Historia En La Canción: "Juan".

on sábado, noviembre 29, 2008

Termina el mes, casi se acaba también el 2008, y como cada fin de ciclo de 30 días, se ha llegado el tiempo de escuchar el tema de la sección: "Historia en La Canción".

"Juan", compuesta por Alix Bauer es una canción hermosísima que a pesar de tocar un tema ante el cual muchos cerramos los ojos o mostramos indiferencia: porque es algo "que incomoda y duele"; la forma como ella lo abordó por medio de la música, propicia, que sin restarle importancia a una realidad que a diario palpamos, a través de esta canción, además de causarte ternura (al imaginar que te encuentras al niño que protagoniza esta historia), te hace reflexionar también respecto a que por desgracia cada vez existen más niños bajo esas circunstancias: de tener que crecer enfrentándose a los peligros de la calle, para poder sobrevivir.

Considero que esta es la mejor canción que Alix ha compuesto en toda su vida y todo lo que pudiera decir sobre ella, ya lo dejé plasmado en uno de los post que conformó la sección de "Lunes de Compositores".

Respecto al tema de "los niños de la calle" (que es la premisa central de esta Historia en La Canción), sólo puedo decir que no es un problema que se resuelva dándoles dinero en la calle, puesto que muchas veces estos niños son explotados por adultos -incluso por sus propios padres- y al regalarles una moneda, en lugar de beneficiarlos los perjudica más, puesto que ellos aprenden a ganarse la vida pidiendo dinero, en lugar de aprender a trabajar.

Lo ideal sería que existieran más instituciones de asistencia para todos estos niños, que pudieran alejarlos de las calles y brindarles lo que todo niño necesita: amor, comida, vestido, valores y educación... Sin embargo, en muchos países subdesarrollados hay mucho por hacer todavía, y en lo personal pienso que si de verdad tenemos intención de hacer algo por estos niños, esa ayuda que se traduce a una moneda, la canalicemos mejor a una institución que se dedique a eso, puesto que muchas veces estos organismos no tienen apoyo del gobierno y subsisten precisamente del patrocinio que pueda brindarles la gente; o quizá también, para un niño de la calle sería de más provecho, si le cambias la moneda por algo de alimento o ropa.

No cerremos los ojos ante esta realidad y compartamos ya sea en tiempo o en especie, un poco de lo que a nosotros se nos ha dado.

Nos leemos dentro de 1 mes con la última canción para cerrar el 2008.

¡Buen fin de semana para todos!


"Juan" / "Por Vez Primera" (1991) / Track 3.


"Juan"
- Alix Bauer-

Todas las mañanas,
aún de madrugada, en la esquina de reforma,
te sorprende una mirada,
aún no alcanza la ventana,
apenas si le logras ver la cara...

Es un niño, de sólo 6 otoños,
que en un brinco se aparece,
cuando el semáforo está en rojo,
que trae una botella de agua sucia,
por la que avienta un chorro,
un pedazo de trapo viejo,
con el que desaparece de mojo.

Juan,
en la esquina de reforma,
lavándote el cristal,
es un dombo a la sonrisa de disfraz.

Juan,
es un duende,
y a temprana edad aprende a amar,
en la esquina de reforma,
lavándote el cristal.

Parece muy contento,
si encuentra un conductor,
que requiera su servicio,
y no le encienda el limpiador,
es un niño que con su carita,
te roba el corazón,
y darle tan sólo una moneda,
te hará sentir mejor...

Juan,
en la esquina de reforma,
lavándote el cristal,
es un dombo a la sonrisa de disfraz.

Juan,
es un duende,
y a temprana edad aprende a amar,
en la esquina de reforma,
lavándote el cristal.

Juan,
en la esquina de reforma,
lavándote el cristal,
es un dombo a la sonrisa de disfraz.

Juan,
es un duende,
y a temprana edad aprende a amar,
en la esquina de reforma,
lavándote el cristal...


"Navidad S.A."

on viernes, noviembre 28, 2008

...Ni cuenta que había salido esta película. Me enteré el día que iba volando con rumbo a la ciudad de México, vi el trailer en el avión y de inmediato me llamó la atención por dos cosas: 1. Era una producción Mexicana y 2. Pedro Armendariz Jr. era el protagonista (él es un gran actor).

Si este señor ya me caía bien, me cayó todavía mejor después de leer la entrevista que le hizo Fernanda Familiar en su libro y en la que además de contar anécdotas súper interesantes de cuando su papá trabajaba en la época del cine de oro mexicano y Hollywoodense con John Wayne (Por cierto... Ya que hablo de él: ¿Les conté que mi abuelito era extra de cine y en varias escenas de peligro dobló a este actor?)...

...Pero bueno, ya sé que parezco el "Lonje Moco" que empiezo hablando de una cosa y salgo con otra y luego me pierdo o me hago "bolas" y ya no sé ni qué era en realidad lo que quería contar... El caso es que retomando lo de Pedro Armendariz Jr., además de hacerme reír mucho con las ocurrencias de sus respuestas durante la entrevista del libro, me encantó la idea de ver al flamante presidente de La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, que cada año entrega el premio "Ariel" (la versión "Mexa" del "Oscar"); haciendo este personaje que además de que no es el "Típico Santa", es algo completamente diferente a lo que ha hecho en su carrera.


Pedro Armendariz Jr. caracterizado como "Santa Claus".

Producida por Lemon Films, esta cinta es de los hermanos Rovzar, los mismos chavos que hicieron: "Matando Cabos", "Sultanes del Sur", y "Kilómetro 31", una casa productora que desde su creación siempre tuvo como objetivo hacer películas diferentes... y vaya que se fueron a los extremos... Nada que ver "Navidad S.A." con "Kilómetro 31" ¿Veerrrrdaaaddd?...


Fernando y Billy Rovzar (director y productor respectivamente).

"Navidad S.A." es la ópera prima de Fernando Rovzar, quien además de dirigir, escribió el guión, en el que se aborda una historia muy padre dentro de un género cinematográfico que no solamente había sido olvidado por la industria nacional (últimamente sólo se hacen películas de violencia y narcos), y en ese sentido, esta cinta ofrece una trama plagada de conciencia ecológica y buenos deseos... Aparte de que ya era hora de que a alguien se le ocurriera realizar una película mexicana navideña, porque como que todos los años vemos "Marcelino Pan y Vino" o las de "Home Alone".... y pues como que si, ya hacía falta ¿no?

Filmada con un presupuesto de 37 millones de pesos (un poco más de 3 millones de dólares), la casa productora de esta película donará a la Fundación Teletón de Televisa un porcentaje del 50% de la taquilla y del DVD cuando este se comercialize en el 2009.


El duende malvado: "Tito" (Mauricio Barrientos); "Santa" (Pedro Armendariz) y "Marmo" (Adal Ramones).

El resto del elenco que da vida a esta historia está conformado por Mauricio Barrientos, quien personifica a "Tito", el duende desertor, villano de la historia y cuyo personaje es medio mercadólogo y de pilón bien "fashion"; Adal Ramones, que tras una sesión de 6 horas de maquillaje y caracterización se convierte en "Marmo", un duende de más de 600 años; Verónica Merchant (la mamá de los niños Oliva -Hanna Cervantes- y Martín -Diego Velázquez-); Héctor Jiménez, "Chicharo", un chavo medio rocker que de niño soñaba con ser uno de los ayudantes de "Santa" y Lalo España, que se ve muy chistoso disfrazado de duende... La verdad no necesitó mucho.

Esta película que curiosamente se estrenó en el mes de Noviembre en una función masiva que tuvo lugar en El Zócalo capitalino, ha impuesto un record guiness, por haber sido la primera película mexicana que basándose en el Tratado de Kyoto (un acuerdo internacional que establece un límite de contaminación a las empresas y los multa si rebasan ese límite), recibió la certificación por parte de la Asociación Civil Pronatura, por haber sido una producción neutra en emisiones de carbono.

También cabe mencionar que luego de la visita que los productores hicieron a uno de los centros CRIT que patrocina el Teletón, se les ocurrió que el guión contemplara que uno de los niños protagonistas tuviera una discapacidad. Por eso el personaje de Martín (Diego Velázquez) es un niño que padece fibrosis muscular.

La conciencia ecológica no sólo se hace presente en la historia de la película, sino que durante el rodaje, se tomaron medidas en favor de la ecología tales como imprimir los guiones por ambos lados de las páginas, comprar latas de aluminio o botellas de plástico, que los vasos y platos para el crew del staff fueran biodegradables, y aunque en apariencia esto podría haber aumentado los costos de producción, el esfuerzo valió la pena en favor del medio ambiente.

Esta fue la primer película donde Lemon Films adoptó estas medidas, pero la compañía tiene como objetivo en un futuro no muy lejano ser la empresa que estableza un precedente dentro del cine mexicano en el que de aquí a 5 años de distancia, produzca 100 filmes nacionales neutros.

Las críticas la verdad no han sido muy buenas, pero yo pienso -y esta es una opinión muy personal- que con todo y las limitaciones que la cinta tiene, yo que no sé nada de eso, me atrevería a decir que los efectos especiales están muy bien logrados -acuérdense que es una película mexicana no de cine Hollywoodense- y creo yo que además de las actuaciones, el mensaje central de la historia es muy bueno, y los personajes que en un momento dado podrían ser para algunos medio bobos y envueltos en situaciones inverosímiles, tienen de repente puntadas que te hacen reír bastante... Es una película de fantasía y yo la verdad prefiero ir al cine y comprar un boleto para ver una historia que me divierta y me hable de algo tan importante como es la fe y el valor de la familia, que entrar a una sala y salir estresada con una historia de balazos y violencia (eso ya lo vemos todos los días en la calle, sin necesidad de pagar un ticket)... ¿no creen?

¿De qué trata la historia?... (Contada por el propio Santa Claus)...



"Un día de Diciembre, Tito, uno de mis duendes más inteligentes, me hizo saber en la junta anual que tenemos antes de cada Navidad, una noticia que nos dejó a todos preocupados: El número de niños que creían en mi había disminuido y de seguir así la tendencia, tarde o temprano nadie creería ya.

Pero Tito había ideado un plan con el que desde su punto de vista, podríamos salvar la Navidad... Dejarme ver en el mundo y mostrarme real para que los niños me vieran y me conocieran. Aunque sé de su buena intención, decidí no aceptar porque la magia de la Navidad radica en la fe y en que todos creamos con el corazón, no con los ojos.

Esto sé que causó la molestia y la frustración de Tito y a pesar de que Marmo intentó explicarle que la fe de un solo niño puede hacer milagros, Tito abandonó El Polo Norte...

Ahora, despierto alarmado al descubrir que estamos inundados, porque cada niño que ha dejado de creer hace que la temperatura global aumente y derrita El Polo Norte. Los números son preocupantes, sólo dos niños Diego y Olivia, aún creen en mi y si no recuperamos la fe de todos pronto no habrá Navidad.

Ahora tengo que viajar en mi trineo para descubrir porque los niños están dejando de creer: ¿Tendrá Tito algo que ver con esto?

Espero que su ambición no lo haya cegado y entienda el verdadero sentido de la Nochebuena.

No será una misión fácil, pero con un par de amigos y el poder de la fe a mi lado...

¡Recuperaremos La Navidad!!!

Santa Claus

*******************************


De las escenas recomendables: Cuando Santa come "Chile", cuando la novia de "Chicharo" se la cree cuando le dicen que Santa es un general comunista ruso y la parte donde él y "Chícharo" entran a la bóveda y se enfrentan al sistema de seguridad de rayos lazer, y también cuando "Rubencito Pineda", alias "Chícharo", tiene un flashback y se acuerda de cuando cada año le escribía a Santa para pedirle que lo dejara convertirse en su ayudante.

Lo criticable: El evidente patrocinio de Coca-Cola y lo subliminal del color azul en todas las cosas relacionadas con el villano de la historia y que para muchos representó a Pepsi, la competencia directa de esta compañía refresquera... No creo que haya sido intencional la verdad, pero si Coca-Cola puso una "lana" para la película es válido.... y más en México hay que aprovechar al máximo todo el patrocinio para poder producir cine.

Como siempre, no les cuento la historia, ya con estos antecedentes y las fotos se darán una idea de lo que es "Navidad S.A"... No es la gran película, pero si quieren pasar un rato divertido o llevar a sus "enanos" a que se entretengan un rato, esta es una buena opción.



Datos Extras sobre la producción:

- La escena de la casita en el árbol se filmó en una vivienda de la Colonia Condesa, en cuyo jardín se construyó una pequeña casa de madera y se colocaron lámparas en una grúa de 20 mts de altura para simular el efecto de la luz de la luna llena. Esta escena sale en el minuto 2 de la película.

- "Chícharo" (Héctor Jiménez) paró una vez la filmación para que le fueran ajustados los pantalones.


- La película se rodó en la ciudad de México y en unas bodegas en Coapa.


- Para realizar la "banda sonora" se pensó en La Sala Nezahualcóyotl y hasta el famoso estudio de grabación Abbey Road. Finalmente se realizó en La República Checa en el Smeky Recording Studio, lugar donde cineastas como Almodovar y Polanski han realizado la musicalización de sus cintas y el score de "Navidad S.A." estuvo a cargo de David Lawrence, quien hizo la música de la trilogía de "High School Musical".


Por último: Una fotito de producción y dos videos: Uno con el detrás de cámaras y otro con el trailer de la película.



• Trailer:


• Detrás de Cámaras:

"Las Mejores Entrevistas de Que Tal Fernanda".

on jueves, noviembre 27, 2008


"Las Mejores Entrevistas de Que Tal Fernanda"
Autor: Fernanda Familiar
Editorial: Grupo Editorial Norma

Pues después de mucho tiempo, pude por fin de terminar de leer el libro de Las Entrevistas de Fernanda. La verdad lo disfruté mucho, no sólo por el contenido o por el hecho de que es demasiada mi admiración por esta gran mujer y periodista, sino por toda "la odisea" que implicó conseguirlo.

Yo me enteré de la existencia de este libro cuando estuve intentando comprar en internet el de "Mamás de Teta Grande". Creo que mi admiración por Fernanda surgió precisamente de el estilo tan original que tiene para entrevistar y por eso de entrada me llamó mucho la atención el título de este libro, de hecho mucho más del que en ese momento estaba buscando.

Desafortunadamente al intentar comprarlo descubrí que estaba agotado y a partir de ahí se me metío en la cabeza la idea de conseguirlo a como diera lugar...

El verano pasado cuando fui al D.F yo juraba y perjuraba que ahí lo encontraría, estando en esa ciudad librerías tan grandes como Gandhi, El Sótano, y otras... Así que un día en la mañana y toda una tarde me lancé y anduve prácticamente "de gira artística" por cuanta librería me encontraba en el camino y la respuesta en todas siempre era la misma: "No lo tenemos, está agotado, y no sabemos si nos lo van a volver a surtir"...

¿Qué tanta sería mi desesperación? que mi amigo Fernando además de que bien buena onda me siguió la corriente y me acompañó el día que fui a buscarla a las instalaciones de Grupo Imagen, luego me sugirió que intentara conseguir el libro directamente con la editorial (que yo en ese entonces pensaba que era Random House Mondadori), pero como mi estancia en el D.F fue de muy pocos días ya no me daba tiempo para hacer eso y entonces, quedé de hacer un último recorrido al día siguiente para visitar otras librerías ahí en El Centro Histórico, y si no lo encontraba, él me ayudaría.

La verdad yo soy una persona muy "aferrada", y para mi no representaba ningún consuelo el que en todos lados me dijeran lo mismo... Yo tenía muchas ganas de leerlo porque como comunicóloga, sabía que este libro me aportaría mucho y pues pensando en todo eso, fui a buscarlo de nuevo y luego de recorrer varias librerías, llegué a una de las sucursales de Porrúa y ahí me dijeron que lo tenían agotado, pero que les iba a llegar de nuevo el Martes de la siguiente semana, pero yo me iba del D.F al día siguiente.

A Fer ya no le quise pedir que "me hiciera el paro", porque por esos días el ya andaba en todo ese rollo de empezar con su maestría y yo sabía que una vez que empezaran sus clases difícilmente iba a tener tiempo... Total que para no hacerles este cuento tan largo, me regresé a Juárez, pasó poco tiempo y aunque la idea de conseguir el libro no se me había olvidado, ya no le moví, hasta que un día, buscando en la página de esa misma librería el título de "Isabel Moctezuma" casi me infarto cuando veo que si tenían en existencia el tan añorado libro de Fernanda (hace poco una chava que también escucha el programa me preguntó asombrada ¿Cómo le había hecho para conseguirlo?), y ahí me di cuenta que no fui la única loquita que moría por leer este libro.

La espera valió la pena... El libro no es muy extenso, pero si es "sustancioso", y como el título lo indica es una selección de las mejores entrevistas que Fernanda Familiar ha hecho en su programa (todas muy interesantes) a personajes importantes como: artistas, toreros, políticos, periodistas, activistas sociales, cineastas, escritores, pintores, cantantes y hasta un empresario de teatro y un promotor de la fiesta brava.

Me encantó porque a pesar de que por cuestión de tiempo me tardé más de lo que hubiera querido en leerlo, disfruté mucho cada una de las entrevistas en las que Fernanda -como siempre- hace que el personaje que se encuentra ante el micrófono se abra y a través de la charla (que esa es una característica muy de ella, que sus entrevistas se vuelven conversaciones muy interesantes); revele cosas que a pesar de tratarse de una figura pública el común de la gente desconoce.

A veces pienso que si yo viviera en el D.F le pediría que me dejara colaborar con ella de "a grapa", (o sea sin que me pagara), porque a pesar de que me imagino que es una jefa súper exigente, estoy segura de que la gente que trabaja con ella ha de aprender un montón todos los días y creo que saldría ganando yo más de su experiencia en los medios.

Al igual que cuando la escucho en radio, mientras leía el libro me imaginaba no tanto al entrevistado, sino más bien a ella, y mi "mentecita" tan descocada y desbordante me regalaba la idea de una mujer sentada en un lugar confortable, con una libreta con anotaciones muy precisas, mirando a los ojos de su interlocutor al momento de cuestionarle algo, súper concentrada, con los sentidos muy alertas y esa sagacidad no sólo periodística, sino de alguien que ha aprendido a "escuchar", cualidades con las que estoy segura, son las que le permiten formular esas preguntas tan certeras que no forman parte de la preparación previa a la charla y que siempre dejan "patinando" al personaje en cuestión. (¿Con qué te quedas de esta plática?, ¿Y qué cosa no te permites?, dos de sus preguntas clave).

Yo creo que eso es lo que más le admiro y lo que hizo que aquella madrugada me quedara enganchada con su programa y cambiara por completo la idea tan equivocada que yo tenía de ella de cuando fue conductora de "Hasta en Las Mejores Familias"...

Todavía hasta la fecha no me explico como una profesional como ella pudo haber estado involucrada en la producción de un programa de ese tipo, pero bueno en fin... El caso es que "Las Mejores Entrevistas de Que Tal Fernanda" está muy interesante y aunque en un inicio la intención era compartirles la transcripción de la entrevista que se me hiciera más padre al terminar el libro, todas son tan buenas que mejor les comparto "pequeñas probaditas" de las preguntas que más me llamaron la atención y el prólogo del periodista Javier Alatorre (quien por cierto es uno de sus mejores amigos) y me encantó porque es un texto cálido, nada "acartonado" y formal como suelen ser los prólogos que dan inicio a los libros.

Como que me emociono siempre que hablo de Fernanda, pero la admiro muchísimo como mujer y como profesionista; y aunque desconozco ¿cómo será como ser humano?, supongo que es una buena mujer, por las ideas y valores que refleja a veces cuando en su programa de radio emite alguna opinión personal acerca de algo en concreto, y en más de una ocasión ha dicho cosas que al menos a mi en lo personal si me dejan pensando o me hacen reflexionar... (ese eso otro de los motivos por el cual me gusta mucho su programa), y por otro lado "autopsicoanalizándome", pienso que la admiro también porque en el fondo ella representa mucho de lo que yo no soy ni a punta de balazos, pero si me gustaría un día, poder llegar a ser.

Espero que disfruten esta reseña -que de breve no tiene nada- al igual que lo hice yo.

****************************



-Prólogo-

Por: Javier Alatorre.

Hay entrevistas que huelen a café, que se resbalan a sorbitos y te abrigan mientras vas desnudando el alma. Otras discurren azules, azules entre el humo del cigarro, que a veces es tanto que el cuestionado en turno se esconde o te sale con distintas caras de entre las delgadas piras del tabaco. Son como un trastorno.

Otras son frescas como sandías frías abiertas a media mañana, un intercambio sencillo que no pretende educarte.

La entrevista de media noche tiene un perfume intoxicante, misterioso; te seduce y te lleva por vías insospechadas, lenta, muy lentamente. Las respuestas te tocan, te ruborizan y te provocan un calorcito en el ombligo. Sí, ahí donde a veces tenemos enrolladas miles de preguntas y pudorosamente vamos sacándolas, frases que nos rebotan en la boca antes de salir mientras que en algún lugar de la cabeza alguien nos dice: ¿Por qué estoy preguntando esto?. Es una situación muy cercana a la entrevista cachonda, pero no tan descarada. La cachondez es más provocadora que morbosa, esta entrevista tiene saliva, sabe a canela y requiere que aguantes la mirada cuestionadora del interrogado, es rica y también de final insospechado.

Quienes nos dedicamos a preguntar tenemos una cajita china de múltiples combinaciones; la tenemos bien guardada y ahí metemos discretamente las malas entrevistas, las cuales por cierto se estiran como esos chicles tirados sobre el concreto caliente y que tardas en quitarlos del zapato. Todos tenemos nuestra cajita china.

La entrevista es en ocasiones un placer, cuando las preguntas y las respuestas se desplazan a gusto con un ritmo generoso. Las palabras fluyen con cadencia; es lo más cercano a una conversación de sobremesa como anotando en el mantel lo encontrado acerca del otro.

Hay, sin embargo, situaciones vergonzosas, existen respuestas que revelan lo sucio y vergonzante, conversaciones que corren por la cañería con personajes oscuros, la maraña de inmundicias en la mente de un asesino, chueco de cinismo. Corruptos desafiantes, soberbios dictadores; no sé si merecen ser escuchados, pero una entrevista también limpia, libera, abre puertas y ventila los espacios.

Saber de nuestras miserias nos sacude, surgen respuestas contundentes, rudas para las buenas conciencias; resultan dolorosas cuando suponemos que todo va bien. Sí, preguntar también duele mucho.

Un niño de la calle merece ser invitado a nuestra conversación, un niño de la guerra puede aventarnos en la cara la parte de vida que le mutilaron y meterse como un gusano de ácido en la frente. Así es, saber de los demás también duele.

Me gusta platicar con Fernanda Familiar; en ocasiones nos entrevistamos intensamente y en otras construimos con extraordinaria ligereza grandes torres de ideas sujetas por cuerdas de palabras.

Fernanda es preguntona, creo que siempre lo ha sido. La entrevista más cálida de la que he sido testigo fue la que le hizo a su hijo Santiago al momento de nacer; con lágrimas y voz baja, preguntaba y preguntaba. Él le contestó con latiditos de un corazón chiquito recién llegado sobre el pecho de su madre. Que bendición y que armoniosa conversación.

Hoy Fernanda presenta una selección espléndida de su trabajo, de sus conversaciones, entrevistas inteligentes a gente con historia para ser contada.

**********************************

• ¿Por qué tendría Ricardo Arjona que colgarse una brújula en el cuello?

"¡Siempre me sorprendes con alguna pregunta! Para que me diga por donde no tengo que ir, para ir a revés. Mi brújula a veces me dice por dónde es bueno y por dónde es malo, y a veces hay que ir por lo malo un poquito para encontrarle chiste a las cosas".

-Ricardo Arjona (Cantante)-

• ¿Por qué tenemos los vivos la necesidad de crear historias de fantasmas?

"¡Otra buena pregunta! Porque todo lo que te haga intuir un mundo más allá del que tenemos es valiosísimo, rompe rutinas, materialistas cotidianas, aburridas, y esto te hace vibrar un momento espiritual, el alma del ser humano se nutre de la religión o de la fábula".

-Guillermo Del Toro (Cineasta)-

• ¿En dónde estabas cuando te enteraste?

"Me enteré cuando estaba haciendo una función de "Escena de matrimonios" en el Teatro Venustiano Carranza. Mi mamá y mi hermana fueron, en la historia de nuestro país, las dos primeras mexicanas muertas en un acto terrorista".

-Jorge Ortiz de Pinedo (Actor)-

• ¿A qué huele la soledad?

"Huele a depresión, huele a abandono, huele a viejo, a amargado, a fotos amarillas, a recuerdos que no te dejan nada bueno y a bloqueo. Es al menos a lo que yo olía en ese momento".

-Ana Gabriel (Cantante)-

• La anécdota con Brad Pitt... ¿Qué le fuiste a decir?

"Que está bien, tiene bonitas nalguitas. Estábamos haciendo una escena y de pronto le da el sol del atardecer, el pelo rubio se le desvanece, sopla el viento, por atrás hay un background maravilloso, pasan los perros y me le quedo viendo a este canijo y digo: "¡Caray, que bueno estás!" Y entonces se me queda viendo y me pregunta: ¿A qué te refieres? Y le contesto: "You are very handsome, son of a bitch", entonces se me queda viendo y le digo: "Tómalo a bien, yo te conozco, es que si eres muy guapo, porque además eres un tipo de rostro varonil y un tipo de actitud que encanta a cualquiera". Él es buena onda, se dedica a su fotografía, es buen actor. Estuvimos ensayando y fue a los dos días de que estábamos trabajando cuando dije: "Este ha de ser pesadito y mamucón", pero no, está guapo como su recontramamacita y es muy talentoso el canijo".

-Pedro Armendariz Jr. (Actor)-

• ¿El mundo está cambiando o sigue siendo el mismo?

"Está cambiando, un narco en la novela "La Reina del Sur" dice: "Antes teníamos valores, antes nos respetábamos, ahora ya no. Ahora hay una cosa que se llama dinero, hay una cosa que se llama ambición e inmediatez, la gente no quiere recorrer el largo camino que te lleva a lo que ambicionas, la gente quiere tenerlo al día siguiente".

-Arturo Pérez Reverte (Escritor)-

• También se dice que Olga Wornat fue colaboradora de la dictadura militar argentina ¿Qué opinión te merece? Quiero oirlo de ti.

"¿Colaboradora de la dictadura militar? Yo estuve clandestina en la dictadura militar, mi marido murió y muchos de mis compañeros fueron asesinados o desaparecidos, y quiero terminar acá la entrevista, no me interesa más, lo lamento"...

-Olga Wornat (Periodista autora del libro "La Jefa" sobre Martha Sahagún de Fox)-

• ¿Por qué tu hija se llama Mariana?

"Es una historia extraña que sucedió cuando iba a tomar un avión de Sao Paulo a Río de Janeiro, había ganado un premio en Sao Paulo. Resulta que cuando iba a tomar el auto que me llevaría al aeropuerto iba con otras personas y apareció una francesa que no conocía y me dijo: "Que bueno que te alcancé, necesitaba hablar contigo", y me empezó a platicar, yo llevaba mucha prisa porque íbamos a perder el avión, pero me detenía otra vez y me decía que iba a encontrar un clima maravilloso y seguía, entonces se quitó un collar que traía en el cuello y me dijo: "Te lo regalo, es de los negros de Bahía, trae buena suerte" y me lo echó en la bolsa; entonces le pregunté: ¿Con esto no me voy a matar en el avión, verdad?, y la dejé. Llegué unos minutos tarde por su culpa y perdí el avión. Ese avión se cayó, incluso aparecí en los periódicos en la lista de pasajeros que habían muerto y entonces pensé: "Marianne -la mujer del collar así se llamaba- por favor comunícate conmigo, todavía no estaba casado, pero ella nunca apareció. Por eso mi hija se llama así".

-José Luis Cuevas (Pintor y Escultor)-

...Estos son sólo algunos de los puntos más interesantes del libro que me acompañó durante todas las noches de los últimos dos meses, y que tuvo la capacidad de propiciar que me olvidara de todo por completo cada que lo abría... De hecho siempre me voy a acordar que la entrevista con Jorge Ortiz de Pinedo me impresionó tanto y me hizo cambiar mi percepción de él (Siempre me cayó muy mal), pero leer su entrevista fue lo que me hizo mantenerme despierta y atenta la madrugada que tuve que pasar afuera de la Secretaría de Relaciones Exteriores para tramitar mi pasaporte, y me encantó que así con cada uno de los personajes con los que Fernanda conversa, ella logró hacerme reír, sorprenderme, emocionarme, "apachurarme" el corazón; decir... ¿neta eso pasó? o simplemente quedarme en silencio y reflexionando todavía mucho rato después de haber cerrado el libro... Así que por lo tanto es ampliamente recomendable.

Bitácora de Viaje: Sábado 8 de Noviembre.

on miércoles, noviembre 26, 2008

Calle del Centro Histórico de la Cd. de México vista desde uno de los balcones de "La Casa de Los Azulejos". (al fondo se alcanza a ver el edificio de Bellas Artes).

El primer día en la Ciudad de México se me agotó en el camino del aeropuerto hacia la casa de Ale. Una chica muy buena onda que conocí a través del blog ya hace tiempo (y de quien por cierto hablé en el post de Bellas Artes). Desde la vez anterior que estuve en la capital del país, ella me ofreció su casa para la próxima vez que decidiera volver, y como si volví, yo acepté.


A diferencia del viaje en Verano, esta vez el D.F. (ciudad cosmopolita de mil rostros diferentes), me habló de una tarde de inicio de fin de semana en el que toda la gente tenía prisa por regresar.

En el metro, mujeres hombres y niños enfrascados por completo en el camino de regreso a casa, sus rostros reflejaban el cansancio acumulado no sólo del día, sino de los otros 4 anteriores, y muchos de ellos se veían incluso "ausentes", tal vez por ir pensando en la estación donde transbordarían para poder llegar a su destino lo más pronto posible, para preparar la cena o las cosas de los niños y así empezar después de un breve lapso, un nuevo ciclo de 7 días más.

El sonido de vagones sobre rieles provocando una sinfonía de sonidos muy agudos al ir cortando el viento al avanzar con gran velocidad, era interrumpido de cuando en cuando por la pintoresca aparición de uno que otro vendedor que subía al vagón donde Ale, su hija Dany y yo viajábamos, para poner a la venta discos piratas de todo lo "audiblemente imaginable" desde los éxitos ochenteros, pasando por los corridos pesados y hasta los grandes clásicos de los intépretes de los 70's... pequeños frascos de medicamento que ofrecían ser la panacea para todos los males, y hasta una enciclopedia en formato de CD con todos los esquemas del cuerpo humano (ese lo confieso, estuve "tentada" a comprarlo).

Después del viaje en metro, siguió el trayecto en camión. El camino hacia "Tecama" -lugar donde vive Ale- en el Estado de México, entre Hidalgo y el DF era todavía demasiado largo, y la noche nos alcanzó en "Ojo de Agua" luego de haber seguido en línea recta un recorrido de interminables filas de autos intentando avanzar en horas de tráfico pico.

Cuando llegamos por fin al punto de nuestro destino, la casa de Ale me trajo a la mente la imagen de mi pequeño espacio en Juárez, ese con el que he hecho miles de planes y hasta la fecha sigue siendo un sueño pendiente y no concluido. Me identifiqué con ella por la similitud de circunstancias: la ubicación tan distante, 1 hora de camino, y la ilusión de llenar los espacios y los muros no sólo con objetos materiales, sino también con sueños impregnados de buenos momentos y de convivencia.

Las horas transcurrieron muy rápido entre la charla hasta tarde y la preparación de la cena. Por lo alejado del fraccionamiento la señal de mi celular era deficiente y hasta donde yo sabía no había ningún café internet cerca, así que el cansancio acumulado por las horas utilizadas desde Cd. Juárez no sólo agotó las últimas horas del Viernes, sino que a mi también me terminó por vencer.

Sábado 8 de Noviembre.

El Sábado comenzó muy temprano. Me desperté mucho antes de lo habitual y después del desayuno, el día se evaporó como espejismo en el desierto. Cerca del mediodía retomamos el mismo camino del día anterior, sólo que ahora a la inversa: desde Ojo de Agua, en Tecama directo hacia el D.F.

No sé si fue que a la luz del día y con la calidez del sol las cosas se ven de modo diferente, o si el cansancio y la nostalgia por estar incomunicada se disciparon por completo durante una pequeña escala que hicimos en un "ciber" y donde por suerte encontré conectada a Vane a esa hora del día.

El trayecto de Tecama hacia el D.F. fue agradable, el día prometía estar esplendoroso -climatológicamente hablando- y la verdad ya no se me hizo tan grande la distancia de un punto al otro, quizá porque durante todo el recorrido estuvimos conversando y al transbordar en la estación conocida como "Indios Verdes", los vagones del metro ya no nos tocaron tan repletos de gente como el día anterior.

Llegamos al D.F. entre 1 y 2 de la tarde, a pesar de haber estado ya en otras ocasiones en México y haber utilizado el metro como medio de transporte, por más que le preguntaba a Ale, yo seguía ahí con mi "maraña mental" y sin entender muy bien la lógica de cuando subes o bajas escaleras o como planear tu ruta usando las conexiones entre las diferentes líneas.

Pensando en todo esto, ascendimos los últimos escalones. Y cuando la luz del día nos tocó luego de salir de los ándenes subterráneos, estabamos ya frente a Palacio Nacional en pleno Centro Histórico de la ciudad y con la explanada del Zócalo capitalino repleta de gente en un Sábado caluroso de Noviembre.

Durante este viaje, tomé conciencia por primera vez de la cantidad de gente que vive en México. A pesar de que la ciudad de donde yo provengo, no es para nada pequeña; nunca se compara caminar entre calles o viajar a bordo de un vehículo de la misma manera que lo haces en la capital del país.

En ese momento del día me sentí contenta por estar en una zona en la que "según yo" más o menos sabía como desplazarme, y eso sumado a la idea de que cada vez faltaba menos tiempo para reunirme de nuevo con mis amigos los Faenzos y las niñas del foro oficial de Soraya, y posterior a eso, todavía menos tiempo para poder ver a Sarah Brightman en concierto, me hizo sentirme contenta y con buen ánimo.


La percepción del Centro Histórico esta vez también fue muy distinta. La primera vez que lo recorrí lo hice sola, durante las primeras horas de la mañana y luego de casi 5 meses las circunstancias ahora eran completamente diferentes.

Ale y Dany durante nuestro recorrido por el Centro Histórico.

Esta vez las calles de la zona centro me hablaron de mucha gente buscando distraerse en uno de los únicos días en que la gente tiene oportunidad de vivir sin prisas, de edificaciones muy antiguas que a pesar de reflejar en su fisionomía el inevitable desgaste por el paso del tiempo, permanecen como prueba fehaciente del paso de los habitantes del Nuevo Mundo hace más de 400 años.


En el Centro Histórico no importa lo que pasa ni las cosas que protagonizan las personas que por ahí a diario transitan... En ese lugar lo que en realidad es importante es percibir desde cualquier punto donde te detengas a observar, esa extraña atmósfera que se produce cuando se mezcla lo moderno con lo antiguo, el aroma del polvo que proviene de las piedras desmoronadas sobre las cuales seguimos encontrando vestigios del pasado tan lejano (pero no por ello ajeno a nosotros); de los hombres y civilizaciones que escribieron con sangre las primeras páginas de nuestra historia.

Las ruinas arqueológicas, mudas y solemnes, resistiéndose a desgastarse todavía más, bordeadas por edificios antiguos que se mueren por contar a quien así quiera saberlo las cosas que alguna vez ahí pasaron. Monumentos que evocan las hazañas y leyendas de los caballeros águila durante el imperio azteca o permanecen ahí también para recordar la unión diplomática entre los países europeos y nuestro querido México.



Caminar por las calles de tu propio país te ofrece esa perspectiva, y siendo mexicano te cae el 20 de eso al ir descubriendo mientras tus pasos se perfilan entre calles empedradas, la forma como la fe de tantos siglos depositada en "lo divino" y la superchería conviven de la mano con las costumbres ancestrales... Muchas de ellas no tan lejanas a nosotros, pues tan sólo las separa un siglo de distancia y gracias a la trasmisión de generación en generación existen todavía personas que se resisten a dejarlas morir.

Altar de iglesia en el Centro Histórico.

Organillero en una de las calles del Centro Histórico.

Escultura de "La Santa Muerte".

Me encantó que el Centro Histórico en pleno corazón de la ciudad me sorprendiera a pesar de que yo tuviera la convicción de que ya lo conocía. A medida que avanzábamos entre calles, surgían de entre los edificios entradas de acceso a pequeños museos: el del estanquillo, de la caricatura, del calzado, hasta una exhibición de los instrumentos de tortura en la época de La Santa Inquisición.

Todos ofrecían desde el marco de la entrada una tentadora invitación para descubrir visualmente una etapa de la historia, pero no era la ocasión, porque el tiempo se agotó curioseando entre las tiendas del centro donde puedes encontrar cosas que en otros lados no verías, rondando las vitrinas de cada librería que nos surgió en el camino y que Ale se dio cuenta para alguien como yo era similar a cuando llevas a un niño a la juguetería.

A pesar de que cuando menos lo pensamos el tiempo libre se había reducido al mínimo, lo aproveché muy bien porque el resultado del tour por la zona centro fueron dos libros más que se sumaron a los otros dos que ya había comprado en el aeropuerto, un regalo para "echar" en la maleta que viajará conmigo en Diciembre hasta el pequeño "Paisito" donde vive mi Mejor Amiga.


Curiosamente a los pocos minutos de yo haber hecho esa compra que formó parte de mis planes desde antes de salir de Cd. Juárez, mi teléfono celular me hizo saber que parecía que había invocado a Vane con el pensamiento, pues a pesar de que ella me había prometido llamar durante el día, en ese instante una nueva llamada me sorprendió desde Uruguay y gracias a eso la nostalgia provocada por las ganas de que en un futuro no muy distante, fuera ella quien estuviera en ese sitio "turisteando" junto conmigo en pleno Centro Histórico, se difuminó, al igual que los minutos que faltaban para que el reloj marcara la hora precisa del encuentro de amigos en el Sanborn's mejor conocido como "La Casa de Los Azulejos".


Ale, Dany y Yo ya habíamos decidido dar por terminado el paseo por las calles de la Zona Centro para dirigirnos de inmediato al punto de reunión. Como estábamos demasiado cerca, pensamos que todavía nos daría tiempo de tomar más fotos, para luego echar un vistazo a un pequeño tianguis donde se vendían libros usados y que ocupaba casi toda una cuadra de la calle de Condesa, (justo antes de cruzar para poder llegar a La Casa de Los Azulejos).

Edith, Erika y Dulce.

Sin embargo, un mensaje de texto, donde Erika me confirmaba que ella, Edith y Dulce (las chicas del foro de Soraya) ya estaban en el restaurant, y además me preguntaba ¿Para cuántas personas pedía una mesa?, nos hizo apresurar el paso para acortar lo más pronto posible la distancia que nos separaba de ahí.


Al mensaje de Erika, le siguió una llamada de Fernando, quedamos de vernos en la entrada... Pero nunca especificamos en cual de todas (el edificio es muy grande), y así con prisa y todo y pensando en que me causaba bastante desconcierto que Dora y Oscar no se hubieran reportado aún, entramos por fin al edificio que albergaba el restaurant.

Por ser fin de semana, el lugar estaba repleto de gente. Cuando nos encontramos en el segundo nivel con Erika, Edith y Dulce, ellas llevaban ahí ya algunos minutos esperando (al igual que otras personas) a que les asignaran una mesa.

Entre las presentaciones de los que no se conocían, el primer encuentro con Dulce (que fue un detalle muy padre de su parte haber venido desde Querétaro para comer con todos nosotros y ese mismo día regresarse); y la llegada de Fer, yo estaba fascinada con la belleza del lugar.


De volada mi "descocada cabecita" comenzó a imaginar como fueron las cosas en ese sitio en otro tiempo y la idea de buscar información para contar quizá a través de personajes ficticios, toda la historia detrás de "La Casa de Los Azulejos" comenzó a rondarme por la mente y para eso necesitaba "escaparme" en la primera oportunidad para tomar fotos ¡muchas fotos!!!

En lo que ocupamos mesa, revisamos el menú y la mesera que nos atendió levantó la orden, a mi celular entró otra llamada: Era Oscar, que lo primero que hizo fue ofrecer una disculpa, porque que él y Dora no habían podido llegar a tiempo; y al mismo tiempo me cuestionaba: ¿Dónde me veía más tarde para entregarme el boleto del concierto?.... Por la hora del día, el tráfico y el tiempo que eso provoca trasladarse de un lugar a otro, lo primero que se me ocurrió fue voltear a ver a Fer para preguntarle: ¿Qué era lo que me recomendaba hacer?...

Mi amigo Fer.

Oscar dijo al otro lado de la línea: "Si quieres te veo en la puerta No. X del Palacio de Los Deportes y ahí te lo entrego", propuesta que yo acepté y cuando estaba a punto de cortarle la llamada, se empezó a reir... ¡Condenado chamaco!, me estaba gastando una broma, porque él y Dora ya estaban ahí y no venían solos, fue una sorpresa muy padre descubrir que Diana (otra chava de Faenza) y Cinthya (Cingoma), fan también de "La Pausini" y asidua visitante "anónima" pero de las más fieles de mi blog moradito, se dieron tiempo también para estar ahí y compartir esa tarde con todos nosotros.

Erika, Edith, Dulce y yo en uno de los balcones de La Casa de Los Azulejos.

Eché mucho de menos la presencia y la charla tan interesante de Tere Chacón, pero yo sabía en el fondo que por ser fin de semana, lo más probable había sido que tuviera evento "Beatlero"... Por su parte Diego Kike nunca llegó -seguramente tuvo también otros compromisos-, pero en el caso de Tere, algo que se me hizo muy curioso fue que, no obstante que ella no estuvo físicamente en la comida, de forma indirecta estuvo muy presente a través de detalles muy concretos que se dieron de manera incidental al siguiente día.

Me encantó verlos a todos, platicar en una misma mesa sobre los blogs, Pausini y Soraya. Me daba un poco de pena que Edith no decía nada y se me quedaba viendo muchísimo (días después me confirmó que tanto silencio se debió a que no podía imaginar que se sentía experimentar el haber estado de frente platicando con Soraya); mientras que Dulce por su parte, me preguntó algo que me dejó pensando desde entonces: ¿Cuál era el aroma de su perfume?...

La verdad es que no lo recuerdo, estaba tan nerviosa ese día, que por más que me he "exprimido" el cerebro no consigo traer a mi mente un aroma en particular... Supongo que necesitaría percibir uno parecido para poder recordarlo y responder con más precisión a ese cuestionamiento.

Edith y Erika.

Tuvimos oportunidad de convivir durante un buen tiempo todos juntos a pesar del tráfico y las prisas. La verdad a mi me hubiera gustado haber tenido más tiempo libre y sobre todo mucho más días disponibles para poder volver a verlos a todos otra vez y platicar por separado con cada uno de ellos.

Les agradecí una vez más el haberse tomado el tiempo para acudir a la cita y compartir esa comida, y con las niñas del Foro de Soraya quedó abierta la posibilidad de en un futuro no muy lejano, planear un viaje a Cuernavaca Morelos, en específico al lugar que ya conocieron ellas 3 juntas y donde Soraya filmó el video de "SÓLO POR TI".

La idea me encantó, no lo niego, y mientras les daba mi promesa de hacer todo lo posible por regresar lo más pronto posible para llevar a cabo ese plan, en mi mente y en mi corazón se encendió la ilusión de que ojalá para ese entonces Vane comparta conmigo ese viaje.

No me gustan las despedidas... Pero obvio que todo lo que tiene un principio del mismo modo culmina... Había llegado el momento de dar por terminada la velada porque la hora del concierto de Sarah Brightman estaba cada vez más cerca.

Ale y yo ya teníamos un plan, pero en eso Fer me preguntó: ¿Cómo pensaba irme hasta allá? y luego de regañarme por la respuesta que le di, me mató de la ternura que se ofreció a llevarme hasta allá y dijo: "Chin... ¿Entonces para que diablos estoy yo?...

Caminamos juntos otra vez de noche por las calles del Centro Histórico, hasta llegar a la calle donde se ubicaba el estacionamiento público donde él dejó estacionado su auto... La fila de gente que estaba en espera de recibir su vehículo ocupaba más de media cuadra saliendo del estacionamiento y al parecer avanzaba demasiado lento... Yo no tenía ni la menor idea de que tan lejos o tan cerca quedaba El Palacio de Los Deportes, el reloj marcaba las 7 y cuarto, y yo tampoco sabía si lograría "librarla" para llegar y escuchar a Sarah a partir de las 8... A pesar de que ya era de noche, la mejor parte del Sábado apenas estaba por comenzar...

Edith, Diana, Cinthya, Fer, Martha, Oscar, Dora, Erika, Dany, Dulce y Ale.

Continuará...

Updated / Actualización.

on lunes, noviembre 24, 2008


Me pasó algo bien curioso en la mañana, me desperté como a las 6:00 am y no sabía ni que día era...

Primero pensé que era Sábado, pero fue una sensación muy extraña -no desagradable- el sentirme por unos instantes como si no supiera en que lugar estaba o como si yo estuviera adentro de un "disfraz" representando el papel de otra persona y en ese breve lapso estuviera asumiendo las circunstancias a mi alrededor para "ponerme en personaje".

Unos minutos antes de despertar, había tenido nuevamente el sueño recurrente de la escuela, una vez más dentro del sueño estaba preocupada por una tarea que no había hecho (esta vez era sobre la historia de los nombres de algunas de las calles de Cd. Juárez), y yo creo que eso fue porque el Domingo en la tarde me quedé pensando en que hace mucho tiempo no escribo nada sobre Cd. Juárez y su historia (mi ciudad necesita ahora ¡y mucho!!!, que la gente de fuera conozca sus otros rostros), y entonces me acordé de un libro que encontré la última vez que fui a La Biblioteca Central y que me pareció que no tenía gran ciencia y pensé en que yo lo podría haber hecho mejor... Pero bueno... Yo sola me reí y luego me "bajé del avión" porque me sentí demasiado "pretenciosa" al pensar siquiera en eso.

Falta poco menos de un mes para emprender el viaje más largo que he hecho en toda mi vida. Al principio estaba nerviosa, pero ahora no... No sé, es extraño, igual el día que llegue a Montevideo y esté en espera de que la gente termine de bajar del avión, (que ese momento siempre me desespera mucho); ahí es donde me van a atacar los nervios, porque sé que al otro lado del aeropuerto Vane va a estar esperando y me voy a encontrar con ella por primera vez.

Ella y yo siempre hablamos de eso, nos morimos de la risa porque ella dice que me va a dar "Cagazo" (o sease, esa es una expresión "muy de ella" y que ahora usamos las dos para expresar cuando algo nos da: "Miedo") y yo al principio pensaba que sí, pero no sé... Ahora es distinto, será la convivencia que a diario tenemos (a pesar de la distancia), las charlas interminables que tenemos a diario y que se extienden más los fines de semana, la confianza ciega, total y absoluta que le tengo (y que ni en mis sueños más "guajiros" me hubiera imaginado podría darse entre dos amigas que viven en lugares tan distantes), que es lo que me hace decir siempre que a pesar de los kilómetros que nos separan, irónicamente ella es la persona que está más cerca de mi y es lo que ha propiciado también que me sienta súper tranquila cuando se trata de ella y pues yo siempre que pienso en el momento de ese primer encuentro, me imagino mil cosas distintas.

La reacción más factible de suceder puede ser que yo me quede "pasmada" y luego ya en el camión de Montevideo a Salto, me caiga el 20 de que esa niña que va viajando al lado mío es "MI amiguis", y ya una vez que eso suceda y a partir de ahí, las cosas van a ser exactamente igual que siempre entre ella y yo.

A veces pienso también que es tanto lo que Vane me ha ayudado en el sentido de que fue gracias a ella que aprendí a ser un poco más expresiva y más abierta, en el sentido de decir las cosas sin guardarme nada y expresar exactamente lo que siento (aunque a veces me cuesta todavía mucho trabajo y es cuando empiezan las broncas), pero fuera de eso, si reconozco que la amistad tan padre que tenemos me ha hecho descubrir y expresar cosas de manera más espontánea, y eso me sorprende mucho, porque gracias a Vane he descubierto aspectos de mi personalidad -sobre todo interior- que ni yo misma me imaginaba que tenía...

Eso siempre, siempre se lo voy a agradecer, por eso siempre le digo que es "MI Solecito" o "MI ángel de alitas azulitas", porque hace tiempo que yo pedí en un "ataque de desesperación", alguien con quien pudiera por lo menos hablar y a los pocos meses la respuesta llegó desde la parte sur del continente y se materializó en la forma de una niña muy dulce de 1.62 mts (¿Creo?) y con la mirada más transparente que he visto después de mucho tiempo (la primera que vi así fue la de Pausini).

Por otro lado, también anoche me fui a dormir pensando en todas las cosas que tengo pendientes de publicar en el blog: la parte que falta de La Bitácora de Viaje; mi reseña sobre la película: "Navidad S.A" (que vi el Sábado pasado y me gustó bastante), el Libro de Las Entrevistas de Fernanda Familiar y me dejó pensando muchas cosas (y que me hacen admirarla cada día más como periodista y como mujer); están además todas Las Historias que quiero publicar y creo que voy a tener que ir subiendo al blog poco a poco, y en otro día de la semana, porque tenía planeado publicarlas al inicio de la semana, pero la sección de "Los Lunes de Compositores" cada vez se alarga y se alarga más y más, y eso ha sido sorprendente y al mismo tiempo padre, porque al principio yo tenía mis dudas sobre esa sección y conforme pasaron las semanas, vine no sólo a aprender, sino a darme cuenta que disfruto mucho haciendo esa sección.

También está en mi cabeza desde hace varios días un escrito que quiero hacer sobre "Tobías" (mi chachorro de 5 meses), y que es el ser que más ternura me produce en este momento. "La Historia en La Canción" del mes de Noviembre, Una Carta muy especial que no sé exactamente cuando publique, todo lo que viene con "Abby" y de todas las cosas que tengo programadas para el blog de aquí a finales del 2008...

Haciendo un balance en esos últimos momentos del día, además de haberme dado cuenta que el 2008 fue un buen año, me di cuenta de que algo que me distrae y me desconecta de todas las bronquillas cotidianas (que todo mundo tiene al igual que yo), es el dedicarle tiempo al blog.

A veces pienso que como todo en esta vida, va a llegar el día en que no pueda actualizarlo, escribir o dedicarle tanto tiempo como lo hago ahorita, por eso quiero aprovechar al máximo el tiempo -a pesar de que tengo muchas cosas pendientes- y por dejar listas las cosas relacionadas con el trabajo de FB! antes de poder irme a Uruguay.

No todo es miel sobre hojuelas, claro que como todo mundo tengo broncas, cosas que me preocupan, y otras más que me intranquilizan, algunas -muy mínimas ya- me entristecen y unas cuantas que me desesperan, porque se relacionan con gente que quiero muchisisísimo y no está en mis manos evitar que algo les duela o la nostalgia les ronde (aunque a mi me gustaría poder hacer algo)... ¡Pero en fin!... El punto es que la balanza se inclina más hacia el lado de los planes y cosas positivas, siento que estoy en una etapa de mi vida en la que estoy viviendo intensamente cada cosa y eso me gusta y lo agradezco tambén.


Creo que eso se refleja en el blog, y por ende eso está marcando un precedente en esta nueva etapa en la que sobre todo en los últimos días he conocido gente muy interesante que me escribe y tiene interés en las mismas cosas que yo y eso es padre (Vane a ti no te cambio por nada ni por nadie ¿ok?); pero aún así no quiero perder el horizonte ni la idea esencial con la que hace 4 años comencé a escribir en este espacio y no quiero dejar de plasmar y compartir aquí Páginas Sueltas extraídas de mi diario, con la diferencia de que la chava nostálgica y medio gris que comenzó esta aventura cibernética, hoy es una mujer que sigue siendo en esencia la misma, pero que ha crecido, está aprendiendo un montón de cosas, conociendo gente y por ende, tiene muchas cosas que contar.

Ojalá que sea por mucho tiempo así.

¡Nos leemos más pronto de lo que se imaginan!