todo lo que ha pasado conmigo en este año que está a punto de despedirse, cuando Tere me pasó este "Memelovsky" que viene perfecto para ahorrarme a mi un post largo y todos ustedes, (que me hacen favor de visitar este "Changarro bloguero"), de gastarse además de sus ojitos pispiretos, un buen de tiempo leyendo.

Así que empecemos puesn!!!!

1. ¿Dónde empezaste el 2007?

En Cd. Juárez, Chih. con mi familia y mi mejor amiga (como todos los años), con la diferencia de que este año si nos "amanecimos" yo me dormí creo que a las 7:00 am.

2. ¿Cuál fue tu status el 14 de febrero?

Igual que ahorita, con síntomas de soltería eterna. La verdad fue un día totalmente normal para mi.

3. ¿Estuviste en la escuela este año?

No, y me gustaría mucho volver otra vez a las clases de guitarra o ya de perdis al Inglés (me las ingenio como puedo, pero me hace un chorro de falta para mi trabajo).

4. ¿Cómo ganabas dinero?

Trabajando en cosas de la agencia de publicidad con Irene y también en la revista FB!, pero no fue suficiente, porque este año estuve más pobre que de costumbre.

5. ¿Tuviste que ir al hospital?

Sí, en dos ocasiones distintas para ver a mi amiga Diana, que estuvo muy grave (nos dió un sustote) y la última hace como 2 meses, cuando le hicieron una operación sencilla a mi sobrino de 3 años.

6. ¿Tuviste algún encuentro con la policía?

Con la policía no, pero con los agentes de tránsito si. Como 3 veces me quitaron la licencia en este año, y aunque pudiera parecer que manejo como cafre, todas las infracciones fueron muy injustas porque no cometí ninguna falta y como no quise dar mordida, se fueron "riquis" con la multa.

7. ¿A dónde fuiste de vacaciones?

A ningún lado (¡Snif!), sólo tomé como 2 semanas de descanso en el trabajo, pero el próximo año me voy a visitar a mis amigos al D.F, además de unos días a la playa ¡Yujuuu!!!

8. ¿Compraste algo con un valor más de 10,000 pesos?

No, pero fue como si lo hubiera comprado, fácil le debo esa cantidad o más a mi mamá por todos los préstamos de dinero que necesité este año que estuve tan "bruja".

9. ¿Conoces a alguien que se haya casado?

Sí, a varias personas, pero nadie cercano, o mejor dicho, nadie importante para mi, así que pasemos a la siguiente pregunta.

10. ¿Alguien falleció?

No, gracias a Dios, nadie cercano, espero que la calaca flaca se mantenga alejada por muuuucho tiempo de las personas que quiero.

11. ¿Te mudaste a algún lado?

No. Había plan de irme a vivir a finales de Agosto a la casa que estoy pagando, pero no se pudo, sigo en planes, ojalá se pueda en un futuro no muy lejano.

12. ¿A cuántos conciertos fuiste?

Pues el último concierto formal al que asistí a finales del 2006 fue al de La Oreja de Van Gogh, y este año sólo fui a ver "Hoy No Me Puedo Levantar", el musical de Mecano.

13. Describe tu cumpleaños.

Estuve en casa de Vicky Naranjos, quien organizó una fiesta para ver todos "en bola", la entrega de Los Oscares. Estuvo bien chida porque a parte de que Diana Padilla me hizo reír muchísimo, la pasé muy bien, Vicky es una excelente anfitriona, se pulió y toda la decoración era de cosas relacionadas con el cine, y hasta tenía en las mesitas donde estaba la botana, hojitas para que anotaras tus pronósticos y champagne para brindar si ganaba la estatuilla González Iñárritu.

Al final brindamos por la decepción de que no ganó y por el Oscar que si se llevó "El Laberinto del Fauno". Me la pasé padre, la verdad.... ¡Ah! ese día vi también la película de Almodovar "Volver" donde sale Penélope Cruz y me gustó, aunque está medio rara.

14. ¿Cuál fue la cosa que nunca pensaste hacer en el 2007?

Volver a tener otro perro como mascota. Cuando se murió mi perro "Billy" yo dije que no iba a volver a tener otro en casa, pero "Poncho" me cayó del cielo y ahora no sólo tengo de nuevo perro, unos meses después me cayó una perrita callejera: "La Negra" y ya tengo dos "Canes" y mucho regadero en mi house.

15. ¿Y tu momento favorito?

Este año han sido 3, el primero cuando vi a mi amiga Diana totalmente restablecida cantando en el coro durante el retiro de Evangelización (¡se veía muy bonita!), el segundo se dio durante una llamada telefónica muy padre que recibí el Sábado de la primer nevada de este año y la noche en que volví a casa hablando sola adentro del auto después de salir del retiro. Hacía mucho tiempo que no me sentía tan bien y tan en paz con Dios.

16. ¿Qué has aprendido acerca de ti?

Que la mayoría de las veces me ahogo en un vaso de agua, que nunca he estado sola y que tengo muchísimas razones para sentirme una mujer bendecida.

17. ¿Alguna nueva adición a la familia?

Con mis papás y hermanos no, pero una tía tuvo una bebita hace algunos meses y yo aún no la conozco.

18. ¿El peor mes?

Ninguno, tuve momentos malos como todo mundo, pero nada que al final no se haya resuelto.

19. ¿El soundtrack del 2007?

No tuve uno en particular, pero escuché mucho en los últimos meses a La Quinta Estación, y a Dave Matthews Band. Mientras que discos completos escuché hasta el cansancio "Confessions Tour Live London" de Madonna, además de "Cuerpo y Alma" de Soraya.

20. ¿Quién fue tu mejor amigo de pedas?

Pos yo creo que Claudia Zamarripa. No fue este año, pero ella me llevó a mi casa una vez que me puse "a medios chiles" en casa de Irene. Aparte Zamarrips nunca me ha dejado morir sola, me ha hecho muchos paros y no solo de pedas.

21. ¿Nuevos amigos?

¡Vanessa Reobasco!!!, conocerla a ella ha sido una de las mejores cosas que me han sucedido en el 2007.

22. ¿Nuevo mejor amigo?

Definitivamente Vane. Hasta hace unos cuantos meses atrás Claudia Zamarripa tenía el record de haberse ganado mi confianza en muy poco tiempo, pero creo que Vane ya se la llevó de calle y por mucho.

23. ¿Fiesta favorita?

La fiesta de cumpleaños de 3 años de mi sobrino Chuyín, fue padrísimo ver como mi familia se unió para atender a un montón de gente que no sé ni de donde salió. Me encantó ver mi casa llena y a mi familia tan unida.

Le paso el "Memelovsky" a Bery, Vicky, Magoo, Elisa, Kike, Claudia Muñoz y a todo aquel que lo quiera contestar.

Buena Mitad de Semana... ¡Y ánimo, que ya mero nos vamos de Vacas!!!!

"Manhattan In The Sand".

on lunes, diciembre 17, 2007

Una mañana normal de entre semana, iba yo conduciendo no recuerdo a donde.

Supongo que la rutina que caracteriza a los días ordinarios fue lo que propició que a pesar de que era una mañana bastante fría, las calles de mi ciudad no me revelaran nada diferente a lo que ya conocía...

...O al menos eso pensaba yo, hasta el instante previo de dar vuelta en uno de esos tantos callejones que solía tomar siempre como atajo (para acortar tiempo y distancia), pues fue en una de esas vueltas del camino -y de la vida- cuando me encontré con ella por primera vez.

En un principio, a lo lejos, sólo alcancé a ver que era una chica no muy alta, de cabellos largos y ensortijados de manera natural.

Llevaba gafas oscuras, vestía un jersey y unos jeans que además de un cierto aire de casual comodidad, daban la impresión de que era una chica demasiado sencilla, que no necesitaba aparentar ninguna otra cosa que no fuera ella misma.

Su sonrisa bastó para que yo me detuviera, pues algo me decía que llevaba un largo tiempo esperando a que pasara algún vehículo por ahí.

Así, y mientras tras el cristal medio abierto del asiento contiguo al volante, ella intentaba explicarme el lugar hacia donde necesitaba llegar, me di cuenta que viajaba ligera de equipaje: Tan sólo una maleta color café desvencijada, (quizá por haber sobrevivido a muchas andanzas y caminos); además, entre los hombros y la espalda llevaba atada una guitarra preciosa, que a diferencia de la maleta lucía súper bien cuidada e impecable... Algo inusual para un instrumento que a primera vista daba la impresión de ser también un inseparable compañero de viaje.

En cuanto subió al auto y ocupó el asiento trasero, se despojó de las gafas que dejaron al descubierto su mirada transparente de ojos color marrón.

Tras colocar la maleta en el sitio en que quedara más al alcance de su mano, se puso cómoda, puesto que necesitaba hacerlo para poder deslizar la correa, que le permitiera poder tener entre sus brazos (y su corazón), a su guitarra otra vez.

Al inicio del camino tan sólo se limitó a deslizar sus dedos sobre las cuerdas y la madera, sin ninguna pretensión que fuera más allá de arrancar un sonido que despertara a la guitarra de un muy prolongado silencio.

Un acorde sencillo, rasgueos leves que conforme avanzamos en el auto por calles y avenidas, le hicieron corroborar a través de la destreza de sus manos (y la agudeza de su oído), que el instrumento estaba listo para arrancarle una melodía.

Yo seguía conduciendo, pero de instante en instante, aprovechaba los semáforos para observarla através del pequeño recuadro del espejo.

Así, justo cuando yo creía que dejaría a un lado la guitarra para quedarse concentrada mirando por la ventanilla todo cuanto surgía a nuestro paso; me sentí apenada, puesto que en ese momento ella volteó y su mirada se encontró con la mía a través del espejo, pero lejos de decir algo, sonrió divertida, para luego comenzar a tocar una canción.

Si previo a eso, su personalidad me tenía cautivada, el mundo exterior se redujo a nada cuando ella abrió su voz para contarme a través de sonidos y de notas, una historia que hablaba de una tarde maravillosa hablando de cosas simples y haciendo planes a futuro en un lugar cálido, frente al mar.

El camino me pareció demasiado corto e insuficiente para conocer mucho más de esa historia, pues tal y como si el destino lo hubiera planeado, la última nota de su canción sonó a unos cuantos metros del sitio donde ella se tenía que bajar.

No me dijo más, pero al descender del auto su sonrisa fue mucho más valiosa que un "gracias" o "te lo agradezco"... pero creo que después de todo, la afortunada fui yo, porque además del recuerdo de verla alejarse cargando su maleta y su guitarra, en una mañana fría de Diciembre, me dejó para siempre la calidez de Manhattan In The Sand...



Get this widget Track details eSnips Social DNA


"Manhattan In The Sand"

-Letra y Música: Soraya-

Baby I’ve been thinking
we should get a little reckless
not tell a single soul
do something wild
Find a little island
pack a tiny bag
drink colada and mango juice
bronze to a golden tan


We’ll talk about old movies
philosophize on life
and decorate the home that we can’t buy


Name our future children
laugh about our lives
and revel in the absence of time


You and me and the mysteries of the sea,
It'll be you and me sailing away from life’s tragedies


You and me, there’ll be no postcards from this trip
It’s just you and me alone...


Baby I’ve been thinking
maybe we should get a little crazy
not tell a single soul
and just disappear


We’ll both call in sick today
get in the car and drive away
hear every old CD we
haven’t heard in years


And we’ll talk about old movies
philosophize on life
decorate the home that we can’t buy
Name our future children
laugh about our lives
and revel in the absence of time...


You and me and the mysteries of the sea
It’ll be you and me sailing away from life’s tragedies


You and me, there’ll be no postcards from this trip
It’s just you and me alone...


And we’ll eat some oysters, swim with dolphins and shoot tequila
sing the songs of all the classic bands
dance to reaggae, watch the palms sway
and nap for hours and try to build Manhattan in the sand.

You and me and the mysteries of the sea....
You and me, sailing away from life’s tragedies...


You and me, there’ll be no postcards from this trip
It’s just you and me alone...

Una Semana Distinta (Continuación)...

on domingo, diciembre 09, 2007

...Conforme avanzaron los días, muchas cosas de las que se comentaron dentro de El Retiro de Evangelización hicieron eco y me sacudieron por dentro.

La verdad fue una semana muy intensa, de la que me encantaría compartirles todo lo que escuché y viví durante los días que pude estar ahí...

Para empezar: Me quedó con la sensación de sentir el corazón tan lleno (que así le digo yo cuando algo me emociona muchísimo y me hace sentir muy bien).

Con el estado de ánimo que propició que una de las noches, al salir de la iglesia e ir manejando de regreso a mi casa, "se me ocurriera" comenzar a platicar en voz alta todo lo que estaba viviendo en esos días (tal y como si la persona a la cual yo quería compartirle lo que había aprendido ese día, viajara en ese momento conmigo, sentada en el asiento de al lado), y fue una experiencia padrísima porque el camino de regreso se me hizo muy corto (no me alcanzó para expresarle todo lo que yo quería contarle), y porque por primera vez en mucho tiempo no me sentí sola.

Me encantaría compartirles que otra de las noches hubo una dinámica muy bonita, en la que tenías que imaginar que estabas en una playa conversando con Jesús.

La sola idea me puso la carnita de gallina, pero el ejercicio tenía un objetivo muy concreto y desde esa playa, Jesús iba trayéndo una a una a las personas más cercanas en tu vida (viva o muerta), para que le dijeras lo que sentías, como una especie de segunda oportunidad para arreglar las cosas y dar borrón y cuenta nueva.

Fue evidente que esa dinámica tuvo como objetivo principal "El Perdón", y no obstante que a mi me sirvió para darme cuenta que no tengo ninguna bronca o rencor contra mis padres, sentí muchas ganas de llorar de alegría, porque justo ahí, me cayó el veinte de que soy una mujer muy afortunada por haber crecido y tener todavía una familia como la que tengo.

Pensé mucho en mis amigas, en alguien a quien todavía amo y extraño, en mi trabajo que tanto me gusta y pues hasta ese momento yo me había estado haciendo "la fuerte", no quería llorar... Pero era tanta la energía, era tanto lo que se sentía que no podía contener en mi interior, que cuando al terminar el ejercicio mi amiga Diana abandonó su lugar dentro del coro, para ir a mi encuentro y abrazarme, ahí ya no pude más, yo también la abracé y no sólo para agradecer el que valoro tanto el que ella siga presente en mi vida, sino que compartí a la distancia esa expresión tan sincera de cariño con todas las personas que quiero, y abrazarla a ella fue como abrazarlos a todos ellos también.

Me encantaría poder expresar con precisión lo que sentí en ese momento, creo que nunca en toda mi vida había recibido tantos abrazos tan sinceros en una misma noche, muchos de ellos de gente que ni siquiera conocía.

En ese momento pensé también en algo que nos dijeron durante los primeros días del retiro, relacionado con la idea de que cuando Dios se va a hacer presente en tu vida o te va a dar un regalo, previo a eso, te prepara... Ya sea poniendo elementos, personas; a través de cosas o detalles en tu vida, para que no te sorprenda recibir todo de "trancazo", y en ese instante vino a mi mente la persona con la cual iba "platicando" la noche que volví a casa hablando sola en voz alta adentro del auto.

La mañana siguiente, todavía con el "corazón lleno" y sin saber cómo hacerle para "compartir" con mi familia todo lo que había vivido sin que ellos pensaran que me había vuelto una fanática religiosa, el cielo nos regaló un fin de semana con nieve.

Mi carro estuvo descompuesto los últimos 4 días previos al cierre del retiro y por esa razón ya no pude estar presente en la clausura (no se imaginan cuanto me pudo eso); pero con lo poquito o mucho que "El Alto Mando" me dio en esa semana, fue suficiente para prender una "lucecita" en mi interior que llevaba mucho tiempo en completa oscuridad.

Quiero decir que yo también coincido con los comentarios de varios de mis amigos bloggers y demás gente que me lee, en los que ellos expresan que mucha gente se decepciona y pierde la fe al ver que la iglesia católica deja mucho que desear como sistema.

Después de haber "vivido" este retiro de evangelización no quiero decir que me volví una "aleluya" que se da golpes de pecho y no sale de la iglesia, pero afuera lleva vida de diablo en pleno infierno.

Lo único que puedo decir al respecto, es que creo que mi reto personal es ese, tratar de mantener encendida esa "llamita" y no dejar que los aspectos de la iglesia y la religión con los cuales estoy en desacuerdo, provoquen un "corto circuito" que apague para siempre mi espiritualidad y mi fe.

Durante el retiro, manejaron mucho la analogía relacionada con la idea de que Dios ha permanecido muchísimo tiempo a la interperie, tocando una puerta que sólo se abre por dentro y que da acceso a que Él pueda entrar de lleno en el corazón y en la vida de cada uno de nosotros.

Desde siempre me ha encantado imaginarme a Dios como un personaje totalmente diferente a lo que vemos siempre. Hubo una noche hace varios años atrás en que lo soñé como un chavo sencillo que vestía jeans, zapatos de goma y camisa a cuadros...

Hoy, después de tanto tiempo en que Él ha estado insistiendo para que yo le abra, eso es lo único que yo quiero: que entre a mi vida y se quede conmigo para siempre y que sea no el ser supremo que aparece en las imágenes y crucifijos, el Dios omnipotente que tiene templos y lugares de culto a donde van personas de todas las nacionalidades y credos...

Simplemente quiero sentirlo presente en cada momento de mi vida, que de verdad sea el que me acompañe en el asiento de al lado y me haga sentir que no estoy sola cuando le voy hablando en el interior del auto, el que haga sentir mi "corazón lleno" de bendiciones -aún en los momentos difíciles-, que al igual que el chavo de la foto, se convierta en un personaje menos celestial y más cotidiano para que se quede siempre junto a mi.

Dianiuks: Gracias friend por invitarme a compartir contigo esa experiencia.

Cartita Con Mis "Deseos" Para Navidad...

on sábado, diciembre 08, 2007


Querido Niñito Jesús:

Este año NO me porté bien, NO fui buena niña y lo único que hice bien fue comerme tooooodo lo que medio mi mamá, pero como sé que tu eres bien buena onda y me quieres muchísimo no me vas a dejar sin regalo esta Navidad ¿veeeerdaaaad?

Yo sé que no me merezco una laptop con un montón de memoria para guardar todas mis fotos y canciones piratas, los programas más modernos para poder seguir pirateando cosas y toda la memoria virtual del mundo para poder ver y almacenar mis videos favoritos sin que la compu se atore (y eso que no te estoy incluyendo en esta cartita un monitor planito para mi Mac Mini).

Sé que tampoco hice méritos para que me trajeras un Beattle aunque fuera del 2002, del color que tu quieras y usado (hasta eso no me pongo "moñuda" de que lo quiero de agencia), ni mucho menos hago berrinche porque no me trajiste un Ken de "a devis" o un "oso de peluche" como el de la foto y que llevo pidiéndote desde hace 2 años y tanto necesito.

De veras que no hay bronca por eso, te doy chance y no importa si todo eso me lo regalas en el 2008 o en el 2010 (bueno con el galán no te tardes tanto porfa), pero esta Navidad lo único que si quiero pedirte es el DVD de Laura Pausini en San Siro... ¡Porfa Niñito Jesús!, ¡lo necesito!!!!

Eso es todo lo que voy a pedirte, y como verás es un regalito chiquitito, sé que este año estás muy pobre y tienes otros regalos que entregar a otros niños y niñas y por eso estoy siendo prudente y no te estoy pidiendo tampoco el libro de Laura: "Fai Quello Che Sei"... Ese yo me las arreglo luego para comprarlo.

Tú sabes bien que con eso me basta y sobra para ser feliz, porque a pesar de que yo no pude estar en San Siro junto a mis amigos los Faenzos gritando bajo la lluvia ¡LAAAAURAAAAAASOYTUFANSSSSSS!, me hará muy, pero muy feliz esta Navidad poder cantar y disfrutar ese DVD que tanto me merezco al lado de Marissa, que es la única Amiga-Fan que tengo en 200 kilómetros a la redonda y que sé va a disfrutar tanto como yo ese concierto aunque sea en DVD.

Prometo el otro año portarme mejor de como me porté este 2007 (Ajá...), pero te juro que al menos lo voy a intentar, así que no seas gacho y aunque sea traeme este regalito... ¿verdad que no es mucho lo que te pido?... Ándale, di que sí... ¿verdad que sí?

Para que entiendas el porque de mi desesperación te anexo en esta carta unas fotitos que me alacian "los shinos" de la emoción y el audio de la rola que más me gustó y ya hasta la rayé de tanto que la oigo.

P.D: Ya si en el transcurso del año ves que me porto bien y me quieres regalar un buen trabajo que me permita comprar un boleto viaje-redondo para ir de vacaciones hasta Uruguay, un poster y los dos libros de Soraya que me faltan, me harás todavía más feliz.


¡PAUSINIIIII QUE BONITO CANTASSSS LA ISLA BONITA!

Get this widget
Track details
eSnips Social DNA

Una Semana Distinta...

on sábado, diciembre 01, 2007

Hace exactamente una semana, mi amiga Diana me invitó para que juntas fuéramos a visitarlo hasta su casa.

La propuesta tan repentina no sólo me sorprendió, sino que además me sacó de onda, porque apenas unos cuantos días atrás, en uno de esos "arrebatos de estupidez", yo había tomado la decisión de no volver a poner un pie en su casa, (por lo menos no, durante un buen tiempo)...

Por esa razón, cuando me llegó la invitación a través de ese "alguien", que tiene un lugar muy importante en mi vida, yo lo interpreté en cierta forma como una manera en que Él me estaba diciendo: "Vamos a darnos una tregua y ven de nuevo a mi casa para conversar".

Yo sabía muy bien, que cada vez que yo fui hasta su casa y me senté en una banca para contarle mis cosas, (a pesar de que siempre le decía lo mismo, pero con distintas palabras), Él siempre me escuchó con toda la paciencia del mundo.

Sin embargo, un buen día, cuando descubrí que mi Fe se había ido de vacaciones por tiempo indefinido, sentí que no tenía ya ningún caso que fuera a buscarlo a veces cuando salía del trabajo, o cuando pasaba cerca de su casa, y fue entonces cuando opté por alejarme yo también.

A pesar de que su llamado era muy fuerte, todavía algo en mi interior se resistía a escucharle. Todos los días lo consultaba con la almohada y una semana antes de la fecha, todavía me cuestionaba acerca de si "ir o no ir"... Hasta que los comentarios por parte de Claudia y Miriam formaron un argumento bastante convincente, al hacerme ver que cuando se trata de conciertos, salir con los amigos, ir al cine -o cualquier otra cosa que implique diversión- uno siempre "se da el tiempo", pero cuando se trata de "Dios", surgen mil pretextos y nunca tenemos la disponibilidad.

Así fue como llegué hasta su casa, para "vivir" el primer día del retiro, que comenzó como una gran fiesta en la que Él nos invitó a compartir todos juntos una semana completa de "buenas noticias". La primera de ellas y la más importante: la grandeza de su amor hacia cada uno de nosotros y que se manifiesta a través de muchísimas cosas que experimentamos a diario, como el tener una familia, los atardeceres bellos y hasta los días grises y nublados... o de esa capacidad para "sentir" el frío y el calor (de los que tantas veces nos quejamos)...

Cuando alguien menciona la palabra "retiro", lo primero que viene a la mente es un grupo de personas metidas en la iglesia rezando durante horas y horas... Sin embargo, esta experiencia fue algo totalmente diferente y yo en lo personal podría definirlo como un Encuentro Personal con Dios, en el que durante toda una semana, me percaté de pronto que yo empecé a salirme del trabajo corriendo, porque quería llegar pronto, para saber ¿qué era? lo que -cada día distinto- Él me iba a decir.

Sería muy difícil para mi, compartirles todo lo que vi y aprendí durante toda esa semana; pero a modo de resumen, puedo decir que me encantó ver a mi amiga Diana cantando en el coro.

En los momentos cuando se reunían los grupos de pastoreo para comentar el tema expuesto durante el día, yo la observaba a lo lejos y además de pensar en que su mirada ahora irradía un brillo muy especial que la hace verse muy bonita, me hizo experimentar muchísima alegría al saber que después de todo lo que sucedió varios meses atrás, ella no sólo le dio un nuevo sentido a su vida; si no que además ya se imaginarán "Quien", al darle una nueva oportunidad, permitió con eso, que todos los que somos sus amigos vamos a poder seguir acumulando momentos y anécdotas padres junto a ella.

Me gustó mucho también, el día en que una gordita muy simpática a la que todos conocen como "Tony" dio testimonio de como después de ser ella una chava "reventada", llegó a perder todo, e incluso a dormir en la calle y en una ocasión de esas, andando totalmente ebria, un hombre empezó a perseguirla -obvio que no con muy buenas intenciones- y ella sintió que "alguien la protegía" y como a partir de esa experiencia cambió por completo su vida.

Otro día de la semana, el tema giró en trono al pasaje Bíblico de Zaqueo, un hombre que en la época de Jesús era recaudador de impuestos y por ende una persona de buena posición económica.

En ese entonces, la fama del maestro comenzaba a expandirse gracias a los milagros que realizaba y el pasaje habla de que en una ocasión cuando Zaqueo se enteró de que Jesús estaría en Jericó -la ciudad donde él vivía-, era tanta la curiosidad que sentía por conocer y ver de cerca a ese hombre del que todo mundo hablaba, que se lanzó a la calle para poder verlo cuando pasara por ahí.

Sin embargo, dice la escritura que Zaqueo era un hombre muy chaparrito y como Jesús estaba siempre rodeado de muchísimas personas, por esa razón no pudo verlo y en su desesperación por conocerlo, Zaqueo fue y se subió a un árbol para poder verlo (aunque fuera de lejos), y grande fue su sorpresa cuando en medio de toda esa multitud Jesús volteó a verlo y le llamo directamente por su nombre; invitándolo a bajarse del árbol y a acercarse a él para decirle que esa noche necesitaba quedarse en su casa.

Lo padre de este pasaje bíblico fue la manera como lo expusieron para ser "aplicable" a nuestra vida diaria.

Cada uno de nosotros somos como Zaqueo, y nuestra fe a veces es demasiado baja de estatura como lo era el recaudador de impuestos. El árbol representa el egoísmo, la soberbia, el miedo, (y todos las demás cosas que se les ocurran), y en las que hemos vivido "trepados" quizá durante toda nuestra vida y es lo que tal vez también en todos estos años ha evitado que "escuchemos" la voz de Dios que nos llama a cada uno de nosotros por nuestro nombre para decirnos que necesita quedarse en nuestra casa no nada más por una noche, sino quedarse con nosotros para siempre...

¡Ay gueee...ro!... Escuchar y caer en la cuenta de eso, me derritió el corazón... y así por el estilo pasaron otras cosas durante todo el retiro, y ¡Quiero contarles todo!!!!... Pero como este post me ha salido ya kilométrico (¿que raro de mi no?), por el momento hasta aquí le dejo, pero prometo regresar para contarles más, ¿va?

Continuará...

Nieve en "Juaritos"...

on lunes, noviembre 26, 2007

Así se veía ayer la Montaña Franklin de El Paso, Tx.

Pues como ya todos saben (incluso los que no viven aquí), el fin de semana que acaba de pasar, cayó la primer nevada de la temporada en Cd. Juárez... La verdad ya era hora, porque ya casi se terminaba Noviembre y aunque durante las noches si estaba fresco, no había hecho tanto frío como al que estamos acostumbrados.

El Jueves pasado (el meritito día de "Thanksgiving") fue el primer día cuando el frío se vino con ganas... De toda la semana de andar con sweatercito o chamarrita ligera, pasamos a salir de casa casi con pasamontañas, guantes, bufanda, calentadores ochenteros (pa' las reumas) y todavía aparte casi con la cobija enredada, porque el frío ya era frío, no "payasadas" y el viernes en la noche empezó a llover muy, muy fuerte y aunque el cielo estaba muy "colorado", nadie se imaginaba que al siguiente día amanecería todo escarchado y tapizado de blanco.

Afuerita de mi casa.

La verdad yo no tenía planeado hablar de eso en el blog, pero a petición de varios amigos que me preguntaron y me solicitaron publicara fotos sobre esta primer nevada en "Juaritos", yo con todo gusto los complazco.

La casa de una de mis vecinas.

Soy sincera y he de hacerles una confesión que espero no les decepcione... He descubierto que soy fan de Closet de Ana Bárbara porque me gustan sus canciones...jajajaja, no se crean... Ya hablando en serio la verdad es que ni las "nevadas" ni el frío son ya como eran antes en Cd. Juárez (supongo que eso es consecuencia del cambio climático a nivel global), sin embargo, quiero compartirles (en especial para mis amigos que nunca han visto nieve en su vida, más que la que venden en las tiendas de helados), que cuando va a caer nieve, antes de que eso suceda uno puede darse cuenta por 3 cosas muy simples.

-El cielo se pone de color rojo o rosita.

-Si hace mucho frío, de repente se quita y no hace nada de viento.

-La nevada casi siempre empieza como lluvia con hielito (agua-nieve).

Aunque si ha nevado en años anteriores, hacía muchísimos años que no se cerraban carreteras ni se cancelaban vuelos en los aeropuertos de Cd. Juárez y El Paso. Tx.

"La Negra" brincoteando para no entumirse.

Sábado y Domingo yo no salí de mi casa para nada, pero viendo el reporte del clima en un canal "gringow", me enteré que la nieve había subido alrededor de 5.8 pulgadas y se había roto un récord de acumulación de nieve que no se tenía desde 1938 (siempre me he preguntado ¿de dónde sacarán esos datos?, si en esos años no había tantos aparatos de meteorología tan modernos como ahora).

Yo me quédé con ganas de hacer un mono de nieve y aunque ver caer los "copitos" de nieve desde la ventana de tu casa es muy romántico, lo gacho está al día siguiente, cuando sale el sol y la nieve comienza a derretirse, porque es entonces cuando todo el frío que no hizo cuando las calles comenzaban a escarcharse vuelve con ganas y te cala hasta los huesos.

Poncho aprovechando un ratito de sol el día de ayer (nótese que atrás ya está la nieve derretida).

Con decirles que mi carro se murió de frío y hasta hoy pudieron arreglarlo y como la temperatura ha descendido demasiado, hasta "Poncho" que tiene su casita bien chida en forma de Iglú, ha tenido que dormir adentro de mi casa con todo y chamarra puesta porque se le entumen sus patitas chaparras y gorditas, fue así como descubrí que hasta "ronca" el condenado...jajajaja... Todo lo contrario de "La Negra", una perrita callejera que adoptamos hace un par de meses, y quien andaba brincando como chiva loca en plena nevada.

Bueno, aquí les he dejado ya algunas de las fotos de lo que el octavo frente frío ocasionó afuera de mi casa (y de la de muchos "juarochos" también) y pues hay que estar alertas y extremar precauciones no sólo para protegernos del frío que seguramente hará de este un invierno algo muy crudo, sino también para escapar del acecho constante del "asesino silencioso": El monóxido de carbono.

Así que cobijénse bien, apaguen sus calentones y calefacciones antes de irse a dormir... Pues como dice la campaña local de prevención de este año: "más vale otra cobijita que una calaverita".

P.D. Nevadas van, nevadas vienen, pero algo es seguro: El sol siempre vuelve a salir.

Historia En La Canción: "Salamandra"

on sábado, noviembre 24, 2007

¿Qué dijeron?: Este mes ya no hubo rola en la sección de "Historia en La Canción", ¡Pues no!!!... La verdad si me "comió", el tiempo, porque sobre todo en la última semana he andado algo ocupada y han pasado cosas muy padres de las que ya vendré a contar quizá durante la madrugada del Domingo o a más tardar la semana próxima... Pero como aún así yo soy una "bloguersita" muy aplicada, más vale tarde que nunca y aunque sea con desfase, aquí esta la rola del mes de Noviembre.

Para entrar de lleno en el tema, les diré que esta canción fue una de las que encabezó el listado de canciones cuando comencé a planear esta sección mucho antes de que ustedes la conocieran; y la verdad fue todo un "tiro" conseguir información acerca de la misma porque como punto de referencia sólo tenía datos muy ambiguos que surgieron de un comentario muy breve que el mismo Bosé hizo en un programa de televisión hace muchísimos años atrás.

Está de sobra hablar de la calidad de Bosé como artista y de esa enorme capacidad que tiene para ser vanguardista en todo lo que él hace; y en el caso concreto de "Salamandra", a pesar de que es una de sus canciones más conocidas, hasta los que se jactan de ser fans de toda la vida y tener todos sus discos, desconocen la historia que hay detrás de esta canción y que la verdad está como para pregunta de "trivia" con grado de dificultad "C".


En ese programa que comento, Bosé hablaba con ese dominio que lo hace ser un hombre sumamente interesante, acerca de que "Salamandra" cuenta la historia de una cantante de ópera antigua que para conservar la belleza de su voz, bebía semen de hombre (de ahí el 3er. renglón en sentido figurado del que habla la canción), y aunque es una historia medio "bizarra" tipo "Farinelli", no deja de ser interesante, más cuando él la comenta con semejante elocuencia.

La mujer de la primer foto es Wilhelmine Schröder-Devrient, la soprano de la que habla "Salamandra". Ella vivió a mediados del siglo XIX y aunque en su época fue considerada una "célebre diva lírica" que inspiró al mismísimo Warner; su fama no se debió precisamente a sus interpretaciones en óperas de Bethoveen o Mozart, sino porque se le atribuye el ser la autora del libro "Memorias de Una Cantante", el libro más apreciado de la literatura erótica alemana.

Al parecer, este libro Wilhelmine lo escribió durante sus años de retiro, y está compuesto por trece cartas – no se sabe si reales o imaginarias– en los que una mujer escribe a un anónimo amigo, relatándole su vida sexual desde las primeras impresiones voyeuristas adolescentes hasta los más desenfrenados encuentros de sadismo; prácticas todas del placer a los que la cantante revela y confiesa haberse entregado en todas sus variantes, con hombres y mujeres por igual.

Mucho se habla de que ese hombre al cual estaban dirigidas las cartas, era un médico muy reconocido y que fue el único que no sucumbió a los encantos de la soprano.

En el siglo XIX, la posición de la mujer ante la sociedad era muy distinta (por no decir represiva), y por ende, resultaba inadmisible, casi, casi como para "rasgarse las vestiduras", el que una dama educada y respetable esposa, mantuviera una secreta y declarada fidelidad al erotismo, algo que ella logró combinar con una vida pública de respetabilidad convencional.

El libro se publicó en 1968 y desde entonces es considerado como uno de los libros eróticos favoritos (yo creo que algo parecido a la literatura de Anais Nin), y en el caso de Bosé, él incluyó esta canción en el disco "Salamandra"; producción que cuenta con la colaboración de Roberto Colombo, y la producción de Celso Valli, productor de renombre en la música italiana (Eros Ramazzoti, Mi Pausinita y Nek).


"Salamandra" / Salamandra (1986) / Track 2.

Get this widget
Track details
eSnips Social DNA

"Salamandra"

-Miguel Bosé-

En el reino de la salamandra, se murmura de un tal ruiseñor,

que devora semilla de hombre, que sola se queda, y se consume en pasión...

Vertical voluptuosa sonrisa, que se ofrece al placer, al dolor,

y en espuma desborda su fuerza, recibe la lanza de su supremo señor...

¡Ah! ¿qué será, qué será, qué será, esa voz?...

¡Ah! ¿qué será, qué será, qué será, esa voz?...

¿Quién la encantará? ¿quién cederá?,

entre la bella y la bestia, no hay superioridad,

su olor atrae a la ciencia... su carne al predador...

En el reino de la salamandra, se murmura de un tal ruiseñor,

que ha caído en la jaula de un hombre que come, que quema,

y es un vampiro de amor...

¡Ah! ¿qué será, qué será, qué será, esa voz?

¡Ah! ¿qué será, qué será, qué será, esa voz?

y es un vampiro de amor...

¿Quién la encantará?, ¿quién cederá?

entre la bella y la bestia no hay superioridad,

su olor atrae a la ciencia su carne al predador...

¡Ah!.... Esa voz... ¡ah!... Esa voz...

¡Ah! ¿qué será, qué será, qué será, esa voz?...

¡Ah! ¿qué será, qué será, qué será... esa voz?...

... Esa voz... Esa voz...