Carta Para Contar Una Historia...

on viernes, julio 31, 2009

Las cartas se escriben para expresar con palabras lo que de viva voz muchas veces alguien no se atreve a decir.

También se utilizan para contar historias. Quizá de esas que pasaron hace ya mucho tiempo, y a la distancia uno se percata de que fueron tan especiales, que terminas por escribirlas para que si el paso de los años deteriora el alma y la memoria, todo lo bueno que alguna vez hubo ahí, se conserve a través de las letras y no se pierda jamás.

Las mejores cosas y los encuentros con las personas que valen la pena, se dan dentro de los días más ordinarios y la historia que quiero contar en esta carta, habla acerca de eso...

No sé si fue la primera vez que la vi, pero de lo que si me acuerdo es de que sucedió en las instalaciones de la universidad, en el lapso de tiempo en que los estudiantes aprovechan para tomarse un respiro entre clase y clase.

Ella iba con otro grupo de chicas, y aunque jamás le dirigí la palabra ni tampoco sabía o tenía curiosidad por averiguar ¿Cuál era su nombre?, supongo que se volvió una "extraña de rostro conocido", por el simple hecho de que coincidir con ella en los recesos dentro de la facultad se volvió algo habitual....

****************

Así fue como quedó la primer página de la carta que yo quería escribir para contar como fue que conocí a Claudia.

Por la mañana, en el camino de mi casa al trabajo, empecé a imaginar como es que podría contar esa historia, entonces empecé a acordarme de muchas cosas, además de llegar a la conclusión de que para hablar de alguien como ella tan sólo necesitaba hacerlo de una manera simple.

Al analizar lo poco o mucho que me ha tocado compartir desde que la conozco, me llevó a comprobar una vez más, que Dios te pone en el camino a las personas, y entrelaza los hilos con una precisión que evita que coincidas sólo hasta que sea el momento cuando eso tenga que suceder.

Es muy curioso el destino, pero a Claudia aprendí a conocerla a través del messenger. Hace algunos años ya, por cuestiones relacionadas con el trabajo, yo empecé a estar constantemente en contacto con ella, pues a mi me tocaba pedirle casi todos los días los horarios de transmisión de los spots de radio de un cliente que en ese entonces teníamos en Avanza Diseño y se anunciaba en Exa Radio (la estación donde ella trabaja).

He de confesar que a mi me daba pena a veces, porque prácticamente mi trabajo era darle "café cargado" para que me enviara esas pautas y nosotros luego poder enviarlas al cliente.... Había veces en que por alguna circunstancia, el spot no salía en el horario indicado y era entonces cuando yo me tenía que convertir en su peor pesadilla hasta que ese spot se reprogramara para salir al aire otra vez...

Creo que en el fondo ella sabía que tanta urgencia y el pedir las cosas "para ayer" no era cuestión mía ni mala onda, yo sólo cumplía con mi trabajo y ella a su vez también.

A veces pienso que de no haber sido así, la amistad no hubiera trascendido. Si bien es cierto que tenemos en común el que las dos somos amigas y conocemos a Miriam (otra chava con unos valores increíbles); pienso que de no haber existido el messenger, no hubiera pasado de que nos saludáramos de vez en cuando o nos tocara coincidir en alguna reunión de trabajo o festejo relacionado con ella.

La verdad no sé como fue que de tratar asuntos relacionados con pautas, spots, horarios y todo eso, la charla se volvió más personal y sirvió para que nos hiciéramos amigas... Tampoco recuerdo como fue que tuve el atrevimiento de confesarle que yo tenía un blog y desde entonces ella se volvió una lectora asidua de mi "changarro bloguero"... Y aunque nunca comenta... Muchas veces sus comentarios son en forma de charla e "intercambio de ideas" en el messenger.

A través de no se cuantas horas de conversación y de un número indefinido de ventanas que se han abierto cada vez que ella me ve "on line"; hemos compartido muchas cosas... A veces parecería que hablamos puras incoherencias, pero lo cierto es que Claudia es una de esas amigas que siempre se toma el tiempo para escucharte.

En estos años aprendí a conocer a una chica que a pesar de que en un principio me parecía "demasiado fresa", su apariencia te engaña, pues por dentro es la persona más honesta; ella siempre te dirá lo que piensa así tal cual es y eso sirve mucho, puesto que muchas veces, cuando tú te enfrascas en una cosa, es muy útil siempre tener al lado una amiga que te abra los ojos y te haga ver las cosas tal cual son.

Nunca se lo he dicho... Pues muchas veces las cosas que sientes y piensas sobre las personas que quieres o para ti son importantes, es difícil que salgan en una charla cotidiana... A veces el tiempo te come, y llegas a suponer que de alguna u otra forma, esa persona sabe lo que para ti representa, y respecto a Claudia yo sólo puedo decir cosas positivas, pues además de ser una de las pocas personas que conforman mi círculo muy reducido de amigas de toda la vida y muy cercanas, admiro muchas cosas de ella, por ejemplo que muy responsable y madura en todo lo que hace y decide, también que es una chava que (no importa la ocasión ni el lugar) siempre se ve muy bonita, que es bien honesta y no tiene el menor reparo de decirte -así con todas sus letras- cuando algo le parece mal.

En su vida ha pasado por circunstancias extremadamente difíciles y dolorosas, de las cuales yo he sido una observadora cercana; y aunque en esos momentos me hubiera gustado tener la facilidad que muchas personas tienen para decir algo que le ayudara a aminorar el dolor que experimentó en su momento; en medio de todo eso, creo que Claudia se convirtió en un ejemplo para muchos de nosotros, pues no sólo salió adelante sola, sino que demostró una entereza impresionante, que sólo es capaz de manifestarse en las personas que han vivido intensamente y que además recibieron en su casa una formación cimentada en valores y mucho amor.

Muchos son los calificativos que podría usar para expresar todo lo que ella es como amiga, y si tuviera que compartir alguna anécdota, para resumir lo más padre que hemos compartido juntas en todo este tiempo... Me quedaría definitivamente con:

- El concierto de Shakira al que fuimos juntas (el día de mi cumpleaños), y que aún cuando ella no me conocía casi, aceptó darme aventón y que me fuera con ella ese día, y a raíz de eso empezamos a hablar más.

- La vez que se me cerró la puerta, en la oficina de redacción de la revista y ella se quedó conectada esperándome en el messenger. Esa vez me tuve que brincar una barda que dividía la recepción de las oficinas (que por cierto terminé toda raspada de los brazos).

- Hace 1 año, durante un viaje, el camión en el que yo viajaba se quedó varado a media carretera en plena madrugada durante más de 1 hora, debido a una tormenta muy fuerte...

Creo que esa fue la última vez que experimenté miedo (como hacía mucho no lo sentía).... Esa noche, como si hubiera sospechado que algo pasaba, Claudia no sólo me rescató de eso, sino que logró distraerme y hacer que el temor se disipara a través de mensajes de texto que me envíaba al celular.... Un día después esos mensajes en la madrugada, fueron motivo de risa para nosotras, porque fueron malinterpretados de otra manera por una tercera persona.

Como dije al principio, la intención inicial era escribir una carta para contar una historia relacionada con la idea de como fue que llegó a mi vida una de mis mejores amigas, pero conociéndome como soy de "rollera", creo que lo único y lo mejor que puedo hacer para demostrarle a Clau todo el cariño y el aprecio que le tengo es decirle escribiendo (que es la única manera que yo lo sé hacer): ¡Gracias!:

• Gracias por estar conmigo siempre en contacto (incluso cuando alguna de las dos está de viaje).
• Gracias por todas las charlas en las que siempre sale algo que me da mucha risa, y por las que han sido para compartir cosas realmente serias; para obtener una opinión imparcial y honesta sobre una decisión importante.
• Gracias por la música y las anécdotas que surgen en la conversación cuando menos lo pensamos.
• Gracias por ser "La Engañadora Oficial" y la encargada de llevar al festejado sin que sospeche nada en todas las fiestas sorpresas de cumpleaños.
• Gracias por las desveladas compartiendo lo que pensamos, sentimos y muchas veces nos hace soñar.
• Gracias por respetar siempre mis silencios, aceptarme tal cual soy y no criticarme en los aspectos que no coincidimos y no estamos de acuerdo.
• Gracias por ser una amiga con la que sé que siempre que necesite cualquier cosa, a la hora que sea, -aunque yo no sepa pedir ayuda- puedo contar.

Sé que soy una más que se encuentra dentro del amplio grupo de personas que tiene algo más allá de un simple buen concepto de todo lo que es ella como persona y como amiga... Curiosamente hoy es su cumpleaños y más allá de desearle todo lo bueno que la vida podría darle, lo único que puedo decir es que soy yo quien se siente afortunada por tener un lugar entre su grupo de amigas, puesto que es un privilegio compartir con ella cada cosa que conforma su vida.

Ojalá que la vida la llene de bendiciones todavía más...

¡Feliz Cumple Clau!

"Volverte a Ver".

on miércoles, julio 29, 2009

No he ido últimamente al cine, pero gracias a Fire si he visto algunas películas. La última de ellas me la prestaron hace algunos días y fue "Volverte a Ver", una movie que estuvo en cartelera apenas en Diciembre pasado -yo recuerdo haberla visto en las marquesinas del cine-, pero lo curioso del caso es que apesar de que yo siempre apuesto mucho por las películas mexicanas, esta nunca me llamó la atención irla a ver.




En el post de hoy, quiero hablar de esta película, porque me gustó mucho; pero no quiero echar un "choro mareador", tal y como ya lo he hecho en los textos donde hablo de otras películas... Más bien tengo ganas de hacer un post simple, y lo único que quiero destacar es que fue dirigida por Gustavo Garzón (un chavo del que valdría la pena hablar en un post aparte porque es un excelente realizador de videos musicales y publicidad comercial)....

Tampoco les voy a tirar un rollo acerca de lo que trata la película, ni a poner tantos datos relacionados con las notas de producción. En este post de cine, simplemente quiero hacer un experimento y describir en una lluvia de ideas lo que es "Volverte a Ver".

Los Personajes...




- Una Locutora
- Un Diseñador de modas
- Una bola de amigos bien ocurrentes y locos
- Una asistente psicótica que te mata de la risa (y su psicólogo también)
- Aleks Syntek, (que sale bien poquito en una escena, pero te hace reír bastante).

La Historia Trata Sobre...


- Desencuentros
- Sueños
- Diseño de modas, gráfico y visual
- Nostalgia
- Cuestionamientos
- Lugares mágicos en una ciudad increíble (el D.F)
- Elementos que te hacen soñar en medio de la cotidianidad (eso fue lo que más me gustó).

Poquito sobre el Making Of...


- Rita (Mónica Huarte), escribió parte de su personaje ¡y le quedó genial! (Me mata de la risa esa chava).


- La escena donde Pablo (Alfonso Herrera) se encuentra en medio del D.F y la ciudad aparece devastada, fue inspirada en películas como "Soy Leyenda" y "Constantine", y fue una de las que más efectos visuales requirió.

- Para elegir el poster de la película, se sometió a votación en la página oficial y Christoper Hool, productor, comentó que tuvieron más de 5 mil votos registrados, en tres semanas, y en base a eso se hizo la elección final.

Lo que más me gustó...


- ¡Poncho Herrera! (¡uyyy si yo tuviera 20 años menos... Ahorita tendría 14 años y tampoco le podría tirar la onda...Jaajajaja).... ¡Nah! ya en serio, yo creo que era el que "mas prometía" de RBD, actua bien el chavo y siento que esta llevando su carrera por buen camino.

- La fotografía de la película... Se nota que el director es Gustavo Garzón.

- La escena del museo (la van a reconocer cuando la vean y entenderán porque).

- Que cualquiera de las compus que salen ahí es la Mac de mis sueños.




- Los diálogos entre Rita (Mónica Huesca) y su Psicólogo el Dr. Bauer (Eduardo Manzano, de los "Polivoces"), es la cosa más divertida que he visto en mucho tiempo.

- Los videos donde interpretaban los sueños de los personajes (eso me recordó mucho "Alcanzar Una Estrella).

- Que utilizaron como locación muchos lugares del D.F.

- El programa de radio de "Mandala" (¡Hacen falta programas de radio de ese tipo!!!).


- El Soundtrack de la película está muy padre...

Una película muy divertida, que tiene muchos elementos visuales, y pues bueno, si no les gustan las historas "cursis", de todos modos les recomiendo que la vean, pues se van a divertir un buen.

En pocas palabras, "Volverte a Ver" es una comedia romántica, pero creo yo que a diferencia de las películas clásicas de este género se trata de un "desencuentro" y de como dos personas se enamoran a partir de eso (creo que eso es lo que se me hizo bien bien fregón)...

El Slogan de la cinta es: "Hay cosas que no puedes dejarle al destino", y en esta época en que vemos tantas cosas desagradables a diario, existe tanta violencia, y nada nos sorprende en un mundo ordinario, se agradece mucho, que se hagan películas que nos hagan soñar así...

Para finalizar les dejo el trailer y el video del tema principal, interpretado por Chenoa.


El Trailer:



El Video:



Una Década “On Line” con Windows Live Messenger.

on lunes, julio 27, 2009
Me acuerdo que la primera vez que yo entré a un chat fue en un cibercafé, era la época cuando yo no tenía computadora aún, y comencé utilizar el internet por cuestión de un trabajo extra que yo realizaba como "Mistery Shopper" para Blockbuster; y una tarde, luego de enviar la información desde ese local que todavía existe frente a Río Grande Mall, me puse a buscar cosas de Laura Pausini, y así fue como di con el sitio oficial y entré a un chat por primera vez.

Yo no tenía en ese entonces ni la menor idea de lo que era un chat, por eso me pareció demasiado extraño y curioso... Creo que esa vez estaba conectada solo una persona y me hablaba en italiano, pero me dio mucha emoción que comenzó a escribir la letra de una de las canciones de Laura (no recuerdo ahora cual era) y yo la empecé a completar.

Después de esa primera experiencia, cada vez que iba al ciber, y luego de terminar con mi trabajo, comencé a conectarme al chat del sitio oficial y para mi sorpresa encontré poco a poco chavos y chavas de distintos países, y así fue como conocí e hice contacto con Los Faenzos, los chicos del club de Laura, que llegarían a convertirse en mis amigos muchos años después.

Antes de volverme "Cibernauta", me acuerdo que a mitad de la carrera en la universidad, en el centro de cómputo instalaron internet... ¡Wow! aquello era todo un logro y demasiada modernidad para muchos de nosotros...

Así se veía más o menos "El Chat" en una computadora de las de antes.

Al poco tiempo de eso, a mi se me hacía muy curioso, escuchar a una compañera de clases, que nos contaba de las charlas que tenía con un muchacho de Tepic. Todo su tiempo libre entre clase y clase era para estar en contacto con él y a mi se me hacía todo un mundo eso y no le encontraba mucho sentido a estar leyendo lo que alguien te escribía en una de esas computadoras de monitor monocromático... (sí, esas que eran un “armatoste” pesado y enorme, que usaban disquettes de 5 ¼” y que en las que “el chat” aparecía sobre una pantalla toda negra con las “letritas” verdes).

Un par de años después, y luego de ese primer contacto con los chavos del club de Laura Pausini; hablar de todo lo que pasaba y compartimos en ese chat mercería la verdad un post aparte, pero en este lo menciono como antecedente simplemente porque era la época en que a pesar de que muchas personas ya usaban el Mirc y el ICQ, para mi -que recién empezaba a "navegar" y era mi primer contacto con el internet- se volvió muy común usar las salas de chat y hasta jugar con eso de tener uno que otro noviecillo virtual.

Yo no tuve computadora hasta pasado un tiempo, pero el contacto con los chavos del club de Laura se volvió tan estrecho y tan frecuente, al grado de que nos reuníamos todos a cierta hora durante los fines de semana y la verdad la pasábamos padrísimo.

Fue por esa época, que no se como ni cuando, pero se empezó "a correr la voz" de que ya existía "otro chat" que aparte de ser más rápido, tenía la enorme ventaja de que podías estar en contacto sólo con la gente que tu quisieras de verdad conversar. La poca privacidad y el toparte con gente medio "Freak" era una de las desventajas de cualquier sala, pero hasta yo me divertía con eso.

Así fue como conocí y empecé a usar El Messenger y no he dejado de usarlo hasta ahora... Esa podría decirse que es a grandes rasgos mi historia con esta herramienta, que hoy por hoy todos usamos para trabajar, ahorrar tiempo, acortar distancias, y que se ha vuelto parte de nuestra vida diaria durante una década.

El Messenger nació el 22 de Julio de 1999, y a muchos de nosotros nos ha tocado ver como ha venido evolucionando con el paso del tiempo gracias a la innovación de elementos como el video, las animaciones, las llamadas y los mensajes de voz.

Como anécdota curiosa, les comparto que a mi en lo personal me tocó la época en que estando conectada con mis amigos, de repente nos aparecía una leyenda en la que se nos avisaba que El Messenger se iba a cerrar en unos cuantos minutos por cuestión de mantenimiento.

Si hacías caso omiso, el mismo Messenger te desconectaba, cerrándose como cuando no tienes conexión y cuando eso sucedía (que casi siempre era en la noche ya muy tarde); lo que hacíamos los que estábamos conectados, era irnos a una sala de chat, ya fuera en el sitio de Pausini o en cualquier otra sala pública.

Es increíble que ya han pasado 10 años de todo eso... Y vaya que en una década cambió mucho la forma de comunicarse con las personas... Antes lo más común era enviar una carta escrita de puño y letra (cosa que a mi me encanta todavía hacer); luego vinieron los correos electrónicos, y en la actualidad, si no tienes Messenger de verdad puedes llegar a sentirte como exiliado.

Algunos no podemos prescindir de esta herramienta, y hay otros quienes "satanizan" al Messenger, bajo el argumento de que este ha propiciado que se haya ido perdiendo la habilidad de teclear más de 3 ó 4 frases juntas y de que "La Comunicación" se haya convertido en un simple intercambio sin sentido de palabras monosilábicas, acrónimos y emoticones que han terminado por deformar el lenguaje y darle "al traste" a todas las reglas gramaticales y de ortografía.

Yo creo que cada quien tendrá su opinión al respecto, y no profundizaré en eso, porque no es el tema del post. Aquí de lo que se trata es hablar y destacar de todo lo que representa una década utilizando un sistema de mensajería que en la actualidad es el más popular del mundo; sobre todo para quienes hemos hecho de este, el principal canal para estar en contacto con nuestros seres queridos, amigos y compañeros de trabajo.

Supongo que todos tenemos una historia que contar, relacionada con El Messenger... Y en ese sentido, me gustaría que me compartieran si recuerdan: ¿cómo fue su primer contacto con este medio de comunicación virtual? y la manera como todo esto ha influido en su vida...

En 10 años, gracias a este sistema nos hemos divertido, nos hemos enamorado, hemos conocido personas increíblemente valiosas con las que compartimos muchas cosas a diario; hemos estado en contacto con los que queremos y no tenemos cerca; y todo esto no sería posible simplemente si El Messenger no existiera...

Si quieres conocer un poco más de la historia del Messenger y sumarte a la celebración por estos 10 años, visita el sitio:


Para finalizar, sólo queda una pregunta en el aire:

¿Qué sorpresas nos depara en el futuro El Messenger?

Será interesante permanecer ahí para averiguarlo...

¡Feliz Cumpleaños No. 10!!!

Viernes Musical con Flans...

on viernes, julio 24, 2009


Se acaba la semana una vez más, y se me ocurrió cerrar este pequeño ciclo de 5 días con un video de Flans.

Desde que inicié este blog (hace ya casi 5 años), siempre he tenido ganas de escribir algo sobre las 3 chicas que integraron este ya desaparecido grupo ochentero, pero nunca lo he hecho, porque en el fondo siempre he sabido que el día que lo haga tiene que ser un post súper, súper especial por todo lo que ellas representan para mi...

¡Imagínense!, no sólo su música marcó una etapa muy importante de mi vida, sino que además, también la admiración en particular por una de ellas fue el detonante y la influencia decisiva para que yo eligiera estudiar la carrera de Ciencias de la Comunicación... Que hasta el día de hoy sigo pensando que ha sido una de las pocas decisiones más acertadas que he tomado...

Pero en fin... No quiero echar más "rollo", tan sólo cerrar el post y la semana con la reflexión de que últimamente he visto en forma "no intencional" cosas relacionadas con las Flans, que además de traerme recuerdos de una época muy peculiar en la que para mi se definieron muchas cosas; ellas de alguna manera o de otra, siempre han tenido un espacio importante en mi vida y cada que de manera "casual" aparecen por alguna circunstancia (ya sea que escuche una canción, vea un video o aparezca alguna de ellas en la tele); es porque curiosamente eso es una señal para mi que me indica, que ha llegado el momento de hacer un alto, analizar lo que estoy haciendo y lo que he sido hasta ahora y en base a eso, tratar de ver "¿Qué es lo que sigue?", "¿Qué es lo que en realidad quiero?, y seguir el camino con una idea más clara en la mente...

Creo que esta noche, nada más yo me entiendo... Pero bueno, ya lo explicaré algún día y continúa vigente mi promesa de escribir el día menos pensado, algo muy especial para compartir aquí porque Ilse, Ivonne y Mimi representan algo tan importante para mi.

Por lo pronto este viernes musical, los dejo con "Tu Eterna Pesadilla", (tema del chavo que era "Salsero": Aarón Montalvo); y que es uno de los sencillos más padres del disco "Hadas" (1999).

La canción es una de las que más me gusta de ese disco, porque siento yo que es una de esas "rolas" que tienen la capacidad de "ponerte de buenas", cada vez que la escuchas.

Este videoclip, fue realizado en una zona desértica del estado de Hidalgo; y desde la primera vez que lo vi, me encantó porque sin ser algo muy "elaborado", ni contar una historia en concreto; Pedro Torres (realizador mexicano del cual ya hablé hace tiempo en este blog); logró captar lo mucho que se divirtieron las 3 chavas durante el rodaje.

Además pasa algo bien curioso con este video... Hace 10 años que lo realizaron (la verdad no hace tanto si se ponen a pensar que la carrera de Flans abarca casi 20 años) y desde ese entonces me llamaba ya mucho la atención imaginar todo lo que hubo detrás de la filmación y en la preproducción... Con más ganas ahora que yo estoy "metida" de lleno en todo eso, y pues bueno, tiene escenas que me gustan mucho, porque en resumen, siento que en este video Pedro logró reflejar mucho de la esencia de lo que era Flans.

En pocas palabras, ¡me encanta este video!, y pues para iniciar el fin de semana lo comparto con ustedes y espero que lo disfruten tanto como yo.

¡Buen Fin de Semana!


"Tu Eterna Pesadilla" / Hadas (1999) / Track 3.


"Tu Eterna Pesadilla"
-Aarón Montalvo-

Me tropiezo a cada paso que yo doy contigo,
y no encuentro la manera de pedirte espacio.

No soy quien crees,
no me puedes atar,
no lo intentes vete.

No soy normal,
no me quieras salvar,
cambia de estrategia.

Sé que al final me encuentro
bebiéndome otros besos,
y sé que soy,
tu eterna pesadilla de amor.

Luego al final regreso
a escuchar tus lamentos,
pues sé que soy
tu eterna pesadilla de amor.

No soy normal, tú, no me puedes atar...
Pues soy... Tu eterna pesadilla de amor.

No soy quien crees,
no me puedes atar…

Sé que al final me encuentro…
Luego al final regreso…
Sé que al final me encuentro…
Luego al final regreso…

El Regalo Más Grande....

on miércoles, julio 22, 2009

Me gusta caminar, porque mientras recorro calles a veces me acuerdo de cosas que ya pasaron, o comienzo a pensar en cosas que he vivido, que veo a diario o también empiezo a reflexionar acerca de algo que haya escuchado decir a alguien o me haya tocado presenciar.

En esta semana -obligada un poco por las circunstancias- he tenido que caminar durante las tardes, y es una parte del día que disfruto mucho, porque además de que me distrae demasiado a travesar por un tramo grande de una avenida importante, viendo a la gente que pasa, la que va dentro de los autos y se para en los semáforos, me agrada la idea de que a pesar del calor, la vida me regala la posibilidad de poder caminar sin prisa todavía con el reflejo de la luz, en la antesala previa a que se despida el día.

Hoy mientras iba caminando y pensando en que quería ya llegar a mi casa, de pronto me vino a la mente el recuerdo de un comercial que hace algunos años formó parte de la campaña "Priceless" (o "las cosas que no tienen precio"), de las tarjetas de crédito Master Card.

Esa campaña publicitaria a mi me gustaba mucho; y me acordé que en el año 2001, un día cuando estaba en casa leyendo una revista de "Selecciones del Readers Digest" me encontré en una de las páginas uno de esos anuncios, en el que aparecía la imagen de una chava en una tina de baño con burbujas, con expresión en el rostro que denotaba que estaba disfrutando mucho el momento, mientras que al pie de la foto decía:

- Baño de burbujas$ 180.00

- Velas aromáticas: 150.00

- Nuevo CD de música relajante: $ 200.00

- Que el mundo desaparezca por una tarde... No tiene precio...

Cuando encontré ese anuncio, lo recorté y lo pegué en el cuaderno de diario que llevaba en aquel entonces. Me acuerdo que las siguientes 5 hojas en blanco, las llené con un texto en el que hablaba un poco de todas esas cosas que para mi eran valiosas y algunas más con las que soñaba en esa época alcanzar un día.

Muchas de esas cosas no han cambiado todavía y las sigo añorando hasta ahora; y no obstante que mi intención era compartir en el blog la transcripción de esas páginas del diario, al volver a leerlas después de 9 años, me parecieron demasiado "cursis", y por eso ya no quise publicarlas (digo... ¿Habrá alguien a quien le interese conocer eso?)...

Pero bueno, el caso es que a la par de esos recuerdos. me vino a la mente también la idea de algo que escuché decir a Fernanda Familiar en su programa de radio, hará apenas un par de semanas, y que en combinación con ese recuerdo del pasado, (que en cierta forma se relacionaba con eso), propició la idea que le dio sentido a este post que les comparto en esta mitad de semana, y fue en lo que estuve pensando durante todo el camino de regreso a mi casa.

En la radio, (no recuerdo bien a ciencia cierta cuál era el tema sobre el que Fernanda hablaba en ese día), pero me encanta, porque me hizo comprobar una vez más que ella siempre tiene la capacidad para dejarme pensando mucho tiempo posterior a haberla escuchado; y en el segmento final de su programa, minutos antes del mediodía, ella comentaba de "La importancia de darte un regalo a ti mismo todos los días".

Mientras cuestionaba: ¿Cuáles eran las cosas que a cada uno de nosotros nos gustaba "regalarnos" en un día ordinario?, Fernanda decía que a ella le gustaba "regalarse" un momento al final del día. Ese en el que estando ya en casa y después de haber terminado su trabajo del día y sus hijos estaban ya dormidos, ella podía ir a sentarse plácidamente en un sillón de su casa para disfrutar en un lugar apartado, de ese momento que era sólo para ella misma.

Me sentí muy identificada con ella, no sólo porque para mi, desde siempre fue muy importante apartar un momentito al final del día para estar a solas y escribir... Otras veces y cuando el tiempo lo permite, al igual que ella, yo también disfruto mucho de las historias fantásticas o relatos interesantes sobre lugares y personajes que me regala un libro, pero más allá de ese "autoregalo individual" al final del día, me puse a reflexionar y llegué a la conclusión de que sus palabras eran ciertas, mientras pensaba también en todas las cosas que pueden representar un regalo para las demás personas.

¿Cuál es el regalo que tu te haces a diario?... Muchas veces ni siquiera te das cuenta, pero a pesar de que a todos nos gusta que nos obsequien cosas, a veces los regalos más valiosos no tienen forma, carecen de un valor monetario y ni siquiera vienen envueltos, porque se obtienen a través de las cosas más sencillas y ordinarias de la vida.

Cada persona es distinta, pero para ponerles unos cuantos ejemplos de este tipo de "regalos" a los que hago referencia en este post, les diré que por ejemplo para algunas personas un regalo puede ser hacer una escala en el camino de regreso a casa para llegar a comprarse un helado, puede ser salir a caminar acompañado de alguien o un simple paseo en bicicleta; a final de mes comprarse (sin que haya una ocasión especial).

Un regalo que puede ir desde el objeto más banal, hasta un libro o un disco compacto; pueden ser también esos 30 minutos que te regalas después de la comida para aprovechar y descansar un rato; o simplemente esas ganas de salir a buscar hasta su casa a tu mejor amigo o llamarle por teléfono al final del día, porque tienes ganas de verlo para compartir una charla nada más.

A medida que me iba acercando a mi casa, empecé a recapitular ¿Cuáles son los últimos regalos que en lo personal yo me he dado?, y descubrí que fueron cosas demasiado simples... Un fin de semana fue una "Rockaleta" (una paleta en forma de bola, hecha de tamarindo y rellena de chicle por dentro), ir a comer pescado un día de la semana que no encontré a nadie en mi casa y no había comida hecha; una madrugada entera hablando con Vane de un montón de cosas que no tienen nada que ver con lo cotidiano y si mucho con los sueños... Las caminatas sin prisa de estos últimos días, el momentito "extra" entre que termina la madrugada y está amaneciendo y yo alucino imaginando cosas padres y soñando despierta y por último (para ya no hacer más larga esta lista), mi regalo de hoy, fue un elote con chile.

Cada cabeza es un mundo, y aunque sé que a todos nos encanta recibir regalos porque muchas veces más que el objeto material que recibes en si, te emociona la idea de la sorpresa que encontrarás al destapar una caja y te conmueve el detalle de que alguien haya pensado especialmente en ti para darte un obsequio... Insisto en que los mejores regalos no tienen un valor conmesurable.

Muchas personas han recibidido regalos muy costoso y no se dan cuenta que lo más valioso e increíble se los ha regalado la vida misma... La posibilidad de estar vivos y sanos, de tener una familia hermosa; poder compartir cada día y despertar al lado de la persona que se ama (eso es algo que no todos tenemos el privilegio de tener y tampoco se consigue a la vuelta de la esquina); el trabajar en algo que te gusta y disfrutas demasiado; o quizá aunque no tengas ninguna de las cosas que mencioné antes, puedes sentirte afortunado (a) por el simple hecho de que Dios te regala cada día la posibilidad de hacer de tu vida lo que tu quieras que sea y esa es una oportunidad que para cada uno de nosotros se renueva al cumplirse el ciclo de las 24 horas, con cada uno de los días que se van sumando uno a uno y conforman nuestra existencia.

¿Cuáles son los regalos que te has dado tú últimamente?... Pero sobre todo, ¿Cuál es el regalo más importante y valioso que te ha dado la vida?... Estoy segura que la respuesta la tienes ahora mismo en mente y quizá te hará esbozar una sonrisa....

A veces pienso que si en este momento llegara alguien y pusiera en tus manos una caja vacía (pero cuidadosamente decorada); pensarías de inmediato en que se trata de una broma (si la caja no contiene nada)... Pero si fuera simplemente como la que aparece en la foto final de este post, quizá lo asociarías con la idea de un regalo más de tipo sentimental y romántico, pero en este caso en particular, yo quise colocarla precisamente al pie de este párrafo para cerrar el post, porque siento que representa a la perfección la "materialización" de todos esos regalos tan padres que alguien te ha dado y que además de haber sido planeados especialmente para ti, no pueden medirse en dinero, pero son invaluables porque fueron hechos de corazón... Y eso es lo que cuenta...


Por último, para cerrar el post, una canción padrísima que me regalaron casi a principios de este año y que me encanta porque algunas partes de la letra siempre me hace acordarme precisamente de eso, que los regalos más bonitos y que más me han emocionado no tienen que ver con objetos costosos, pero si con el sentimiento que experimenté al descubrir una carta escrita de puño y letra, un par de cajas pintadas a mano, dos cuadernos tipo diario en los que una persona muy importante me compartió sus sueños y parte de su vida; además de la posibilidad de todo eso que nos falta por compartir.

Mientras que a nivel individual yo voy a intentar seguir "autoregalándome" momentos al final del día para escribir y soñar despierta... Creo que eso es básico para mi.

¡Buena mitad de semana!!!



"El Regalo Más Grande"
-Autor: Tiziano Ferro / Interp. Tiziano Ferro y Amaia Montero-

Quiero hacerte un regalo,
algo dulce, algo raro....

No un regalo común,
de los que perdiste, o nunca abriste,
que olvidaste en un tren o no aceptaste...

De los que abres y lloras,
que estás feliz y no finges,
y en este día de septiembre
te dedicaré, el regalo más grande...

Quiero entregar tu sonrisa a la luna y que,
de noche, quien la mire, pueda pensar en ti,
porque tu amor para mi es importante,
y no me importa lo que diga la gente, porque...

Con el silencio sé que me protegías y sé,
que aún cansada tu sonrisa no se marcharía...

Mañana saldré de viaje
y me llevaré, tu presencia
para que no se vaya y siempre vuelva...

Mi regalo más grande,
el regalo más grande...

Yo quiero que me regales,
un sueño escondido
o nunca entregado...

De esos que no puedo abrir,
delante de mucha gente,
porque el regalo más grande,
es sólo nuestro para siempre.

Quiero entregar tu sonrisa a la luna, y que
de noche, quien la mire, pueda pensar en ti,
porque tu amor para mi es importante,
y no me importa lo que diga la gente,
porque...

Con el silencio sé que me protegías y sé
que aún cansada tu sonrisa no se marcharía...

Mañana saldré de viaje
y me llevaré tu presencia
para que entiendas que...

Que si llegara ahora el fin que sea en un abismo,
no para odiarme sino para intentar volar y...
y si te niega todo esta extrema agonía,
si aún la vida te negara, respira la mía

Yo estaba atento a no amar antes de encontrarte
y descuidaba mi existencia y no me importaba
no quiero lastimarme más amor, amor, amor...

Quiero entregar tu sonrisa a la luna y que
de noche, quien la mire, pueda pensar en ti,
porque tu amor para mi es importante
y no me importa lo que diga la gente
porque...

Amor negado, amor robado y nunca devuelto
mi amor tan grande como el tiempo, en ti me pierdo
amor que me habla con tus ojos aquí enfrente...

Eres tú,
eres tú,
eres tú…
El regalo más grande...

Carta Para Adriana:

on domingo, julio 19, 2009
La Nueva Generación del Grupo Folklórico Makahui durante una de sus presentaciones.

Adriana:

Otro año más en la misma ciudad... Son 17 ya exactos desde el día en que decidiste irte para perseguir un sueño...

No lo hiciste sola, te fuiste acompañada por 18 amigos, y yo creo que nunca imaginaste que lo que para ustedes sería un viaje sin regreso, para todos los que nos quedamos aquí sería una gran lección de vida.

A veces me imagino lo que sería de tu vida si siguieras por aquí ahora... Tal vez no reconocerías las calles en las que creciste, y todos los que te conocimos te pareceríamos distintos, casi, casi como personajes desconocidos...

El presente sería otro si nunca hubieras realizado ese viaje, y al igual que muchos de tus amigos serías una mujer con una vida hecha, quizá con una familia, pero sobre todo con mil planes y proyectos por adelante.

Si la magia fuera posible, y al igual que en sueños, a ti y a tus demás amigos se les permitiera volver por tan sólo un día, seguramente a tu regreso habría una gran fiesta; pero en medio de esa gran algarabía, experimentarías una tristeza infinita al darte cuenta que el tiempo ha pasado, que los rostros que para ti eran familiares, hoy ya no son los mismos, que en tu casa el espacio que era tuyo tal vez ya no existe, que en la escuela donde estudiamos todos juntos ya no hay nadie, que los salones y pasillos lucen desiertos; y aunque Makahui sigue siendo sinónimo de danza y disciplina, en el gimnasio dónde tú y los otros chicos dejaron muchas horas de esfuerzo en los ensayos después de la hora de salida; ahora sólo lo ocupan los recuerdos...

En la ciudad también desaparecieron muchas cosas que antes existían y te asombraría descubrir que en general el mundo se volvió un lugar demasiado peligroso y hostil.

Quizá por eso Dios no permite que quienes se vayan regresen y traspasen el umbral que divide a la realidad de los sueños... Tal vez por eso ÉL quería que tu vida fuera breve, para que se cumpliera el objetivo de que muchos de nosotros entendiéramos a través de ti la importancia de no quedarte nunca con las ganas de decir o realizar algo, y de vivir cada uno de los días que se nos hayan asignado en el libro de la vida, con total intensidad.

La idea de "el reencuentro" en medio de una gran fiesta, tal vez sea una promesa que se cumplirá sólo hasta que todos los que nos quedamos, cruzemos el umbral donde se encuentra la delgada línea que divide a la vida, de la permanencia en la eternidad...

Mientras sigamos aquí, y a pesar de que las cosas cambien y la ausencia duela, a ti, (al igual que todos aquellos que se fueron contigo), cada año que transcurra se les seguirá recordando, como cuando vivieron aquí.

*************************
Nota: Adriana fue una compañera de escuela con la que conviví los 3 años de secundaria y en preparatoria estuvimos en el mismo grupo otra vez hasta antes de pasar al 5to. Semestre.

Ella pertenecía al grupo de danza folklórica "Makahui" del CBTIS No. 114 y falleció junto a otros 19 compañeros durante un viaje por carretera en la ciudad de Antigua Guatemala, país al que fueron invitados tras haber ganado el primer lugar en el concurso de danza a nivel nacional.

El accidente sucedió el día 19 de Julio de 1992, y como cada año me sumo a la conmemoración de este aniversario luctuoso.

¡Un abrazo para Adriana y los Makahuis donde quiera que estén!


"Cuando Tú No Estés Conmigo"

- Erick Aldrett / Mildred Villafañe-

Cuando tú, no estés conmigo
no habrá distancia que separe,
tus pensamientos de los míos.

Me llevarás junto contigo
y lo mejor de mis sentidos,
te hará un vestido por abrigo...

No te irás,
no te irás jamás...

Y aunque sé,
que el mundo no se acaba,
sigue y yo no puedo imaginar,
que tu te vayas.
mi vida no sería igual...

Y aunque sé,
que tengo que ser fuerte,
me llevarán tus alas hasta el cielo,
si tengo que volar...

Lo mejor de ti se verá,
desde lejos en mis ojos,
¡Qué poquita cosa será,
un problema si me guías!
me abrazará tu calma.
noche y día...

Cuando tú, no estés conmigo,
serás mi Ángel de la Guarda,
y cuidarás mi fantasía...

Se quedará,
tu risa en mi alma,
me quedaré con tus palabras,
y haré de ellas mis estrellas...

No te irás,
no te irás jamás...

Y aunque sé,
que el mundo no se acaba,
sigue y yo no puedo imaginar,
que tú te vayas;
mi vida no sería igual...

Y aunque sé,
que tengo que ser fuerte,
me llevarán tus alas hasta el cielo,
si tengo que volar...

Lo mejor de ti se verá,
desde lejos en mis ojos,
¡Qué poquita cosa será,
un problema si me guías!,
me abrazará tu calma,
noche y día...

Lo mejor de ti se verá,
desde lejos en mis ojos,
¡Qué poquita cosa será,
un problema si me guías!,
me abrazará tu calma,
noche y día
...

Living With Michael Jackson.

on viernes, julio 17, 2009

Su muerte ha sido el tema más comentado de las últimas semanas, porque para bien o para mal, (y te guste o no su estilo), Michael Jackson sentó un precedente en la música que marcó a toda una generación y por ese simple hecho tuvo, ha tenido y tendrá un lugar privilegiado en el mundo de la música.

A pesar de que yo no soy fan, si me gustaba mucho su música, sobre todo porque me trae muchos recuerdos de mi niñez, cuando el disco de "Triller" nos hacía alucinar a mi y a mis hermanos y por esa etapa se definieron en concreto mis gustos musicales y fue así como me incliné por el pop.

Pero bueno, no voy a hablar de eso, para cerrar esta semana yo sólo quería contarles que yo estaba planeando subir más adelante un post mucho más elaborado sobre Michael; y que tenía como única intención ser un humilde homenaje póstumo y muy personal, que se sume a los cientos de los que ya le han realizado hasta ahora los medios de comunicación y sobre todo los fans.


Esa era la intención, pero los planes siempre cambian y el día de ayer, viendo en internet un video de "chisme farandulero" que no tenía nada que ver con Michael Jackson fue como di con los videos del programa especial: "Living With Michael".

La verdad me sorprendí, porque a través de ellos descubrí una faceta de El Rey del Pop que yo desconocía...

Después de ver la serie completa (son 11 videos en total); me quedé reflexionando mucho en que a pesar de que todos teníamos una opinión muy concreta acerca de lo que fue este personaje en vida; en este especial (que fue realizado en el 2003); se muestra un Michael muy distinto y prácticamente desconocido para cada uno de nosotros.

En lo personal me impresionó descubrir a un hombre que a pesar de su fama era muy frágil e inseguro, pero al mismo tiempo un artista con un don de genialidad que pocas veces se manifiesta en un ser humano; y quien a pesar de lo "incisivo" y acorralante que podía ser el periodista que lo entrevistó, Michael dejó ver por primera vez que más allá de los errores y excentricidades que tuvo como ser humano y como artista (muchos de ellos propiciados por los traumas de su infancia), él era un hombre cuya sensibilidad influyó en muchos aspectos de su vida y por momentos logra enternecerte con sus actitudes y su forma de pensar.

En pocas palabras, estos videos muestran a un Michael Jackson muy distinto al que todos conocimos a través de los años.... Y no quiero contarles más, solamente cerrar este post diciendo que verdad o mentira todo lo negativo que se dijo acerca de él, no nos corresponde a nosotros señalarlo, porque para bien o para mal él ya esta juzgado por Dios y pues bueno, a las personas que fallecen hay que recordarlas por lo bueno que hicieron y esta es una buena manera de reconocer el talento de Michael Jackson.


El Rey del Pop ha muerto, pero vivirá por siempre a través de su legado artístico y musical.

¡Que disfruten los Videos!!!

*************************
Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

Parte 7

Parte 8

Parte 9

Parte 10

Parte 11

"Remembranzas Fantasmagóricas" (Parte XI).

on martes, julio 14, 2009
Era cerca del mediodía, cuando Verónica se dio por fin la oportunidad para leer la carta que hacía apenas un par de días recibiera con el timbre y sello postal de la oficina de correos del estado de Nuevo México.

A pesar de que en ese lapso de tiempo, tuvo otras oportunidades para resquebrajar el sello de cera con la insignia que representaba a la Familia Alcaraz; por el simple hecho de tratarse de una carta escrita por Margarita, (su mejor amiga); La Viuda de Altamirano decidió que era mucho mejor practicar la prudencia y no dejarse tentar por el ansia y la curiosidad que implicaba tener noticias nuevas y perder así el incomparable placer de alterar un sello que celosamente resguardaba una carta escrita de puño y letra.



Tenía muchas ganas de saber ¿Qué había pasado? con esa chica, que de ser una "extraña conocida" (en el sentido de que la había visto y la conocía porque ambas pertenecían al mismo estrato social); ahora era mucho más que eso; pues el cariño que en tan poco tiempo logró sentir por "Maggie", pasó a convertirla en una persona imprescindible y muy importante para su existencia.


Inspirada por la sensación de tranquilidad que le brindaba el haz de luz iluminando de modo parcial la orilla de una pequeña mesa junto a la ventana de la cocina; Verónica no dudó en aprovechar ese momento de paz y silencio en el que a esa hora del día; (estando su pequeña hija en el colegio, y mientras las personas a su servicio se encontraban atareadas en el mantenimiento de otras áreas de la enorme casa); ella aprovechar para usar ese tiempo (que por lo regular destinaba para cosas que la llenaban por dentro); para disfrutar por fin de la carta escrita por su amiga.

Ese era su momento perfecto y en verdad lo disfrutó… Pues bajo aquella atmósfera conformada por la sinfonía de sonidos burbujeantes surgidos de las ollas con guisos exquisitos (pretendiendo alcanzar su sabor y consistencia bajo la lumbre del fogón); al romper por fin el sello; con gran satisfacción Verónica esbozó una espontánea sonrisa al confirmar que el interior del sobre contenía una carta kilométrica de varias hojas.

Antes de irse, Margarita le prometió que le escribiría para mantenerla al tanto de todo cuanto aconteciera con ella durante el tiempo que estuviera ausente. Verónica sabía que su amiga cumpliría su promesa, puesto que más allá de esa certeza que tenía de que en esos días fuera de la ciudad, de alguna forma estarían en contacto; el lazo de amistad entre ellas era tan estrecho, que sin importar que durante la semana pudieran pasar horas conversando; (y en apariencia no tendrían ya, nada más que decirse), se volvió una hermosa costumbre entre ellas escribirse cartas.

En las ocasiones en que por alguna razón no podían reunirse; casi siempre al final del día, tanto en la puerta de la Familia Alcaraz como en la residencia Altamirano, aparecía un mensajero llevando un sobre con una misiva, que más allá de cumplir con el formulismo de un saludo escrito y formal de cortesía; llevaba para cada una, cartas que por lo detallado de su extensión bien podían “rayar” en algo similar a Páginas Sueltas de diario (ensobretadas); y que llegaron a convertirse en el medio que ambas podían utilizar para estar pendiente una de la otra.

En los días en que por la restrictivo y autoritario cuidado de su madre, Margarita no podía utilizar ningún pretexto “creíble” para poder salir a la calle y poder estar –como tanto le gustaba- en casa de Verónica; bastaba con que tomara un pedazo de papel, la pluma y el tintero; para sentirse –a pesar de la distancia- muy cerca de su mejor amiga.



Sonrió al caer en la cuenta de eso, pero quería disfrutar del instante presente, por eso, en el momento en que extendió sobre la mesa todas las hojas que se veía fueron cuidadosamente dobladas y reconoció la caligrafía armoniosa y peculiar de su amiga, Verónica supo, que no sólo disfrutaba enormemente leer esas cartas; sino que también tomó consciencia de que en muchas ocasiones, (y sin tener un motivo aparente), para ella misma se convirtió en una imperiosa necesidad hacerle saber –aunque fuera de manera escrita a su amiga- todo lo que en su cabeza y su alma habitaba; sin importar el hecho de que tuvieran que pasar varios días para poder reunirse con ella para conversar.

No supo explicar ¿Por qué?; pero en ese instante se le vinieron a la mente la cantidad de veces en los que durante diversos momentos del día, Verónica se sirvió también de la pluma y el tintero, para expresarle de manera escrita, cosas tan simples como el boceto de algún personaje fantástico; alguna idea nueva que quería consultarle relacionada con su trabajo creativo o tan solo contarle lo acontecido en el día.

Todas esas cosas que en apariencia eran simples, no eran más que el pretexto perfecto para iniciar una carta, cuya verdadera intención era hacerle saber lo importante que era para ella hablarle de todas esas cosas -que nunca antes compartió con nadie-, y que iban desde la complicidad para hacerla partícipe de sus sueños y planes más locos; así como también aprovechar el gran apoyo que le brindaba su amistad, y que desde hacía un buen tiempo la llevó a confirmar que mientras Margarita fuera su amiga incondicional, ella nunca más volvería a sentirse sola.

Los ojos se le humedecieron de modo leve mientras se iba enterando entre líneas de todo lo que había pasado durante los últimos días en Mesilla, Nuevo México; no sólo por la emoción que le provocó saber que ella estaba feliz con todo lo acontecido, sino también porque justo en ese instante se sintió muy orgullosa del gran corazón y los valores tan sólidos que Margarita tenía, y entonces más que nunca se sintió privilegiada de contar con su amistad y de que fuera alguien tan cercana ella.

Luego de que leyó con atención y prácticamente vivió y se entusiasmó -del mismo modo que su amiga lo hizo en su momento con todas y cada una de las situaciones y aventuras que le expuso en esa carta-; Verónica tuvo la intención de contestarle con una carta igual de extensa y detallada; pero en ese instante la pequeña Ximena apareció de la mano de su Nana.

Como eso implicaba apresurar los preparativos relacionados con la hora de la comida; a pesar de que le hubiera gustado hacerle mil preguntas, Verónica se tuvo que resignar a intentar escribir una nota breve en respuesta, con su hija sentada sobre sus piernas.

Aquel habría sido un día normal, en el que dos o tres cartas se cruzarían en el camino y entre calles como rápida respuesta; sin embargo, -a diferencia de otras veces- esta vez no había mucho tiempo, pues la ciudad –en aparente calma- durante esas primeras horas del día, se encontraba en el preludio que antecede a un gran suceso, y esa mañana, todas las personas que habitaban en esa tierra desértica (sin importar su condición social); tras observar el despliegue de preparativos y el decorado que desde varios días atrás transformó la cotidianidad de las calles, aguardaban con gran expectativa lo que sucedería en la víspera de la entrevista del General Porfirio Díaz (Presidente de la República), durante su entrevista con su homónimo William Toward Taft.


Av. 16 de Septiembre, decorada previo a la visita de la entrevista Díaz-Taft.


Aún era muy temprano, pero Margarita no quería que la sorprendieran las prisas. Por esa razón, procuró despertarse a primera hora, para dedicarse por entero a los preparativos de su arreglo personal, (que a diferencia de otras ocasiones), esta vez tenía que ser mucho más esmerado, dado que Fernando le había pedido que como su prometida, lo acompañara en las actividades protocolarias del día; y por la noche, a la cena de gala que El General Díaz ofrecería en el edificio de la aduana, tras la reunión diplomática con su homónimo de Estados Unidos.

No era que a Margarita le interesaran mucho ese tipo de eventos… De hecho los detestaba y dentro de lo posible, procuraba evitarlos al máximo. Sabía en el fondo, que Fernando pensaba igual que ella respecto a todo eso; pero al igual que Margarita lo hizo en varias ocasiones, al final tuvo que ceder y asistir “por compromiso” a eventos por no hacer “quedar mal” a su familia.


Al ser el Dr. Gustavo de Iturrigaray, un amigo y colaborador cercano al Presidente de la República; Fernando, siendo el primogénito de uno de los invitados de honor a tan importante acontecimiento; no podía fallarle a su padre y forzosamente tenía que estar presente; puesto que a pesar de que no comulgara con las ideas y la forma de gobernar de aquellos hombres que conformaban la esfera más alta de poder, mucho del impulso que él necesitaba para asegurar su futuro, dependía de si asistía o no.

Como la chica espontánea y sencilla que era, Margarita no dudó en “escabullírse”, saliendo por la parte baja del vestido que en ese instante le estaban probando, cuando vio aparecer a otra de las chicas de servicio, llevando un sobre membretado que le hizo saber que provenía de casa de su amiga Verónica.

Al abrirlo, este dejó al descubierto una hoja de papel con una orla negra, ya que siendo esa carta, algo escrito por una mujer viuda, el ritual de luto, (aunque rodeaba a todos los aspectos de la vida cotidiana), indicaba que lo más correcto era que aunque nunca se escribiera en forma directa sobre la muerte, (dado que la intimidad de los sentimientos era respetada con reverencia); una persona en las circunstancias de Verónica debía seguir cierto protocolo que indicara hasta en el uso de la papelería para la correspondencia, su estado civil.


Pero eso era un mero formalismo… Como ya se sabía, las cartas entre ellas dos iban mucho más allá de todo eso… Por esa razón, a Margarita no le importó que la sirvienta refunfuñara por haberse quedado con el vestido entre las manos (que apenas unos instantes atrás ella llenara); mientras a Margarita –así ataviada en ese “pudoroso” atuendo interior-, se retiraba hacia un rincón de la habitación, con toda la intención de descubrír lo que a través de ese papel su gran amiga tenía para decirle:



A pesar de que era un recado tan breve, ese trozo de papel fue suficiente para que Margarita se sintiera todavía mucho más entusiasmada. Conocía muy bien a Verónica y sabía que bajo otras circunstancias, ella habría decidido declinar la invitación a un evento como ese –a pesar de haber sido convocada dada la respetabilidad del apellido de su difunto marido- pero esta vez, era diferente y la mayoría de las personas no querían perderse un acontecimiento tan importante como ese y que con toda seguridad daría mucho de que hablar todavía mucho tiempo después.

El tiempo se fue volando… De hecho ella lo sintió como si hubiera desvanecido en un simple abrir y cerrar de ojos, pues cuando menos lo pensó –y justo cuando su madre le aseguraba sobre el cuello un exquisito collar de perlas- el timbre de la puerta principal sonó y su corazón se aceleró en forma sorpresiva, pues no necesitaba adivinar por la puntualidad que se trataba de Fernando.

No sa

No sabía porque, pero tenía muchas ganas de verlo, mientras que él por su parte, para ganar un poco más de tiempo y no dejarse abrumar por la prisa, esta vez el optó por esperar afuera de la residencia, prácticamente al pie del carruaje.

Desde el fondo del vestíbulo y mientras Margarita se dirigía seguida por un séquito de mujeres que iban cuidando que el vestido no se le arrastrara; desde antes de alcanzar el umbral de la salida; ella lo percibió a través de la puerta abierta algo impaciente y nervioso, (dado que tenía el reloj de bolsillo en una de sus manos); pero esa sensación de ansiedad provocada por la idea de partir lo antes posible se desvaneció como arena entre las manos cuando él la vio cruzar a toda prisa la entrada principal y unos instantes después la tenía ya a escazos centímetros de distancia.

En forma literal Fernando se quedó sin habla al verla, pues estaba realmente sorprendido; Margarita era una mujer hermosa, pero su arreglo para esta ocasión rayaba en lo sublime...

El vestido, su peinado, el maquillaje apenas perceptible y en tonos casi naturales, la hacían ver como una chica sofisticada y elegante, pero que al mismo tiempo, su estilo sencillo y el buen gusto (que es algo que no se aprende ni se hereda); la colocaba a una distancia abismal de las típicas “damas de alcurnia” que en el afán por evidenciar su clase social, caían en la exageración de los accesorios y la ostentación.

A pesar de que tuvo la intención, no pudo decirle nada, se limitó a besarle con reverencia las manos y ayudarla con toda delicadeza a subir al carruaje para luego partir.

En los primeros minutos del trayecto de la casa de la Familia Alcaraz, hacia el punto de la ciudad donde sería el primer encuentro entre ambos presidentes; Fernando se sintió un tanto incómodo al caer en la cuenta que posterior a haberla visto, se había puesto demasiado nervioso y eso era algo nuevo e inusual para él.

Esa reacción tampoco pasó inadvertida para Margarita, quien un tanto divertida no tuvo el menor reparo en preguntarle si durante todo el camino evitaría dirigirle la palabra; pero lo hizo en un tono que le hizo saber a Fernando que su única intención era que él se relajara, pues sabía que ese día en especial estuvo sometido a una enorme presión.

Con una mirada que hubiera sido capaz de derretir a la mujer más fría e indiferente, él le agradeció su comprensión y un poco más tranquilo, en esos primeros minutos le habló de lo que en base a lo predecible que era el grupo político de su padre, él suponía que sucedería después de esa visita del primer mandatario de los Estados Unidos y las repercusiones que esto traería para México.

Así, avanzaron a través de esas calles en las que contrastaba lo suntuoso del decorado que el gobierno dispuso para dar la idea de una nación en creciente desarrollo con la miseria y la desfachatez de la clase trabajadora.

Conforme el tiempo transcurría esa mezcolanza de clases sociales comenzó a apostarse en ambos costados de las aceras, con la intención de ver pasar a ambos presidentes.

Margarita se sorprendió de que Fernando, tras haberle expresado durante todo el camino su punto de vista sobre ese momento de la vida política de México, se salió de todo contexto y de uno de los compartimentos de la carreta extrajo un objeto que evidentemente era un regalo para ella.

Se trataba de una especie de cuaderno muy “artesanal” –por así decirlo de alguna manera- elaborado con hojas de papel de un color y textura un tanto ásperas; que además se veía había sido empastado a mano.


Si como objeto, era algo especial, la historia que Fernando le contó respecto a como llegó hasta sus manos era todavía mucho más especial…

Tal y como si contara con todo el tiempo del mundo, el joven doctor le contó que varios años atrás, casi cuando él era un adolescente, y en ese entonces le gustaba acompañar a su padre a la ciudad de Chihuahua, con la única intención de conocer todos esos lugares apartados en el corazón de La Sierra y en los que la necesidad de la gente era apremiante; en alguna ocasión ayudó a un hombre humilde, quien al momento de pasar él y su padre por ahí se encontraba bastante angustiado, debido a que uno de sus hijos había sufrido una caída de un caballo que le ocasionó una severa fractura en una de sus piernas.

Fernando, quien en ese entonces ya mostraba interés por la medicina y a su corta edad había leído algunos libros de anatomía y tenía nociones básicas de primeros auxilios (como consecuencia de haber visto cosas relacionadas con la práctica médica desde que tenía uso de razón); ante el asombro de su propio padre, se ofreció a ayudar.

El resultado fue simple: Con gran destreza, Fernando logró un entablillado que ni un médico tan experimentado como El Dr. Iturrigaray (Padre) o alguno de sus asistentes más capacitados, hubiera sido capaz de realizar.

El hombre en agradecimiento, y al no contar con dinero para recompensarlo por su ayuda, le regaló ese cuaderno que él mismo había confeccionado y que estaba guardando desde hacia tiempo para cuando pudiera lograr su sueño de aprender a leer y escribir.


Fernando lo conservó desde entonces, pero dado el valor sentimental del obsequio nunca se atrevió a usarlo, pues consideraba que las páginas de un cuaderno así deberían ser llenadas con un contenido mucho más importante y sublime que los simples apuntes de un joven estudiante de medicina.

En el tiempo presente, y durante todo ese breve tiempo compartido junto a ella y en el que estaba aprendiendo a conocer a Margarita, para él había resultado interesante el hecho de haber descubierto su eterna afición por escribir y dibujar; y por esa razón consideró que un objeto como ese, tendría un mejor destino y uso si lo ponía en manos de alguien como ella.

De principio Margarita no quiso aceptarlo, pues a pesar de que era un detalle hermoso, consideraba que era demasiado para ella; pero entonces Fernando, sin aceptar ni dejarse convencer por ninguno de los argumentos que ella utilizó para negarse; esta vez invirtió los papeles y fue él quien aprovechando la capacidad que tenía para ser demasiado encantador -cuando de verdad se proponía serlo- volvió a colocarlo entre sus manos y con toda la sinceridad que irradiaba sin saberlo a través de su mirada, le hizo saber de la fe y la certeza que tenía para afirmar que ella sería capaz de plasmar cosas grandiosas en esas páginas y lo que le gustaría que llegara el día en que pudiera tenerle la suficiente confianza para compartir todo eso con él.

Para ella fue demasiado y se sentía particularmente emocionada y conmovida, porque tal y como si Fernando le hubiese leído el pensamiento; apenas unos días antes, ella había estado considerando la posiblidad de no sólo compartirle algunas de las cosas que escribía, sino de contarle de todo lo que para ella representaba el trabajo que en esa etapa reciente estaba realizando en conjunción con su mejor amiga.

Ya no pudo decirle nada; un cosquilleo le dio vueltas en el estómago… A pesar de que quiso agradecerle, no encontró las palabras adecuadas para hacerlo. Además de que ese era el regalo más original que había recibido en mucho tiempo (y que por ende era mucho más valioso y significativo que una prenda cara o una joya exquisita); hablaba mucho de la enorme capacidad que Fernando tenía para darse cuenta de lo que para ella era importante y tal vez representaba una necesidad.

De un modo curioso él supuso sin necesidad de palabras todo eso en lo que ella estaba pensando, y del mismo modo que ella intentara infundirle confianza apenas unos cuantos minutos antes, Fernando le sonrió y le guiñó el ojo en un intento por hacerle saber que no había necesidad de que dijera nada, ni mucho menos le agradeciera; lo cual fue el detonante para que Margarita se diera cuenta –tras esa simple acción- que comenzaba a “derretirse” por él.

El calor y la pigmentación de color rojo que invadió cada centímetro de su piel cuando para sus “adentros” pensó que si ella hubiese sido una chica más “Audaz” se habría atrevido a darle un beso (en la mejilla porsupuesto); provocó que desviara su mirada...

Por fortuna Fernando no se dio cuenta de ello, pues en ese momento el carruaje se detuvo indicando así que por fin arribaron a su lugar de destino.

Con la misma delicadeza del inicio, la ayudo a descender, y lo primero que se encontraron –además de un montón de gente- que en ese punto intermedio del puente de cruce, esperaba el encuentro de los dos presidentes, fue, que la apariencia ostentosa de unos (como muestra palpable de que la moda francesa era sinónimo de buen gusto y elegancia); parecía una burla para la gente del pueblo.

Esta inmensa mayoría, que esperaba allí con la idea de no perder una oportunidad única para presenciar una especie de “espectáculo gratuito” lucía “desarrapada” en comparación con la selecta aristocracia.

Después de unos minutos, en que tras encontrarse con el grupo al que ellos pertenecían y unas cuantas presentaciones con los amigos de su padre, la atmósfera que se vivía cambió de pronto y la muchedumbre se mostró más entusiasmada cuando de pronto un carruaje fatuso pasó delante de ellos, mientras un ejército numeroso de soldados vestidos de gala se encargaba de abrirle paso.



Unos cuantos metros más adelante, el vehículo se detuvo, la puerta se abrió y de él descendió un hombre que a pesar de su avanzada edad lucía todavía “demasiado entero”, ataviado en un traje militar lleno de condecoraciones que lo hacían lucír como todo un “Kaiser”.

Ese era el General Porfirio Díaz, el flamante presidente de la república; quien con toda su gallardía atravesó seguido de sus colaboradores más cercanos, para atravesar el puente y encontrarse en el cruce de las calles Santa Fe y Siete, con William Howard Taft; presidente de los Estados Unidos.

A pesar de que en innumerables ocasiones escuchó decir muchas cosas sobre él –y ella tenía su propia opinión al respecto sobre la peculiar manera que ese personaje tenía de “hacer política”-; Margarita nunca se imaginó que le impresionaría tanto poder ver a unos cuantos metros al General Díaz.



Bajo esa admósfera en la que la pobreza y la opulencia parecían combinarse sin mayor problema, ella experimentó una especie de “tristeza” cuando ese contraste tan desequilibrado, le hizo saber a que todo aquello era una especie de “Sueño Irónico”, en el que se intentaba aparentar a toda costa algo que no era cierto y al mismo tiempo estaba muy lejos de ser un reflejo de la realidad…


Continuará...