"El Secreto" (El Libro)

on jueves, agosto 30, 2007
Terminé de leer el libro "El Secreto" y la verdad yo pensaba que me llevaría mucho más tiempo. No es un libro tan largo y es prácticamente lo mismo de la película, hasta parecería que estás leyendo el guión.

Creo que estuvo bien que hubiera visto primero la película (comenté acerca de eso hace algunos posts atrás), y bueno, pienso que para los que quisieran tener por escrito algunos de los preceptos y ejercicios que se mencionan en el video, comprar el libro puede ser una buena opción.

En resúmen "El Secreto" trata sobre la ley de la atracción, como aprender a obtener en todos los aspectos de tu vida, todo lo que deseas; mientras que el título del libro obedece a que esta ley de la física cuántica era conocida desde hace mucho tiempo por personajes importantes como Albert Einstein, Isaac Newton, Winston Churchill, Abraham Lincoln, etc... Todos esos grandes líderes que lograron cosas asombrosas en sus vidas, gracias a que tenían conocimiento del manejo de la ley de la atracción, pero no lo compartían con los demás, por eso lo de "El Secreto".

El libro dice que cuando deseas en verdad algo, simplemente debes enfocarte a desearlo, imaginarlo... De hecho menciona algunos ejercicios muy interesantes, en los que por ejemplo recomienda escribir una carta en la que expreses lo que deseas en tiempo presente, tal y como si ya lo tuvieras, ¿cómo te sentirías teniendo esa casa que deseas, ese trabajo, esa relación, etc? y luego dar gracias al universo por haberlo recibido.

El otro ejercicio (que a mi en lo personal me pareció interesante) consiste en dedicar un tiempo a "visualizar"´... Por ejemplo, puedes mirar el anverso de tus manos, concentrarte en la textura de tu piel, las uñas, incluso los detalles mas banales, si llevas anillos o pulseras, luego cerrar los ojos y recrear a detalle todo eso que observaste y por ejemplo imaginar que tus manos están sobre el volante de ese auto que deseas o según cual sea tu deseo (que aplica no sólo para cosas materiales).

Para muchas personas podría parecer irreal y un poco fantasioso todo esto, pero creo que los principios de los que habla este libro no son en lo absoluto descabellados, puesto que yo si creo que cuando deseas de todo corazón algo, o tienes una idea que surge de pronto y te inquieta, a la larga eso trae alguna consecuencia.

La mente es muy poderosa, y llama la atención que por ejemplo, este libro habla de que la gente que ha logrado algo en la vida, siempre afirma que antes de obtener el triunfo o alcanzar algo no tenía ni la menor idea de como llegaría a lograrlo, lo único que si sabía es que lo haría y eso me recordó a Soraya, quien un día dijo exactamente eso: que cuando ella tenía 5 años, ya sabía que se dedicaría a la música, no sabía cómo lo iba a hacer, pero la convicción de hacerlo siempre estuvo ahí.

En el libro se incluyen muchos testimonios de personas que cuentan anécdotas de como han aplicado a su vida "El Secreto", la que más me gustó fue la que hace referencia a "La Piedra del Agradecimiento", en la que un hombre cuya situación era difícil en varios aspectos de su vida, un día decidió meterse una piedra común y corriente en el pantalón, para que cada vez que metiera sus manos en los bolsillos, al tocarla lo hiciera pensar en algo por lo cual debía sentirse agradecido.

Esa pequeña actitud cambió su forma de ver la vida, y un día cuando le comentó a un amigo de África sobre esto. Dos semanas después recibió un e-mail de esa persona que le contaba que su hijo se encontraba gravemente enfermo y que necesitaba que le enviara 3 piedras del agradecimiento.

El hombre fue con su hijo a buscar las dichosas piedras en un arroyo (pues quería que fueran piedras especiales), eligió las que le parecieron más adecuadas y se las envió. Cuatro meses más tarde, el amigo africano le volvió a escribir comentándole no sólo que su hijo había recuperado la salud, sino que además había logrado vender más de mil piedras del agradecimiento a $10.00 dólares cada una y todo ese dinero que se recaudó lo destinó a obras de caridad.

Como mencioné ya, la anécdota puede sonar a algo fuera de la realidad, pero creo que la reflexión que refleja es muy válida y esta relacionada con el hecho de que muchas veces no son los objetos en si los que te dan suerte (como los amuletos, las imágenes de los santos, etc), sino la fe que cada persona pone en ellos y sobre todo influye mucho también la intención de la persona que te lo regaló.

No quiero extenderme más, a manera de conclusión sólo puedo decir que yo si creo en que cada persona tiene un mundo infinito de posibilidades y que efectivamente somos y propiciamos que suceda lo que pensamos... A fin de cuentas los pensamientos también son energía y la energía (dependiendo cual sea su carga o polaridad) atrae lo similar.

¿Así que por qué no empezar a trabajar desde ya en esa lista de deseos?

La mía es larguísima, pero entre las cosas más importantes están incluidas: un "Vocho" color naranja (que hace como un mes lo soñé y a partir de ese sueño estoy completamente segura que algún día lo tendré) , mi viaje de mochilazo a Italia y obviamente la guitarra roja de Soraya....

Como dato curioso puedo decir que hace unas cuantas semanas yo estuve pensando mucho en que necesito urgentemente unas vacaciones, y en estos días surgió la posibilidad de realizar un viaje a mitad del próximo año, al que obviamente no voy a perder la oportunidad de ir.

Por otro lado, entre mis sueños más "cotidianos" están los muebles para mi casa nueva en la que en un futuro no muy lejano será el hogar cálido y seguro donde un día viviré con mi propia familia...

Para todos ustedes -que siempre me leen- que aprendan a aplicar "El Secreto" y el destino les regale prosperidad en todos y cada uno de los aspectos de su vida.

Que así sea.

Historia en La Canción "Niña"

on domingo, agosto 26, 2007

La primera vez que escuché esta canción fue en la camioneta de mi amiga Claudia Zamarripa en una de esas tantas ocasiones en que la acompañé a El Paso, Tx.

Me acuerdo que esa vez, era ya de noche e íbamos saliendo del estacionamiento de un centro comercial, ella llevaba la radio encendida, y justo cuando íbamos a tomar el freeway de regreso a Juárez salió esta canción y entonces ella me dijo algo relacionado con el hecho de que era una canción muy padre.

En aquella ocasión, debido a que durante todo el camino conversamos de otras cosas, no pude concentrarme mucho en lo que decía la letra, pero reconozco que si me llamó la atención la música y la voz de Natalia, la chica que es la vocalista de "La Quinta Estación" (el grupo que la canta).

He de confesar que es raro que de los grupos o cantantes nuevos me guste alguno, y creo que "La Quinta Estación" es una de esas excepciones.

Cuando escuché esta rola por primera vez, yo ya había escuchado algunas canciones del grupo, pero no conocía muy bien que digamos su música, porque con ellos me pasó algo muy similar a como me ha sucedido con otros grupos o cantantes de los que me vuelvo fan: que comienza gustándome una canción, luego otra, hasta que termino comprando el cd completo y en el caso de estos chavos, últimamente me gusta mucho lo que están produciendo y en particular me llama mucho la atención la manera de interpretar de Natalia, quien a parte de esa voz tan padre, "Siente" y te "transmite" emociones a través de las letras que interpreta, y pienso yo que eso es algo difícil de encontrar, porque "Cantantes" existen muchos, pero jóvenes que además de cantar "interpreten" no es algo que se encuentra todos días.

Me gustan varias canciones de la 5ta, pero elegí esta en particular, porque a pesar de que desconozco la intención del grupo o a quien quisieron dedicarla, siento que aplica para muchas circunstancias diversas.

La primera de ellas (me imagino yo), una niña víctima de la guerra, o pudiera describir a la perfección -por lo que dice la letra- lo que siente una niña a la cual una violación le ha arrebatado de golpe su inocencia.

Tal vez exprese también las dudas y el temor que pudiera experimentar una chavita de secundaria o de prepa que de pronto se enfrenta a un embarazo no deseado, o en el más sencillo de los casos, habla también de esa necesidad que tenemos todas las mujeres de sentirnos protegidas, porque hasta la chava más fuerte y segura de si misma, lleva en su interior una "Niña" que la hace ilusionarse y sorprenderse con las cosas simples, pero al mismo tiempo cuando el mundo adulto la abruma con problemas y su cotidianidad, ella quisiera refugiarse en ese universo mágico de cuentos y de hadas que existe muchas veces bajo los dibujos del edredón de su cama, de la seguridad que da el que alguno de sus padres llegue y la rescate con un abrazo después de un mal sueño, y de todas esas cosas que sigues necesitando aún cuando te conviertas en una mujer adulta y es un poco lo que describe esta "Historia en La Canción".


"Niña" / Flores de Alquiler (2004) / Track 9


Get this widget
Share
Track details


"Niña"

-La Quinta Estación-

Hay una niña sola en su habitación,
jugando con el aire y su imaginación,
no comparte tesoros, ni tampoco secretos,
su universo es grande más que el mundo entero


Ella ríe sin saber porque, ella habla si saber porque
ella mira a su alrededor y no ve más que dolor...


Niña ¿qué va a ser de ti ?, sin sueños que cumplir,
con tu vida, no querrás seguir...
Niña ¿qué va a ser de ti?, sin sueños que cumplir,
con tu vida, no querrás seguir...


Cien noches de lágrimas y de fría oscuridad,
el calor más cercano, era el de la soledad,
tiene tanto miedo a que puedan entrar,
en su frágil burbuja de irrealidad...


Ella ríe sin saber porque, ella habla sin saber porque,
ella mira a su alrededor y no ve más que dolor...


Niña ¿qué va a ser de ti?, sin sueños que cumplir,
con tu vida, no querrás seguir...


Niña ¿qué va a ser de ti?, sin sueños que cumplir,
con tu vida, no querrás seguir...


Ella ríe sin saber porque, ella habla sin saber porque
ella mira a su alrededor y no ve más que dolor...


Niña ¿qué va a ser de ti?, sin sueños que cumplir,
Con tu vida, no querrás seguir...


Niña ¿qué va a ser de ti?, sin sueños que cumplir,
con tu vida, no querrás seguir...

Niña... no, no, uho, oh...

Niña ¿qué va a ser de ti?, sin sueños que cumplir,
Con tu vida, no querrás seguir...

Vivir Sin Expectativas

on martes, agosto 21, 2007

A veces siento como si hubiera dejado pasar muchísimo tiempo sin escribir algo. El otro día en esos lapsos eternos sobre avenida de la Raza cuando el semáforo cambia de rojo a verde (y que de todos modos tienes que seguir esperando porque los autos no avanzan y no logras pasar hasta la segunda vez que el semáforo cumple ese ciclo), pensaba en que curiosamente ya no escribo en el diario con la misma frecuencia o con la misma intensidad de describir a detalle todo lo que pienso y siento, algo que resulta muy evidente al hojear las páginas de mis diarios de años atrás.

Todos los días pienso mil cosas y me visualizo allá afuera como una persona totalmente diferente a lo que antes era. Sigo siendo demasiado cursi, pero al mismo tiempo –no sé si sea malo o bueno- ya no soy tan ingenua como antes, esto es, sigo soñando despierta, pero con los pies bien colocados en la tierra.

No puedo dejar de asombrarme de la velocidad con que avanza el tiempo, los días se siguen sumando uno tras otro y aunque en esta segunda mitad del 2007 no me parezco en nada a la persona que yo imaginaba sería para estas fechas, tampoco me molesta o me incomoda tomar conciencia de eso, porque creo que en todo este tiempo me he limitado simplemente a concentrarme en lo que estoy viviendo o haciendo en ese momento: en el trabajo, conviviendo con mi familia, platicando con una amiga, leyendo un libro, sentada en el pasto mientras alguien está a punto de darme un beso (justo cuando yo estoy a un millón de kilométros ausente), caminando sola en el estadio, jugando con “Poncho”, escribiendo algo, despierta de madrugada… ¡En fin!.... en pocas palabras, enfocada al momento presente, sin esperar nada más allá de lo que es.


Creo que eso se llama vivir sin expectativas”, no estoy enamorada, pero tampoco estoy triste, no desbordo ni irradio alegría, pero me siento bien de ánimo y me siento mucho mejor cuando en medio de lo cotidiano algun detalle simple me causa mucha risa, pero volviendo al punto: aunque mucha gente diga que no es bueno vivir sin planes a futuro, yo lo único que puedo decir al respecto es que la última vez que imaginé como sería mi vida, el tiempo y las circunstancias se encargaron de desabaratarlo todo y hoy estoy aquí otra vez ligera de equipaje, con un boleto sellado que no indica el lugar de destino hacia donde se dirije, pero que hasta ahora ha garantizado mi permanencia a bordo de tren que realiza la travesía por esta curiosa aventura llamada vida.

Si continúo comparando mi vida con un trayecto sobre rieles, puedo decir que en el interior del vagón en el que viajo, también veo a mucha gente: mi familia, mis amigos, personas cercanas con quienes convivo a diario y que han permanecido ahí conmigo durante muchas estaciones.

Yo lo agradezco, pero estoy consciente de que en el algún momento ellos se irán y abordarán el tren hacia su propio destino.

Está también quien asegura que se quiere quedar ahí conmigo en el asiento contiguo de modo permanente y aunque sé que su intención es buena, yo sólo me limito a tomar lo que él me ha ofrecido hasta ahora, porque tampoco puedo ser hipócrita y no reconocer que la cercanía y el contacto físico era algo que hacía mucho tiempo no tenía y me ha sentado bastante bien.

A través de la ventana, todos los días veo un paisaje diferente: días nublados, otros con calor intenso que se mitiga con una lluvia momentánea, algunos otros son demasiado triviales como para hacer referencia a ellos, pero se compensan con atardeceres hermosos y calles teñidas del color naranja por culpa de un sol gigantesco y redondo que me embelesa por completo antes de despedirse dejando atrás su reflejo tan intenso que no soy capaz de ver por mucho tiempo sin que me encandile.

No sé que pase más adelante… Creo que lo peor que podría pasar sería que yo llegara a cansarme de vivir sólo el momento presente y comenzara a buscar otra vez algo para lo que hoy –he caído en la cuenta- ni siquiera estoy preparada... o tal vez sea simplemente que a la par de vivir sin expectativas, la lección que me toca aprender ahora este relacionada con el hecho de "dejar de mirar hacia adentro" y enfocar mis sentidos y mis sentimientos un poco más hacia todo lo que se ve allá afuera, al otro lado del cristal.

Caballo de Troya III: Saidan (Continuación)...

on domingo, agosto 19, 2007


El Diario del Mayor comienza describiendo la última aparición de Jesús de Nazareth a sus discípulos, poco después de la crucifixión.

Así, entre las más variadas reacciones, que van del desconcierto de quienes no creían que la resurrección del Maestro pudiese ser algo posible, posterior a esta última aparición de Jesús (que según la crónica y datos de Eliseo y El Mayor fue la número 10), deciden despedirse y emprender un viaje para seguir las indicaciones de su amado maestro de dirigirse a Galilea.

Por su parte Eliseo y El Mayor, enterados ya del mal irreversible sufrido en sus organismos a causa del viaje a través del tiempo, toman la decisión de prolongar por su propia cuenta su estancia en la época de Jesús para atestiguar su vida pública.

Tras una maniobra que se torna peligrosa y arriesgada, trasladan "La Cuna" a Jericó, ciudad más antigua del mundo, en la que Juan Bautista, brindó ese primer sacramento a Jesús y la primer sorpresa que se llevan al llegar a ese lugar es descubrir un lugar de indescriptible belleza y variedad de vegetación, del cual en la época que provienen ellos no queda absolutamente nada.

Jason se traslada hasta Saidan, para ir en busca de la familia de los Zebedeo. Al llegar ahí, Santiago y Juan lo reciben y Jason les pide acompañarlos durante algunos días y ellos se disculpan alegando que su padre está muy enfermo y aunque para efectos del viaje y durante todas sus intervenciones en la vida de los personajes de esa época, Jason se había hecho pasar por un mercader griego, con ciertos dotes de adivino y astrólogo (cualidades que le valieron ganarse la amistad de Poncio Pilato, quien era un hombre extremadamente supersticioso), la profesión real de Jason o el Mayor es la de médico del ejército y por esa razón se ofrece a revisar al padre de los Zebedeo.

Esta parte del libro es muy interesante, porque cuando él llega a revisar al padre de Juan y Santiago, en ese momento se encuentra con un "rofé" o Doctor, quien curiosamente también había sido amigo cercano de Jesús... pero lo interesante de esta anédcdota es que El Mayor revela que aún sin haber cruzado palabra alguna con él, esta persona "saca a flote" de inmediato que él es Médico, y lo que impresiona a Jason es que en esa época, los hombres que rudimentariamente se dedicaban a curar los males del cuerpo humano, eran también muy supersticiosos y la mayoría de las enfermedades las atribuían a los espíritus malignos.

Para estas alturas, los discípulos, influenciados por un comentario de Juan Marcos, (un niño de 12 años quien era un fiel seguidor de Jesús), por accidente logró presenciar cuando Jasón desapareció "entre una nube de humo" (al momento de subir a "La Cuna" para trasladarse a Jericó), provocando que los discípulos comenzaron a dudar y a cuestionarse si Jason no era un "ángel del señor"; por lo que a sugerencia de Eliseo, tuvo que preparar un "truco" (que no les voy a revelar en que consistió para no quitarle emoción cuando lean el libro) que pudiera discipar todas esas dudas que se cernían sobre él.

Bueno, pero para no hacer más largo esto y lo que uno espera con ansia loca mientras avanza páginas al libro, es llegar a la parte donde El Mayor se encuentra de nuevo con Jesús. Esto sucede en plena madrugada en una playa de Saidan, a donde El Mayor acude por invitación de los Apóstoles a pescar, y mientras ellos se encuentran a bordo de las lanchas buscando los bancos de peces, Jesús se presenta de pronto ante él y tiene una conversación muy interesante en la que en cierta forma le da a entender que las sagradas escrituras han sido malinterpretadas y lo más sorprendente: A pesar de que el maestro tiene la forma física con la que todos lo conocieron, los aparatos que analizan ese encuentro desde "La Cuna", revelan que el cuerpo de Jesús carece de todos los órganos internos que posee un ser humano, dando a entender con ello y también a través de su conversación que se encuentra ya bajo otra forma de vida (por la que aparentemente pasaremos todos) y que además Él es un ser venido ¿de otra dimensión?

Al siguiente día, sucede algo increíble: Jesús se presenta de nuevo muy cerca del lugar donde se encuentra estacionada "La Cuna", presentando así la oportunidad soñada para que Eliseo (que en los 2 primeros viajes permaneció todo el tiempo dentro de la nave), pueda conocerlo y es impresionante la reacción que él tiene al estar a unos cuantos pasos, pues después de todo para cualquier persona normal sería algo impresionante poder ver de frente a Jesús ¿no?

Lo más interesante de este tercer libro es sin duda alguna todas las cosas que Él les comparte durante esas charlas, es impresionante que Jesús sabe que estos dos viajeros provienen de una época futura y que en cierta forma Él los ve también como si fueran dos apóstoles más que al volver a la época moderna llevarán su mensaje de amor y fe.

No me quiero extender más de lo que ya lo he hecho, tan sólo puedo decir que Jason y Eliseo en este tercer viaje viven situaciones que van de lo peligroso a lo sublime y casi al final El Mayor interrumpe su relato justo en la parte donde él se aventura en compañía de los apóstoles y de María con destino hacia Saidán, para luego hacer una pequeña narración de las cosas que María, la madre de Jesús -en una conversación- le compartió acerca de los primeros años del Mesías y en los que podemos enterarnos no sólo de que tuvo más hermanos, sino de que vivió en Alejandría, que en sus primeros años aprendió a hablar griego, que jamás hubo aparición alguna del "Ángel de la anunciación", cuando la huída para escapar de la matanza ordenada por el rey Heródes, y que José (el padre de Jesús), efectivamente era carpintero, pero se enfocó mucho más a ser contratista de construcción, lo que además de permitir ofrecerle a su familia una posición económica mucho más desahogada, fue también el motivo por el cual él murió en un accidente de la obra.

Jesús no sabía cuál era su misión y tampoco tomó consciencia de su naturaleza divina casi hasta cuando ya se había convertido en un hombre adulto; creció siendo un niño muy normal y mucha de su sabiduría la adquirió durante sus primeros años en Alejandría y también debido a la educación tan esmerada que recibió de sus padres, quienes sabían que Jesús era "El Hijo de la Promesa", pero lejos de su divinidad, ellos lo veían más como "un libertador político" que vendría a expulsar a los romanos de Jerúsalen.

En su niñez Jesús vendía quesos y mantequilla que Él mismo preparaba para costearse sus clases de música, le gustaba pintar y moldear con arcilla (y en su época elaborar figuras con forma humana o retratar el rostro de una persona se consideraba como algo "sacrílego").

Así fue como creció Jesús, pero de sus juegos, su forma de ver la vida y sus primeras apariciones públicas, las conoceremos muy posiblemente en la siguiente parte del relato incluido en el diario de El Mayor, pues por lo pronto hasta aquí llega el viaje...

Soraya: A Life Of Music, a Legacy Of Hope

on miércoles, agosto 15, 2007

Hace apenas unos cuantos días me enteré a través del blog de Any y Tamara de que la versión en inglés del libro autobiográfico de Soraya titulado: "Soraya: A Life Of Music, a Legacy Of Hope" saldrá a la venta en los primeros días del mes de Octubre, casi 1 año después que se publicó su homónimo en español: "Con Las Cuerdas Rotas".

Any y Tamara publicaron en el blog una traducción muy completa del comunicado de prensa que Alison Provost, editora de la versión del libro en inglés emitió para comentar acerca de como llegó el manuscrito original de Soraya hasta sus manos.

El libro ya se encuentra en pre-venta a través de Amazon, y lo interesante para los que somos fans y también para los que no lo son tanto, es que esta versión en inglés contará con 80 fotografías inéditas y personales, así como con los testimonios de varios de los amigos y familiares más cercanos de Soraya, quienes expresan lo que la propia Soraya, al ser una chava tan sencilla, no se hubiera atrevido nunca a decir sobre ella misma.

Como lo dije hace algunos meses atrás, el libro en español, al leerlo te estremece por dentro, porque habla de los orígenes de Soraya -que te hacen darte cuenta de donde provenía toda esa fortaleza de espíritu que ella poseía-, tiene detalles que te arrancan una sonrisa, anécdotas interesantes y sorprendentes que te llevan a conocer mucho más del ser humano que de la artista, y sobre todo, etapas de su vida tan dolorosos y fuertes que además de hacerte reflexionar, propician que valores mucho más tu condición de mujer, tu salud y tu vida, independientemente de las circunstancias en las que te haya tocado vivir.

A principios de esta semana me daba "de topes" por no haber podido plasmar acerca de esto en el blog por falta de tiempo, pero me alegro de que haya sido así, porque además de la noticia del libro de Soraya, hoy también me he enterado vía el blog de Tere que se acaba de descubrir el gen que inhibe la multiplicación de células humanas.... En otras palabras, el gen que evita el cáncer en los seres humanos.

Conozco varias personas que han perdido familiares a causa de esta terrible enfermedad, pero cuando leí la nota en el blog de mi colega bloguer, la primera persona que vino a mi mente fue Soraya y no pude evitar desear con todo mi corazón que ella hubiera sido una de las personas que gracias a ese adelanto de la ciencia, hubiera tenido la posibilidad de seguir aquí, compartiendo su música y sus letras tan padres con todos nosotros.

Es una gran noticia, y coincido con Tere, que a pesar de que no se ha difundido como debiera, es un motivo que toda la humanidad tiene para celebrar... Por otro lado y respecto a Soraya, siempre es padre saber que a poco más de 1 año de que ella ya no está físicamente con nosotros, su legado y su sueño de seguir tocando vidas a través de la concientización y el diagnóstico oportuno como armas poderosas para combatir esta terrible enfermedad, continúan más vigentes que nunca.

A modo de conclusión y a parte de decir que la foto que eligieron para la portada del libro en inglés: ¡Me encanta!, cito textualmente lo que Alison Provost concluye en el comunicado de prensa:

"Este libro es una inspiradora historia sobre su logro personal y te deja la pregunta sobre ¿qué más puedes hacer por la vida que tienes? Pues como Soraya escribió:
"Todos tenemos un tiempo limitado en la tierra. Elegir hacer las cosas que queremos con ese tiempo, es lo que determina si somos felices o no".
Nosotros esperamos que "Soraya, una vida en la música, un legado de esperanza", te inspire, sea que estés con salud o estés luchando en tiempos difíciles.

Alison Glander Provost
CEO de Power Pact, Soraya marketing company
y editora de sus Memorias
en compañía de Joyce Fleming, Manager de Soraya.

¿Qué Ha Pasado en Estos Días?

on sábado, agosto 11, 2007
Esta semana tuve muy "abandonado" el blog porque anduve en "zumba".
Aunque el cierre de edición de FB! no estuvo tan pesado, tuve mucho trabajo fuera, primero le ayudé a una amiga con un ensayo de un libro -que estaba interesante-, también porque hace casi dos semanas operaron de nuevo a mi amiga Diana (afortunadamente ahorita ya está en su casa recuperándose) y también porque hace como 2 semanas me encontré a Vicky Naranjos (quien por cierto está estrenado blog) en casa de otra amiga y me comentó que los chavos de la agencia donde ella trabaja traían entre manos un proyecto muy padre que tiene que ver con una serie de dibujos animados y había pensado en mi para involucrarme en la realización de los guiones.
El Sábado pasado fui a hablar con ellos, me platicaron la idea que traen entre manos y me pusieron una prueba: realizar un guión con los elementos de la historia que ellos están desarrollando ya en animación por computadora.
La verdad estoy nerviosa, porque yo nunca he hecho nada de eso, pero si me gustaría que lo que yo hago se ajustara a lo que ellos necesitan porque además de que me encantaría participar en el proyecto, sería una buena oportunidad para aprender algo totalmente distinto a lo que ya he hecho como comunicóloga.
Esos son los motivos que me mantuvieron alejada en estos días del blog. Tenía muchas ganas de escribir, pero los 5 días de la semana que acaba de terminar anduve "a gorro" todo el día, ni siquiera tuve tiempo de llevar al "Poncho" al parque. Todos los días lo saco a que camine un rato, pero también ya se acostumbró a que todos los fines de semana nos vamos juntos de paseo, y cuando no lo llevo, obviamente se pone muy inquieto, aparte de que me ladra muy enojado y yo sé bien que su ladrido es un reclamo.
Tampoco he podido postear la segunda parte y final de "Caballo de Troya", tengo varios correos pendientes de contestar y esta semana a José (el chavo del que hablaba en el post de ¿Amor sin atracción?), tampoco le he podido dedicar mucho tiempo que digamos... Me quiero partir en dos, pero no puedo, llego a mi casa y termino en "calidad de bulto" y me tengo que organizar bien, porque siempre, la última parte del día la utilizo para actualizar el blog, para leer un ratito el libro que tenga en turno, escribir en el diario si algo me intranquiliza y no puedo prescindir de ese tiempo, porque es básico y me alivana mucho darme ese espacio para mi.
Aún así, estoy contenta, creo que he hecho muchas cosas en los últimos días: Visité a Diana en su casa y me dio mucho gusto saber que ya está mucho mejor, aparte del libro que tuve que leer para ayudarle a mi amiga con su tarea, leí uno sobre Ángeles (que luego les platico de que se trata) y pues respecto a este chavo con el que estoy saliendo, a pesar de que el viernes antepasado lo bajé bien gacho del avión, me volvió a buscar, platicamos otra vez el Jueves pasado (a pesar de que yo tenía poco tiempo disponible) y decidí darme la oportunidad de seguirlo tratando y conociéndolo mejor.
La verdad me siento rara, confundida respecto a eso, porque siento que algo "no encaja", pero sé que soy yo, que vengo arrastrando muchas cosas del pasado todavía. Sigo creyendo que él necesita otro tipo de mujer totalmente diferente a lo que soy yo, pero por otro lado el saber que es un buen hombre, que a pesar del descontón que le di, siguió insistiendo y me hizo saber que en verdad tiene muchas ganas de que lleguemos a algo padre juntos, es lo que me hizo caer en la cuenta de que tal vez yo misma estoy cerrando la puerta a la posibilidad de ser feliz con una persona que tal vez si vale la pena, antes de haber intentado conocernos mejor.
No sé que vaya a pasar, no quiero pensar mucho en eso, estoy viviendo desde hace tiempo al día, sólo lo que es, sin expectativas de nada y justo cuando he adoptado esa visión, se están dando muchos cambios a nivel personal y laboral.
Haber que pasa, mañana es Domingo, hay un plan padre de salir (creo que voy a aprovechar para tomar fotografías) y pues bueno, si de repente me ven medio "desaparecida" ya saben que es por cuestión de chamba más que nada, pero pueden tener la seguridad de que el blog no va a quedar "abandonado", así tenga mil cosas que hacer, siempre me daré tiempo para venir aquí, puesto que ya saben que para mi escribir es como respirar.
¡Buen Fin de Semana y nos leemos pronto!

De Tormentas y Atardeceres Maravillosos...

on miércoles, agosto 01, 2007

Comienza el octavo mes del año, en mi perspectiva personal lo veo como si fuera un caleidoscopio que me refleja mil cosas diferentes. Por un lado la gran cantidad de cosas que están cambiando en todos los aspectos de mi vida; en el otro extremo aparecen todos los ciclos y las historias a nivel personal y emocional que vengo cargando en el equipaje de vida desde hace un buen rato y no he podido cerrar o concluir; mientras que en el otro lado de la moneda está mi realidad tangible, todo lo que soy y las circunstancias (buenas y malas), que prevalecen en mi vida en este momento, y que hay días en que me hacen sentir extraña, o visualizar todo cuanto me rodea como si fuera parte de un sueño.

El Lunes de esta semana, por ejemplo, cuando iba camino al trabajo, me tomó por sorpresa una tormenta muy intensa. En cuestión de segundos mi visibilidad frente al cristal delantero del auto, se hizo nula y tuve que encender además de las luces, las señales intermintentes, porque incluso así, corría el riesgo de no ser "visible" para los otros conductores que también se encontraban en medio de la carretera en ese mismo momento.

Fue una sensación muy extraña, darme cuenta en un instante de que estaba completamente sola: Nadie en el asiento trasero que me dijera: "Vete más despacio y maneja con cuidado", ni tampoco nadie en el asiento de al lado que sin palabras y con una simple expresión me hiciera saber que a pesar de mi poca experiencia al volante, confiaba en mi.

Yo iba demasiado despacio, conocía el camino, pero no veía más allá de un metro, y lo más curioso de todo fue que a pesar de que la tormenta no cedía, y de que ese sentimiento de incertidumbre combinado con toda esa diversidad de pensamientos que desfilaban por mi mente en ese mismo instante, caí en la cuenta también de que no tenía miedo, (si el carro hubiera fallado y me hubiera quedado varada ahí no me hubiera desesperado), porque algo me decía que independientemente de lo que pasara, de que la calle se estaba inundando, yo no podía deternerme por ningún motivo y debía continuar con mi camino.

Afortunadamente llegué bien a mi trabajo. Mi carro, que es un modelo viejito, aguantó "bara" la prueba, y aunque parezca "supersticioso" decirlo, durante todo el camino me sentí protegida, porque todos los días al salir de casa, me persigno antes y tengo la costumbre (no sé de donde, quizá de algún lado donde lo leí), de rezar una pequeña oración mientras el motor del carro se calienta, encomendarme a Dios y al Ángel del Manejo, protector de los guiadores, y en el casi año y medio que llevo manejando en esta ciudad de locos y baches, nunca me ha pasado nada.

Ya han pasado varios días desde ese incidente, ha seguido lloviendo, y la madre naturaleza me ha regalado al salir del trabajo unos atardeceres hermosísimos...



El del Martes fue sobre un horizonte lleno de nubes grises que ocultaban la puesta de sol, pero que en compensación filtraban en los recovecos donde la nubosidad no cubría al cielo, una gama de rayos luminosos en tonalidades naranjas y rosas, que al extenderse de lo más alto para atravesar la montaña y perderse en la tierra, me hicieron recordar que siempre que veo ese fenómeno pienso en que esos "rayos" son escaleras al cielo, por las cuales descienden las almas de todos los bebés que están naciendo en ese instante, mientras que por la otra suben las almas de todas las personas que han fallecido, y dejan este plano terrenal después de haber cumplido su misión.

El atardecer de este primer día de Agosto fue diferente, pero no por ello, dejó de ser hermoso, es como si Dios estuviera de un humor distinto cada día y lo expresara dibujando como en un lienzo una pintura diferente cada día, que se puede apreciar desde cualquier punto de la ciudad.

A veces... Aunque el día haya sido difícil o cansado, detalles como ese o tener la posibilidad de percibir con los sentidos esas ocasiones en que Dios permite que para nosotros los humanos sea perceptible por unos cuantos instantes su presencia y sus majestuosas escaleras hacia el cielo, eso le da sentido a mi vida y hace que un día trivial se convierta en uno que ha valido la pena vivir sólo por eso.

En el inicio de este octavo mes, me siento como una mujer muy distinta a lo que yo imaginaba hace algún tiempo sería cuando proyectaba mi vida, que en ese entonces conjugaba en tiempo futuro.

Hay mil cosas que me inquietan, un buen de situaciones y problemas triviales que tengo que empezar a resolver; pero me siento tranquila, vivo en paz y sé que tengo la posibilidad de cambiar las cosas que no me gustan o con las que ya no estoy de acuerdo.

Tal vez tenía que experimentar esa parte del día en la tormenta, para darme cuenta que habrá ocasiones en que mi vida estará en forma similar a las condiciones atmosféricas de ese día, y que a pesar de eso, yo nunca me debo detener.

Gracias por el aprendizaje de ese día.