"Mamma Mía", La Película.

on viernes, agosto 29, 2008

El Jueves fui a la premiere de "Mamma Mía", la película nueva de Meryl Streep y Pierce Brosnan (¡Paparrín!).

Apesar de que yo no soy "Fan" de los musicales, ni tampoco conozco mucho que digamos la música de Abba, el trailer me llamó mucho la atención desde que lo vi en los adelantos de películas que pasaron durante la función de "Sex and the City".

Yo no sabía que "Mamma Mía" era un musical inspirado en las canciones del legendario grupo Abba, ni tampoco tenía idea de que hubiera sido uno de los más exitosos y taquilleros en Broadway, que se representó en más de 170 ciudades a lo largo de 10 años en los que fue visto por más de 90 millones de espectadores.

A mi no me llaman mucho los musicales... Creo que el único que me fascina es "El Fantasma de la Ópera" (por todo lo que representa en la carrera de Sarah Brightman y todo lo que hay detrás de la creación de Andrew Lloyd Webber), pero en el caso de "Mamma Mía", aunque la comedia musical -y más dentro del cine- podría ser un género difícil, que no a todo mundo le gusta; a mi me "jaló", porque al ver el trailer me dio la impresión de que se trataba de una película "divertida", y si en los créditos estaba Meryl Streep, era garantía de que no se trataba de un "churro" musical...

Bill (Stellan Skarsgard), Sam (Pierce Brosnan) y Harry (Colin Firth).

La historia es muy simple: Donna Sheridan (Meryl Streep), es una mujer que tiene un viejo hotel en la cima de la montaña de una paradisiaca isla griega y su única hija Sophie (Amanda Seyfried), está a punto de casarse, pero para su boda quiere que su padre esté presente; pero como la identidad de él es algo que su madre nunca le ha querido revelar, a través del viejo diario de Donna, descubre que en la vida de su madre existieron 3 hombres importantes.

Sophie les escribe a los 3 haciéndose pasar Donna y los invita a la boda. Ella jura que cuando los vea frente a frente, sabrá cuál de esos 3 hombres es su padre; pero la cosa se complica, porque los 3 amores del pasado de su madre, además de ser tipos maravillosos, vienen a confundirla más, y si a esto agregamos el lío que se arma cuando Donna se entera y todo el alboroto que hay alrededor de la boda -al cual contribuyen mucho las amigas de toda la vida de Donna-, quienes en su juventud integraron junto a ella el grupo "Dynamo", todo esto da como resultado una comedia muy divertida.

La premisa es sencilla y la trama se desarrolla sin demasiadas complicaciones, es una cinta, en la que se enredan y se desenredan los hilos de una historia donde la amistad, los reencuentros con los amores del pasado que nunca se olvidan (¡Uy tema escabrozo!), y las decisiones que marcan para siempre tu vida, son contadas a través del pop sueco de Abba.

Lo más destacable de la película, además del reparto, es la fotografía, las locaciones y de las escenas que más me gustaron está cuando de camino a la iglesia donde se casará la hija de ambos, Donna (Meryl Streep) le canta a Sam (Pierce Brosnan) "The Winner Takes It All", una canción cuya letra era muy hermosa, pero al mismo tiempo cargada de mucho dramatismo... Además del momento cuando Donna ayuda a Sophie a vestirse para la boda; y está también el número final donde aparecen los créditos, que es muy divertido.

En pocas palabras, "Mamma Mía" está ridiculamente divertida, una de las cosas que se me hizo muy padre de esta movie, es que se nota que Meryl Streep (al igual que los otros actores) se divirtieron mucho filmándola. Eso es algo que se percibe desde la primera escena y que demuestra la versatilidad de esta gran actriz, que tiene una capacidad histriónica impresionante y lo mismo puede darle vida a un personaje tan simple como Donna Sheridan o construir una personalidad tan compleja como "Miranda Prestley" en "El Diablo Viste a la Moda" ("Devil's Wears Prada").

Los expertos en cine dicen que la ventaja que esta película tiene, es que fue escrita y dirigida por el mismo equipo de producción que creó el musical, (por cierto Tom Hanks es productor ejecutivo), y también que allí donde el escenario se quedaba pequeño y limitaba las secuencias musicales sobre el escenario del teatro, en la película, se soluciona sacando máximo partido a las locaciones con sus bellos paisajes y formidables vistas, (casi todo se desarrolla en el hotel de una isla en Grecia), lo cual da como resultado que la narración se enriquezca y por supuesto, la hagan todavía más cinematográfica.

Ya por último quiero comentar que pude estar en la premiere aquí en Cd. Juárez, gracias a mi amiga Clau Muñoz, quien "me hizo el día" al enviarme en un "sobre misterioso", un pase doble, que fue muy padre descubrir en el interior de una invitación formal como para asistir a una boda.

Conclusión: "Mamma Mía" es una película "Palomera" (lo cual se traduce a que no es la gran producción, pero cumple con el objetivo de divertirte) y pues bueno:

- Si eres fan de Abba y te gustan los musicales: ve a verla...

- Si no eres fan de Abba y no te gustan los musicales, pero quieres ver una película divertida que te distraiga: ve a verla también...

- Si no te gusta Abba, odias los musicales y las historias simples: Busca otra película en cartelera o de plano no vayas al cine...

Yo creo que la siguiente película que veré será la de "Amor Letra por Letra" una producción mexicana con Silvia Navarro y Plutarco Haza, pero mientras eso sucede, aquí termino mi post y les dejo como siempre, fotitos de producción.

Meryl Streep y Julie Walkers con la directora: Phyllida Llyod.

P.D. ¡Graaaaacias Clau por el pase!... ¿ves que te cuesta portarte bien?... Pero invítame más seguido a las premieres ¿no? (jijijiiijiji)...

¡Buen fin de semana!

Ángeles Entre Nosotros (Reloaded)...


Hace ya más de 2 años empecé a escribí en el blog sobre él... La verdad ya no lo recordaba, pero en estos últimos días en que me lo he estado encontrando en el estadio a donde voy a caminar, siempre que lo veo a lo lejos me pongo a pensar en que a pesar de que solamente intercambiamos en una ocasión una breve conversación, es impresionante el hecho de como una persona común y corriente, a través de una acción tan sencilla puede cambiarle no sólo el día, sino la vida entera a alguien y convertirse así en un Angel Terrenal.

Yo siempre he creído en Los Ángeles, desde siempre me ha llamado mucho la atención todo lo que tenga que ver con ellos y aunque mucha gente comparte en libros y foros, anécdotas de como en algúna circunstancia difícil o momento duro de su vida, de "la nada" alguno de ellos se hace presente al materializarse como una persona desconocida que los ayuda a salir de su problema y luego desaparece sin que jamás vuelvan a verle; en esta ocasión yo no quiero hablar de ese tipo de ángeles, sino de aquellos que -incluso sin darse cuenta ellos mismos- son Ángeles Terrenales.

De un año a la fecha, me he convencido de que más allá del tipo de seres celestiales alados y con aureola en los que todos pensamos cuando escuchamos la palabra "Angel", existe otro tipo más especial y cercano a nosotros, conformado por: Los Ángeles Terrenales...

¡Es más!, igual tu tienes uno muy, muy cerca, y lo conoces, pero no te has dado cuenta... Pero si pones un poco más de atención y te concentras en observar a tu alrededor, podrás identificarlo fácilmente.

No necesitas tener un "Don" especial para poder hacerlo... Pues estos seres especiales brillan por si mismos, los reconocerás fácilmente porque en lugar de "Alas", tienen una sonrisa hermosa que todo lo ilumina, una mirada súper transparente y por lo regular son personas súper nobles, que en más de una ocasión han hecho algo por ti o que te beneficia aunque sea de modo indirecto... ¡Ah! y muy importante, son de las pocas personas que tienen la capacidad de disolver tu tristeza en un instante y que saben exactamente que decir, para hacerte sentir bien y hacer que en tu cara se dibuje una sonrisa, sobre todo después de haber tenido un día pesado o difícil.

Si tienes la fortuna de que sea Tu Mejor Amigo (a), una característica muy peculiar que los identifica es que, sólo cuando comparten tiempo contigo y sabes que está a tu lado, tienes una sensacion de tranquilidad, proteccion y seguridad muy padre que es difícil de describir con palabras, y que podría resumirse a "Sentir que alguien te cuida" mientras está ahí.

Existen muchas historias hermosas sobre Ángeles... Hace poco un chavo con el que trabajo, me contó una muy hermosa que hablaba acerca de que cuando los seres humanos realizamos una acción buena, nuestra alma (que supuestamente está alojada a la altura del corazón), emite una luz resplandeciente, y que precisamente esa es una de las características especiales para poder identificar a un ángel, porque a diferencia de nosotros, la de ellos brilla en forma permanente.

Yo no sé si eso sea cierto o no, pero me pareció una idea no tan descabellada, porque tengo la plena convicción de que muchos de los ángeles que cohabitan con nosotros en este mundo, se encuentran desperdigados por todos lados, metidos en un disfraz de ser humano, muchas veces para pasar "desapercibidos" ante los demás y poder cumplir con discresión con la misión que les haya sido encomendada...

¿Conoces a alguien así?... Yo sí... Y aunque insisto, muchas veces ni ellos mismos se dan cuenta del "bien" que hacen (como el muchacho del estadio), la realidad es esta: Existen un montón de Ángeles Entre Nosotros... Incluso puede ser que tu mismo seas uno de ellos y no lo sepas, pero el chiste es nada más abrir un poquito más los sentidos y analizar con detenimiento a tu alrededor para poderlos ver...

¡Que tengas suerte en tu búsqueda!

Tu Vida en Una Frase de 6 Palabras...

on miércoles, agosto 27, 2008

¿Podrías describir tu vida en una frase de 6 palabras?...

Hace tiempo cuando al famoso escritor Ernest Hemingway le pidieron que escribiera una historia con 6 palabras, el respondió: "For Sale, baby shoes, never worn", con lo cual demostró que una historia puede contarse utilizando muy pocas palabras.

En el 2007 la revista Smith pidió a su lectores que hicieran un ejercicio similar, y trataran de reseñar su vida en una simple frase, para luego enviarla a la oficina de redacción, y la respuesta de la gente fue tal, que se hizo un libro que se titula: "Not Quite I Was Planning" (que sería algo así como: "No Precisamente Lo que Yo Planeaba"), y reseña las memorias de todas estas personas, pero al mismo tiempo también contiene las de personajes famosos como: Stephen Colbert, Amy Sedaris, Dave Eggers, Richard Ford, Deepak Chopra y Moby, entre otros.

Un aspecto muy interesante de este libro es que las respuestas que se obtuvieron fueron de lo cómico, pasando por lo extraño, sin dejar de lado lo agridulce (no en vano cada cabeza es un mundo ¿no creen?), y así encontramos frases tan fuertes como: "Cursed with cancer, blessed with friends” ("Maldecido con cancer, bendecido con amigos") o “I still make coffee for two” ("Todavía hago café para dos"), también hay una muy chistosa y bastante sabia: "No Wife, No Kids, No Problems” ("No esposa, no niños, no problemas")... que sería más o menos la traducción.

Hasta este punto con toda seguridad tú ya estás "maquinando" en esa cabecita loca que Dios te dio, tu propia frase, pero déjame decirte algo antes de que pienses que ya tienes la frase perfecta...

El rollo de este ejercicio es que no pueden ser palabras sueltas, no puedes intentar describir la esencia de tu vida con un ejemplo como este: "amor, amistad, alegría", lealtad, etc, etc, tiene que ser una oración completa utilizando únicamente 6 palabras y que den una idea de lo que fue tu vida en realidad.

¿Cómo ves? ¿Te avientas a hacer el ejercicio?, si tu respuesta es "Sí", pero te cuesta resumir la esencia de tu vida en una frase simple con tan sólo 6 palabras es que probablemente haya algo en tu interior que no esté bien ¿Será?.

Eso es lo que dicen los expertos, quienes opinan que los seres humanos siempre tendemos a realizar un balance para averiguar si vamos bien o vamos mal, si estamos o no en el camino correcto; puesto que según ellos, cuando tú logras verbalizar algo, significa que sabes exactamente lo que quieres y hacia dónde vas.

Yo escuché sobre este libro, en el programa de radio de Fernanda Familiar (para variar), ese día, ella elaboró una frase muy interesante que decía: "Los Buenos Amigos Nunca Están Lejos", 6 palabras con las que no sólo consiguió verbalizar una idea, sino reflejar también la relación que ella tiene con sus amigos y el lugar preponderante que tiene en su vida un sentimiento tan padre como La Amistad.

¿Interesante no?... Yo no he leído el libro, pero creo que como otras veces me daré a la tarea de tratar de conseguirlo, y si lo logró ya les contaré después ¿sale?.

Mientras tanto, antes de despedirme, yo les dejo mi frase:

"Páginas de Colores Conforman Mi Vida".

Creo que no necesito explicarla mucho, quienes me conocen y también quienes visitan mi blog con frecuencia, saben que mi vida está llena de matices: un día puedo amanecer súper contenta, otros estar triste o de "malas", y esa diversidad de estados de ánimo son como colores que quedan plasmados cada vez que escribo algo... (por eso también el título de este blog).

Por último, si alguien quiere escribir su frase y compartirla ya sea en su blog o en los comentarios de este será bienvenido (a)... Así que: ¿Cuál es la frase que define tu vida?

¡Buena Mitad de Semana!

Historia en La Canción: "Drowned World" - "Substitute For Love".

on domingo, agosto 24, 2008

Domingo, día que marca el término de un ciclo y el inicio de otro con una nueva semana. Esta es la última del mes y como ya es costumbre en este espacio, se ha llegado de nueva cuenta el momento de publicar "La Historia en La Canción".

Esta vez la rola que he elegido es muy especial, porque la persona que la interpreta es La Eterna Reina del Pop: "Madonna".

Para los seguidores y no seguidores de su música, Madonna es ya considerada como un ícono de la música del Siglo XX, porque a pesar de sus escándalos, de las controversias que genera en cualquier lugar a donde va y de todo lo que se dice y no se dice de ella, es una gran artista, por la cual siento una profunda admiración por el simple hecho de que siempre ha sido una gran visionaria, ya que es una de las pocas artistas que con más de 3 décadas en la escena musical, siempre ha logrado reinventarse y así mantenerse vigente.

Muchos opinan respecto a esto, que tras el éxito Madonna no hay otra cosa más que un gran montaje de mercadotecnia, que es la columna vertebral de su carrera... Puede que sea así, pero lo que si es de reconocerse es que todo lo que ella hace, siempre está a la vanguardia en cuanto a música y moda, ella siempre marca la pauta y todo lo que sucede después o viene detrás de ella, ya es simplemente "Una copia Barata".

Son muchos los temas que podrían ser emblemáticos de esta rubia que recientemente acaba de cumplir 50 años, pero para esta "Historia en La Canción" elegí: "Drowned World" o "Substitute For Love", por ser una rola de ella que me fascina (puedo oirla 20 veces seguidas sin aburrirme, porque la música hace que se me vaya "El Santo al Cielo") y porque cuando comencé a analizar la letra, me di cuenta que es una canción que capta perfectamente la esencia de lo que ha sido la vida de Madonna desde el momento en que se convirtió en una figura pública.

Como dato adicional, sólo les comparto que esta canción (incluída en el disco "Ray of Light" y posteriormente en GHV2-Greatest Hits, Volumen 2-), fue la que dió título a la quinta gira mundial de Madonna en el año 2001 y en la que marcó un precedente en la historia, al ser la primer artista en vender 97,000 mil tickets de entrada para 6 espectáculos distintos ¡en tan sólo 6 horas!

Insisto, más allá de las controversias, Madonna es Madonna aquí y en China, y a pesar de su aparente "Frivolidad", con los años ha logrado una notable evolución que refleja mucho de su vida personal y creo que finalmente logró conseguir una estabilidad emocional (aunque mucho se rumora que actualmente está divorciándose de su esposo Guy Richie).

Sea como sea, logró tener una familia y también continuar vigente en el siempre difícil y competitivo mundo de la música...

El cuestionamiento que me queda después de haber "desmenuzado" esta letra es: ¿Podrá existir un substituto para el amor? (creo que podría ser una buena pregunta para hacerle a Madonna en entrevista ¿No creen?).

¡En fin!... Con esta canción (que va dedicada también para Clau Muñoz), cerramos el mes de Agosto -y siento yo- es el pretexto perfecto para poder unirnos a la celebración de "La Noche de La Nostalgia" que justo hoy se celebra en La Republica Oriental del Uruguay.

¡Larga Vida a La Reina del Pop!!

"Drowned World" - "Substitute For Love" / "Ray Of Light" (1998) / Track 1.



"Drowned World" - "Substitute For Love"

I traded fame for love
Cambié el amor por la fama
Without a second thought
Sin pensarlo dos veces
It all became a silly a game
Todo se convirtió en un juego tonto
Some things cannot be bought
Hay cosas que no se pueden comprar

I got exactly what I asked for
Recibí exactamente lo que pedí
Wanted it so badly
De mala manera
Running, rushing back for more
Corriendo, apresuradamente quería más
I suffered fools so gladly
Tuve que soportar a gente indeseable


And now I find
y ahora descubro
I've changed my mind
he cambiado mi forma de pensar

The face of you
El rostro de ti,
My substitute for love
Mi substituto para el amor
My substitute for love
Mi substituto para el amor
Should I wait for you
debería esperar por ti
My substitute for love
Mi substituto para el amor
My substitute for love
Mi substituto para el amor

I traveled round the world
Viajé alrededor del mundo
Looking for a home
Buscando un hogar
I found myself in crowded rooms
y me encontré a mi misma rodeada de multitudes
Feeling so alone
Sintiéndome tan sola

I had so many lovers
Tuve muchos amantes
Who settled for the thrill
quienes estaban sólo por interés
Of basking in my spotlight
para aprovecharse sólo de mi fama
I never felt so happy
y nunca me sentí feliz

The face of you
El rostro de ti
My substitute for love
Mi substituto para el amor
My substitute for love,
Mi substituto para el amor
Should I wait for you,
debería esperar por ti
My substitute for love,
Mi substituto para el amor
My substitute for love,
Mi substituto para el amor...
Mmhhh, ooohhh, mhhh

Famous faces, far off places
rostros famosos, lugares lejanos
Trinkets I can buy
joyas que pueda comprar
No handsome stranger, heady danger
Ningún apuesto extraño, peligroso
Drug that I can try
droga con que intentar...

No ferris wheel, no heart to steal
Sin viajes eternos, sin corazones que robar,
No laughter in the dark,
Sin risas en la oscuridad,
No one-night stand, no far-off land
sin aventuras de una sóla noche, en tierras lejanas,
No fire that I can spark
Sin fuegos que pueda avivar...
Mhhhh, Mhhh...

The face of you
El rostro de ti
My substitute for love,
Mi substituto para el amor
My substitute for love,
Mi substituto para el amor
Mhhh... Mhhh...
Should I wait for you
debería esperar por ti
My substitute for love
Mi substituto para el amor
My substitute for love
Mi substituto para el amor...

Now I find I've changed my mind,
y ahora descubro que he cambiado mi forma de pensar...
This is my religion...
Esta es mi religión...

"Las Guitarras de Soraya".

on viernes, agosto 22, 2008
Escena del video: "Casi".
Para nadie es un secreto la profunda admiración que siento por Soraya. Como fan que soy, siempre, de alguna forma o de otra he tratado de mantener vigente en este espacio su recuerdo y su legado; precisamente porque una persona como ella, que nos dio tanto -no sólo como artista- merece ser recordada no sólo por quienes amamos lo que ella fue en vida; sino que a través de un post como este, se puede difundir su misión y dar a conocer un poquito de toda esa luz que como ser humano irradiaba para todas aquellas personas que jamás escucharon hablar de ella ni conocieron su música.
Este es un artículo que encontré hace tiempo en internet, en el que la marca de guitarras "Epiphone" le realizó una entrevista a Soraya para hablar de su música, las guitarras y de su lucha contra el cáncer.
Mandolina en escena del video: "De Repente"
Concierto en Chile / Foto Cortesía de: Tamara Fedes.
Como músico de conservatorio, Soraya dominaba la mayoría de los instrumentos de cuerda (violín, mandolina, arpa, etc), pero en el caso de las guitarras, con el transcurso de los años, ella logró obtener una gran colección.
Para muchos de los fans, sería un sueño que esas guitarras -que supongo actualmente están en poder de su padre: El Sr. Gregorio Lamilla- algún día fueran exhibidas.
La guitarra roja con la que Vane y yo "alucinamos barato"...
A mi en lo personal, me fascina una guitarra roja con un diseño de flores -que según tengo entendido, ella misma diseñó- así como también otra guitarra electroacústica que en el diapasón y distribuídos en el espacio que corresponde a cada traste, tiene grabadas las letras que conforman su nombre.
La Guitarra de las iniciales en la presentación de Viña del Mar en el 2005.
Yo estoy casi segura que estas dos guitarras eran de sus favoritas, con frecuencia aparecía en varias presentaciones con alguna de ellas. La segunda que menciono, fue la que me tocó presenciar como la eligió en lugar de otra guitarra negra padrísima y fue con la que decidió salir a tocar el día que la conocí en el desayuno de la Fundación Susan G. Komen.
El artículo estaba en inglés y yo intenté más o menos traducirlo y aquí se los comparto... A Soraya le debo muchísimo (ella puso en mi camino a Mi Mejor Amiga) y no está de más decir que este escrito que ahora comparto con ustedes, se lo dedico a ella:
Vane, Solecito, este post es para ti.
**************************************
Jueves 30 de Agosto, 2005.

"Estrella Internacional Charla Con Epiphone"

Escena del video: "Cómo Sería". (Isla Negra, Chile).
Pocos artistas incorporan múltiples facetas a su musicalidad, personalidad y sensibilidad de un modo tan bien delineado como Soraya.
Una compositora, guitarrista, arreglista, productora y cantante, Soraya ha sido bendecida con una distintiva y sensual voz.
Desde las primeras notas de sus canciones, tú simplemente sabes que es ella y no podría ser nadie más.
A lo largo de su ascendente carrera, la música de Soraya ha sido elogiada de diferentes maneras: Como armónica, original, incisiva y poética. Su música es conocida por sus melodías atemporales y por la reflexión que provocan sus letras.
Don Mitchell de Epiphone, recientemente tuvo oportunidad de conversar con ella acerca de su carrera y su lucha contra el cáncer.
EPI: Cuéntame cómo empezaste en la música y a tocar la guitarra.
SORAYA: "Yo Escuché tocar a mi tío mientras nosotros vivíamos en Colombia y me enamoré de la música. Yo le pedí a mi papá que me consiguiera una guitarra, porque de alguna manera yo sabía lo que tenía que hacer. Tenía 5 años de edad en ese tiempo".
EPI: ¿Es este el primer recuerdo de cuando se empezó a dibujar tu música?
SORAYA: "Sí, en un punto temprano de mi vida, fui fascinada por la relación entre la voz y la guitarra y entendí la música que yo había escuchado. Mi tío tocaba música tradicional Colombiana, que es muy de guitarra y se basa en historias contadas".
EPI: ¿Algún otro miembro de tu familia es músico?
SORAYA: "Sólo mi tío, aunque mis padres eran grandes fans de la música. La música siempre fue tocada en nuestra casa y durante cada reunión familiar".
EPI: A medida que creciste musicalmente, ¿existe un artista en particular que te haya hecho pensar: "Yo quiero hacer esto"?
SORAYA: "Sting, primero con "Police" y luego como solista. Me hizo volar lejos como Peter Gabriel, y estuve convencida de que un día yo podría escribir una canción como "In Your Eyes".


EPI: Cuéntame acerca de tu primera presentación.
SORAYA: "Mi primera presentación fue en la sala de la casa de mi familia. Yo era el entretenimiento cuando mis padres invitaban amigos. Mi primera actuación pública fue como violinista en el Carnegie Hall, y mi debut como cantante y compositora fue en un pequeño club, cerca de donde yo iba al colegio".
EPI: Tu dices que tu tío te influenció para que avanzaras hacia la guitarra, pero sobre esto, ¿Qué es lo que te gusta?
SORAYA: "Amo el sonido del instrumento, como se mezcla con mi voz. También me encanta como puedes tomarla en cualquier momento".


EPI: Tu has sido aclamada por la crítica no sólo como intérprete, sino como compositora también ¿Cómo escribiste tu primer canción?.
SORAYA: "Yo era muy joven... ¡Y la canción era horrible!, hablaba de algo acerca de mi primer perro".
EPI: ¿Escribes principalmente en la guitarra?
SORAYA: "Yo escribo en la guitarra, pero a veces en el piano y en otros instrumentos como el tiple colombiano".
EPI: ¿Qué te gustaría hacer para el Opening de Los Billboard Music Awards 2005?
SORAYA: "Un montón de diversión, una presentación explosiva".

EPI: Has tocado con tu "Epiphone Wildkat" roja, ¿Qué te gusta de esta guitarra?
SORAYA: "Es muy sensible, se siente grandiosa y se ve tan impactante en el escenario".
EPI: Por cierto... Felicidades por haber sido galardonada con el Grammy Latino 2004 en la categoría de mejor cantautor.
SORAYA: "¡Gracias!, me emocionó. Al principio pensé que habían cometido un error al contar los votos... Pero luego, cuando finalmente recibí el Grammy, me sentí abrumada. He trabajado muy duro para desarrollar mi arte, y fue genial obtener el reconocimiento de la industria.
Ahora he sido nominada como el mejor álbum pop femenino por "El Otro Lado de Mi", y se siente tan bien saber que tu trabajo ha sido reconocido".
EPI: ¿Prefieres presentaciones en vivo o en el estudio?
SORAYA: "Son dos monstruos diferentes. Me encanta la energía de un espectáculo en vivo. Mis shows son 100% en vivo, pero siempre hay cosas técnicas a las cuales hacer frente, el factor humano, olvidar una letra, o una nota que falta, y también está la diversión de improvisar fuera de la banda y el público. ¡Me encanta todo eso!
El estudio es más controlado y me permite crear y desarrollar mis ideas".

EPI: Tu produces tus propios proyectos, ¿Te gustaría aspirar a producir los de otros?
SORAYA: "Ahora mismo estoy con la producción de mi propio trabajo y escribiendo para otros. He hecho algunas colaboraciones externas y después cuando mi trabajo disminuya, me gustaría poder hacer más".
EPI: Tú has sido muy abierta en tu batalla contra el cáncer y contra todo pronóstico has logrado vencer la enfermedad y regresar triunfadora al escenario, ¿Qué le dirías a otras personas que quizá atraviesan la misma batalla?
SORAYA: "Ha sido una experiencia muy difícil, pero afortunadamente de la cual he sido capaz de obtener un crecimiento positivo.
De cara a la dificultad y la incertidumbre, he sido capaz de desarrollarme no sólo como músico, y compositora, pero también como mujer y como ser humano... A otros quisiera alentarlos a celebrar cada gramo de esperanza que tienen, obtener información y educarse acerca de la enfermedad que padecen, sino también de los tratamientos, de como ayudar a su propio cuerpo a sanar.
Mi participación con la fundación Susan G. Komen, así como con otros grupos, ha modificado profundamente mi vida. Más que palabras les ofrezco mi ejemplo de como puede llevarse una vida de calidad, todavía después del cáncer".
EPI: Te hemos visto mucho con tu guitarra acústica "Epiphone Masterbilt EF-500R", ¿Qué te parece esta?
SORAYA: "¡Me encanta!, ha viajado conmigo a todos lados el tour entero y se mantiene como un campeón".
EPI: ¿Quién hizo los gráficos de la parte delantera de la guitarra?
SORAYA: "Fui yo, un día me puse a hacer garabatos y decidí trasladar mis ideas a la parte frontal de la guitarra. Yo quería que se viera como un mar de inspiración tatuado".
EPI: ¿Qué sigue para ti?
SORAYA: "Ahora estamos tratando de hacer algunos conciertos en Latinoamérica, luego volvemos a los Estados Unidos para seguir con el tour y realizar más eventos de activismo contra el cáncer. Espero en Diciembre poder estar de vacaciones".
¿Qué será de tu guitarra sin tus manos?, ¿Qué será de la música sin tus canciones?

Apuntes Finales de La Bitácora de Viaje...

on miércoles, agosto 20, 2008

El famoso "Cuaderno del Hippo" donde se encuentra plasmada La Bitácora de Viaje.

Las últimas páginas de la Bitácora de Viaje las escribí prácticamente en plena carretera y asimilando cada cosa que viví como si yo misma fuera espectadora de una película que corre en cámara lenta y en formato blanco y negro... O quizá como si pudiera estar inmersa visualizando el sueño de alguien más.

Cuando salimos de Puerto Vallarta, volvimos a recorrer -sólo que ahora en sentido inverso- la carretera de carriles estrechos y montañas verdes con las cúspides llenas de nubes. Poco antes de llegar a Guadalajara, alguien sugirió que llegáramos a esa ciudad para visitar el rancho y el restaurante de la Familia de Vicente y Alejandro Fernández: "Los Tres Potrillos".

Desconozco si fue por el cansancio o porque después de 7 días, el ánimo de todos ya no era el mismo. Faltaban dos puntos más por cubrir del itinerario para dar ya por terminado ese viaje: El Santuario de San Juan de Los Lagos (ahí mismo en el estado de Jalisco) y el de "El Santo Niño de Atocha" en Fresnillo, Zacatecas.

El regreso a Cd. Juárez estaba programado para el día Lunes, una semana después de haber iniciado el viaje. Luego de la visita a "Los Tres Potrillos", surgió un altercado que mermó el entusiasmo de todos los que viajábamos en ese camión: Por alguna extraña razón tanto los organizadores del tour, como los dos choferes, decidieron que esa noche "deambularíamos" por La Perla Tapatía para hacer tiempo y llegar hasta la mañana del día siguiente al Santuario de San Juan de Los Lagos.

Cerca de las 10 de la noche, el camión se estacionó en una de las callecitas de la zona centro de Guadalajara, muy cerca de la catedral y de La Plaza del Mariachi. La idea era que todo mundo se bajara en esa parte de la ciudad a "Turistear" por casi 3 horas, cosa con la que nadie estuvo de acuerdo, puesto que aparte de que era muy noche ya para andar en la calle (y más en una ciudad desconocida), la mayoría de mis compañeros de viaje tenían que presentarse en sus trabajos el día Lunes y perder todo ese tiempo, implicaba sumar todavía más cansancio al ya de por si pesado camino de regreso.

El primero en protestar fue un muchacho que al no estar de acuerdo con eso, delante de todos le expresó su desacuerdo a la organizadora del viaje, y en la efervesencia de la discusión, sacó a relucir que él estaba inconforme porque para él no se había cumplido con todo lo que estaba estipulado en el paquete vacacional, argumentó además que se había sentido discriminado por tener que pagar una cantidad adicional para poder tener acceso a una habitación para él y su pareja (el chico era gay), además de que en Puerto Vallarta tuvo que esperar hasta las 3 de la tarde para que le entregaran las llaves de su habitación (siendo que todos arribamos a esa ciudad cerca de las 12:00 pm).

La situación se puso bastante tensa, pero pienso que él no tenía razón. En primera porque el incidente de no haber recibido su habitación a tiempo, era una circunstancia que ya no estaba en manos de las organizadoras, puesto que eso era rollo del hotel. Respecto al costo, todos los viajeros compartimos el hospedaje tanto en México como en Vallarta y únicamente a los matrimonios o familias completas que así lo solicitaron, se les asignaron cuartos para ellos solos.

La organizadora del viaje no tenía porque saber que este chico era homosexual, las reservaciones se hicieron con mucho tiempo de anticipación y al pagar el costo total de las vacaciones, todos estuvimos conscientes de que pedir cuartos individuales representaba un costo distinto al que se ofrecía en la cotización original.

Él tuvo mucha oportunidad de aclarar esa situación muchos meses antes de realizar el viaje y no lo hizo, y por esa razón era injusto que reclamara algo como eso, siendo que ya había disfrutado del hospedaje y la transportación.

A pesar del escándalo que hizo, y de que a partir de ahí se la pasó exhortando a todo mundo para que al llegar a Cd. Juárez se unieran a él para interponer una demanda por "incumplimiento y discriminación", nadie le hizo caso, porque él era el único inconforme. El resto de los pasajeros con lo único que no estuvimos de acuerdo fue con el hecho de tener que pasar todavía más horas sentados a bordo del camión, perder tanto tiempo en una misma ciudad, siendo que podíamos partir en ese mismo momento, llegar a San Juan de Los Lagos -sin importar que fuera de madrugada- puesto que dentro de lo acalorado de la discusión, y con afán de plantear una solución al problema, alguien comentó que ese Santuario permanecía abierto durante las 24 horas.

Debido a lo tenso de la situación, habría sido muy probable que el plan de ir a ambos santuarios se desechara y que emprendiéramos ahí mismo el viaje de regreso. De todos los pasajeros que íban a bordo, sólo una mamá jovén y su hija tenían como objetivo llegar hasta ese lugar para "Pagar una Manda", que es como se le llama en México al hecho de ofrecer una ofrenda o sacrificio para un Santo del cual se recibió un milagro o favor especial.

Un ejemplo de esto son los peregrinos que llegan caminando desde su lugar de origen hasta La Basílica de Guadalupe y entran de rodillas hasta el altar, para agradecer el haber recuperado la salud o la resolución de un problema o circunstancia grave.

Para esas alturas del viaje yo ya estaba muy cansada y lo único que quería era regresar a casa. No recuerdo en que punto del camino me quedé dormida y a partir de alli todo lo que recuerdo es como si hubiese sido un sueño.

Toda la noche continuó lloviendo y yo me desperté de sobresalto justo cuando sentí que alguien me tocaba la cara con el anverso de la mano. Al abrir los ojos descubrí del otro lado del asiento a José, quien lo primero que hizo fue preguntarme si había descansado, usando un tono demasiado cariñoso y un adjetivo que ahora ya no recuerdo.

Luego de responder a su pregunta, confirmé por lo que me dijo que estábamos ya en San Juan de Los Lagos. Sentí muchísima pena, porque yo había estado "roncando" a grito pelado y apoyada sobre el asiento sabrá Dios por cuantas horas y en ese lapso, él permaneció durante todo el tiempo velando mi sueño (¿o debería decir mis ronquidos?)...

El caso fue que, a pesar de que hacía más de 1 año yo había dejado las cosas en claro con él (al darme cuenta que yo no podría corresponderle y por lo mismo sólo lo haría perder el tiempo con una relación de noviazgo), durante esa madrugada, el simple hecho de saber que estuvo cuidando de mi -quién sabe por cuanto tiempo-, me hizo dudar si esa decisión tomada en el pasado fue o no la correcta, porque a pesar de que hasta ese momento yo estaba segura de que jamás llegaría a sentir nada por él, confieso que si me movió grueso el tapete y me inspiró ternura que alguien me cuidara así de esa manera, porque en definitiva era algo que hacía mucho tiempo no experimentaba, y ni siquiera recordaba ya que se sentía que alguien hiciera eso por mi.

En ese instante dudé si en aquel entonces hice bien en negarle y negarme la posibilidad de intentar enamorarme... Ya no le dije nada y así inmersa en esa serie de pensamientos y emociones confusas, disimulé que tenía sueño, me acomodé de nuevo en mi asiento, de manera que él no tuviera posibilidad alguna de volver a hacer lo mismo.

Supongo que él entendió eso y volvió a reclinarse en su propio lugar para intentar dormir también, mientras yo veía tras el cristal húmedo de la ventana, la imagen de una especie de mercado o central de camiones sintiéndome por dentro desconcertada, nostálgica y desprotegida al mismo tiempo.

No sé cuanto tiempo transcurrió. La mamá joven y su hija regresaron al camión, al parecer no encontraron abierto el santuario, y para pagar su "Manda" permanecieron un breve lapso orando desde la puerta del templo. Cuando volvieron al camión, emprendimos ahora si el camino de regreso a Ciudad Juárez.

Después de eso ya no pasó nada relevante, lo que más recuerdo es que al día siguiente, José y yo platicamos demasiado, y si por ejemplo el camión se detenía en los locales donde vendían cosas en la carretera, él siempre me preguntaba ¿si no se me ofrecía algo? y nos sentábamos juntos a comer.

A poco menos de 6 horas de volver por fin a casa, él aprovechó que compartíamos un pay de piña en un descanso de la carretera, para invitarme a comer el Sábado siguiente... Y no sé si era que yo estaba tan "vulnerable" o simplemente me dio "cosa" decirle que no, al darme cuenta que le costó mucho trabajo pedirme eso, disfrazando su intento tras una plática trivial.

Afortunadamante nunca me llamó, lo cual me llevó a confirmar mi teoría de hace 1 año. José lo único que busca es tener a alguien en su vida -lo cual es totalmente válido- pero para él da igual que sea yo o cualquier otra mujer.

El epílogo de esta historia me evoca el momento en que el camión entró por fin de nuevo a mi querida y desértica Ciudad Juárez. Como todas las pocas veces que he salido de la ciudad, en cuanto vi las luces del lugar que durante toda mi vida ha sido mi casa, me sentí contenta de haber regresado y en ese instante se apoderaron de mi unas ganas locas de estar de nuevo en mi mundo, rodeada de mis cosas y platicar o escribir acerca de todo cuanto había visto y vivido durante los 7 días en que recorrí del desierto al bosque y del bosque al mar.

Este viaje me dejó muchas cosas: Me enseñó las primeras lecciones para aprender a estar a solas conmigo misma, a tener la convicción de que puedes estar en el lugar que menos hayas imaginado conocer con sólo trabajar y proponerte alcanzar ese destino; y también me lleno el alma con demostraciones de afecto que la verdad yo ni siquiera esperaba recibir...

Aprendí que El Mar me dio un"revolcón" no sólo físico, sino también a nivel interno; me di cuenta que la nostalgia que llevaba guardada en la maleta, en algún punto del viaje se me perdió, así que ya no extrañé ni eche de menos como yo pensaba que sucedería...

También me ayudó a valorar todo cuanto tengo y no tengo en mi vida, a darme cuenta de que gracias a un ángel terrenal que vive en la parte sur del continente siempre estuve acompañada y que a pesar del espacio físico vacío se puede tener tan cerca y llevar a todos lados a través del pensamiento y del alma, a alguien que hizo que yo deseara con todas mis ganas, que esas fueran mis primeras y últimas vacaciones sola...

Aquí termina La Bitácora de Viaje, pero estoy segura que la vida me dará en un futuro no muy lejano la posibilidad de volver a abrirla, para atrapar a nivel tinta y papel una aventura nueva y distinta.

¡Nos leemos hasta entonces!!!

Bitácora de Viaje: "Las Cosas Simples en Puerto Vallarta".

on domingo, agosto 17, 2008

No sé porque razón pasa, pero a pesar de que no lo veas, una vez que llegas a donde se encuentra el mar, algo te hace saber que ya estás ahí.

Así han sido todas las veces que he estado muy cerca del océano... Bueno, esta era apenas la segunda vez, así que cuando llegamos a Puerto Vallarta, por más que buscaba en el horizonte el reflejo del agua, esta no se veía; pero el aire, el ambiente, además de un ligero y salado olor a húmedo, me hicieron saber -mucho antes de visualizar cualquier señalamiento en la carretera- que habíamos llegado por fin.

Ya era cerca del mediodía cuando empezamos a recorrer la avenida principal de ese puerto. Supe que era una calle importante, porque además del tráfico, en ambos bordes de la acera aparecieron uno a uno los hoteles de 5 estrellas, locales de la franquicia de "Sr. Frog", lo que de inmediato te sitúa en plena zona turística.

El hotel donde nos hospedamos estaba ubicado en pleno corazón del centro de la ciudad y pegado junto al mar. El trayecto desde la entrada al puerto, hasta ese punto donde terminaba nuestra travesía, fue un poco largo y lento, pero la vista era agradable en cualquiera de los dos extremos de la ventanilla desde donde quisieras asomarte.

Todo mundo comenzó a entusiasmarse en cuanto vio el mar... Parecía que el reflejo del sol sobre las olas, había borrado además de los indicios de una noche de tormenta, todo el cansancio y las horas acumuladas por el viaje en carretera.

Lo primero que vimos y nos impresionó a todos, fue un barco enorme que estaba anclado a la orilla del muelle. Era un trasatlántico ¡hermosísimo! que en cuanto lo descubrías no podías dejar de verlo y que por la vivacidad de sus colores, nos hizo saber de inmediato pertenecía a Disney World.

En la parte del casco, tenía un diseño padrísimo y la figura de un Mickey Mouse y un Goofy, ambos colgados de una especie de andamio, (tal y como si estuvieran pintando o reparando esa parte de la embarcación); Y yo, al igual que todo mundo -de haberlo podido hacer- me habría bajado ahí mismo para poder verlo más de cerca y tomarle algunas fotos.

El tiempo apremiaba y ya casi era la hora de la comida cuando por fin llegamos al hotel. Perdimos todavía más tiempo en lo que el enorme camión en el que viajábamos, intentaba estacionarse en la callecita estrecha donde quedaba ubicado el hotel y luego, en el proceso de bajar todo el equipaje y esperar a que nos asignaran las habitaciones se nos fue una buena parte de la tarde.

Una vez que estuve instalada, y como siempre contraria a los planes del grupo (cuando decidieron irse primero todos juntos a comer), yo preferí darme un baño, porque a pesar de que me sentía muy cansada, me moría ya de ganas de salir a "Saludar al Mar".

Después de 7 largos años de no vernos, el mar me ofreció un rostro muy distinto. Era similar a encontrarte después de tanto tiempo con un "viejo conocido", a quien luego de no verlo durante un período considerable, cuando vuelves a hacerlo, sabes que es alguien que conociste en el pasado, pero al mismo tiempo, te desconcierta porque sabes que ya no es el mismo...

El mar, con su estruendoso sonido, con sus olas insistentes golpeando sobre las rocas fue hacia mi encuentro y correspondió a mi saludo, pero de igual forma me hizo saber de algún modo, que pensaba acerca de mi, exactamente lo mismo que yo de él.

Sin importar que ambos ahora tuvieramos un rostro tan distinto, fue emocionante volver a verlo y esta vez si, desde la orilla, tocarlo y dejar que con la densidad de su espuma rodeando mis piernas y con las partículas de roca disgregada (que percibía con la piel bajo mis pies), me inspirara un profundo sentimiento de respeto y miedo.

Miedo, por experimentar tan sólo una milésima parte de su fuerza, y respeto por saber que esas olas que llegaban hasta a mi, representaban tan sólo un eco distante de todas las historias entretejidas en la parte más oscura de sus profundidades, que viajaron miles de millas náuticas, mucho antes de llegar hasta esa orilla para reencontrarse conmigo y también con todo aquel que quisiera acercarse a la playa y sentirlo.

Me sentía contenta, pero al mismo tiempo incompleta y extrañando mucho. Así que después de un breve lapso en que su majestuosa inmensidad acrecentó en mi el sentido de la lejanía, lo primero que se me ocurrió fue buscar un pedazo de madera o una roca puntiaguda que pudiera servirme para poder trazar un mensaje en la arena, de la misma forma que mi Mejor Amiga lo hizo algunos meses atrás en un lugar en el que yo nunca he estado.

Sé que fue poco original hacer eso, pero algo en mi interior me impusó a hacerlo. Era lo que sentía y necesitaba, así que poco después de que el mar borró por completo la leyenda que yo había escrito sobre la arena, se me ocurrió sacar de la mochila la grabadora de mp3 para comenzar a grabar el primer audio desde la playa.

Al parecer al mar no le gustó tanta solemnidad y nostalgia reunidas en una sola persona... Mhh... Cómo decirlo... Siento como que pensó que eso era algo que quedaba fuera de lugar en plenas vacaciones. Entonces, tal y como si el "espíritu travieso" de esa persona que yo tanto extrañaba se hubiera hecho presente; "El Mar" esperó a que estando yo totalmente confiada, grabando mientras caminaba con el agua cubriéndome hasta las rodillas, no pudiera hacer nada cuando de pronto una ola inmensa se me vino encima y me tiró.

En el suelo, embarrada de arena y toda mojada comencé a reirme sola de esa mala pasada que el mar me había jugado... Pero la risa me duró muy poco cuando en la mochila que llevaba atada a la espalda, comenzó a escucharse un zumbido bastante fuerte que transformó mi risa en miedo, al caer en la cuenta de que adentro de la mochila traía la cámara fotográfica y también el celular.

Como pude me levanté y abrí la bolsa de inmediato, la cámara a salvo, cuaderno de notas como "buñuelo" y con las hojas con todas mis anotaciones literalmente borradas y hechas "mierda", mientras que el celular con la pantalla en blanco y vibrando como si fuera a explotar...

Por fortuna, la cosa no pasó a mayores, el celular, después de casi 3 años conmigo, obviamente "murió ahogado", pero el chip (que era lo que a mi más me preocupaba), revivió en otro celular nuevo que compré en una sucursal de Telcel al día siguiente... Pero lo que siempre voy a recordar de esta anécdota fue: 1. Si Vane hubiera estado ahí, se habría reído de mi como 1/2 hora seguida y 2. Creo que al mar no le gusta la gente con tanta solemnidad.

Las Cosas Sencillas en Puerto Vallarta.


Pocos días son los que se necesitan para darse cuenta que Puerto Vallarta es una ciudad que según lo que necesites te ofrece mil rostros distintos.

Mi rutina, estando ahí era muy simple. Por la mañana me levantaba muy temprano (para agandallar el baño), luego salía a buscar donde desayunar, y ya "con la panza llena y el corazón contento", mochila cargada con cámara, una pluma muy especial en la bolsita de zipper, Cuaderno del Hippo y paraguas bajo el brazo, (puesto que ahí también todos los días llovía), salía para perderme durante todo el día con toda la intención de conocer la cotidianidad de la gente del puerto.

Al siguiente día de nuestro arribo, con el pretexto de ir a comprar un celular nuevo y buscar también el barco de Disney, recorrí a pie toda la zona hotelera y gracias a eso, encontré en el camino, la posibilidad de ver por primera vez en mi vida, como un río desemboca en el mar.

No tuve suerte, el barco de Disney ya se había ido -así me lo hizo saber una oficial de marina-, pero el no haber tenido éxito en mi búsqueda, representó la posibilidad de llenar mis sentidos con muchas imágenes y sonidos de una ciudad viva y en constante movimiento.

Puerto Vallarta es una ciudad que se encuentra distribuida en forma de "Media Luna". En la curvatura que bordea toda la bahía se encuentran todos los hoteles, restaurantes, antros y negocios enfocados a los turistas. El común de la gente vive en el otro extremo de la ciudad, y parecieran dos mundos distintos, en el que un lado de la moneda te ofrece la rutinaria quietud de las zonas residenciales, mientras que en el otro, el bullicio y el continuo ajetreo de los turistas nacionales y extranjeros que llegan procedentes de todos lados.

Eso lo descubrí abordo de un camión urbano, en donde tuve oportunidad de conversar con una chica que por mi acento norteño, se dio cuenta de inmediato que yo venía de fuera, mientras que ella, con esa peculiar forma de hablar que tienen los costeños, durante los minutos que duró el trayecto de la zona hotelera hasta el punto donde yo tenía que bajarme para llegar hasta mi hotel, me compartió un breve resúmen de su vida, de las cosas que hacía, me invitó a comer a su negocio, y todavía aparte me dio instrucciones de como llegar hasta el zoológico de Puerto Vallarta.

Que el atardecer te sorprenda en El Malecón de Puerto Vallarta es toda una experiencia, pues a medida que el sol comienza a declinar, la calle comienza a llenarse de gente que va y viene por ambos extermos de la acera y la atmósfera que se percibe te hace sentir como si tu mismo formaras parte de una gran fiesta que dura hasta el amanecer.

Barco Pirata "Marigalante".

Mientras caminas, tienes la visión del mar, adornado con los primeros destellos de luces en la oscuridad de embarcaciones antiguas como "El Marigalante" (un barco pirata que ofrece un recorrido por toda la bahía y en cuanto el cielo oscurece presenta un espectáculo de luces y juegos pirotécnicos). Una anécdota curiosa es que la primera vez que lo vi me asustó con el estruendo de sus cohetes que al no ubicar yo de donde procedían pensé que eran "balazos" (la paranoía de provenir de una ciudad violenta a todo lo que daba).

Pelícanos descansando sobre el techo de uno de los hoteles.

Están tambien los pelícanos, que con su "vuelo perfecto" te transmiten tanta paz al sobrevolar a escasos milimetros del agua. Por desgracia, el lente de mi cámara nunca pudo captar uno planeando y dejándose llevar por el viento antes de doblar sus alas y posarse sobre las aguas, sorteando el vaivén de las olas... Durante todos esos días que estuve en Vallarta, pasé muchas horas sentada en la arena nada más para ver lo más de cerca posible ese espectáculo infinito.

Pero más allá de la visión natural del mar, El Malecón te ofrece también un museo al aire libre donde el arte urbano de los escultores que moldean figuras de arena y las estatuas de bronce te llevan a imaginar un mundo de historias y leyendas que se relacionan con el mar.

Las esculturas de bronce que vas descubriendo a medida que avanzas entre la gente es quizá lo que más te sorprende. Hay algunas con formas y figuras armónicas, tal es el caso de "La Fuente de la Amistad", que se ubica en pleno corazón de la zona céntrica de Puerto Vallarta y cuyos delfines entrelazados, elaborados por el artista James Bud Bottoms, fueron una donación del gobierno de Santa Bárbara, California para conmemorar la hermandad de ambas ciudades. Se esculpió a partir de una leyenda indígena de los indios de california, que cuenta que unos hombres naufragaron y lograron salvarse convirtiéndose en delfines.

La Fuente de La Amistad.

También está la figura de "Tritón y Nereida", obra de C. Espino. Esta escultura fue colocada en 1990, y "El Caballito", de Rafael Zamarripa, (que según cuentan fue derribada por fuertes vientos cuando estaba en la zona de Olas Altas) y la que se encuentra ahora sobre El Malecón es una réplica de la anterior.

"Tritón y Nereida"
"El Caballito"
"La Naturaleza como Madre"

Está también la escultura de "La Naturaleza como Madre" del artista Adrián Reynoso, "La Rotonda de los Magos", ubicada exactamente a la mitad del corredor del Malecón y que son 7 figuras eclécticas en forma de silla elaboradas por Alejandro Colunga.

"La Rotonda de Los Magos"

Muy cerca de ahí también se encuentra "La Nostalgia" de Ramiz Barquet, que representa la nostálgica figura de dos enamorados tal vez despidiéndose durante una puesta de sol.

"La Nostalgia"

A lo largo de toda la calle vas encontrando diversas figuras, algunas simpáticas y alegres, mientras que otras son impresionantes y grotescas.

"Los Milenios"

Dos de las que más me llamaron la atención fue: "Los Milenios" de Mathis Lídice, y que es una escultura conformada por una mujer con una paloma entre las manos (en la parte más alta de la escultura), seguida de la figura de un hombre al que le falta un ojo y tiene expresión cadavérica con un mundo entre las manos. Sobre el borde de una especie de ola o ramificación (de la que se encuentran todos sostenidos), está otro hombre con una espada y entre uno y otro hay varios animales y figuras representativas del mar.


Si contemplar de cerca "Los Milenios" resulta impactante, más lo es, encontrar a tu paso una peculiar escultura de dos niños subiendo una escalera, mientras un tercero los observa desde abajo con una expresión de desconcertante angustia. Esta figura se llama "La Búsqueda de la Razón", es una obra de Sergio Bustamante, fue colocada en ese sitio en 1999, y es conocida también como "La Escalera".

Estas dos esculturas me dejaron pensando mucho. Sentada en la banqueta que bordea esa parte de Puerto Vallarta, pasé mucho tiempo observándolas y en un principo pensé que en ambas representaciones, los artistas probablemente quisieron transmitir el miedo y el sentimiento de angustia que padecen quizá durante sus últimos minutos las personas que mueren en las aguas del océano.

Quizá esa fue tan sólo una idea extraña, pero lo que si era un hecho es que habían ahí otras esculturas, y hasta en el interior de los "antros" podías encontrar figuras extrañas relacionadas quizá con las deidades y leyendas del mar... La verdad es que si hubiera tenido más días disponibles en Vallarta, me habría dado a la tarea de investigar las historias de cada una de esas esculturas, para luego compartirlas.

Así transcurrieron mis días junto al mar. Durante el día recorría las calles, por las noches realizaba un paseo nocturno dejándome envolver por la arquitectura colonial de los templos y construcciones realizadas por los primeros habitantes de ese puerto, cuyo silencio imponente se mezclaba con los contrastantes sonidos y el ambiente de fiesta, provenientes del teatro al aire libre, de la placita central y de cada rincón de la Avenida Morelos.



Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, Catedral de Puerto Vallarta.

Al final del día, siempre me sentaba a la orilla del mar sobre alguna de las rocas. A veces escribía desde ahí o en el lobby del hotel (antes de irme a dormir), pero creo que en Vallarta aprendí un poco -aunque todavía me cuesta trabajo- a estar sin más compañía que mis propios pensamientos, y que no importa el lugar a donde vayas, todo lo que tu eres, tu presente, tu pasado y sobre todo, tus miedos, siempre van a estar contigo, donde quiera que estés.

No la pasé mal, valoré mucho caminar de noche en las calles sin tener miedo a que pudiera pasarme algo, (hacía mucho tiempo que no sabía que se sentía hacer eso), disfruté muchísimo el no tener que darle cuentas a nadie y decidir por mi misma a donde ir sin tener ninguna prisa, así como no tener que consultar o tomar en cuenta la opinión de alguien más al momento de decidir que comer o que lugar visitar.

A Vallarta, fui a recordar, pensar y planear todo lo que quiero y lo que no quiero para mi futuro inmediato. El Mar, sin quererlo, al acompañarme cada noche y durante cada mañana (casi al amanecer), me otorgó algunas respuestas, que quizá pudieron no ser las que yo esperaba escuchar, pero al menos me sirvieron para valorar todo cuanto tengo y no tengo en el presente.

No sé hasta cuando vuelva a verlo de nuevo, no sé si volverán a pasar muchos años otra vez antes de que podamos encontrarnos, y quizá teniendo eso en mente, la mañana que emprendimos ya el camino de regreso, no me quise ir sin despedirme de él y aunque en mi cabeza estaba la idea de contemplarlo tan sólo por un instante, no pude hacer eso y terminé aprovechando hasta el último minuto de mi estancia ahí.

El mar me despidió, regalándome después de varios días grises y con lluvia, la primer mañana soleada. Era como si en cierta forma, los reflejos brillantes sobre el agua representaran como si el mar esbozara una gran sonrisa... Y aunque no sé si yo correspondí de igual forma a eso, lo toqué por última vez, mientras al mismo tiempo guardaba en mi interior el recuerdo de su aroma y sus sonidos, a los que he recurrido una y otra vez en los momentos en que más he necesitado paz.

Hay un epílogo que culmina esta historia, pero eso definitivamente eso es parte de las últimas páginas de esta Bitácora de Viaje, que en unos cuantos días vendré a compartir.

Continuará...