Cats y La Noche Jellical

on viernes, abril 27, 2007


Siempre tuve ganas de volver a ver por segunda vez este musical, pero nunca me imaginé que tendrían que pasar algunos años para que eso pudiera ser posible; por esa razón, cuando Alba (una amiga de la universidad con la que me reencontré por casualidad en Julio del año pasado y luego de mucho tiempo sin vernos), me dijo que había pensado en mi para que la acompañara a ver Cats, no dudé en aceptar. La noche fue especial no sólo por el musical, sino porque fue la primera vez que manejé oficialmente en la ciudad de El Paso, Tx. y aunque a decir verdad, yo estaba un poco nerviosa, todo salió tal y como lo planeamos.


El evento fue en el UTEP Dinner Theatre, Alba y yo llegamos súper puntuales, pero nos sorprendió que cuando nos asignaron la mesa que nos correspondía, el salón ya estaba repleto de gente. Al fondo se veía sin los telones que normalmente cubren el escenario de un teatro, toda la escenografía típica de Cats: un vecindario lleno de basura, en el que al fondo destaca una noche estrellada enmarcada por una enorme luna llena.

Basada en un libro de T.S. Eliot y musicalizada por Andrew Lloyd Webber, Cats es un musical que además de ser el sueño dorado de cualquier persona que aspire a ser un buen actor de teatro, es una de las pocas puestas en escena que a pesar de lo costoso que puede llegar a ser el montaje, ha sido representada en diversas partes del mundo durante más de 21 años.

Aunque en el 2000 dejó de representarse en Broadway, este gran musical -convertido ya en un clásico-, sigue vigente y como nota curiosa puedo decir que en los distintos países donde se ha montado, los personajes de algunos gatos que aparecen en escena, en otros países no.

La historia de Cats es muy sencilla, trata de la noche en que todos los gatos se reúnen para "La Noche Jellical", el evento en el que Deuteronomy (Gatuzalém como se le llamó en el musical que se montó en México), un gato persa, muy anciano y que es el líder de la comunidad gatuna, reúne a todos los "Gatos Jellicos" para elegir de entre todos ellos a uno solo que será el afortunado en ser llevado al cielo de los gatos para desde ahí renacer a la nueva vida Jellical.

Al inicio de la obra, cuando los gatos entonan la canción de los gatos jellicos, que es una especie de himno, se dan cuenta que un humano los observa y comienzan a explicar que todos los gatos se caracterizan por tener 3 nombres:

El primero, es el que la familia con la que viven les da, el segundo, es un nombre único que caracteriza a un gato y ningún otro felino en el mundo puede llegar a tener (lo cual debe ser motivo de orgullo), y el tercero, es un nombre misterioso que sólo el gato sabe y nunca, por ningún motivo debe revelar.


Una vez, hecha esta aclaración sobrevienen varios musicales en los que uno a uno, los gatos van presentándose, y aunque cada personaje tiene su oportunidad para lucirse, a mi en lo personal me encanta el número de Mungojerrie y Rumpleteaser (Pingurriento y Rompetrizas), dos felinos que son hermanos y quienes además de estar siempre metidos en problemas, se romora son cómplices de Macavity (Nefástulo), el gato que representa el mal dentro del musical.

Así como también destaca Rum Tum Tugger (Pon Roc Terco), un gato curioso, testarudo y rompecorazones, -que considero yo- para el actor que lo interpreta, debe resultar ser todo un reto, puesto que es un gato que destaca por tener una personalidad muy fuerte y que además de bailar muy, muy sexy, requiere que quien lo personifique proyecte mucha seguridad.



Hay otros gatos que destacan a lo largo de la obra, tal es el caso de Bustopher Jones (Gordocles Cruz): Un gato gordo y elegante, Munkustrap, (hermano de Rum Tum Tugger e hijo de Deuteronomy), quien durante todo el musical toma el papel de narrador y maestro de ceremonias y que a lo largo de los años se ha destacado por ser uno de los gatos más reconocidos de Cats, ya que su maquillaje se considera uno de los más completos.



Conforme la obra avanza y vamos conociendo a los gatos, no podemos dejar de mencionar a Grizabella, (que en México fue interpretada por María del Sol), este personaje, es uno de los más importantes, ya que además de ser quien carga sobre sus hombros la responsabilidad de cantar "Memories", una de las canciones que han hecho de Cats uno de los musicales más famosos, es un personaje de matices muy interesantes, ya que luego de ser marginada y despreciada por la comunidad de felinos por haberse alejado durante muchos años de la tribu jellical para viajar y conocer el mundo, al final de la obra, es aceptada dentro del grupo y la elegida por Deuteronomy en la noche Jellical.

Para no hacer esto más largo, los momentos más padres de la obra, además de los que ya mencioné son: los cuadros donde todos los gatos bailan y forman la famosa "pirámide", que así se le llama al momento cuando todos se colocan juntos, la excelente coreografía para la pelea entre gatos protagonizada por Macavity y Munkustrap; la representación de la historia de los piratas y faraones egipcios en la que Gus -El gato actor- cuenta en una parodia operística sus aventuras y como perdió a su amor, el tren que forman entre todos los gatos, la manera tan espectacular en la que Macavity desaparece al provocar un corto circuito con dos cables de luz y el número musical de Mistoffeless (Misifustófeles), un gato místico y con poderes mágicos, que realiza varios trucos de magia y en uno de ellos logra aparecer de nuevo a Deuteronomy, luego de que Macavity lo secuestra.... Por cierto, un dato curioso de este personaje es que toma su nombre de Mefistófeles = Satanás en el Fausto de Gohete.

Son muchos los personajes y datos curiosos e interesantes con los que podría escribir líneas y líneas para hablar de Cats; pero sólo puedo decir que si alguna vez tienen oportunidad de ver en cartelera este musical, acudan a verlo, puesto que a pesar de que mucha de la gente que sabe de teatro considera que es un musical cuya trama carece de sentido, por el simple hecho de ser un parteaguas en la historia del teatro musical y una puesta en escena que se utiliza para ejemplificar a quienes estudian teatro de lo que debe ser el maquillaje y la caracterización de un personaje, dentro de esa trama tan "simple" maneja muchos matices que van de lo emotivo a lo chusco, y aunque se trate de gatos, hay muchos rasgos y caracerísticas de los personajes que un ser humano puede llegar a tener también y es eso lo que hace de Cats, algo interesante.

Si viven en la frontera, vayan a verlo, porque vale mucho la pena hacerlo, ya que la puesta en escena permanecerá hasta el 20 de Mayo en el Utep Dinner Theatre.

Sentir Soledad En Un Mundo Global

on miércoles, abril 25, 2007

Recibe joven miles de llamadas tras anunciar su celular en YouTube

Nota Extraida de "El Diario Digital"
24 Abril 2007 Actualizado: 10:26 AM hora de Cd. Juárez

NOTIMEX


Washington– Un joven desempleado de Massachusets recibió en tres días más de cinco mil llamadas, luego que el viernes pasado lanzó una oferta a través del portal YouTube para que la gente se comunicará con él a su teléfono celular. El estadunidense identificado como Ryan Fitzgerald acumuló una considerable deuda en su recibo telefónico, además de varias horas sin dormir, debido a las incesantes llamadas de todo el mundo que, según sus cálculos, superaban ya las cinco mil.

En declaraciones a la cadena CNN, el joven dijo que "siento que tengo una responsabilidad con la gente que está ahí afuera", mientras su celular no dejaba de timbrar.

Fitzgerald, quien ha generado una amplia atención pública desde que colocó su aviso en YouTube, afirmó que planea mantener su línea telefónica abierta a quien quiera llamarle "hasta donde llegue".

Sostuvo que algunas de las llamadas que más lo han impresionado las ha recibido en la madrugada.

El joven, quien vive con su padre en la comunidad de Southbridge, Massachusetts, se enfila a acumular una considerable deuda en su recibo telefónico, después de haber consumido los seis mil minutos libres que le ofrece su plan de llamadas.

Fitzgerald explicó que la razón que lo llevó a hacer este exhorto es el gran número de personas que viven solas y cuentan con pocos familiares o amistades dispuestas a tomarse una minutos para sostener una conversación.

"La principal razón por lo que hice esto, no es para que la gente me llame. Lo hice por la gente que está en sus casas a las cuatro de la madrugada y necesita alguien con quien hablar", dijo el joven.

Afirmó que entre las llamadas que ha recibido hasta este martes están las de personas en México, Alemania y Japón.

A pesar de su deseo de responder todas las comunicaciones, el joven reconoció que por momentos el sueño lo ha vencido, sobre todo en las horas de la madrugada y ha perdido algunas llamadas. "Estuve despierto por 34 horas y honestamente lo siento", indicó.

Fitzgerald no discutió la naturaleza de las conversaciones que ha sostenido hasta ahora, pero aseguró que ninguna de éstas ha incluido una oferta de matrimonio.

*********************************************************

Tal vez ustedes (al igual que yo), se sorprendieron con esta noticia que se dio a conocer en la mayoría de los medios de comunicación a nivel internacional hace un par de días.

Yo estaba viendo el noticiero la noche del Lunes y me llamó muchísimo la atención la nota, porque no sólo es impresionante el alcance que puede tener el internet, sino por el hecho de que en pleno siglo XXI, en que los más modernos dispositivos "digitales" permiten que la comunicación se de en una fracción de segundo y podamos enterarnos de todo lo que sucede en cualquier parte del planeta, todo eso además de acercarnos, quizá nos ha separado más.

Tenemos celulares, internet inalámbrico y una gran diversidad de dispositivos para estar "comunicados con el mundo", pero un experimento como el que realizó este chavo de Massachusets viene a demostrar que a pesar de que las comunicaciones de esta primer década del siglo han venido a convertirnos en una sociedad "global", la comunicación, a pesar de ser inmediata, no es ya tan cercana, ni de persona a persona.

Reflexionando acerca de todo esto, me viene a la mente el ejemplo de muchas personas que conozco con las cuales es más fácil hablar si lo haces a través de un mensaje de correo electrónico o que viven pegadas -e incluso se sienten incómodas- cuando por alguna razón se quedan sin teléfono celular-

No quiero decir que la tecnología sea mala, al contrario, pero la reflexión que me queda después de esta nota es que la comunicación en esta época puede ser un arma de dos filos, puesto que a pesar de que en la actualidad todos tenemos la posibilidad de expresar cualquier cosa que pase por nuestra mente con sólo apretar un botón, la verdadera comunicación debe empezar en la interacción honesta y recíproca con las personas que están a escasos centímetros de nosotros, las de carne y hueso que conviven día a día, con las que se generan lazos afectivos que cimientan muchos de los VALORES que ya se han perdido, y que quizá propicien que esa COMUNICACIÓN que deriva del simple hecho de tomarte el tiempo para escuchar lo que otra persona quizá tenga que decirte, podría representar la solución a muchos de los problemas que aquejan a la sociedad a nivel mundial.

¿Tú que piensas?,


¿cómo te comunicas en realidad?


Buena Mitad de Semana.

Historia en la Canción: “El Cruce”

on domingo, abril 22, 2007

La vida está llena de música... Y la mía no es la excepción...

Crecí escuchando en la radio (que mi madre dejaba encendida durante toda la noche), en los discos de vinyl (que sonaban en el tocadiscos de mi abuela), y en los cassetes de 8 tracks (que mi padre guardaba en un maletín color negro), un montón de música ranchera, tangos y canciones tradicionales mexicanas; hasta que previo a mi adolescencia, descubrí, mis preferencias musicales se inclinarían por la balada y el rock pop.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y aunque sigo inclinándome por todo lo que suene "fresa, cursi, popero y ochentero", mis gustos musicales se han diversificado bastante, pero lo que no ha cambiado y prevalece en mi todavía es, buscar canciones que además de provocarme una emoción con sus sonidos, me cuenten en sus letras una historia diferente.


Esa es la razón por la cual he decidido crear esta nueva sección para el blog que se titula: "Historia en la Canción"; en la que el último domingo de cada mes les compartiré la letra y la música de una canción que nos cuente una historia, ¿y por qué no?, quizá hasta hablar un poco de todo lo que hay detrás del proceso creativo.

Por tratarse de una sección nueva, la primer canción tenía que ser muy especial y por esa razón elegí a Soraya, quien con sus letras y sonidos, además de haber dejado un legado musical invaluable, su enorme capacidad para transformar historias cotidianas en música, propician -a quien quiera que la escuche- que sus canciones lo hagan reflexionar.


"El Cruce" es una canción que se incluye en el segundo disco de Soraya titulado "Torre de Marfil" (o "Wall of Smiles", en su versión en inglés); y en lo personal, la primera vez que yo escuché ese tema y asimilando un poco lo que decía la letra, lo primero que vino a mi mente fue que se trataba de la historia de una chica (que tal cual aparece Soraya en la foto que ilustra este post), tomó la decisión un día de alejarse con guitarra en mano para ir tras la búsqueda de un sueño.

Esa fue la historia que yo imaginé cada vez que la escuchaba, sin saber que la verdadera intención que Soraya tuvo al escribirla fue hablar de la fortaleza y determinación que caracterizaron la personalidad de su madre, así como el sufrimento y su lucha personal -algunos años antes que ella-, para enfrentar una enfermedad como el cáncer.


Es curioso pensar en que cada vez que escucho esta canción sigo imaginándome la misma historia de la chica que se va de casa para perseguir sus sueños; y al mismo tiempo, después de haber conocido la verdadera razón que inspiró a Soraya a escribirla, la letra se vuelve mucho más valiosa y cobra mucho más sentido; puesto que aunque es una canción muy personal y que refleja un momento en particular en la vida de Soraya, al mismo tiempo, siento yo, aplica para cualquier otra persona que en determinado momento decide cambiar el rumbo, dejar el pasado atrás para lanzarse a nadar contra corriente, todo, para alcanzar un sueño.


Dicen que la vida es una eterna encrucijada y tal vez ahora mismo cada uno de nosotros esté de pie frente a un camino que converge en dos direcciones opuestas y distintas... La letra de "El Cruce" habla en específico de eso, pero ¡Ya!, mucho rollo por mi parte y creo que será mucho mejor si dejo que sea Soraya quien les cuente esta primer Historia en la Canción.

****************
Torre de Marfil (1997) | Soraya | "El Cruce" | Track No. 2

"El Cruce"
Letra y Música: Soraya
Yami Music Publishing, Inc (BMI)
Jamie dijo: "Estoy cansada, ya no puedo más,
he luchado con mi destino,
y no lo puedo conquistar",

Poco a poco mis pensamientos,
empiezan a cambiar,
una visión aquí, un sonido allá, debe

 ser la eternidad...
Es extraño como el pasado se olvida,
tan extraño que ya no me siento igual...
Y me veo en el cruce,
hacia el mundo que me espera,
con caricias y hechizos, me empieza a seducir,
tentándome a partir...
Y la ansiedad que me dominaba, se rindió,
lágrima por lágrima, se vació mi frustración...
Me lanzo al azar y contra todo lo que sé,
la realidad se esfuma y me entrego a mi fe...
Es extraño como el pasado se olvida,
tan extraño que ya no me siento igual...
Y me veo en el cruce,
hacia el mundo que me espera,
con caricias y hechizos,
me empieza a seducir,
tentándome a partir...
Y aunque aún los quiero,
ha llegado la hora, de dedicarme sólo a mi...
Un brindis al pasado,
a la cruz que hemos cargado,
pero esta luz brilla hacia mi...
Y me veo en el cruce,
hacia el mundo que me espera,
con caricias y hechizos, me empieza a seducir...
Y me veo en el cruce, hacia el mundo que me espera...

"Cerrado Por Remodelación"

on miércoles, abril 18, 2007

Hace poco más de 4 estaciones, las paredes en mi interior estuvieron pintadas de un color obscuro y sombrío, que con el paso del tiempo se fueron desgastando para pasar del tono gris difuminado a una total ausencia de color.

Mucho antes de que eso sucediera, mi corazón era un lugar tranquilo y cálido en el que mi familia, mis amigos, y todas las cosas que para mi eran importantes hasta entonces, ocupaban en total armonía cada una su propio espacio.

Yo lo sabía y desde siempre, en este hogar introspectivo, existió una habitación que nunca había sido ocupada. Varios... -Aunque en realidad no muchos- pasaron y llamaron a la puerta con la intención de quedarse en forma permanente sin haberlo conseguido nunca; hasta que el día menos pensado y sin que yo lo imaginara, por fin llegó alguien a ocupar ese lugar.

Cuando eso sucedió, todo fue distinto... Mi hogar introspectivo se llenó de luz, las ventanas se abrieron y las paredes cobraron vida al llenarse con las imágenes enmarcadas de muchos momentos intensos y felices. Fue así, que esa habitación en mi interior llegó a convertirse en la más grande e importante de todas las que ya existían; y aunque me encantaba el ambiente y como se veía acomodado todo, nada es para siempre y un día el inquilino que ocupaba ese espacio, decidió marcharse y llevarse todo lo que un día puso ahí.

Desde entonces, esa habitación ha permanecido vacía. Al principio pensé clausurarla para siempre porque me dolía tan sólo el hecho de permanecer durante más de un minuto de pie junto a la puerta; y tal y como si fuese un mecanismo inconsciente de defensa, me alejé de ahí, para centrar mi atención en todas las cosas que yo podía encontrar en los espacios que en mi interior ocupaban mi familia y mis amigos.

Pero el sol no se tapa con un dedo y el olvido no se alcanza pretendiendo que no existe lo que sientes... Pasado el tiempo volví hasta esa habitación y aunque no puedo decir que ya no me lastima pensar en todo lo que ahí había, al entrar otra vez recientemente, me di cuenta también que las paredes ya no están pintadas de color negro, y aunque los muros tal vez no volverán a verse tal y como eran antes, quizá yo pueda hacer algo para alejar de ahí el frío y la humedad.

Ha pasado el tiempo y sé que esa habitación aún sigue siendo la más valiosa que yo tengo... Conforme las horas se acumulan para luego convertirse en meses, durante los escasos momentos del día que voy a ese lugar para sentarme en el suelo y escuchar tal vez lo que el silencio tenga que decirme, observo las paredes que carecen de textura o de un color sólido y entonces pienso en que quizá aún no es tarde, y las fisuras al igual que los orificios provocados por los cuadros que alguna vez estuvieron ahí colgados todavía pueden ser resanadas, que poco a poco puedo ir llenando el vacío con detalles y elementos que tome de las habitaciones contiguas de todas y cada una de las personas que tienen un lugar en mi corazón.

No sé la verdad si esa habitación volverá algún día a ser de nuevo ocupada por alguien que de verdad quiera quedarse en forma permanente; pero pienso también que para que eso suceda, primero tengo yo que hacer de ese lugar un sitio confortable: llenar los jarrones otra vez con flores, pintar las paredes de colores brillantes y vivos que reflejen la intensidad con que se vive cada día nuevo que llega; abrir las ventanas para que un viento nuevo que quizá traiga aromas distintos, sonidos nuevos y ecos de otros lados, me inspiren a escribir una historia diferente.

Poso mi mano sobre los muros que aún siguen siendo fríos, veo los rincones desnudos y pienso en que a pesar de que el vacío no se ha ido del todo, me gustaría en verdad tener la capacidad para volver a llenar esa habitación de nuevo y convertirla por mi misma en un sitio agradable donde quien quiera que llegue -y sin importar si sólo está de paso o si viene de un viaje largo y cansado- se sienta como en casa, que encuentre en mi interior un lugar confortable y tranquilo a donde de gusto llegar.

Mientras decido ¿de qué color puedo pintar de nuevo las paredes?, pienso en una analogía que escuché hace tiempo en voz de un sacerdote, que afirmaba que "La Habitación Principal" del corazón debe ser ocupada antes que nadie por Dios.

Quizá eso tenga algo de cierto, o tal vez debería contemplar la posibilidad de salir un poco de mi mundo para echar un vistazo al "hogar introspectivo" que hay en cada persona, para ver las cosas que en ellos habitan y le dan sentido a su vida; sorprenderme al descubrir si al igual que yo lo he hecho, alguna de ellas me ha abierto las puertas de su vida y tiene además destinado un espacio para mi en su interior...

Lo reconozco... Pensar en todo eso me entusiasma y me inspira a no seguir perdiendo el tiempo para entregarme de una vez por todas a la tarea de hacer de mi interior un sitio nuevo y agradable... En el que tal vez en un futuro no muy lejano yo pueda estar a la entrada con una gran sonrisa dibujada en el rostro y ataviada con un vestido que me haga sentirme "bonita", para dar la bienvenida a quien quiera pasar.

Sé que eso no se logra de la noche a la mañana, pero pensar en lo que será el resultado provoca que a las paredes que aún lucen vacías, en este momento yo las pueda ver de una forma diferente y así, mientras los días avanzan y yo voy buscando los elementos que den como resultado una transformación gradual, al igual que sucede con los espacios donde la expectativa en lugar de crear duda, aviva la esperanza de que lo mejor está por llegar y aún no ha sucedido... Colocaré en mi exterior un letrero inmenso y de color brillante que diga: "Cerrado por Remodelación".

Caballo de Troya II: "Masada"

on miércoles, abril 11, 2007

"No podía engañarme a mi mismo. A pesar de mi escepticismo inicial y de todo mi entrenamiento, el contacto con Jesús de Nazaret y, sobre todo, su terrorífica muerte, me habían marcado para siempre. Yo sabía que a partir de aquel "encuentro" con el Maestro de Galilea, nada en mi vida sería ya igual. Mi condición humana, mis debilidades y mis múltiples errores no iban a cambiar. Sin embargo, mi forma de ver la vida y mis sentimientos más íntimos ya no fueron como antaño...¿Qué me estaba sucediendo? ¿y por qué mi alma se sentía tan abatida? ¿por qué la figura, las palabras y hasta los silencios de aquel hombre me asediaban?... ¿Por qué toda mi inteligencia y mi pragmatismo parecían flaquear?

Durante horas, en el silencio de mi habitación busqué soluciones, traté de razonar conmigo mismo. Fue inútil. En el centro de mi existencia y para siempre, se había instalado un nombre: Jesús de Nazaret. Y al descubrirlo lloré desesperadamente. Lloré como nunca lo había hecho: Con miedo, alegría, rabia y la amargura del que sabe que jamás podrá volver a repetir una experiencia tan singular"...

-Extraído del Diario del Mayor-

...El viaje comenzó como siempre (durante la última parte del día). Al abrir el libro, las letras me llevaron al momento preciso en que El Mayor (conocido también como Jason), y su inseparable amigo Eliseo, a bordo de "La Cuna" (la nave que les permitió viajar a través del tiempo), despegó para llevarlos de regreso a la época moderna y luego de haber vivido en Israel del año 30, todos los acontecimientos que envolvieron la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.

Al realizar "El Salto" (que así le llamaban ellos a la travesía de viajar por el tiempo), del 9 de Abril del año 30, al 12 de Febrero de 1973, hubo fenómenos muy peculiares, "Santa Claus", la computadora central y cerebro de la nave, detectó -al momento del regreso-, un objeto "muy similar" a "La Cuna", y no se sabe si fue lo que provocó que tanto el despegue como la travesía para el regreso se convirtiera en algo peligroso y arriesgado.

Así, casi sin combustible y 1943 años después concluyó el primer Gran Viaje, y El Mayor y Eliseo volvieron a casa, luego de un viaje de regreso demasiado complicado.

La idea del equipo que trabaja en el proyecto Caballo de Troya, era que una vez a su regreso, la nave fuera desmantelada; pero en una junta posterior al viaje, El Mayor avisó al General Curtiss (jefe del proyecto), que uno de los micrófonos que se utilizaron para captar todo cuanto se dijo y sucedió en la cena del Jueves Santo entre Jesús y sus discípulos, se extravió al momento de que desapareció el jarrón donde fue oculto; y como una de las reglas de la misión consistía en no dejar ningún objeto de la época contemporánea en el pasado, así como tampoco traerse manuscritos o documentos; todo eso dio pie, para plantearse la posibilidad de regresar, idea motivada también por el propósito de investigar un "doble sismo" u onda expansiva provocada por ¿una explosión nuclear? (algo prácticamente imposible de suceder en esa época), y que se dio justo en el momento en que Jesús murió en la cruz.

Aunque al principio, el proyecto de regresar al año 30 se contempla sólo como una posibilidad improbable, El Mayor y Eliseo comienzan a planear todo para el segundo gran viaje; pero las cosas comienzan a complicarse, debido a que como "Caballo de Troya" es un proyecto "ultra secreto" en el que todo el equipo que permitió el viaje a través del tiempo fue instalado en Jerusalén y "camuflajeado" como una estación receptora de imágenes vía satélite, y que al agravarse varios conflictos internacionales, se ve no sólo amenazado el proyecto; sino obliga al equipo a desmantelar la nave para luego de todo un embrollo "político", disfrazado de ataque del ejército contra terroristas, reubicarla -tras fuertes medidas de seguridad- en un nuevo punto que termina siendo "Masada", una montaña ubicada al sur de Jerusalén, a orillas del Mar Muerto, y lugar histórico en el que en el año 66 de nuestra era, el pueblo Judío se enfrentó de nuevo a los Romanos en una guerra que duró 4 años y en la que los pocos israelíes que quedaron fueron y se atrincheraron en lo alto de esa meseta, y aunque los romanos los persiguieron hasta ahí para aniquilarlos, los israelíes prefirieron quitarse la vida ellos mismos, antes que perder su libertad.

Supongo que por esa razón el libro se titula "Masada"; y es así, como en medio de turbulencias políticas y de una extraña reacción física en la que tanto El Mayor, como Eliseo comienzan a presentar manchas en forma de pecas y escamas entre las piernas como resultado de un aceleramiento excesivo en las células de su organismo (como una consecuencia provocada por el viaje en el tiempo); y no obstante que el General Curtiss les advierte de un posible daño físico mucho peor e irreversible, los dos viajeros deciden arriesgarse para volver a la época de Jesús, y así:

1. Recuperar el micrófono perdido durante la última cena.

2. Averiguar datos que den una explicación lógica al extraño sismo, que los estudios posteriores al regreso revelan se trato efectivamente de una onda expansiva provocada por quien sabe que cosa...

3. Comprobar si pudo ser posible el fenómeno de la "ubicuidad", (esto es, saber si el extraño objeto que la nave detectó al momento del despegue, puede ser una especie de punto en el tiempo en el que puden encontrarse con ellos mismos, en el momento justo en que la nave partió de regreso).

4. Investigar como fueron realmente las apariciones posteriores a la muerte de Jesús y analizar su "cuerpo glorioso" con "La Vara de Moisés", un instrumento que "camuflajeado" precisamente como una "vara", le sirvió al Mayor, desde el primer viaje como cámara, como escáner de rayos X, etc.

El libro aborda como siempre cuestiones muy interesantes, por ejemplo, todo lo que en realidad sucedió durante la última cena, en la que tristemente los 12 discípulos, previo a efectuarse esa convivencia, se estaban peleando entre ellos por ocupar el diván al lado de Jesús, que la mayoría de ellos no creyeron que Jesús había resucitado, que querían huir ocultos y al anochecer por temor a las represalias que el Sanedrín pudiera tomar contra ellos como seguidores del Maestro de Galilea; y que no entendieron y sobre todo malinterpretaron muchas de las palabras que el rabí pronunció esa noche y que consideraban el "lavatorio" de pies como una tarea propia de un sirviente, y que Jesús optó por utilizarla como ejemplo de lo que debe ser la actitud de servicio.

Aunque para este segundo "gran salto en el tiempo", todo estaba planeado con gran minuciosidad, Eliseo y El Mayor, enfrentan un montón de contingencias; por ejemplo, en cuanto atraviesan la barrera del tiempo, cuando El Mayor (Jason) se dirige hacia la casa de José de Arimatea con el propósito de intentar presenciar la primera aparición de Jesús posterior a su muerte, es atacado por unos perros, Eliseo sufre continuos y misteriosos desmayos; mientras que El Mayor es atrapado por unos centuriones romanos y llevado ante Cívilis, el guardia en Jefe del ejército de Poncio Pilato (lo que le impide llegar a tiempo y perder la oportunidad de presenciar la primera aparición); así como también cuando casi por casualidad le toca presenciar por fin una de las apariciones de Jesús, se golpea la cabeza y queda inconsciente.

Lo más padre del libro es conocer todo lo que arroja el estudio al que se somete el sudario mortuorio que envolvió el cuerpo de Jesús; conocer a su familia -que muchos de ellos no compartían sus mismos ideales- como fueron también en realidad personajes como Poncio Pilato, María (la madre de Jesús), los apóstoles... Quienes no eran tan "santos ni celestiales" como uno los imagina... Pero sobre todo, resulta interesante leer todo lo que La Virgen María le revela al Mayor en una plática sobre su familia, abordando desde su vida matrimonial con José El Carpintero (lo cual devela una cuestión muy polémica relacionada con la famosa concepción "virginal" del Mesías), los demás hermanos de Jesús, así como de varios sucesos que se dieron durante los primeros años de vida de su hijo, y que develan varias cuestiones que son mucho muy distintas a los textos bíblicos que todos conocemos.

A través de todo lo que describe El Mayor, se pueden conocer muchas de las costumbres de esa época, la comida por ejemplo, se antoja mucho más de leer como la preparaban y también ¿podrían imaginarse que en ese entonces la gente ya acostumbraba rayar las paredes con grafiti como una forma de protestar?; ya que mucho más allá de leer una narración de cómo eran los lugares, con cada línea que vas leyendo te imaginas cómo era la gente y el ambiente que caracterizaba al Jerusalén del año 30.

Aunque se supone que con este viaje se aclararían muchas dudas acerca de la vida de Jesús, a medida que El Mayor y Eliseo averiguan y atestiguan cosas, todo se complica más y surgen nuevas interrogantes... Sumado al hecho de que efectivamente y como resultado de la transgresión del tiempo, ambos viajeros descubren que están condenados a sufrir una degeneración de las neuronas que les provocará envejecimiento prematuro e irreversible...

¿Qué irá a pasar? ¿estarán condenados Eliseo y El Mayor a terminar sus días con una vida vegetativa?... Y tomando en cuenta esto, y que a su regreso muy probablemente ambos serán retirados del servicio activo, ¿se atreverán a correr el riesgo de prolongar por su propia cuenta su estadía en la época de Jesús?...

Las respuestas aún están en el aire, y al igual que ellos, me muero por conocer ¿cómo fueron sus milagros?, ¿transformó de verdad el agua en vino?, ¿cómo eligió a los 12 apóstoles?, ¿caminó de verdad por encima de las aguas?... Y muchas, muchas otras interrogantes que seguramente provocarán que por seguir los pasos de estos dos aventureros, le robe una vez más muchas horas a mi sueño para viajar con ellos a través del tiempo en Caballo de Troya 3...

"Pretender" ir al Banco en Plena Cuaresma y no "Morir" en el intento...

on miércoles, abril 04, 2007

... Desde hace un buen rato traía la idea de escribir un post sobre el "Viacrucis" que resulta tener que ir al banco a cobrar un cheque o hacer un depósito previo a un día festivo (o incluso después que ya pasa el "día de asueto") y no lo había hecho porque algunos de mis amigos bloggers se me adelantaron y en sus respectivos espacios "cibernéticos" abordaron algo parecido.

...Insisto, la idea era esa, pero cada vez que voy al banco, y más en concreto al famosísimo HSBC (antes BITAL), para perder más de una hora de mi valiosísimo tiempo libre (que podría usar como por ejemplo para actualizar mi blog), y sobre todo después de todas las "burradas" que he tenido que soportar al igual que otros usuarios de esa "H" Institución Bancaria -aclaro que la "H, aunque suene a "grosería" significa "Honorable"-, pienso también en que, a pesar de que "ya me estoy acostumbrando" a tener que vivir eso casi cada fin de semana, después de todo no es tan mala idea -y por mi propia "salud" mental-, es bueno expresar de alguna forma toda esa "maraña" de sentimientos encontrados que experimento cada vez que se cierra muyy lentamente la puerta de una de esas sucursales y que antes te daba la bienvenida con una vocecita pegajosa y traumatizante (peor que reguetón).

O.K, no voy a hacer una "cronología" para contar las veces que después de más de una hora formada en la fila, al llegar a la caja no me cambian el cheque porque: "La firma no está autorizada", o porque "no hay sistema", o como la vez que me dijeron: "Es que ya no hay dinero".... ¿Qué, queeee?, ¿Cómo que un banco sin dinero?... Suficiente motivo para "alaciarme" los "Shinos" de la desesperación.

Ni tampoco voy a decir que O-D-I-O este banco en particular, porque parece hecho a propósito que los días cuando hay más gente y la fila da doble vuelta, solamente HAY DOS CAJEROS atendiendo (bueno en realidad, sólo es uno, porque el otro con el cuento que está haciendo "Corte" nada más se hace "guey"), que detesto su mugrosa y discriminatoria fila "Premiere", que sólo sirve para que la gente gandalla llegue y se meta sin haberse formado siquiera y la atiendan primero, y que deberían cambiarla mejor para hacer una fila "especial" para todos esos señores cobradores que llegan al banco en horas pico para realizar depósitos de puras moneditas de a peso (que se tienen que contar una por una), más a parte a realizar otras operaciones, o de esas señoras que van el último día a realizar pagos del Avon, Fuller, Tupperware, Arabella, Omnilife, Jafra y cuanta cosa más se tiene que pagar a través de depósito bancario, y que por ironía del destino, siempre le toca el turno adelante de ti.

No, no me quiero quejar de eso (jajajaja), así que hagan de cuenta que no leyeron absolutamente nada de lo anterior... El punto real, del cual quiero hablar justo hoy, previo a los días más fuertes de la Semana Mayor, es de la anécdota que ocurrió en particular el día de hoy.

Es rarísimo que yo vaya al banco previo a un día festivo, por lo regular procuro o ir muy temprano o de plano esperarme hasta el Sábado o dos días después que ya pasó el día de asueto. Sin embargo, por cosas del destino, hoy urgía depositar un cheque de la empresa donde yo trabajo y como me pidieron "el paro", accedí y fui.

La odisea, -por ser previo al Jueves Santo-, de por si ya pintaba para ser "caótica", desde temprano mi jefa intentó depositar el famoso cheque en una sucursal del HSBC aislada y desolada (que les recomiendo buscar siempre una surcursal así para no meterse en tantos líos y evitarse filas interminables), pero "no había sistema", así que poco antes de las 6 me fui a la sucursal de Campestre, que aunque yo sabía que iba a estar "¡Hasta la madre!"... Pero ¡hasta la madre del Gerente!... No sean mal pensados... El caso es que el famoso cheque se tenía que depositar y como yo tengo paciencia de "Santo Job", entré decidida a esperar el tiempo que fuera necesario.

Ya se podrán imaginar, la fila estaba que daba vuelta, los 3 chavos que estaban atendiendo en caja, lo hacían a 2 velocidades: "Lento y muuyyy lento".... Pero no me desesperé y así transcurrieron varios minutos que al final sumaron una hora y media de espera, y cuando casi llegaba mi turno, ¿Qué creen que pasó?... Los cajeros anunciaron que ¡Ya no había efectivo!!!

Menos mal que yo iba a hacer un depósito, pero hubieran visto el show que se armó. Una señora se puso como "león enjaulado" y a fuerza quería que la cajera le pagara su cheque. Reacción de lo más normal y estoy totalmente de acuerdo en que la señora estaba en todo su derecho de reclamar, ¿pero le pagaron su cheque cuando la vieron enojada?... Nahhh... su enfado no sirvió para nada, más que para hacer la fila más lenta de lo que ya estaba .

Yo llegué ahí poco antes de las 6, el banco lo cierran a las 7 en punto (y a veces antes), y aunque yo creía que me iba a "salvar" porque la transacción que yo necesitaba realizar era un depósito y no un cobro, me dio muchísima risa que cuandome tocó mi turno, la cajera me dijera que "Los depósitos se reciben sólo hasta las 6".

En otras circunstancias me hubiera enojado, pero quizá mi "auto coco wash" para no desesperarme por la espera, fue tan bueno, que me limité a sonreirle con "dientes de mazorca" y decirle: "yo estoy aquí desde antes de las 6", a lo que ella me respondió: "el sistema no sabe de tiempos de espera, ya son las 7, pero como todavía no hago el corte, te lo voy a aceptar"...

¡Ah mira que chava tan buena onda!... Me aceptó mi depósito, y si no lo hubiera hecho, juro que no me hubiera enojado ni peleado con ella, total, ni modo, lo peor que podía pasar era que tuviera que esperar hasta el próximo Lunes... y después del incidente de la señora (que por cierto seguía todavía ahí a un lado de la caja haciendo guardia), supe que la chava tuvo un día difícil y después de todo yo no iba a ser quien se lo complicara más.

En conclusión... A mi no me fue tan mal, como otros que todavía se quedaron cuando yo salí del banco, más de 1 hora después de que llegué, y la moraleja que queda después de esta anécdota es: Eviten como "la peste bubónica" ir al banco previo a un día festivo (sin importar si es HSBC o cualquier otra institución bancaria, puesto que todas están cortadas por la misma tijera), y así como la gente se "abastece" de "chelas" cuando va a haber "Ley Seca", procuren guardar efectivo si se acerca una festividad que amerite "puente" o fin de semana largo, y por último... es BITAL cultivar virtudes como "La Serenidad y Paciencia" (como diría el famoso Kaliman), para ponerlas en práctica cuando no quede de otra y haya necesidad de "Pretender" ir al banco -no sólo en Cuaresma- y "no morir" en el intento...

P.D. Estoy planeando muy seriamente la posibilidad de enviar una carta al corporativo de HSBC -que por cierto está ubicado en un edificio muy "fregón" en el DF- y aunque sé que no me harán caso, por lo menos podré desahogar toda esa mala vibra y frustración que me provoca su pésimo servicio.