Historia En La Canción: "El Piano de Genoveva".

on jueves, septiembre 30, 2010

La primera vez que escuché "El Piano de Genoveva", yo iba a bordo de una camioneta con una amiga transitando por uno de los carriles del Freeway en la ciudad de El Paso, Tx.

Era de noche, una noche demasiado nostálgica, porque al pasar por un lugar me envolvió de pronto la tristeza, porque justo ahí me cayó el 20 de que las cosas no volverían a ser como antes y una persona que yo quería mucho, nunca más iba a volver (y así fue).

En ese entonces yo me guardé ese sentimiento, pero recuerdo muy bien que al ir avanzando por el asfalto dividido a la mitad por una línea de color blanco, que marcaba el camino de regreso a Cd. Juárez, los primeros acordes de esta canción comenzaron a sonar y mi amiga me dijo entonces: "escucha esa canción"... Luego, giró el botón para aumentar el volumen, y así pudiera ser más perceptible la voz que comenzaba a salir del reproductor de CD´s


Para mi no era desconocida la voz de Eugenia León, ni tampoco era nada nuevo saber que cada vez que yo me subía a esa camioneta la escucharía, pues esta amiga es la única persona que hasta el momento conozco que tiene discos de esta mujer (que para mi es una de las mejores cantantes que tenemos en México); y la única también que disfruta tanto como yo escuchar su música.

La historia de como empecé a apreciar su talento es otro boleto... En esa ocasión sólo recuerdo la oscuridad de la noche y que ambas nos quedamos en silencio. Ella para que yo escuchara, y yo, para descubrir una historia que de inmediato me transportó por primera vez hacia otro tiempo y lugar... A un espacio geográficamente indefinido, a miles de kilómetros de ahí.

Lo primero que imaginé, fue a Eugenia León cantando al pie de un castillo antiguo, ataviada con un súper vestido elegante, bordeada por antorchas que iluminaban de forma parcial el gris de la tarde que de un instante a otro se convierte en anochecer.

A medida que Eugenia describía (a través de esa voz tan hermosa que tiene), las imágenes de una historia; yo me imaginaba que tal y como si fuera un espíritu invisible, yo me transportaba a través de la música y los sonidos al interior del castillo para conocer a través del piano a Genoveva, que en ese entonces yo me la imaginaba como una pequeña princesa, viviendo entre muros altísimos de esa fortaleza que resguardaban todo su mundo de fantasía.

Con gran claridad veía el instante en que las once madrinas le hacían regalos, y también cuando ella se escapaba de la mano de un niño al que le robaba su primer beso en el bosque, luego de toda una tarde de recolectar los nidos de las aves mágicas que sólo habitan en el mundo imaginario.

Pero llegaba un momento en que la realidad se mezclaba con lo inexistente, y de golpe propiciaba que Genoveva tuviera que poner los pies sobre la tierra, al enfrentar de cara a la muerte (tal como lo describe en una de las estrofas); al recibir en un estuche de madera el cuerpo inerte de alguien muy cercano a ella...


Pero la historia era en realidad otra, no estaba tan lejana como yo la imaginaba... Había sido escrita a principios del Siglo XX por un poeta mexicano nacido en el estado de Zacatecas: Ramón López Velarde, quien no se sabe a ciencia cierta en quién o en que momento de su vida se inspiró para escribir este poema y lo único que se puede hacer es sacar conjeturas analizando el contexto histórico en que lo escribió: en 1908, una época demasiado turbulenta para el país.

Tal vez Genoveva, la mujer que este poeta contemporáneo refleja a través de su prosa y de esas metáforas mórbidas que hacen alusión a la muerte con una obsesión casi macabra en muchos de sus escritos, son lo que que hace que la interpretación que cada uno de nosotros le puede dar a esta poesía sea tan ambigua...

Yo misma le pregunté a Eugenia sobre esta canción, y la respuesta que ella me dio fue tan difusa como la historia que cada quien se imagina al escuchar la letra...

A veces eso es lo que me desespera de los autores y sus escritos... Que su obra se encuentra reseñada en compilaciones, en antologías poéticas, pero pocas veces los que saben de literatura se enfocan en los aspectos de la vida del autor que influyeron para que él creara una obra en particular.

Es evidente que El Piano de Genoveva habla sobre la historia de una mujer provinciana y de ese piano (quizá en el interior de su casa), que a la par de amenizar las tertulias, con su silencio quizá volvió todavía mucho más denso el ambiente durante algún funeral...

Esa es la historia en la canción y que en este mes, obviamente tenía que ser algo relacionado con México, y quien mejor que Eugenia León para vestir de colores patrios esta sección...

Ojalá disfruten la canción tanto como yo.

"El Piano de Genoveva" / "Juego con Fuego" (1991) / Eugenia León / Track No. 9

"El Piano de Genoveva"
-Aut. Ramón López Velarde / Adapt. David Haro / Interp. Eugenia León-

Piano llorón, de Genoveva, 
doliente piano que en tus teclas
resumes de la vida el arcano,
piano llorón, tus teclas son blancas y son negras,
como mis días negros, como mis blancas horas.

Piano de Genoveva, que en la alta noche lloras,
que hace muchos inviernos crueles que no te alegras,
tu música es historia, de poéticos males.

Habla de encantamientos y de princesas reales,
de los pequeños novios, que por robar los nidos,
una tarde nublada, se quedaron perdidos, en el bosque...

Y nos cuentan de la niña agraciada,
que recibió regalos, de sus once madrinas,
que no invitó a la otra a sus bodas divinas,
y que sufrió por ello, los enojos del hada...

Piano de Genoveva, te amo por indiscreto,
de tu alma a todo el mundo revelas el secreto,
cuentas uno por uno, todos tus desengaños,
me pareces ¡oh piano!, 
por tu voz lastimera, una caja de lágrimas,
y tu oscura madera, me evoca la visita del primer ataúd,
que recibí en mi casa, en plena juventud...

Piano llorón de Genoveva,
doliente piano que en tus teclas,
resumes de la vida el arcano...

Piano llorón, tus teclas son blancas y son negras,
como mis días negros, como mis blancas horas...

Habla de encantamientos y de princesas reales,
de los pequeños novios que por robar los nidos,
una tarde nublada, se quedaron perdidos,
en el bosque...

Carta Para Melissa...

on miércoles, septiembre 29, 2010


Hoy por fin terminaste un viaje, recorriste la distancia que existe entre la eternidad y el cielo para llegar hasta aquí.

Seguramente estarás cansada, y todo mundo querrá ir a conocerte, y mientras yo espero mi turno y sin tomar mucho en cuenta que a tu llegada seas demasiado pequeñita para comprender lo que te escribo, aún así hoy te dejo como regalo entre la pasta y la primer hoja todavía en blanco del libro de tu vida, una carta; que más allá de ser una bienvenida, ojalá en el futuro te sirva para entender cómo sucedieron las cosas, el día que tú llegaste.

Yo no te voy a contar como es el mundo, porque eso lo vas a ir descubriendo poco a poco por ti misma y de la mano de tus padres... Pero puedo intentar atrapar trocitos de tiempo (que más adelante, cuando te dé curiosidad y quieras descubrir todas las cosas por ti misma), podrás ver como fotografías; en las que descubrirás las imágenes de tus padres siendo un poco más jóvenes, y cargando entre sus brazos a una niñita que desde antes de llegar, a ellos ya les había cambiado el mundo por completo.

Si quieres podemos jugar a imaginar que estás leyendo el principio de una historia que sucedió al poco tiempo de que comenzara el otoño. Un día normal de entre semana, en que afuera del lugar en que te dejó Dios, el cielo estaba azul y despejado.

También hacía un sol esplendoroso, el viento era cálido y luego de toda una noche en vela, creo que tu papá tuvo que apresurar y posponer algunas de sus actividades, para luego de manejar entre el tráfico y una larga fila de autos, subir y bajar un puente, para acompañar a tu mamá y estar los dos a tiempo, en la cita más importante de sus vidas, esa que sirvió para irte a conocer a ti.

Pero tus padres no eran los únicos que esperaban con impaciencia tu llegada. Todos los que estábamos a su alrededor nos imaginábamos que llegarías al marcar el calendario la segunda semana del mes de Septiembre. Pero no, a pesar de que tuviste a tu mamá muy nerviosa durante varios días, con esa determinación (que era ya parte de ti desde antes de que te conociéramos), dijiste: "No", y como Dios decidió apoyarte con ese argumento de que sus tiempos son perfectos, todos tuvimos que esperar todavía una semana más.

El día en que naciste, fue para todos una sensación muy curiosa, porque a pesar de que podías llegar de un momento a otro, era muy linda la idea de saber que por fin conoceríamos la carita de un ser tan pequeño, que en medio de tantos problemas y tensiones; con su inminente llegada (después de haber esperado tanto), nos estaba regalando algo muy especial, pues era como descubrir un pequeño, pero muy luminoso destello de luz, justo en medio de una oscuridad muy densa.

Previo a tu arribo, la luna estaba a la mitad y el cielo se veía hermoso, adornado con estrellas, pero la primer noche que pasaste fuera de ese mundo mágico del que venías, el astro más grande que ilumina la noche no estaba, dejó a las estrellas solas, cuidando un ratito el cielo, y yo me imagino que se escapó un ratito para irte a conocer.

Llegaste cuando Dehesa, Saramago y Benedetti ya se habían ido; pero me imagino que en el camino, (en esa escalera luminosa que de repente se abre entre nubes y por la que las almas van y vienen); te encontraste con muchos otros ángeles que al igual que tú al llegar a la tierra, dejaron las alas. En la misma fecha que tú veniste al mundo, llegó también otro bebé, que un país distinto nació estando su madre, conectada a la vida de manera artificial.

Eso no lo entenderás hasta que seas grande, y puedas darte cuenta que aunque el mundo es un lugar difícil, tuviste mucha suerte, porque desde el cielo no pudiste haber elegido mejores guías para acompañarte en esa maravillosa aventura que sin duda será tu vida.

Te esperan muchas cosas grandiosas y quizá en un futuro no muy lejano, tu madre te cuente una y otra vez (y antes de dormir); cómo fue el instante en que tu mirada y la de ella coincidieron… Es muy probable que sientas la calidez de su mano sujetando la tuya, de la misma manera que estoy segura, recordarás era similar a la de esa mujer de mirada dulce que permaneció contigo durante todo el tiempo que duró tu viaje, y de haber podido se hubiera quedado más tiempo; pero su lugar ya no estaba en este mundo y tan sólo cumplió con la promesa de cuidarte y encaminar tus pasos, para que tú llegaras con bien.

 Ya estás aquí y esta primer noche tienes que descansar, porque a partir de aquí te espera todo un universo distinto, en el que cada color, aroma y sonido será para ti como descubrir cada día una historia nueva.

Esta noche no importa a qué hora regrese la luna, ni tampoco que el dólar se haya cotizado a $ 12.50; ni tampoco que el mundo esté lleno de musulmanes, darketos, artistas, políticos y ecologistas… Todo eso se convierte en irrelevante en el instante mismo en que alguien tan pequeñito es capaz de detener todo a su alrededor, para demostrar por que vale la pena estar aquí.

Este es el primer día de toda tu vida... Así que bienvenida.


          

Pesadilla con los ojos abiertos...

on martes, septiembre 28, 2010

Lunes de nuevo, hoy empecé la semana bien, lo cual me ayudó para arrancar bien el día, pero hace rato me enteré que está secuestrado un muchacho que no es mi amigo, pero al que conozco por cuestiones de mi trabajo en la revista, y una vez más vuelvo a pensar en la vulnerabilidad de las cosas y de la vida en sí.

Yo no he hablado casi de eso en el blog, porque todo eso trato de mantenerlo al margen de este espacio. A pesar de que a una persona de mi familia ya le tocó vivir en carne propia todo esto; aún así trato de no pensar en eso, pero hoy, con esto que pasó no puedo hacerlo, no puedo dejarlo de lado y siento la necesidad de comentarlo, porque al igual que todas las personas que nacimos y hemos vivido toda nuestra vida aquí en Cd. Juárez, estoy preocupada, me siento confundida y un tanto desesperanzada y decepcionada (no de Dios); si no de las personas que se supone deberían salvaguardar el orden y la seguridad de todos los que formamos parte de esta comunidad fronteriza, porque se "supone" que ese es su trabajo ¿no?

Yo amo mi ciudad y todas las cosas buenas y malas que forman parte de su historia, pero me entristece mucho verla convertida en una tierra sin ley, y en la que aún estando dentro de tu casa, tienes miedo que alguien llegue y se meta y atente contra tu vida.

No sólo la gente que ha sufrido "levantones", a la que han asaltado, los que han sido víctimas de "Car Jacking", los que han visto la quiebra de sus negocios (si tuvieron suerte de mantenerlo abierto durante unos meses sin que llegaran a incendiarlo), tan sólo por no querer pagar "la cuota"... No sólo todos ellos son quienes se han convertido en víctimas, también lo somos todos los que salimos a diario a trabajar, y nos preocupamos y nos estresamos porque de camino a nuestras actividades de todos los días, nos tocó ver alguna ejecución, o peor aún, nos llega la noticia de que a alguna persona muy cercana o que conocemos ya le pasó algo.

Es entonces cuando es inevitable no pensar en que a pesar de que tú vives al día y que las poquitas cosas que tienes son producto de tu trabajo y muchas de ellas todavía las estás pagando, ni así te salvas y la siguiente vez te puede tocar a ti...

Como ciudadana pienso: ¿En que se puede hacer para acabar de una vez por todas con esta pesadilla que estamos viviendo con los ojos abiertos?...

Pienso en que la ciudad en la que están creciendo mis sobrinos es muy distinta a la que yo conocí de niña -y para nada me gusta eso-... Pienso en que cualquier persona que tome la alcaldía de la ciudad, la gobernatura del estado o la presidencia de la república, poco o nada puede hacer, porque el crimen organizado se ha convertido en un monstruo gigante de 7 cabezas....


Veo como cada vez hay más negocios con la cortina de metal abajo, indicando que están cerrados, casas vacías con el letrero de "Se Vende"; la calle de un fraccionamiento  enrejada de extremo a extremo en lo que antes era ¡plena vía pública!, a la vuelta de la oficina donde yo trabajo, un auto atado  por una de las llantas (con una cadena larga) a una columna de la casa (donde supongo vive el dueño); las tiendas de abarrotes como la que hay en mi barrio, enrejadas por completo como si fueran cárceles por encima del mostrador; sonidos de alarmas a toda hora del día; oficinas y empresas maquiladoras donde ya no se te permite el acceso si no te identificaste antes y solicitaste una autorización  para entrar desde 1 ó 2 días previos; y entonces me pregunto: ¿Ahora que más sigue?, ¿Puede haber algo peor que esto?, ¿Tendrá final esta situación algún día?, ¿cómo le hago para atenuar esta sensación de desánimo?, ¿para dejar de ser yo la que se siente encarcelada estando en libertad?

Dios quiera que las personas que tienen privado de su libertad a este muchacho, tengan algún momento de sensatez, para que la vida con la que pretenden negociar (tal como si fuera una simple mercancía); se mantenga intacta y pronto pueda volver a reunirse con su familia.

Donde quiera que este muchacho se encuentre, ojalá que esté bien, que Dios permanezca con él en su alma todo el tiempo, que no le permita sentirse solo, y que confíe en que esta es una pesadilla de la que todos nosotros, junto con él, pronto vamos a poder despertar.

Ojalá que así sea.... Dios quiera...

Lunes de Compositores (Con Sabor a México): José Pablo Moncayo.

on lunes, septiembre 27, 2010

Termina el mes patrio, este es el último Lunes del mes de Septiembre y con ello finaliza también nuestro recorrido por los sonidos y las notas de México. Son muchos los compositores que se nos quedaron en el tintero y que merecían un espacio especial en este blog, porque el mes tiene sólo 4 semanas, pero talento e ingenio siempre hay mucho en nuestro país, y a través de los años, siempre, en todos los ámbitos han destacado artistas y genios (no sólo en el área de la música); pero no se preocupen, de toda esa gente que nos hace a los mexicanos, sentirnos orgullosos de nuestras raíces, hablaré más adelante en este blog.

Como ustedes saben, siempre que realizo una serie de posts en forma secuencial, me gusta dejar "la cereza del pastel", para el final... Este post no es la excepción y el plato fuerte para esta serie de la sección de Lunes de Compositores (con sabor a México) no podía concluirla de mejor manera que con la obra de José Pablo Moncayo.

¿Me acompañan a conocerlo?

**********************

Sobre su Formación Musical:
Orgullosamente mexicano, nació en Guadalajara, Jalisco. Comenzó estudiando piano y luego ingresó a estudiar música en el Conservatorio Nacional, y a la par de estudiar la carrera trabajó como pianista en cafés y para la radio, con el propósito de ayudar a su familia con los gastos y también para poder costearse sus propios estudios.

En 1935 integró "El Grupo de Los Cuatro" con Blas Galindo, Salvador Contreras y Daniel Ayala Pérez para difundir sus obras que reflejan el espíritu nacionalista de México.

En el año 1942, obtuvo una beca para estudiar en el Instituto Berkshire en Estados Unidos, y durante su estancia en ese lugar escribió su obra "Llano Grande".

Dos años más tarde, con "La Sinfonía No. 1" ganó el concurso convocado por La Orquesta Sinfónica de México en 1949 obtuvo "El Premio Chopín" con la sinfonía "Tierra de Temporal", obras que denotan un marcado arraigo a la naturaleza.

José Pablo Moncayo también compartió sus conocimientos con otras generaciones, ya que fue maestro de armonía, composición, dirección de coros y dirección de orquesta en el Conservatorio Nacional.

En 1944 fue cuando se convirtió en director de orquestas, y un año después obtuvo la subdirección de La Orquesta Sinfónica de México, la cual dirigió de 1946 a 1947. Después, en 1949 cambió a la Orquesta Sinfónica del Conservatorio, hasta el año 1955 (año en que falleció en la Ciudad de México).

Cuáles son sus piezas más famosas:
Con José Pablo Moncayo pasa algo muy curioso... La fama y la trascendencia del "Huapango de Moncayo ha sido tal, que eclipsó por completo el resto de su obra, por eso en esta ocasión en lugar de reseñar cuáles son sus obras más famosas, lo hacemos a la inversa... Estas son algunas de las piezas que también fueron creadas por él:

"Pequeño Nocturno" (1936), "Amatzinac" (1937), "Sonata Para un Violín" (1937), "Huapango" (1941), "Sinfonía No. 1" (1944), "Sinfonieta" (1945), "Tres Piezas Para Orquesta: feria, canción, y danza" (1947), "Homenaje a Cervantes" (1947) y "Huapango" (1958), "Sonata para violín y cerillo", "Tres Piezas para Piano", "Sonatina Para Piano", "Tierra de Tempestad", "Penatori", "Canciones de Mar", "Fantasía Intocable", "Danza de los Maíces", "Romanza de las Flores de Calabaza", "Cuento de La Potranca", "Homenaje a Carlos Chávez y Tierra".


Sobre El Huapango de Moncayo:
El Huapango de Moncayo es un arreglo para orquesta sinfónica de tres sones provenientes de la rica tradición musical del Estado de Veracruz: "El Siquisiri", "El Balajú" y "El Gavilancito". A lo largo de la obra podemos encontrar una de las más famosas formas de presentar los sonidos de México.

El huapango se define como un género musical mexicano, pero esta pieza es en realidad un popurrí conformado por estos 3 temas que ya mencionamos y son originarios de esa parte de México.

La gente que sabe de música, define a esta pieza como un prodigio de la orquestación, llena de exóticos colores musicales, creada a partir de variados ingredientes provenientes de la música de Stravinsky, el impresionismo francés, el mexicanísimo de Revueltas (que se merece un post más adelante) y el folklore veracruzano y africano.
************

Siempre que alguien piensa en México, de inmediato le vienen a la mente, las imágenes del mariachi, de la música ranchera, de las composiciones de José Alfredo Jiménez, la gallardía de los trajes de charro y la belleza de los vestidos típicos de cada región; así como los rostros de los personajes que han trascendido en el cine y la música; pero pocas personas saben que uno de los temas más representativos y que nos hacen sentirnos orgullosos de lo que somos, es esta composición a la que muchos consideran como un segundo himno nacional para todos los mexicanos.

Yo no sé si a ustedes les pase, (y aquí hago un paréntesis para expresar una pensamiento en voz alta y aclarando que hablo sólo por mi), pero yo creo que siempre que se trata de elegir un tema que represente a toda una nación, esta debe ser una pieza que además de hablar con notas y sonidos de todo lo que es y significa un país tan grande, tan hermoso y tan lleno de cultura e historia como lo es México, esa composición debe emocionarte, producirte sentimientos, en pocas palabras, ponerte la carnita de gallina cuando lo escuchas (tal como sucede con el himno nacional mexicano cuando lo escuchamos en eventos a nivel internacional y fuera de aquí).

Eso es lo que a mi me pasa con esta composición que conocí gracias a mi papá, cuando tenía alrededor de unos 5 ó 6 años (me acuerdo perfecto de noches de Domingo, de regreso a casa y sonando esa pieza en el radio del auto). 

Ya ahora como una persona adulta, me ha tocado escuchar la pieza en vivo y me sigue produciendo lo mismo, y yo pienso que es quizá porque El Huapango de Moncayo es una pieza que ha trascendido en el tiempo y a través de las generaciones. Donde quiera que se escuche y sin importar la nacionalidad de la orquesta sinfónica que lo interprete, siempre nos traera esa gama de sentimientos que no se pueden explicar, pero que se experimentan cuando te das cuenta que los mexicanos somos herederos de toda una tradición cultural y en la que a pesar de los problemas que tenemos como nación, debemos sentirnos orgullosos.

Fernanda Familiar dijo esta semana en su programa de radio: "Si se te olvidan tus raíces, se te rompen las alas" y me encantó escucharla decir eso, porque creo que esa frase resume de manera perfecta que no podemos dejar de ser quienes somos, y a esto yo agregaría que también teniendo siempre eso muy presente, a través de composiciones tan hermosas como esta, recordamos siempre que México es un país que va más allá de todo lo negativo que nos rodea, es una tierra generosa, noble y es una suerte haber nacido aquí.

En esta ocasión no hubo frases expresadas por el compositor que homenajeamos en este post, pero no son necesarias, pues sus notas y la belleza de esta pieza, expresan a la perfección su amor por nuestro país. 

Me hubiera encantado dejarles una versión interpretada por La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de México, o mejor aún: por La Sinfónica de Las Américas de Alondra de La Parra (una chava extraordinaria de la que ya hablaré en su momento); pero la verdad es que no encontré ningún video de buena calidad, y así, una vez que por fin di con uno que si me gustó, me pareció muy original compartirles esta pieza interpretada por una orquesta juvenil venezolana, interpretando de manera magistral en un escenario extranjero la creación de un mexicano. ¿qué fregón no? 

Además es totalmente disfrutable desde antes de que inicie... Ese sonido de los instrumentos antes de empezar un concierto o de interpretar una obertura, es una de las cosas que más me emocionan y de las que más me gusta experimentar, la verdad no sé como explicarlo.... ¡En fin!, espero que la disfruten y les guste. Gracias por acompañarme en este breve recorrido por los sonidos de mi tierra.

¡Viva México!

"Ágora".

on domingo, septiembre 26, 2010

Crédito Fotos: Lionsgate Home Entertainment / ©Copyright  

Hace mucho tiempo que no veía una película, por eso tampoco había publicado ningún post sobre cine. Ayer, me acordé que tenía muchas ganas desde hace tiempo de ver la película "Ágora" del director español Alejandro Amenábar, un chavo del que "sin querer queriendo" he visto varias de sus películas, me acuerdo que la primera que vi de él fue hace algunos años, un día que renté la de "Tesis" cuando aquí en Cd. Juárez todavía existía "Videocentro" y me dejó "traumis"... pero después fue gracias a "Abre Tus Ojos" y "Vanilla Sky" que aprendí, que sin importar que fuera la misma historia, es muy distinto el cine europeo al norteamericano.

De Amenábar ya me gustaba mucho "Los Otros" (ha sido una de las pocas historias que realmente me han dado miedo) y "Mar Adentro" fue una película que me gustó mucho por la originalidad de la historia y por esa secuencia tan hermosa en la que el personaje de Javier Bardem, camina hasta la ventana y vuela mientras de fondo se escucha "Nessun Dorma"; interpretada por Caruso... Pero bueno, la musicalización en el cine es otro tema que también tengo en la lista de "pendientes" para el blog, y volviendo a "Ágora", desde que supe que estaba en post-producción, vi los primeros teasers y me di cuenta que era él quien la dirigía, tenía mucha curiosidad por verla.

Alejandro Amenábar

Las películas españolas -para mi- son muy características, no se como explicar eso, pero sin necesidad de que hablen, visualmente ya sé que es una película española, pero con "Ágora" yo creo que es la primera que no me da esa impresión, quizá porque a pesar que es dirigida por un director español, se nota de inmediato que es una superproducción tipo Hollywood (no en vano, está considerada hasta ahorita como la película española más cara de la historia del cine español).

Rachel Weisz es Hipatia.

"Ágora" aborda la historia de Hipatia, una mujer quien era filósofa, astrónoma y matemática, que vivió en la Alejandría del Siglo IV d.C, en la época de todo el relajo entre el imperio romano, los cristianos y los judíos. La verdad yo no conocía este personaje de la historia y me pareció muy interesante, 



"Ágora" era un lugar público, casi siempre ubicado entre las edificaciones más importantes de una ciudad,  en el que se reunían los grandes eruditos y filósofos a rebatir temas y aunque como dije ya, yo no conocía al personaje de Hipatia, se me hizo muy padre, porque toda la historia se enfoca en la época en que ella era una chava que a la par de dar clases para compartir sus conocimientos, tenía muchas ganas de aprender cosas, mientras dos hombres de muy distintas clases sociales estaban enamorados de ella: Davo (el esclavo) y Orestes (uno de sus alumnos, quien con el paso del tiempo se convirtió en gobernador de la ciudad).

No voy a dar más detalles de la película (como siempre para no echarle a perder a quienes no la han visto), pero después de verla me quedé con varias dudas: Tanto Orestes como Davo ¿existieron? (¿?).... Pienso que quizá eso puede ser ambiguo, porque incluso sobre la existencia de Hipatia podrían haber grandes inconsistencias, porque no existe mucha referencia sobre la vida de ella, no sobrevivió ninguno de sus trabajos, y todo lo que se conoce de ella fue a través de  las cartas y documentos que fueron redactados por Sinesio, uno de sus discípulos y que fue obispo de Cirene.

Davo.

Orestes.

También me quedé pensando: ¿Por qué Hipatia si podía dar clases?,  si en ese entonces se suponía que las mujeres no tenían acceso a la educación, ¿sería por el estatus social que ella tenía? además de que antes del encontronazo entre religiones que terminó con la época antigua para dar paso al medievo ¿por qué ella no se enfrentó a la discriminación y humillaciones que eran comúnes en ese tiempo para las mujeres y que propiciaron que muchas de ellas se convirtieran al cristianismo?. 

No sé, me quedé con duda de esas 3 cosas, porque lo reconozco, soy demasiado ignorante en el tema y pues bueno, lo único que se me ocurre es que era por la clase social a la que pertenecía, pero antes de que me enrede más (y me salga más largo el post), les comparto tanto lo que me gustó y no me gustó de la película de Amenábar.   

Amonio, el monje parabolano predicando el cristianismo en el Ágora.

Lo que "SÍ" me gustó...
- Sobre Hipatia: Me sentí muy identificada con el personaje (claro, guardando las distancias), porque era una chava que siempre quería saber el por qué de la cosas, siempre investigaba y no se conformaba con lo que todos decían, ella leía e iba más allá y sacaba sus propias conclusiones. También porque se empezó a dar cuenta que ella no iba a ir por el mismo camino que todas las mujeres de su época y cuando se dio cuenta de eso, le causó un conflicto y se entristeció, pero al mismo tiempo, era una chava que se podía sentir muy feliz con tan sólo descubrir algo muy simple (hay una escena muy linda, donde después de deducir algo en lo que ella había pasado mucho tiempo pensando, estudiando e investigando, encontró por fin la respuesta y se quedó despierta hasta el amanecer).


- Sobre Davo y Orestes: Se me hizo muy padre que no es el típico triángulo amoroso, a pesar de que son dos chavos los que estaban enamorados de Hipatia, no compiten entre ellos, ni se disputan su amor. Cada uno la amaba a su manera, el amor de Davos era secreto, muy incondicional, pero casi, casi imposible. Eso sí, muy pasional, pero de esos que se sufren, porque tienes a la persona muy cerca, pero no le puedes decir nada; mientras que el de Orestes era basado en la admiración y el respeto que sentía por esta chava.

-Sobre la dirección de Amenábar: Las tomas con acercamientos y alejamientos tipo Google Earth que te ubican no sólo geográficamente en el lugar donde todo sucedía, sino que te hacen tener una idea más clara de la extensión territorial que en ese entonces ocupaba Alejandría y de como curiosamente en esa época en que el comportamiento de los planetas con respecto al movimiento del sol y las teorías tan confusas sobre la forma de la tierra eran temas de grandes debates, todo lo que sucedía en esa parte del mundo era una cosa mínima comparada con el tamaño de todo el universo.

Yo no sé mucho de cine, pero algo que me he fijado es muy característico de las películas de Amenábar es el lenguaje no verbal. Eso me gusta mucho, hay escenas en sus películas, en que puede no haber diálogo o los personajes decir muy pocas cosas, pero hablan más las expresiones que reflejan en sus rostros o el contexto de la escena. En Ágora esto no fue la excepción y me encantó una escena donde Orestes se da cuenta que Hipatia siempre va a ser un un espíritu libre (hasta ahí, no cuento más).


Lo que "NO" me gustó...
- De repente la historia es medio lenta...

- Como espectador de repente sientes también como que te "saturas" demasiado, porque son demasiadas cosas, te pierdes entre si es la historia de Hipatía, la intolerancia entre religiones, o la vida en el Egipto de aquella época...

-Aunque las tomas aéreas están muy padres y sirvieron para representar a la humanidad de ese entonces como insignificantes "hormiguitas" peléandose en una pequeñísima parte del universo que ocupan, yo hubiera sacrificado algunas de estas secuencias y hubiera incluido más escenas que reflejaran como eran las costumbres y la vida de la gente de aquella época y quizá eso hubiera ayudado más a entender las grandes divisiones que había en ese entonces debido a las religiones.

-De Amenábar me gusta mucho que todas sus películas son muy diferentes, no son nada predecibles (la misma opinión tengo de las películas de Almodóvar), y no son como por ejemplo, las de Tim Burton, que desde que las ves tienen el sello de ese director, y son de fotografía y personajes demasiado "oscuros".

Eso fue lo único, pero en general la película me gustó, me pareció muy interesante, no quise leer nada sobre Hipatia antes de verla para dejar que el final me sorprendiera y si fue impactante la verdad. (no voy a decir el sentimiento que me provocó) y pues sólo puedo concluir diciendo que me gustó el trabajo de este director que empezó a dirigir a los 24 años y que me gustaría algún día hacer un post en el que hablara más a detalle de la música, o la influencia de otros directores clásicos que él tiene y refleja en todas sus películas.


Yo siento que con Ágora, este chavo no hizo ninguna crítica a ninguna religión, él se limitó a reflejar las 3 corrientes ideológicas que se dieron en esa época y eso es como hacer una película, donde no hay buenos, ni malos ni peores, es tan sólo exponer el punto de vista de 3 filosofías opuestas por completo, y me quedo con la reflexión de que a pesar de que eso sucedió hace tanto tiempo, el fanatismo religioso persiste hasta nuestros días, y aunque la iglesia católica como sistema se cae a pedazos, sigue cometiendo las mismas "burradas" por no llevar a la práctica valores tan universales como la tolerancia, la humildad y el respeto hacia las personas que no comparten las mismas creencias....

El Obispo Cirilo.

Me quedé también pensando mucho en Hipatia... Si ella hubiera vivido en esta época: ¿cómo sería su vida?, creo que se equivocó de época, pero si viviera en la actualidad, seguramente ella habría trabajado en la NASA o mínimo sería maestra en alguna universidad. Si la reencarnación existe, ojalá ella haya podido volver al mundo otra vez a concluir lo que le faltó.

¿Ustedes creen que las cosas sean diferentes a como eran entonces?.... La verdad yo pienso que no, el mundo no ha cambiado mucho que digamos...

Como siempre, para finalizar, el teaser, el trailer y las notas de producción:


"En muchos sentidos, Ágora es una historia del pasado sobre lo que está pasando ahora, un espejo para que el público mire y observe desde la distancia del tiempo y del espacio, y descubra, sorprendentemente, que el mundo no ha cambiado tanto".

-Alejandro Amenábar-

*******************************
Notas de Producción:

- La película fue filmada en su totalidad en Malta, lugar donde se reconstruyeron las edificaciones más importantes de aquella época en Alejandría: (la biblioteca, y el famoso faro que fue considerado como una de las 7 maravillas del mundo antiguo). 


- Amenábar encontró la historia de Hipatia leyendo, pero desde antes él tenía la inquietud de filmar una película sobre el tema de astronomía, algunos de los personajes en los que había pensado fueron: Newton, Keppler, Einsten, o Galileo.


-Cuando Amenábar escribió el guión de Ágora, él no tenía a ninguna actriz en mente para interpretar el personaje de Hipatia, pero su directora de casting propuso a Rachel Weisz y entonces a Alejandro le agradó la idea porque además de que ella es físicamente muy parecida a la protagonista en las imágenes que ellos tenían de referencia, lo que le gustó fue que Rachel tiene una carrera universitaria, lo cual puede parecer una tontería, pero él consideró que por ese simple detalle, era una actriz que tenía cierta preparación para interpretar el personaje, porque leía algo más que guiones.


- Hornet es el nombre de la productora encargada de los efectos especiales de Ágora y es una empresa especializada en animación 2D y 3D, además de Stop Motion, se encuentra ubicada en Nueva York y han participado en producciones como "Coraline" y "Camino".


- Amenábar ha hecho la banda sonora de casi todas sus películas, estudió música de manera autodidácta, sólo para poder hacer eso en sus producciones.

- Luego de que Ágora pasó por el festival de Cannes, Amenábar recortó 15 minutos a la película.


- Ágora está considerada como la película más cara en la historia del cine español.

- Coincidiendo con el lanzamiento de la película, va a salir al mercado un libro con el mismo título, que contiene todos los detalles de la producción, el rodaje y la post-producción. Tendrá además entrevistas con el director, la protagonista y los guionistas, sin faltar imágenes en exclusiva y entrevistas con los responsables de los distintos departamentos encargados de que la película se pudiera realizar.


"Hace 4 años, tras una experiencia para mi tan íntima como fue hacer "Mar Adentro", no habría imaginado que mi siguiente película sería de romanos y cristianos en el antiguo Egipto. Pero eso es lo bonito de esta profesión: la posibilidad de dejarte llevar por la curiosidad, investigar y encontrar mundos tan fascinantes como la Alejandría del siglo IV; imaginar como serían sus calles, sus templos, su gente y encontrar la pasión y el dinero para devolverlo todo a la vida".

-Alejandro Amenábar-