Historia en La Canción: "Una Palabra".

on miércoles, junio 30, 2010

"La Historia en La Canción" de este mes es una historia sin historia... Bueno, más bien es una "capirotada" conformada por muchas cosas, pues en ocasiones pasa que una canción puede llevarte a imaginar todo lo que dice la letra como si fuera una película y luego resulta que la persona que la creó se inspiró en algo completamente diferente a lo que imaginaste tú, (eso fue de hecho uno de los motivos que dio origen a esta sección, cuya primer canción fue "El Cruce" de Soraya, ¿se acuerdan?).

Pues bueno, resulta que el disco donde viene incluido este tema, yo lo compré justo cuando salió a la venta (en el 2001), lo escuché una o dos veces y luego se lo presté a una persona que duró mucho tiempo con él. Yo ya me había olvidado incluso que tenía ese disco y pasado un tiempo cuando me lo regresó, así como me entregó, yo fui y lo guardé junto con mis otros discos, nunca lo volví a sacar hasta hace poco, cuando buscando otro tema que yo necesitaba para algo relacionado con el blog, recordé que tenía ese CD de Benny, lo volví a escuchar completo, tal y como lo haces con un disco nuevo y fue como descubrí esta canción.


Benny me encanta desde siempre, además de ser un chavo súper talentoso y sencillo, me parece un hombre muy sensible (tiene una sonrisa hermooosa) y en esta canción en particular me fascina porque me hace pensar en la sensación tan padre que te da el reflejo de la luz sobre el papel, el color tan especial que reviste a una hoja cuando en un lugar al aire libre recibe los rayos solares; pero sobre todo, en la cantidad de cosas que puede guardar un cuaderno de notas o una carpeta de composiciones, pues creo que más allá de las ideas, sentimientos y emociones que pueden quedar materializados a través de las palabras; esta es la manera más cercana y personal en la que se pueden atrapar momentos, instantes, o etapas en la vida de una persona.

Yo siempre he dicho que los libros o los cuadernos con anotaciones, pueden contarte una historia mucho más allá de la que llevan impresa en cada una de sus páginas y en el caso de Benny, no sé porque siempre me imagino que las hojas donde escribe sus composiciones y tiene sus partituras tal vez estén llenas de anotaciones que más allá de lo que habla la letra de la canción o el sentimiento que la inspiró, quizá él tenga escritas otro tipo de cosas que en su momento le van a servir al momento de la grabación o algo así... Todo tiene su proceso creativo.

Desde siempre he pensado que los objetos materiales, más allá de si la persona es un artista o no lo es, revelan mucho de su esencia. Últimamente como que yo me clavo demasiado en ese tipo de cosas; y no sé... A lo mejor estoy equivocada con respecto a Benny y es como cuando alguien decía que se imaginaba que Gabriel García Marquez escribía sus historias en una máquina mecánica de las antiguas, pero luego, se llevó una gran sorpresa cuando descubrió que él no podía escribir si no era en una máquina eléctrica... ¿Qué cosas no?.

¿Ven por qué razón dije que esta "Historia en La Canción" era una capirotada?... Y pues bueno, sin más preámbulos los dejo con esta canción tan padre que me hace imaginar y soñar despierta porque describe perfecto la manera como se da ese proceso creativo para quienes nos encanta jugar a ser escritores y contar historias, porque además es una canción que no sé si será la letra o los sonidos, pero interiormente me produce una sensación de momentánea tranquilidad.

Es una canción hermosa que lo mismo puede escucharse durante un viaje en carretera o como en este momento: una madrugada lluviosa y fresca, durante las primeras horas de un día nuevo, cuando un cuaderno abierto con la pluma reposando sobre él te invita a que le cuentes algo, que le compartas un pensamiento, que le hables de como se siente experimentar amor, ternura, miedo o dudas... Todos esos sentimientos tan humanos que son como matices que conforman lo que tú eres y llevas por dentro, y que a final de cuentas aunque sea parte de tu historia, cada cosa que experimentas es tan efímera y sólo se eterniza si materializas todo eso en una hoja de papel.

¡Buena Mitad de Semana!

"Una Palabra" / "Todo o Nada" (2001) / Track No. 6




"Una Palabra"

Una luz intermitente
en el desvelo descubrió
una pregunta sin respuesta
una palabra entre tú y yo.

Una palabra que buscaba
que desde adentro siempre sacudió
como un relámpago en otoño
una palabra entre tú y yo

Gota a gota se escurrió el tiempo
despertó mi voz
y mudaste tu alma sin saberlo
en mi cuerpo se instaló
y por dentro me cambió.

Entre la pluma y la página
se interpone lo que siento
entre mi sombra y el sueño
se interpone tu recuerdo.

La hoja en blanco es un reflejo
sólo me devuelve lo que soy
sin pasado ni futuro
estás presente en mi contradicción.

Gota a gota se escurrió el tiempo
despertó mi voz
y mudaste tu alma sin saberlo
en mi cuerpo se instaló
y por dentro me cambió.

Entre la pluma y la página
se interpone lo que siento
entre mi sombra y el sueño
se interpone tu recuerdo.

Entre la pluma y la página
se interpone lo que siento
entre mi sombra y el sueño
te enseñaré a decir te quiero.

La hoja en blanco es un reflejo
sólo me devuelve lo que soy...

Te enseñaré a decir te quiero...

"La hoja en blanco es un reflejo, sólo me devuelve lo que soy"...

Otra Vez de Sueños y Personajes Extraños...

on lunes, junio 28, 2010


Tuve un sueño muy raro, donde veía al mismo tiempo el pasado y el futuro...

Estaba como en una especie de casa muy, muy grande y salía por una puerta enorme que iba a dar a una bajada desde donde se ve mi casa.

Cuando te paras en ese punto de la calle, ves todos los caminos y hacia dónde conducen. Uno te lleva hacia la montaña, otro hacia la zona centro de la ciudad, y el de enfrente, (que es el que da hacia mi casa); una o dos cuadras más adelante de donde yo vivo, te conduce hacia la iglesia que está sobre una avenida bastante larga.

Dentro del sueño, detrás de mi, estaba la puerta de madera de esa edificación enorme de la que yo salía; pero lo extraño era que en lugar de los caminos que en realidad existen en las calles contiguas, de lado derecho había un callejón que conducía hacia una cuadra repleta de edificios antiguos (como de otro tiempo) y de lado izquierdo sólo se veía un camino muy largo sin nada en los costados. Mientras que al frente, como siempre se veía mi casa, pero de camino hacia ahí, había dos rejas o cercos por los que tenías que a travesar antes de poder llegar.

Mi casa ya estaba muy distinta a como es ahora. Estaba pintada totalmente de un color claro, tenía otra vez la entrada principal donde una vez existió, y una ventana.

A lo lejos se alcanzaba a ver que mucha gente entraba y salía, aunque a tantos metros de distancia no se alcanzaba a distinguir quiénes eran.

Ahí entendí, la visión que tenía frente a mi era el futuro. Por eso los dos barandales a tan poca distancia uno del otro a modo de reten.

Era evidente que yo no tenía permitido el paso, mientras que las opciones que estaban en los lados eran el presente y el pasado, que a diferencia del futuro se veían desiertas porque hasta ahora nadie se quedó ahí, todo mundo tomó su propio camino.

En eso estaba yo cuando detrás de mi salió mi madre, y al verla yo le pedía que se acercara para que viera como estaba yo visualizando el futuro. Le señalaba la casa, pero por su expresión no me entendía mucho que digamos (algo similar a cuando intentas explicarle algo que imaginas o sueñas a alguien y esa persona no lo entiende).

Ella se aburrió y volvió a meterse a través de la puerta de madera, mientras yo me quedaba de pie en el presente, pensando en si con el paso de los años seré yo la única persona de mi familia que se quedará viviendo sola en esa casa... Es curioso, porque a pesar de que he vivido toda mi vida ahí, ese lugar ni siquiera es mío.

Siempre me pasa que si es un sueño que anteriormente ya había tenido, cuando lo vuelvo a soñar, por más que haya pasado mucho tiempo, lo recuerdo. La última vez que me visualicé en ese punto fue hace muchos años y en aquella ocasión fue un sueño muy angustiante porque estando en ese mismo sitio, yo veía muchas casas idénticas a la mía yo era una niña en ese entonces y no sabía ni como regresar.

Cuando estaba recordando eso, de pronto vi que por la calle que conducía al futuro, un personaje extraño comenzó a avanzar en dirección hacia donde yo estaba.

Llevaba una especie de túnica roja con una franja de color blanco que le bordeaba las orillas y como la tela le cubría por completo y todavía le arrastraba a varios metros de distancia mientras caminaba, parecía que su andar era muy lento, pero no, comencé a alarmarme cuando me di cuenta que estaba cada vez más cerca y venía directo hacia mi.


Me metí de nuevo al edificio, cerré la pesada puerta lo más rápido que pude y atravesé un cerrojo enorme de madera. Como la puerta estaba muy desgastada por el paso de los años, tenía una fisura en medio por la que fácilmente se podía asomar al interior.

Yo sabía en el fondo que fuera lo que fuera ese personaje no era nada bueno, ni tampoco una pesada puerta iba a detenerlo, y lo último que recuerdo fue que dentro del sueño fui a buscar a mi mamá para salir lo más pronto posible de ahí...

Hasta ahí es todo lo que recuerdo, la última imagen que tengo es de un cielo repleto de aviones de guerra y la gente asustada corriendo, intentando inútilmente resguardarse adentro de casas que ni siquiera eran suyas. Pero esa es una imagen recurrente en mis sueños también.

Creo que todo está muy claro, no tiene vuelta de hoja, el pasado ya quedó atrás y por eso las calles se veían desiertas, al futuro no tengo acceso y el presente es lo único que puedo ver con claridad.

El personaje oscuro y las imágenes de la guerra representan mis propios conflictos internos y son cosas que nada más yo puedo resolver o si no lo logro, por lo menos no debo permitir que interfieran en mi forma de interactuar con la demás gente, sobre todo las personas que más quiero y están demasiado cerca de mi.

Después de haber plasmado este sueño, siento que esta es una página de un color extraño, tal vez no debería haber escrito al respecto, pero aparte de que necesito analizar todo cuanto me rodea, de otra forma no habría podido sacar todo esto, más que escribiéndolo y creo que aunque haya sueños extraños que te produzcan sensaciones raras, -al menos yo- si no escribo al respecto, corro el riesgo de no volver a recordarlo y creo que hay cosas que es importante tenerlas presentes y no olvidarlas.

****************

Por otro lado y totalmente fuera de contexto, van dos películas viejitas (de esas que ya todo mundo vio, menos yo), en las que por casualidad me ha tocado ver el personaje de Frankenstein.

Robert de Niro, el mejor Frankenstein de la historia del cine.

Para ser sincera, yo tenía una idea muy oscura y por completo equivocada sobre este personaje, pero viéndolo en dos historias tan diferentes, me dejó totalmente intrigada y fascinada el hecho de como Mary Shelley, pudo crear en la época que le tocó vivir, un personaje que tiene tanto de la esencia humana... Frankenstein no era malo, y creo que en el fondo todos tenemos un poco de él, esa eterna dualidad de maldad y de bondad...

Casi 200 años de distancia y llevo varios días pensando en que es una historia muy actual... La verdad, tengo mucha curiosidad de leer el libro original, y estoy segura que me va a fascinar como el de "Drácula" de Bram Stocker, que cuando lo leí me dio mucho miedo, pero al mismo tiempo ha sido de los libros que más me han gustado...

Creo que esta página ha sido medio extraña, pero en la vida no todo es siempre de color.

P.D. Aprovecho para pedir una disculpa por haber desactivado la cajita chismosa y el apartado de los comentarios, vi una aplicación para ponerlos más "nice" y quise probar, pero mis conocimientos en código HTML son bastante limitados y aparte de que no me gustó como se veía, me terminé peleando como siempre con ese lenguaje blogueresco y al final no me funcionó... Ni peks, quien me manda andarle moviendo a lo que no sé ¿veda?

Viernes Musical: "Sencilla Alegría".

on viernes, junio 25, 2010

Hoy es otra vez Viernes, para bien o para mal terminamos otra semana que aún con sus eternos "claroscuros" va formando parte de la vida de cada uno de nosotros.

En este último post de la semana no voy a ser rollera, lo único que voy a hacer es dejarles un video padrísimo de Luz Casal que corresponde a una canción que me fascina (y era la que les mencionaba en la página del diario de hace un par de días, fue la primera que me salió en el iPod estando en el parque).

La letra de la canción es muy, muy especial para mi y me encanta porque es de esas rolas que tienen la capacidad de ponerte de buenas cuando las escuchas (Luz tiene esa facilidad, ya lo comenté también en un escrito que le dediqué a ella hace poco).

Yo no sé si sea el video oficial, pero más allá de saber con precisión si es así o no; me encantó porque es pura animación y es un trabajo muy detallado y creativo que me sorprendió otra vez, porque este video yo nunca lo había visto tampoco.

Para mi fue algo especial escuchar esta canción en esta semana, yo no sé si signifique algo o no que me haya salido al azar en un momento en que estaba tranquila y soñando despierta...

Es muy curioso, la música de Luz siempre me ha acompañado a lo largo de los años, y aunque "Sencilla Alegría" es un tema que escucho con relativa frecuencia, me encantó el hecho de que hace un par de días revistió un instante cotidiano en algo especial... De verdad gracias por eso.

¡Buen finde!




"Sencilla Alegría"

Sencilla alegría, cuando miro alrededor
y siguen las cosas donde ayer las dejé yo
en el mercado se enfurece un hombre gris
una niña a su lado cae de su monopatín.

La anciana compra un gato
con un ojo gris y azul
pasa el coche de unos novios
con sus mil lazos de tul.

Una máquina levanta
una cumbre de adoquín
llegan dos guardias y miran
como culpándome a mí...

Sencilla alegría
cuando miro alrededor
y siguen las cosas donde ayer las dejé yo

Es la ciudad que va
en su nube de humo y de alquitrán
ciudad que respira y mira
cuando miro alrededor

La anciana compra un gato
con un ojo gris y azul
pasa el coche de unos novios
con sus mil lazos de tul

Unos jóvenes se besan
como si fuera un final
en la tele suena y suena
una música banal

Son las sencillas cosas de la vida
es el latido vivo de mi gran ciudad

Son las pequeñas cosas que nos da la vida
es el latido vivo que envuelve a la ciudad..

Sencilla alegría, cuando miro alrededor
y siguen las cosas donde ayer las dejé yo...

Las Frases de "Las Aparicio".

on miércoles, junio 23, 2010
La mayoría del elenco que participa en "Las Aparicio" (¿Y Epigmenio onde sta?)

El tiempo se pasa volando y esta semana marca ya el inicio de la décima para las transmisiones de la teleserie de "Las Aparicio", producción de Argos que como bien saben ya, me tiene enganchada y es la culpable de que yo haya vuelto a ver tele después de un buen tiempo de no hacerlo...

Creo que este es el tercer post que le dedico en el blog, y esta vez como ya no puedo decir: "que si la producción muy padre", "que si la historia muy real", etc, etc, con tal de tener pretexto para seguir hablando de esta serie que está cambiando radicalmente la manera de ver y hacer tele, una noche cuando la estaba viendo, me puse a pensar en todas esas frases que a lo largo de 48 capítulos, a mi me han dejado pensando y entonces se me ocurrió empezar a anotar algunas de las que se han dicho a lo largo de la historia y que tienen mucho de verdad.

Sé que hay mucha gente que ni siquiera ha visto la serie y por lo mismo no está familiarizada con los personajes, pero bueno, eso no importa, porque por "mis pistolas" decidí que el post de media semana estaría destinado para compartir estas frases que fueron dichas por algunos de los personajes en los capítulos anteriores y que quizá los hagan reflexionar, estar o no de acuerdo, pero que más allá de Las Aparicio, el chiste en este blog siempre es ese, compartirles además de las cosas que a mi me llaman la atención, algo que los deje pensando o les aporte algo.

¿Les echamos un vistazo?

***********


• "La felicidad es tu propia responsabilidad, si no eres feliz, haz algo al respecto".

• "Hay historias de amor que terminan como empezaron, dejándonos con más preguntas que respuestas"...

• "Todo final es un nuevo principio"...

• "Es difícil mantener la fe en un mundo que se empeña en derribarla, pero hay que hacerlo por la sencilla razón de que sin ella no puede ser posible la vida que hayamos escogido vivir".

• "La fe a pesar de todos los pesares es como el amor, podemos o no creer en el pero cuando aparece es capaz de mover montañas".

• "La fe y el trabajo de una sola persona, quizá sean poco para mover montañas, pero basta para que la fe de algunos más nos acompañe para convencernos de que el mundo sigue siendo un lugar digno de vivirse y que no termine de hacerse cínico o brutal... Por algo se empieza ¿no?

• "Renovarse es tan difícil como nacer. Se requiere de resistencia para poder cambiar lo que somos y dejar atrás lo que ya no queremos ser".

• "Si no quieres desilusionarte, no hagas planes para toda la vida". (¡La neta de todas las netas!!!)

• "El camino que tomes, hacia donde vayas, yo te voy a acompañar" (¡Ahhh! esta me mató, tiene dedicatoria especial).

• "La belleza está en los ojos de quien nos mira"... (¡Esta es hermosaaaaa, me encantó!).

**********

¿Cómo ven? ¿Les gustaron?... Todas están bien padres, pero si me preguntaran yo diría que mis favoritas son las 4 frases que están en rojo. La número 1 y la 3 fueron consejos que Rafaela, (la mamá de las 3 chavas de Las Aparicio, le dio a una de sus hijas en un momento que estaba así como de "ni pichas, ni cachas y además no dejas batear"); la segunda porque es muy cierta, y la final, porque describe perfecto eso que te pasa cuando quieres mucho a alguien, (bueno al menos yo, hago mucho eso), y tiendo a idealizar a las personas, y eso es un error garrafal...

Pero bueno, este post no es para hablar de los defectos y menos de los míos ¡que son muuuuchosss!!!, pero volviendo al tema de esta mitad de semana, han habido otros momentos en la historia que de plano no alcancé a anotar lo que decían, pero están tan bien estructurados los guiones que los actores logran transmitirte realmente lo que está sintiendo su personaje (han habido varios capítulos que a mi me han hecho llorar... Pero ya sé yo soy bien chiple y "sensitive", como diría mi amiga Clau).

Esta escena estuvo divertidísima, las 3 hermanas echándose un vinito y hablando sobre "El Deseo", pero con todo y que estaban jugando, dijeron cosas que son muy ciertas y que se relacionan también con los sentimientos.

Yo creo que eso es lo chido de una telenovela o teleserie, -como quieran llamarlo- que te transmita cosas y Las Aparicio me encantan porque te entretienen, te hacen reír, te hacen reflexionar (me encanta como se llevan, se aconsejan y se apoyan entre hermanas), hubo una escena tan hermosa en ese aspecto hace algunos capítulos atrás, que me hizo llorar y pues al mismo tiempo te hacen decir: "Neta eso si es cierto".

En pocas palabras, es lo que yo siempre digo acerca de las películas, los libros, o las obras de teatro, que siempre tienen que aportarte algo, contarte una historia y creo que en ese sentido, esta producción va mucho más allá de eso.

Después de haberles compartido estas frases pues no me queda más que dedicarle este post al gran equipo del Sr. Epigmenio Ibarra, la verdad mis respetos, me encanta lo que están haciendo, que sean un equipo tan entregado que se quedan hasta las 3 de la mañana esquemando los nuevos capítulos, aplaudo mucho que están reflejando muchas de las cosas que como sociedad estamos viviendo (como la escena en la que Mercedes comentó que ella celebraba el triunfo de la Selección Mexicana en el mundial, pero que había asuntos más importantes en el país -como el asesinato de un adolescente a manos de la border patrol-), la mención de la bronca de La Guardería ABC que pasó hace 1 año, y hace algunas semanas atrás un caso que estoy segura lo documentaron basándose en el incidente que pasó aquí en Cd. Juárez, donde varios estudiantes fueron asesinados estando en una fiesta y las autoridades afirmaron que estaban ligados al narcotráfico y no era cierto.

Tambíén llama mucho la atención esta interacción tan padre que se está dando entre toda la gente que vemos la serie con el equipo de producción a través de Facebook y Twitter, se ve que están tomando mucho en cuenta las opiniones de la gente que deja sus comentarios ahí y hasta ahorita solamente he visto dos cosas negativas:

1. Una opinión de un chavo que me dio la impresión que sólo lo hizo por molestar, porque ni siquiera tiene fundamento su "crítica constructiva".

2. A los pocos días de que comenzaron a subir los capítulos individuales de cada día a la página de Argos.TV, al parecer esta fue censurada por "Contenido Inapropiado".... Pero digo yo, si en Youtube abundan los videos de ejecuciones y decapitados.... O sea... ¿Eso no es más contenido inapropiado?... y ni así lo censuran ¿Entonces que rollo con eso? ¿Qué parametro utilizan para clasificar?

Digo, digo.... Obviamente si no te late algo, ¡Pues no lo veas y ya!, estamos en pleno Siglo XXI pero desafortunadamente vivimos en un país de doble moral, de doble cara, donde a mucha gente le escandaliza una escena de dos chavas dándose un beso, pero las imágenes tan gráficas y reales de narco-ejecuciones ¿no?... O sea, ¿qué peks con esto?, no es que yo sea muy "Open Mind", pero pienso que cada persona es libre de hacer con su vida lo que quiera, (siempre y cuando no dañe a terceras personas y sea feliz), y pues es curioso como las cosas que deberían de verdad escandalizarnos, ya las vemos como normales y las que no son tan así nos "ofenden"...

Es muy curioso todo esto, de hecho me recuerda mucho al capítulo donde por cierto se habló de "Las Mascaras" que fue uno de los que más me gustó.

Sea como sea, y aunque las opioniones se dividan (más a favor que en contra, porsupuesto), lo que me llama mucho la atención es que todo cuanto está sucediendo con "Las Aparicio", está como para tesis de la carrera de Comunicación... jajaja... No dejo de ser comunicóloga ni dormida yo creo...

Como siempre me emocioné y ya me salió muy largo este post, pero ya les compartí mis frases, e irremediablemente les hablé otra vez sobre lo que me gusta de esta serie, y pues bueno, mil gracias a todo el equipo de Argos y Epigmenio Ibarra por hacer las cosas de un modo distinto, por darnos una opción buena entre tanto programa chafa y por hacer de cada final de día, una reflexión muy especial.

Hasta aquí mi post sobre "Las Aparicio" y haber que emociones y reflexiones nuevas nos trae esta semana No. 10.

P.D: Toda la serie está resumida en 9 capítulos de 1/2 hr. cada uno en: www.lasaparicio.com y si no quieren desvelarse y ver los capítulos de cada día más temprano, entren a: www.argostv.com

¡Buena Mitad de Semana!!!

"Buen Día".

on martes, junio 22, 2010
"Mi Parquecito" de tanto tiempo...

Hoy es un día más "relax" (o al menos así lo siento yo), por la mañana jugó México Vs. Uruguay (como era de esperarse ganó la Selección Celeste), pero sólo lo quise nombrar como dato histórico.

Estoy en mi ratito tranquilo del día, desde aquí en el parque, después del día más largo del año y de haber pasado también el inicio del equinoccio de verano.

Esta tarde en el parque hay aspersores con agua, lo que sumado a la sombra de los árboles le ha dado una tregua al calor sofocante.

Hace apenas unos minutos, cuando estaba comiendo, todo este ambiente fresco, el tapete que siempre pongo para sentarme a comer, me hizo pensar en un sueño proyectado a futuro, que no sé si se realice, pero fue lindo pensar en eso.

No sé... En los últimos años yo siempre digo que mi camino va a ser en solitario, pero la vida siempre sorprende y me gusta pensar en que tal vez me suceda así... Yo no sé.

El sólo hecho de imaginar hoy eso aquí me hace sentir entusiasmo y preguntarme al mismo tiempo: ¿no habré desperdiciado tiempo?

En estos días, estaba viendo un footage de un comercial que grabamos el año pasado, y en las imágenes había cosas que ahorita ya no funcionan (entre ellas mi carro) y no sé, aparte el lugar donde lo grabamos, era un edificio donde yo pasé los primeros 10 ó 11 años de mi carrera como profesionista, ahí empecé, y estaba todo tan distinto cuando fuimos a esa grabación, como que en ese lugar me vi en retrospectiva, me di cuenta que sigo siendo la misma persona, pero como que con los pies más aterrizados en el suelo: pero, bueno, esa es harina de otro costal...
Pero volviendo al momento presente, cuando estaba viendo eso, me di cuenta de que los momentos son muy efímeros, todo pasa, si te enojas, si estás feliz, si algo te preocupa, todo es efímero y pasajero... y pues bueno, sólo Dios sabe, algo me dice que ÉL tiene todo premeditado y no deja que en vano se pase el tiempo... Ojalá tenga algo padre para mi.

Hoy no pienso en nada, pero es la primera vez en muchos días, que estoy tranquila y eso se agradece. Pensé que emocionalmente iba a ser un día más pesado, pero no. Ha sido un día tranquilo, agradezco entonces por esta paz....

P.D. Terminando de escribir esto, encendí el iPod y la primer canción que se seleccionó al azar fue "Sencilla Alegría" de Luz Casal... ¿Será una señal?

***********

Actualización: 6:45 pm

Hace un rato sucedió algo muy padre, surgió de repente un reto muy interesante...
No puedo contar de que se trata, pero sólo puedo decir que en este momento todas mis esperanzas y energías están enfocadas en dos cosas que me entusiasman y en las que quiero depositar toda mi fe...

Igual no pasa nada, pero al menos por hoy, ya han hecho que el día valga la pena....

¡Porfa échenme buena vibra y sus mejores deseos
para que tenga buena suerte!!!

“Entre El Pasado y El Presente de Un Violín”

on lunes, junio 21, 2010

Llevaba mucho tiempo en el silencio, inmerso en una soledad oscura a la que había terminado por acostumbrarse.

En ese encierro, terminó por olvidar quién era, de dónde había venido, y la única memoria que de cuando en cuando sobrevenía, (quizá por ser el único momento más reciente); era la gala de un concierto en el que de sus cuerdas, un par de manos hábiles y virtuosas, lograron sacar las notas de "Los 24 Caprichos de Paganini" (una composición con su propia historia y leyenda), o también otras piezas no menos importantes como los conciertos de violín de Tchailkovsky y Bethoveen.

Pero era tanto el tiempo transcurrido desde entonces, que atrapado en ese lugar oscuro, perdió no sólo la noción del paso de los años, sino que también se olvidó de cuál era su propósito en la vida.

Lo único que sentía ahora, era como el contorno curveado de su cuerpo se expandía o se hinchaba (según la temperatura ambiente), y de unos meses a la fecha, como pequeños insectos que un buen día de la nada aparecieron, le provocaban molestos hormigueos cada vez que iban arrancando pequeños fragmentos de su piel.

Pensó que aquel era el fin, y se adormeció en un sopor que duró días y semanas enteros, hasta que de repente, una sensación de calor que le era familiar lo hizo despertar de su letargo que parecía que iba a ser eterno.

Alguien lo había sacado de su estuche, y ahora lo llevaba entre las manos por calles y avenidas de una gran ciudad.

Entonces recordó que no era la primera vez que hacía un recorrido de ese tipo, pero las cosas ahora eran tan diferentes: en la calle se veían más personas, y estas ya no se vestían a la usanza que él recordaba de las galas y conciertos de ópera.

Bajo las banquetas, circulaban extrañas maquinarias con ruedas, encima de las cuales más gente todavía se desplazaba de un lugar a otro a toda prisa, y sintió que algo lo devolvía a la vida, cuando al pasar por pleno centro histórico, un edificio majestuoso e imponente, donde todos los estados de ánimo del alma humana, se representaban en forma material, a través de la figura femenina de "La Música", le hizo recordar cuál era su verdadera esencia y el objetivo para el cual había sido creado.

Las luces y las sombras que se proyectaban encima de su cuerpo, en el lapso que la mano que lo llevaba sujetado, atravesó el trayecto resguardado por árboles de gran tamaño que flanqueaban "La Alameda Central" (de camino a Ciudad Universitaria); lo llevaron a adormecerse de nuevo...

El eco lejano de las notas extraídas de los cilindros de aquellos músicos ambulantes que la gente llamaba "organilleros", al igual que la calidez de los rayos solares, lo llevaron a caer en un sueño muy profundo que lo despegó por completo de la realidad y lo llevó a abrir cada uno de sus poros en otro espacio y tiempo.

****************


Despertó y tenía una forma distinta, en sus inicios, había sido el majestuoso tronco de un abeto, de los muchos que al igual que los arces, adornaban la parte sur de la lejana región de Lombardía, Italia.

Desde ese lugar, y en ese entonces con más de 300 años de vida, el abeto no imaginaba su futuro, para él su vida transcurría como la de cualquier otro pino, que desde la inmovilidad se fascinaba con cualquier manifestación de vida: las aves que se posaban o venían para hacer nido entre sus ramas, los animales silvestres que trepaban por su tronco y lo elegían como el leal guardián de sus provisiones para el invierno.

Pero sin duda alguna, lo que se había convertido en su pasatiempo favorito, era el observar como aquellos extraños seres, llamados "humanos", cambiaban el futuro de muchos de sus hermanos, al arrancar de tajo sus raíces de la madre tierra, para luego transportar sus troncos, haciéndolos flotar río abajo, (con la intención de que la madera absorbiera los minerales del agua), y llevarlos así hasta un lugar que hasta ese entonces para él representaba todo un misterio.

Con el paso del tiempo, el abeto se dio cuenta que estos hombres habían aprendido el arte milenario para trabajar las "maderas blandas", pero había entre todos ellos, un joven llamado Antonio, al que todos consideraban como "el aprendiz" de la familia "Amati".

Esta estirpe era famosa en Cremona, Italia, por haberse dedicado durante generaciones enteras al oficio artesanal de crear instrumentos de madera.


La experiencia que Antonio adquirió trabajando con ellos, lo convirtió con el paso de los años también en un talentoso "Luthier" o "Laudero", que fue el nombre con el que a través del tiempo se designó y se seguiría llamando a los artesanos que construyen, ajustan o reparan instrumentos de cuerdas.

El abeto nunca imaginó que sería Antonio quien cambiaría para siempre el rumbo de su vida. Para ese entonces, cuando lo llevó a realizar ese mismo recorrido río abajo, aunque el maestro Luthier seguía siendo un hombre alto y delgado que rara vez se apartaba de su trabajo; ahora que tenía mucho más años encima y una familia que mantener, la experiencia adquirida le había dado además del conocimiento para trabajar con precisión y delicadeza la madera, la osadía para atreverse con habilidad intuitiva a calibrar el tono de un instrumento mientras lo construía. Al mismo tiempo que realizaba sobre su diseño, sutiles ajustes.


Así fue como Antonio transformó su esencia. Con destreza y dedicación extrajo la corteza de su piel y le dio forma redondeada, con el paso de los días el abeto se había convertido en las piezas de un violín, que luego de haber sido tallado para extraerle todas las imperfecciones de la superficie, quedó liso, manejable y listo para ser barnizado.

Estar en el taller de Antonio, era como adentrarse al mundo mágico y secreto de un verdadero alquimista.

En cada rincón de aquel lugar, además de las herramientas para trabajar la madera, existían cientos de frascos desperdigados por todos lados y que contenían además de las mezclas de las más diversas esencias e ingredientes; todos los pinceles que reposaban en frascos llenos de barnices de color rojo naranja, amarillo oro y otros que parecían una mezcla de consistencia viscosa, similar a la miel.


Esa fue la primer capa que recubrió su piel del ambiente exterior. Tras varios días después de haber sido ensamblado y siendo ya ahora si un violín, con la madera todavía a medio trabajar, Antonio, con toda la paciencia del mundo deslizó el pincel con el que recubrió cada centímetro de la madera; mientras al mismo tiempo compartía en la charla con alguno de sus hijos, uno de los más grandes secretos de un experto Laudero.

"La madera de un buen violín necesita ser dura para darle poder al instrumento, pero también debe poseer un alto grado de humedad y una sutil capa de barniz para suavizar y mejorar el tono. Demasiada humedad disminuye la potencia del instrumento; muy poca, lo hace ruidoso y hasta chillón".


Antonio quería que sus hijos aprendieran el oficio y que continuaran elaborando instrumentos cuando llegara el día cuando él ya no existiera. Para aquel entonces el maestro ya tenía 93 años y había fabricado alrededor de 1,100 violines, 12 violas y 50 violonchelos.

Por otro lado, mientras su fama crecía en Cremona, Italia; el recién construido violín reposaba junto a 9 instrumentos más, en el techo del edificio plano ubicado en La Plaza San Domenico, en el que Antonio tenía su estudio, en la parte baja de una edificación de 3 pisos.


Desde ahí, todos los días y mientras aguardaban a que los rayos solares secaran por completo la capa de barniz con la que habían sido recubiertos, veían salir y regresar en el ocaso al Luthier que les había dado forma y vida.

Con un prestigio muy bien ganado desde 1666, cuando firmó por primera vez un violín ya terminado. Antonio pensó aquella tarde (mientras trabajaba en los últimos detalles de aquella pequeña remesa de instrumentos), en que se sentía ya muy cansado y lo confortaba el hecho de que de sus 11 hijos, por lo menos dos de ellos: Francisco y Omobono, hubieran aprendido el oficio tan artesanal al que prácticamente él dedicó toda su vida.


Luego de estampar su firma y el apellido Stradivarius en el interior de cada uno de los violines, los separó de forma que esa distancia entre uno y otro representara muy bien el destino que cada uno de ellos tendría.

Los primeros 4 más hermosamente tallados y taraceados, serían para la corte del Rey Amadeus II de Cerdeña. Otros 3 llegarían en el futuro a manos de Felipe V de España; mientras que otro grupo, conformado por los violines que recibieron los nombres de Hellier, Betts, Viotti, Mendelssohn y Huberman (denominados así en honor de quienes los ordenaron); Antonio nunca imaginó que se convertirían en verdaderas reliquias con el pasar del tiempo y de los años.


"El arte de un Luthier no debe morir"... Pensó Antonio Stradivarius, luego de que antes de regresar a casa, guardó entre las páginas de una biblia que conservaba en su estudio, una hoja escrita con la fórmula para crear un violín perfecto.

***************


Ahí terminó el sueño... El instrumento de madera y cuerda recordaba vagamente el rostro y las manos de quien lo había creado, y el sonido que lo volvió de súbito al presente, fue la voz que preguntó: ¿Es un Sradivarius original?; seguida de otra que respondió: "Sí", ¿hay algo que se pueda hacer para salvarlo y evitar que la plaga de termitas lo siga destruyendo?

Tres siglos de distancia y más de 50 años en la oscuridad y en el silencio, culminaron aquel día en El Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Lugar hasta el que su dueño, Boris Dinerchtein, llegó a través de una recomendación. Traía el violín abrazado y tras expresar su temor, ya que no podía aplicarle ningún tratamiento químico por temor a afectar su sonido característico o sufriera daños irreparables, los científicos del ICN le plantearon que la aplicación de Rayos Gamma podía ser la solución para librarlo de esa plaga.

El músico confió en ellos y mientras el instrumento de 300 años de antiguedad y hecho con finas maderas ya casi extinta, era recubierto con una especie de estuche de cartón hecho a su medida; finalmente se introdujo en la cámara y tras hora y media de haber sido irradiado, quedó libre de termitas.


Quince días después, el violín volvió a ser el protagonista de un concierto de La Orquesta Sinfónica Nacional en El Palacio de Bellas Artes, (en la cual participó el violinista ruso, ejecutando piezas musicales, ya con el instrumento restaurado).

Tras la gala, el violín Stradivarius, además de haber vuelto a la vida, se enteró durante el vino de honor, cuál había sido el destino de todos sus hermanos.

Los que tuvieron el apellido de quienes solicitaron su fabricación por encargo, pasaron de una generación a otra a cambio de grandes sumas de dinero. En 1990, el violín Mendelssohn fue vendido en 1.7 millones de dólares, precio record para un instrumento musical.

Mientras que el más famoso de todos: "El Messiah o Messie", escuchó a alguien decir, que en la actualidad se encuentra en El Museo Ashmolean de Oxford y no es un instrumento que esté en venta...

Así mientras para los humanos resultaba todo un misterio definir ¿por qué razón los violines Stradivarius son tan especiales?, (sobre todo en un mundo donde abundan las falsificaciones); nuestro pequeño protagonista de madera y cuerdas, recordó que el maestro Luthier sentía una especial predilección por ese instrumento.

Conocía la suprema cualidad de ese violín, por lo que no se separó nunca de él, y dejó de pertenecer a su familia hasta el año 1775, cuando su hijo Paolo lo puso a la venta.

...Por cierto... La fórmula que Antonio Stradivarius escondió entre las páginas de la biblia, nunca fue encontrada, y aunque sólo se sabe la ubicación exacta de 635 violines, el secreto de su elaboración sigue siendo todo un misterio que ni la ciencia ni la tecnología actuales han conseguido descifrar.

Existen rumores de todo tipo, que van desde los que hablan de que la maravillosa sonoridad de estos violines, se debe al esmalte especial que recubre la madera o que este mismo material con que fueron hechos, era mucho más densa que la actual, pues en los siglos XVII y XVIII (cuando se fabricaron los instrumentos), el sol daba muy poca luz y esto y influyó en el pobre crecimiento de los árboles.

Las leyendas más descabelladas, hacen referencia a que Antonio Stradivarius tomó madera de una antigua catedral italiana; mientras otros afirmaban que tenía un pacto celestial -o diabólico- para capturar almas de artistas dentro de sus instrumentos... Verdad o mentira, lo que si es cierto es que el apellido Stradivarius es sinónimo de arte que trasciende el tiempo y las generaciones.

La radiación Gamma es un tipo de “Luz” invisible, muy energética de alta frecuencia. Es producida por elementos radiactivos, procesos que involucran partículas subatómicas o fenómenos astrofísicos como estallidos violentos de estrellas (supernovas). Al igual que los rayos ultravioleta o X, se clasifica como radiación ionizante, ya que puede penetrar la materia, desplazar electrones y dañar el ADN en el núcleo de las células.

Las radiaciones gamma rompen las cadenas de ADN de insectos y microorganismos, por lo que quedan eliminados o se inhibe su desarrollo.

Esta práctica, iniciada en los años 50´s en Rusia, Francia y Estados Unidos, se ha extendido tanto, que hoy es aplicada en más de 50 países. México incluido, a través de máquinas especiales conocidas como irradiadores, que hacen posible, entre muchas aplicaciones, eliminar gérmenes y plagas en alimentos, fármacos, cosméticos, instrumental quirúrgico y otros productos de consumo regular.