El Inventario de tu vida.

on lunes, diciembre 31, 2012
Photobucket

La vida no se detiene. El tiempo avanza, sin pedirle permiso a nadie. Estamos a pocos días de que terminemos otro ciclo. 

¿Qué tal te fue este año? ¿Fue difícil, complicado, triste? ¿O fue un momento mágico, extraordinario y de los mejores de tu vida? 

Haya pasado lo que haya pasado, estoy seguro que todo ayudó para tu aprendizaje. 

En estas fechas, salen a la luz algunas preguntas típicas: ¿Cómo te fue con tus propósitos? ¿Cuáles metas cumpliste? ¿Qué tantos cambios hiciste? 

Algunos responden pero no precisamente como les hubiera gustado. Otros mejor callan, porque no tienen nada nuevo que decir: La mayor parte de su año, salvo poquísimas excepciones, fue exactamente igual al pasado, y al de hace cinco, al de hace diez. 

Nadie llega al lugar que quiere si desconoce el camino, así como tampoco podemos salir de una prisión que no vemos o no sabemos que existe. En estos momentos, y si realmente queremos crear la vida que deseamos, es indispensable hacer algo, que mi me funciona año tras año: Un inventario de tu propia vida. 

En este inventario, hay que hacer un recuento de las bendiciones, las lecciones, las crisis, las oportunidades, lo que dejamos de hacer, lo que no nos ayudó, las personas que conocimos, las que dejamos a un lado, lo que no nos gustó, lo que podríamos mejorar. Es hacer un balance general y poner las cosas en orden, bajo otra perspectiva.

Cuando reflexionamos sobre esto, obtenemos mucha mayor claridad y objetividad para cerrar la brecha entre quienes somos hoy y lo que estamos llamados a ser.

Es un ejercicio interesante; date al menos una hora, busca un lugar tranquilo, toma hoja y lápiz, y fluye escribiendo todo lo que te deja este año, regalándote también la valiosa oportunidad de visualizar lo que te gustaría que incluyera tu inventario del próximo diciembre.

Lo que ya pasó, déjalo ir. Ahora puedes ir diseñando lo que te gustaría generar. Hoy puedes volver a escribir una nueva y mejor historia.

-David Montalvo-

The Words.

on domingo, diciembre 30, 2012
Photobucket

Hay historias de amores que nunca se quedan, pero suceden para que prevalezcan en el tiempo, y luego alguien las reviva con tan sólo posar sus ojos sobre líneas de papel.

De eso trata esta película, que en una noche fría de invierno me dejó un sentimiento cálido en el corazón.

No sólo me hizo pensar en todo lo que a veces el alma se queda con ganas de dar cuando invitas a alguien para que se quede contigo (ya no para siempre); sino tan sólo por el tiempo que te toque permanecer en esta vida.

Sé y todavía creo en que los libros siempre cuentan una historia más allá de la que está atrapada entre sus páginas y resguardada entre dos tapas de duro cartón.

Después de ver esta película y escribir lo que plasmé en el post anterior a este, me fui a dormir con un suspiro en el alma y pensando en que me encantaría que un día, cuando ya haya pasado mucho tiempo, algo de lo que yo haya escrito o quizá alguna de mis historias logre atrapar así a alguien y consiga que se quede embobado leyendo... Sintiendo que le deja tanto en su interior.

P.D: Las letras materializan sentimientos... Y me quedé dormida pensando en que mi misión fue poner un espejo para que se reflejaran las de un espíritu libre que con el tiempo perfeccionó el difícil arte de fusionar los sentimientos, letras y palabras, con una hermosa inspiración.

"Todos tomamos decisiones, lo difícil es vivir con ellas y no hay nadie que te pueda ayudar con eso".

Escribir Palabras...

Photobucket

...Y me perdí entre tus letras, buscando encontrarme, pero ya no estaba cerca...

Con nostalgia fui descifrando los caminos que te llevaron hacia otro destino, con señales de suspiros que de tu corazón viajaban hacia el sur.

Sobre hojas en blanco me dejaste con un pincel imaginario la más hermosa historia, ilustrada tan sólo con fotografías de instantes... Fue así, porque con letras no se puede describir todo lo que puede ser capaz de inspirar una sonrisa que se roba al tiempo, antes de que se vuelva fugaz.

...Suspiros pintados en color azul, pero que al salir del alma ya no indican el camino hacia ninguna parte.

En palabras quise plasmar que ansiaba estar en los días soleados y también en las tardes de tormenta, pero la razón me dijo que ya no era protagonista en ese libro, ni tampoco estaba invitada a la fiesta de tu existencia.

Ese pensamiento me acompaña en los días de invierno, mientras regreso a casa, con las manos en los bolsillos, resguardando los abrazos que son hacia adentro y también los sentimientos que toman forma al escribir palabras...Palabras con las que podría describir perfecto lo que siento, pero ya no tiene caso plasmar.

Escribir palabras sirve para engañar a la nostalgia y pretender seducir a la tristeza; pero sobre todo para disfrazar al pasado de presente, que viene a recordarme lo que en tu vida me toco hacer y ser... Así mientras sobre el espacio en blanco se van delineando garabatos con prisa, de noche te abrazo con mis letras, abrigadas en un trozo de papel.

Decisiones...

on viernes, diciembre 28, 2012
"Deja tu corazón en manos de DIOS, y ÉL lo pondrá en manos de quien se lo merece".
P.D: De corazón deseo que así sea para ti.

Recados del cielo...

on jueves, diciembre 27, 2012

Esta mañana muy temprano estaba en el trabajo. La tienda donde me tocó estar en este día estaba prácticamente desierta y yo estaba con el corazón apachurrado pensando en esas decisiones que sabes que tienes que tomar por tu propio bien, pero que por dentro el corazón no te deja realizar.

Ya no tenía nada que hacer (porque ya no había trabajo ni tampoco gente a esa hora de la mañana), así que me quedé pensando... Hablando un poco con Dios preguntando: ¿qué debo hacer?

No sé si estaba tan distraida, que de repente vi que de uno de los pasillos salieron una señora y un muchacho, venían caminado y conversaban como si nada, pero lo que me llamó la atención es que el chavo (que tendría como unos 20 años o menos), llevaba puesta una sudadera de esas tipo chamarrita que tenía escrita la leyenda: "Porque para Dios no hay imposibles"....

Me quedé asombrada y me dieron todavía más ganas de llorar, porque Dios sabe perfecto que desde hace mucho tiempo estoy atorada y siento que soy un caso perdido (mucho más después de toda una serie de circunstancias que han pasado en las últimas semanas).

Desde siempre creí en las señales, y también sé que muchas veces ÉL te da en respuesta algo que ni siquiera tú sabías que ibas a necesitar tanto, pero es la primera vez que me responde y no sé que intepretación darle a un "recado del cielo", y supongo que no está en este momento en mi capacidad entenderlo, y a su debido tiempo lo sabré...

Sea como sea, gracias por responderme y porque a pesar de que yo me sienta sola, sé que siempre está ahí.

Cómo Afrontar Las Pérdidas en Cierre de Año.

on miércoles, diciembre 26, 2012
Quedan ya nada más 5 días, 120 horas para terminar el libro que conforma la historia del 2012. Un año difícil, pero también lleno de bendiciones, aprendizaje, autoconocimiento, y de muchas otras cosas que una vez terminada esa cuenta, pasarán a convertirse en parte del pasado.

Siempre cuando se acerca el cierre de un ciclo, es inevitable hacer un balance personal y cada uno de nosotros sabrá con lo que se queda y lo que dejará al lado del camino, pero más allá de todo eso, en los días recientes que ya quedaron atrás, hubo un programa de radio en particular, en el que participó Gaby Pérez Islas (la Tanatóloga de la que vengo hablando desde el post pasado) y de quien he reseñado ya en el blog su libro "Cómo Curar Un Corazón Roto".

Siempre que encuentro algo padre, que me sorprende o me deja tanto en el alma, trato de compartirlo luego, luego aquí, con las poquitas personas que nunca dejan de pasar por este espacio. En esa emisión de radio, Gaby habló de una manera hermosa sobre el tema de: "Cómo Afrontar Las Pérdidas en Cierre de Año", pero yo pienso que todo lo que ella mencionó, no sólo aplica para las personas que se deprimen en esta época, por no tener ya la compañía de un ser querido en casa.

Al igual que sucede con su libro, creo que todo lo que ella aporta siempre es útil para cualquier tipo de pérdida y pues para no hacer más largo esto, a un suspiro de que termine este año, se me ocurrió tomar nota de algunas de las cosas que mencionó al aire, para compartirlas con todos ustedes, al igual que el podcast, pues la idea es siempre, plasmar aquí cosas que en un momento determinado a ustedes y a mi, pero sobre todo a alguien más que un día pase por aquí, igual le pueden servir. 

Gaby tiene ya 12 años de ejercicio profesional, ya está en la sexta reimpresión de su libro y está preparando ya una segunda parte. Ojalá Dios la siga iluminando para que siga aportando cosas tan valiosas a través de sus escritos y de futuras participaciones en la radio.

Si Dios quiere nos leeremos todavía en un par de post antes de terminar el 2012... Pero mientras eso sucede, sáquenle la vuelta a la tristeza y buena mitad de semana.

¡Que disfruten el podcast! 
Audio propiedad de: W Radio

-El que una persona ya no esté contigo, porque así haya sido su destino, porque así lo haya decidido ¿por qué va a frenar lo que a ti te hacía tan feliz?

-El exceso de pasado es depresión, el exceso de futuro es ansiedad.

-Cuida a tu niño interior. A ese niño o niña ¡le encanta la Navidad! ¡No se la quites!, si tu de adulto ya no la quieres, hay una parte dentro de ti que recuerda como ponían el árbol, las cenas en la casa de la abuelita, con que ilusión esperabas abrir los regalos, ¿por qué te vas a privar de todas estas emociones?

-La vida es una celebración y que tú te resistas a celebrar la vida, eso no la va a detener.

-Si por quedarnos enojados, con una actitud infantil, de decir: ¿sabes qué vida?: tú me quitaste a mi ser querido, pues ahora yo no te doy el gusto de disfrutar la navidad. ¿A quién estás castigando?, no estás castigando a la vida, no estás castigando a Dios, te estás privando tú de una alegría y si por quedarte enojado consiguieras que te regresaran a tu ser querido, tu trabajo, tu situación (lo que sea que hayas perdido), yo me enojo con ustedes, si eso fuera a tener un fin, pero no vamos a lograr ¡nada!

-La psicología del dolor consiste en que yo me siento que traiciono tu memoria, si yo me río, si yo soy feliz, si yo gozo, si yo pongo un árbol, etc... ¿Por qué si eso no era lo que disfrutábamos juntos?

-Si ya no están tus padres, ¿por qué no honrar su memoria de una manera sana? haciendo que sus tradiciones perduren y persistan en tu familia y sigan. Si tú cortas todo eso ¿de veras crees que eso sea guardarles un buen recuerdo? Tus padres querían que fueras feliz, ¿por qué pagarle su muerte con tu infelicidad?

-La Tanatología es la teoría de la responsabilidad, es házte cargo de tu vida, no te comportes como una víctima, como un "pobre de mi", ya pasó lo que pasó, no es minimizar lo que te pasó. Puedes aprender a cohabitar con tu dolor, pero fluye con lo que está pasando.

-No hay mejor homenaje para alguien que ya no está en tu vida, que siendo feliz. Sobre todo si fue alguien muy cercano, a ti.

-Permanecer mucho tiempo consternado por la muerte de alguien no significa que lo amé mucho, significa que lo amé mal, porque cuando yo amo bien a una persona, elaboro mi proceso de duelo, tengo la satisfacción del deber cumplido y eso me saca de lo que estoy viviendo.

-Ser feliz no es faltarle el respeto a nadie, es una alabanza en movimiento.

-La vida en si es un regalo. Cuando alguien viene y te da un regalo es muy rudo que digas: Ah... y lo avientes. Lo abres, lo desenvuelves, te lo pones, lo usas para decirle al otro: ¡Gracias por lo que me diste! eso es la vida, no puedes tenerla y desperdiciarla conscientemente.

-Que las presencias siempre suenen más que las ausencias.

-¿De que sirve que se acabe el 2012 y empiece el 2013 si tú vas a volver a ser exactamente la misma o el mismo que fuiste en el 2012? Tienes que ser tú, reinventarte, que ser diferente, guarda el látigo, no te estés flagelando. De lo que se trata es: Responsabilízate de eso, y propónte ser la mejor versión de ti mismo.

-Cuando caemos en la desesperanza, perdemos la voluntad de vivir.

-Cuando estás en un hoyo emocional o en una depresión, viendo todo negro es muy difícil creer que tienes los recursos emocionales y espirituales que se necesitan para salir adelante. Es como tener una "cajita de herramientas" con la que naciste y lo descubres en los momentos difíciles de tu vida, en las situaciones límites.

Hay que ver ¿qué me ha servido antes en mi historia?, ¿qué me ha servido para salir adelante?

-Lo que sea que te esté pasando tú tienes que confiar en que vas a poder con eso, pero tienes que querer. Eso es lo principal. Sientes que no puedes, pero en el fondo es que no quieres, porque tienes miedo.

-¿Cuántas veces no dices yo quiero eso para mi vida, yo ya quiero estar bien,  yo ya quiero soltar, yo ya estoy entumida de tanto tiempo que llevo enojada en la vida?, si se puede, tenemos que creer que si se puede.

-Cuando tu DECIDES salir de todo eso tienes que hacer un plan: ¿Cómo le voy a hacer y qué necesito para salir? Todo comienza con una DECISIÓN.

-¿Qué pasa cuando no puedes caminar o vas bajas por una cuesta muy empinada: Necesitas un barandal, y este puede ser: una vida espiritual, puede ser reconciliarte con Dios, puede ser un "Chocho" (pastilla), son flotadores, y si lo requiero por un tiempo, son bienvenidos, cuando aprenda a nadar me los quito, no son para siempre... Pero lo que yo necesite de "barandal": una amistad, una ilusión, entrar a trabajar, crearme algo nuevo en mi vida, agárrate de eso, para eso está ahí".

-Las cosas que pasan no son ni premios ni castigos.

-Todos los Porqués son enojos... ¿quieres salir y avanzar en tu vida?, ¿quieres salir de la situación en la que estás ahorita?: Decide soltar el enojo, deja de preguntarte ¿por qué?

-El siguiente paso es escoger un compañero de camino, escoge alguien que transite contigo este trayecto del camino: Un amigo, un primo, un compañero del trabajo, una mascota (si no confías en los humanos), alguien que sea un "para qué" que te haga levantarte en las mañanas, al que tú le cuentes, con quien tú compartas lo que estás sintiendo. Pero no le des tu carga, no se trata de que que el otro la cargue por tí".

-La creatividad y la imaginación son una herramienta. Las crisis son una oportunidad para que saques todos esos potenciales.

-Busca en tu interior, revisa tu historia y busca las herramientas y las cosas que te llevaron a salir adelante cuando rompiste con un novio, sobreviviste a un abuso sexual, todas esas cosas de las que echaste mano para sobreponerte, todos esos son recursos que te ayudan a ejercer control sobre tus emociones y no al revés.

-En psicología existe una teoría que se llama la ventana de Johari, que se llama así por el señor que la inventó y dice que está dividida en 4:
1. Una parte de ti, que tú conoces y que yo no conozco.
2. Hay una parte de ti, que tú conoces y yo conozco.
3. Hay una parte de ti que tú no conoces y yo sí conozco.
4. Y hay una parte de ti que ni tú conoces, ni yo conozco.

Esa es la zona oscura, el lado oscuro que sólo descubres en una situación límite. Nosotros, en nuestra personalidad tenemos esa especie de adrenalina que sólo sale en esas situaciones y que te hace reaccionar. 

-No pongas tu fé en el lugar equivocado. Eso es el miedo, poner tu fe en el mal y no en el bien. CONFÍA. Tú no elegiste lo que te pasó, fue injusto, pero todavía estás aquí para algo: Para aprender, para enseñar, FLUYE y confía y eso no es faltarle el respeto a quien ya no está.

-El exceso de futuro es angustia y te impide vivir el hoy.

-Ahorita vamos a disfrutar lo que tenemos porque estas circunstancias que tenemos hoy, que no nos gustan, pueden ser mejores que las que vamos a tener  el día de mañana y decir: "Qué felices éramos, lo teníamos todo y en el momento no lo supimos ver". La magia de la vida es vivir el aquí y el ahora.

-Si tienes mucho amor que dar y no hay a quien, por favor, salgan a las calles, a ayudar, a dar, hay tanta gente que necesita de verdad, desde un abrazo, hasta una sonrisa y hay que darlas.

-Yo tengo que tener compromiso con la vida, con mi papel que estoy desempeñando hoy aquí. No siempre se trata de: Que quiero yo de la vida, sino de ¿qué quiere la vida de mi?, ese es mi compromiso. Que respuesta le estoy dando a lo que la vida me apela?

-Lo que sea que yo esté viviendo no tengo que hacerlo público y no tengo que esperar a que los demás me entiendan. Si yo tengo la vida, ¿cómo la voy a desperdiciar?

-No existen palabras de consuelo, pero si hay presencias de consuelo, si existen personas de consuelo, la alegría se contagia y tarda un poquito más de lo que tarda el mal humor. Pero si tú llegas de buenas y no permites que nada te ponche ese globo y persistes y persistes al rato están todos sonriendo porque es una energía que la transmites. Ahí lo tienes dentro, nada mas es dejarlo fluir y compartirlo.

-Algo de lo más doloroso para quien esté en duelo, (por el motivo que sea), porque perdió un ser querido, porque perdió el trabajo, porque no tiene dinero para comprar regalos, de lo más doloroso es ver que allá afuera el mundo sigue transitando, cuando para él su mundo se ha detenido, todo está mal, y cuando alguien se detiene y va a verte, y se toma el tiempo de estar contigo, es de un amor maravilloso y de una generosidad que deja una señal muy clara: "Me importas, ven reconéctate a la vida, aquí nos haces falta".


www.facebook.com/gabytanatologa
@gabytanatologa

La Casa del Árbol Interior.

on lunes, diciembre 24, 2012

De niños, todos tenemos un refugio, un lugar mágico donde nos sentimos seguros y protegidos. Para algunos es la cabañita de madera en el jardín, el viejo desván o el garage donde los papás guardan cosas en deshuso, mientras que para otros que tuvieron un poquito más de suerte, fue una Casa En El Árbol.

Yo no tuve una, incluso me quedé con ganas de jugar en una así. En toda mi vida he visto 2 si mucho y la última que vi fue hace como 2 ó 3 años, en un rancho donde fuimos a grabar un comercial; y aunque yo era una persona adulta, a la niña interior que todavía vive en mi le encantó.

En estos días ese recuerdo vino a mi mente, a raíz de algo que mencionó en radio la Tanatóloga Gaby Pérez Islas (quien no se imagina las cosas que me ha inspirado a escribir las últimas veces que ha estado al aire), y aunque como decía al principio, yo nunca jugué en un lugar como ese, si tenía un espacio especial.

Para mi, mi refugio era un "bunker" elaborado de puras cobijas. De hecho, creo que lo mencioné alguna vez aquí en el blog (no recuerdo si en La Semana de La Magia o del Niño), pero yo, cada vez que estaba ahí, no sólo me imaginaba que en ese lugar no sólo estaba protegida y era inmune a los fantasmas, sino que también visualizaba a la perfección que ese lugar secreto era como una especie de cabaña con ventanas, y sobre todo no visible para quienes vivieran demasiado apegados a la realidad.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y creo que adentro de ese disfraz de "grande" que llevo puesto, me sigo escondiendo todas las noches ahí.
Ahora mismo, este post lo estoy redactando de noche, en este refugio en el que me estoy resguardando del frío, y comencé a escribirlo porque las palabras de Gaby resonaron tanto en mi interior que me puse a pensar: Una vez que dejas de ser niño: ¿En qué cosas te refugias?, ¿cuál es tu casa en el árbol interior?

Un refugio se define como un lugar dónde además de sentirte en paz, seguro y protegido, eres tú tal cual; y no obstante que en la vida adulta existen tantas cosas en las cuales refugiarse, es evidente no todas son buenas ni hacen bien.

Pero bueno, esas no las voy a mencionar porque ya de sobra todos las conocen (la mayoría las vemos o las vivimos reflejadas en nosotros mismos), y a mi las que me inspiraron a escribir esto fueron precisamente esas que muchas veces pasan desapercibidas allá afuera, en el mundo real, de tan mágicas que son.

Me encanta que Gaby Pérez Islas menciona mucho algo que yo desde siempre no sólo he pensado, sino que además he creído y consiste en decir que todos tenemos una caja de herramientas, que es lo que nos ayuda a salir adelante en los momentos difíciles y a veces descubrimos en ese proceso, porque puede pasar también que ni cuenta nos habíamos dado que llevábamos eso en nuestro interior.

Metidos todos en estos "Trajes de Grandes", para quienes fueron tan afortunados de tener una casita en el árbol, el día de hoy tal vez lo siguen siendo, y se dedican a la música o a cualquier otra actividad que además de disfrutar enormemente les da para vivir. 

Sin embargo, esto de los refugios o Casita del Árbol Interior, va más allá, es un tema más personal, menos tangible y menos terrenal.
Hasta este punto seguramente tú, que estás leyendo esto, ya te estarás imaginando tu propio lugar perfecto, pero más allá de un espacio físico (real o imaginario), La Casa del Árbol Interior puede ser todo aquello que te haga sentir bien...

Yo por ejemplo disfruto mucho estar a solas, en la noche escribiendo, en verano poder ir a algún parque solitario o encontrar un espacio en el día para escribir cartas. Hay otras personas que son más afortunadas y tienen una persona a la que recurren y le abren su corazón, con la que pueden hablar de todo y una vez que lo hacen, se "desinflan" por dentro y su alma se queda en paz. 

Otros corren, hacen ejercicio (eso último me funcionó a mi este año en momentos cuando estaba muy triste); pero el caso es que sin hacer aquí una lista kilométrica -y a la que seguramente tú podrías agregarle otras tantas cosas que te vienen a la mente en este instante-, esa Casa del Árbol, hoy, la llevas muchas veces dentro de ti.

Desde este bunker tan real como imaginario, eso es lo que quiero compartirte en esta noche fría de invierno... La Casa del Árbol Interior existe en cada uno de nosotros... Sólo es cuestión de abrir un poco la imaginación, desprenderse -aunque sea tan sólo por un instante en el día- de todo lo que te ata a este mundo terrenal, para de la mano de ese niño que aún llevas dentro, encontrar el camino hacia ese lugar mágico y especial donde además de jugar, puedes encontrar paz.

¡Buenas noches y buen inicio de semana!.... Por cierto... ¡Feliz Navidad!

" Yo en cada sitio junto a ti, estoy en casa"...
-Laura Pausini | "Las Cosas Que No Me Espero"

Historia En La Canción: "Campanas En Mi Corazón".

on viernes, diciembre 21, 2012
...Pues ya son las 12:11 am y parece que todavía no se acaba el mundo y por ende, todavía existe este blog... Pero bueno, por si acaso, este es el último post de la semana y el último del año también de nuestra siempre tan gustada sección "Historia en La Canción".

En esta ocasión tenemos una cosa alegre, una cosa bonita para amenizarles el viernes musical (de paso también) y se trata de una canción navideña interpretada por Eiza González.

Ya sé que es lo más fresa y "ñoño" que podrán encontrarse en este blog, pero bueno, para que lo "desniego", este blog es así.

Por otro lado, resulta que la historia que existe detrás de esta rola es muy simple. Desde inicios de diciembre todos los viernes y lunes la escucho como 10 veces al día mientras trabajo en la Bodega Aurrerá ("La Borrega" -como le digo yo-) y pues a fuerza de tanto escucharla terminó por gustarme la rola.

Al principio yo pensaba que la cantaba Tatiana, y justo hoy cuando llegué del trabajo me puse a buscar en internet quien la cantaba y grande fue mi sorpresa que la interpreta esta chica que sale en la telenovela de "Amores Verdaderos" (y que me reservo mi opinión al respecto), pero pues como el espíritu navideño nos invade, en este viernes musical, pensé que sería una buena idea cerrar este ciclo del 2013 con una "bonita alegría" y pues esa "alegría" es esta bonita canción que viene incluida en un disco de corte navideño en el que participan varios artistas (así tipo como aquel disco famoso donde Pandora canta "Los Peces en el Rio") y que es el "ajonjolí de todos los moles" todos los años desde que yo me acuerdo....

A pesar de que la rola está bien fresa y ñoña (como ya dije), ojalá que les guste (porque a mi si me gusta...jajajajaja), y pues bueno, si se acaba el mundo, fue un placer que me hayan conocido.... 

¡Nah! ya en serio, estamos a punto de terminar el año y seguramente todavía habrá un par de posts en la víspera del 2013, pero mientras eso sucede, pásenla bien (no confiesen sus intimidades porque el mundo no se va acabar y nada más van a hacer el "oso"), yo sé lo que les digo... 

Además en unos cuantos días, comprobaremos que una vez más el mundo no se terminó y estaremos todos tan campantes, compartiendo una rica cena con nuestras familias y con el corazón lleno de esperanza para que el siguiente ciclo esté lleno de bendiciones y cosas buenas...

Por lo pronto esta noche hay "Campanas En Mi Corazón"... ¡Yujuuu!

"Campanas En Mi Corazón" | Eiza González | "Navidad Con Amigos" (2007) | Track No. 13
"Campanas En Mi Corazón"
No puedo imaginar cómo te vine a encontrar, 
diciembre resultó ilógico y sentimental, 
al verte adiviné que algo grande iba a pasar,
no lo puedo creer llegas con la Navidad...

Se encienden luces por las avenidas,
 la paz se asoma desde tu sonrisa,
 un beso tuyo es un villancico, en mi interior,
no hay Navidad mejor,
con tanto amor entre tú y yo... 

Todo es tan mágico, todo es tan cálido, 
contigo siempre hay campanas en mi corazón... 

Aún no entiendo bien cómo es que llegaste aquí, 
parece que esta vez hay regalo para mi, 
al verte adiviné que algo grande iba a pasar, 
no lo puedo creer llegas con la Navidad...

Se encienden luces por las avenidas,
 la paz se asoma desde tu sonrisa,
un beso tuyo es un villancico, en mi interior,
no hay Navidad mejor,
 con tanto amor entre tú y yo... 

Todo es tan mágico, todo es tan cálido, 
contigo siempre hay campanas en mi corazón...

Hay esperanza en todos lados, 
es tiempo de sentir amor, 
la Navidad es un milagro...

Un beso tuyo es un villancico en mi interior, 
no hay Navidad mejor con tanto amor entre tú y yo... 

Todo es tan mágico, todo es tan cálido, 
contigo siempre hay campanas en mi corazón... 

Un beso tuyo es un villancico en mi interior, 
no hay Navidad mejor con tanto amor entre tú y yo... 


Todo es tan mágico, todo es tan cálido, 
contigo siempre hay campanas en mi corazón... 

Ejercicio de Diciembre...

on lunes, diciembre 17, 2012

Hoy quiero recomendarte una actividad que hago cada diciembre y resulta muy enriquecedora. Es muy simple y no te quita mucho tiempo: 

Regálate un espacio en un lugar tranquilo y sin distracciones (es un trabajo personal). Puedes usar música tranquila de fondo.

Toma una hoja y anota sin detenerte todas las bendiciones recibidas en este año, agradeciendo cada una de ellas. 

Enumera todo aquello que viviste, aún y si no te gustó, te lastimó, o no era lo que esperabas, anteponiendo la palabra GRACIAS. 

Tampoco importa si para ti es algo simple o aparentemente sin tanta trascendencia. De cualquier manera, formó parte de tu vida y no hay que dejarlo pasar. 

Escribe: "Gracias por ese viaje maravilloso" "Gracias por mi nuevo empleo en tal lugar" "Gracias por haber conocido a X persona" "Gracias por esa enfermedad" "Gracias por esa crisis" "Gracias por esa decisión que por fin pude tomar" "Gracias por esa deliciosa cena" "Gracias por esa noche estrellada", y todo lo que tú viviste en estos 12 meses.

Cuando termines, haz un recuento en tu mente de todo lo aprendido y agradece cada pieza de tu rompecabezas. Todo fue parte importante y nada se puede quedar fuera. 

Ojalá me puedas escribir para contarme qué te pareció y qué luz te dio para tu vida, después de haber terminado este ejercicio. ¡Que lo disfrutes!

Por lo pronto tengo que dejarte, voy a prepararme un buen té y a leer un nuevo libro que me recomendaron y estoy por comenzar. 

Te envío un fuerte abrazo, gracias por estar ahí. 

¡INSPÍRATE!

-David Montalvo-
************
Últimamente yo no he tenido mucho ánimo para escribir, pero me fascina todo lo que escribe y comparte este chavo. ¡Buen Martes!

Viernes Musical: "Fey: Primera Fila"

on sábado, diciembre 15, 2012

Hace un par de noches escuché una entrevista en radio con Fey y aparte de que me tenía botada de la risa porque se puso a platicar "los trucazos" a los que recurren algunos artistas durante los conciertos en vivo para disimular que no tienen una gran voz, durante la charla también comentó que a ella le pasaba muy seguido que se olvidaba de la letra de sus propias canciones porque estaba muy concentrada en las coreografías, y de repente se perdía por eso y entonces usaba la trampilla de poner el micrófono en dirección hacia el público y decir: "Cómo dice"...

Fuera de las risas y todas las cosas tan interesantes de la parte técnica de un concierto que uno como espectador no ve, me empecé a acordar de las canciones de sus primeros discos y me invadió de pronto un sentimiento profundo de nostalgia, ya que en los 90's, cuando Fey estaba de moda, yo alucinaba -literalmente- con sus canciones, siempre me hacían y me siguen haciendo soñar despierta, y aunque son lo más cursi y fresa, pues a mi me gustan ¿qué puedo hacer?

La gran sorpresa fue saber que sacó un disco nuevo en vivo que se titula: "Primera Fila" y pues aparte de los temas que fueron éxito y que ya todos conocemos, viene incluido un dueto con Aleks Syntek y una rola en particular que yo no sé si era de sus discos anteriores o es inédita para este disco, pero la letra me fascinó.

Ha pasado mucho tiempo, y pues obviamente Fey ha crecido como mujer y como artista (en la actualidad es mamá de una niña de casi un año de edad), y pues aunque no es una gran cantante, creo que lo que contribuyó en gran medida a que se convirtiera en una cantante exitosa fue que su propuesta fue muy original y su música muy fresca.

Pienso yo que el gran reto para ella viene después de este disco y precisamente esa frescura y originalidad pueden ser su mejor herramienta para mantenerse en el futuro... Ya veremos que sucede más adelante.

Por lo pronto, a mi vino a recordarme algo que pensé que había perdido ya (la capacidad de alucinar y soñar despierta, además de suspirar con una simple canción) y aunque podría haber elegido algún video con alguna de sus primeras canciones, creo que como todo en la vida, es mejor mirar hacia el frente y así, mientras el pasado y el presente se confrontan los dejo con "Me Haces Tanta Falta", la canción que les mencionaba más arriba y a mi fue la que más me gustó del disco "Primera Fila"... ¡Uyyy que linda letra! 

Por cierto, el disco está muy fregón... Muy recomendable (claro para quienes les gusta este tipo de música).

¡Bonito finde!
"Me Haces Tanta Falta"
-Armando Ávila | Marcela De La Garza-

Me giraste el corazón 
y cambió mi dirección 
fue tan de repente 
no tuve control. 

Una puerta que se abrió 
un instante que dejó 
casi al descubierto 
todo lo que soy. 

Dejé mi piel entre tu voz 
y ahora todo en mí cambió 
hoy soy un rompecabezas 
de pedazos de tu amor. 

Me haces tanta falta no sé dónde estoy 
se me escapó el alma con tu adiós 
quiero regresar el tiempo en el reloj 
abrazarme a ti, tenerte aquí 
vivirte siempre y no dejarte ir. 

Una luz que se apagó 
una historia que acabó 
un inesperado, cambio de color. 

Dejé mi piel entre tu voz 
y ahora todo en mí cambió 
hoy soy un rompecabezas 
de pedazos de tu amor. 

Me haces tanta falta no sé dónde estoy 
se me escapó el alma con tu adiós 
quiero regresar el tiempo en el reloj 
abrazarme a ti, tenerte aquí 
dormirme junto a ti. 

Me hace tanta falta sentir tu calor 
dejándonos en brazos del amor 
volveré a escuchar "te amo" de tu voz 
tenerte aquí, atarte a mí 
vivirte siempre y no dejarte ir.

"Dios En Una Harley: El Regreso" (Capítulo VIII).

on martes, diciembre 11, 2012

Todo lo que empieza termina, y después de ocho largas semanas, llegamos hoy al capítulo final de este extraordinario libro de Joan Brady. No sé que les pareció a ustedes, pero a mi me dio la impresión de que este libro fue mucho más cortito que el anterior (¿o será que los capítulos eran mucho más largos y por eso fueron muchos audios?).

Sea como sea es una historia mágica, y que a mi, desde que conozco el libro me ha inspirado a escribir varias cosas. 
Este capítulo final me gusta en particular porque describe un momento mágico entre Christine y su esposo, los dos tirados de panza en un colchón en la sala de su casa, en una noche de tormenta, de esas en las que hablas de tus sueños y también de tus miedos... Es increíble compartir eso y pocas personas tienen esa oportunidad de exponer así su alma y corazón...

Pero bueno, antes de que me ponga nostálgica y cursi, mejor aquí termino este pequeño texto de introducción al audio con el capítulo final de este audio libro. Espero que les guste, que lo disfruten y pues espero en un futuro no muy lejano continuar leyendo algún otro libro interesante para quienes se toman el tiempo de visitar estas Páginas Sueltas y de Colores.

Gracias a cada uno de ustedes por estar, y por seguir pasando por aquí.
"La gente me culpa por dejar que ocurran cosas malas. En realidad la gente piensa que yo provoco catástrofes y se preguntan: ¿Qué clase de Dios es capaz de hacer esas cosas? La mayoría todavía no ha  entendido que yo les regalé el don del libre albedrío sin pedir nada a cambio. Yo he depositado mi fe en ustedes y confío en que todos y cada uno hará lo que deba, e independientemente de las veces que se salgan del camino o hagan mal uso de ese don".
-Joe (Dios)-   

Para Soraya

on lunes, diciembre 10, 2012

Soraya:

Te escribo, pero sé que no es lo mismo, pues tú extrañas tanto sus letras como yo. 

Así, mientras la pluma se desliza encima de la hoja pienso, en que existen personas con la capacidad de tocarte el alma con las cosas que crean o con las que dan vida a un trozo de papel. 

Cuando tú estabas aquí, bastaba escuchar un sólo acorde de tu guitarra, o ver tu sonrisa reflejada en el cristal de una pantalla para transformar por completo un simple día gris. 

A muchos nos acompañaste siempre en el camino de regreso a casa, a otros en las noches de insomnio o de largas horas estudiando para un examen final… Para alguien quizá fuiste y sigues siendo la mejor compañía durante un viaje, o también el suspiro traducido en melodía de quien se enamoró perdidamente, o de quien perdió a quien más quería y con tu música describiste a la perfección lo que con palabras no se logra expresar. 

Yo no sé cómo hacer eso, pues solamente puedo escribir cartas, por eso hay madrugadas en que te he preguntado tanto, porque me gustaría saber cómo dibujar en un corazón triste una sonrisa. No sé porque pienso que a veces el silencio es tu mejor respuesta. 

Probablemente si estuvieras aquí, con una simple mirada me dirías que existen cosas que no está en nuestras manos resolver. Me imagino que a ti te pasó, y tanto de eso quedó en tus canciones, en esas letras que ahora nos reconfortan a muchos y nos ayudan a sentirte un poco más cerca en los días en que es difícil no poder dejar de extrañarte tanto.

Mis letras no son tan buenas… Pero sabes que siempre he sido una persona honesta y mi misión aquí ha sido desde hace tiempo contar historias… Por eso hoy, en la antesala de los sueños si pudiera pedir algo, sería simplemente que vinieras tan sólo por un instante, para que me explicaras cómo puedo hacer para escribir una carta que sin importar cómo y cuando alguien la encuentre, sirva, para que sin habernos visto nunca a los ojos, encuentre un abrazo cálido y tierno (si lo necesita); las palabras precisas que pueden hacerte sentir que a alguien le importas (¡Y mucho!), o simplemente una hoja plasmada con una historia que regale un poco de magia y propicie que quien la lea se olvide aunque sea por un instante de todo lo que le preocupa o hace que le duela el corazón. 

Mientras aprendo, intento cada día seguir tu ejemplo (a pesar de que no tenga ni la cuarta parte de tu talento, y sobre todo de tu fortaleza espiritual)… Quizá esta carta no la encontrará alguien por “casualidad” abandonada en la banca de un parque, en el buzón o al pie de su puerta junto a las facturas de servicios, tampoco la encontrarán en un libro prestado o resguardada en la tapa de algún tomo olvidado de alguna colección en el interior de una biblioteca solitaria, pero en esta noche si será parte de una oración para que independientemente de a quien llegue y más lo necesite en este instante de su vida, las cosas el día de mañana se resuelvan y le vayan mucho mejor. 

¿Me ayudas con eso? Gracias por estar ahí siempre. 
¡Buenas noches Soraya! 

-Martha-

Otra vez en mis sueños tú.

on viernes, diciembre 07, 2012

...Sé que no soy la única, de hecho hace muy poco alguien me contó que en el mundo imaginario se encontró contigo y te vio maravillosamente bien.

Yo te vi hoy, de cuando en cuando me sucede, pero este jueves fue tan sólo un instante, en ese lapso de tiempo en que ya sabes que tienes que levantarte para ir al trabajo pero el sueño te gana y te vuelves a dormir otra vez.

Tú estabas dormida en una habitación que tenía un ventanal de cristal que ocupaba toda la pared; la verdad no sé si era tu casa, pues tan sólo recuerdo que mientras dormías, afuera se alcanzaba a ver que era una mañana húmeda en medio de un enorme jardín.

En cuanto te vi me acerqué y aunque sabía que estabas durmiendo, lo primero que me nació del alma fue preguntar. ¿Estás bien?

Me bastó la hermosa sonrisa que se dibujó en tu rostro para conocer cuál era la respuesta... A pesar de que seguías inmersa en el país de los sueños, me escuchabas y sabías que yo estaba ahí.

No pude hacer otra cosa más que derretirme por dentro. Me senté a un lado tuyo te tomé de la mano y te di las gracias por haber puesto en mi camino hace tanto tiempo a una persona que tú sabes que para mi es demasiado especial.

En ese instante abriste los ojos y me sonreíste de nuevo, estabas a punto de decirme algo, pero el sueño terminó... 

Durante todo el día estuve pensando en eso... La última vez que nos vimos en el mundo imaginario, fuiste tú quien me hizo ver que necesitaba dejar de engañarme a mi misma y revelar lo que de verdad existe en mi corazón.

Seguí tu consejo. Lo hice ya... Y mi alma ha estado tranquila desde entonces... Tú lo sabes mejor que nadie porque hemos conversado antes y después respecto a todo eso. Hoy sé que debo tener bien puestos los pies sobre la tierra y aunque se lleve el alma cargada de sueños tan hermosos como imposibles, esta noche no quiero terminar el día sin escribir todo esto para no olvidarlo, pero sobre todo, para darte las gracias por los diez minutos más lindos de este día.

Gracias Soraya... Ojalá pronto nos volvamos a ver en otro sueño...

Foto: Vince Blakk

"Dios En Una Harley: El Regreso" (Capítulo VII).

on miércoles, diciembre 05, 2012
Hemos pasado ya siete semanas inmersos en esta maravillosa historia escrita por Joan Brady y en la que una mujer, profesionista y madre, vuelve a reencontrarse con Dios en medio de tanta rutina e inconformidad.

Hasta este punto del libro, la vida de esa mujer llamada Christine está cambiando para bien y en todos los sentidos.

Queda ya sólo un capítulo para terminar el audiolibro y espero que quienes realmente han escuchado completos cada uno de los podcasts, además de disfrutarlos hayan encontrado alguna reflexión que les pueda ser de utilidad para su vida diaria.

Hoy, a la par del audio de este penúltimo capítulo; me quedo pensando en si dentro de unos cincuenta años estos audios todavía existirán y si a alguien le llamará la atención escucharlos. Si es así, creo que habrá tenido sentido esto de grabar y compartir, que es algo que disfruto mucho hacer, porque representa una de las actividades que a mi me sirven para escapar de la rutina y que le aportan magia a mi vida.

Por lo pronto en el presente: buena mitad de semana y que disfruten este séptimo capítulo. 
"¿Lo ves? A eso me refería al decir que la seguridad no existe, Christine. Existe, pero no como la mayoría de la gente la concibe. No hay que buscar la seguridad en las cosas, en el dinero o en las promesas, porque se encuentra en el corazón, en la forma de vivir cada día para hacerlo valioso, y también en los demás, ya sea ayudándolos o dejando que te ayuden. Siempre estamos en las mismas. La buena voluntad entre las personas es la máxima expresión de seguridad".
-Joe-  

La Historia del Corazón Azul...

on lunes, diciembre 03, 2012

... Y era el corazón más hermoso que había tenido entre sus manos. Josh lo terminó una tarde cuando el sol salió después de toda una mañana con lluvia, y se quedó largo rato con él entre las manos, contemplándolo.

Aquel era un hermoso corazón azul que había sido creado en La Fábrica de Los Corazones Rotos, un negocio que llevaba abierto al público tantísimo tiempo, que nadie sabía definir muy bien a ciencia cierta cuál era su antigüedad.

Todos le llamaban así a ese lugar, porque ahí, -tal como su nombre lo indicaba- corazones era lo que se fabricaba. Desde el exterior de la tienda y a través de dos enormes ventanales que parecían transparentes de lo reluciente y limpios que estaban siempre los cristales; podía verse de lado izquierdo, el aparador con todos los corazones de las más diversas formas, colores y materiales ya terminados; mientras que en el derecho, era perfectamente perceptible el mostrador desde el cual, el dependiente, quien era un hombre muy  joven, trabajaba.

Su nombre era Joshua, pero todos lo llamaban Josh. El negocio era de su padre, pero Josh trabajaba con gran dedicación y entusiasmo atendiendo a la gente, y cuando estaba solo, totalmente concentrado en un pequeño cubículo, rodeado de herramientas, pinceles, extrañas piezas o engranajes de las más curiosas formas y de todos los tamaños, se le ocurrió un día, fabricar algo distinto y especial.

Así fue como Josh comenzó a trabajar en ese corazón azul. Al principio no tenía ese tono, comenzó cincelando la pieza y trabajaba en su fabricación en los ratos del día cuando no había casi clientes en La Fábrica de Los Corazones Rotos y él ya había terminado también con todos los encargos del día que su padre le había encomendado también.

Tal vez fue la pasión con la que trabajó en ese diseño propio, o quizá que cuando se concentraba en ese corazón él no tenía prisa; que al cabo de los meses, una pieza única y distinta fue tomando forma en sus manos.

El día que lo terminó estaba tan contento y satisfecho con su trabajo, mientras al mismo tiempo se preguntaba: ¿qué pensaría su padre si se lo mostrara? 
Para bien o para mal el oficio de fabricar corazones lo aprendió siendo muy niño, viendo a su padre crear tantos y tantos corazones que luego de un tiempo volvían a ese negocio para ser reparados luego de haber recibido demasiado uso; pero este que ahora él había fabricado con sus propias manos era muy distinto, y por esa misma razón eligió pintarlo con un color diferente también.

Josh, era un hombre muy joven, con una mirada tan dulce, que hacía evidente la transparencia y la bondad con la que estaba impregnada su alma; y algo de eso se quedó adherido a ese hermoso corazón azul desde el momento en que con sus manos comenzó a darle forma.

Su padre era experto en designar cuál era el corazón perfecto para cada persona que llegaba buscando uno hasta esa tienda ubicada en la céntrica "calle del artesano"; pero ahora, era muy distinto; este corazón tenía toda la hechura de lo que ÉL era, y por lo mismo no podía ser para cualquier persona.

Josh lo guardó en una cajita de cartón muy fino, mientras decidía que haría con ese hermoso corazón azul. Él quería que fuera un regalo, pero al mismo tiempo tenía la convicción de que no cualquier persona lo iba a poder usar.

Durante los siguientes días Josh se olvidó un poco del asunto y se concentró de lleno en su trabajo, hasta que una mañana de Febrero, en que particularmente la tienda estaba abarrotada de gente, mientras acomodaba algunos corazones reparados, Josh escuchó a un hombre que le pedía a su padre un corazón con algunas características bastante especiales.

Josh no pudo evitar escuchar la conversación que ellos dos tenían. En el momento que su atención fue captada, su padre (el dueño de la fábrica) tenía sobre el mostrador de madera una gran variedad de corazones de todos los tamaños y las más distintas formas. A pesar de saber que su padre era el mejor artesano; aquel cliente le pedía con gran insistencia que fuera un corazón lo suficientemente fuerte.

Josh entendió lo que aquel hombre le pedía, y fue entonces cuando se atrevió a intervenir y con el permiso de su padre le mostró el hermoso corazón azul que con tanto amor, paciencia y esmero había fabricado.
En cuanto lo sacó de la caja, los profundos ojos de aquel hombre brillaron, y le dijo tanto a Josh, como a su padre, que eso era exactamente lo que él necesitaba.

Aquel corazón azul no sólo era hermoso, sino que además estaba lleno de magia... Más allá de haber sido fabricado con un material resistente, estaba revestido con la misma fortaleza espiritual que Josh impregnó en él, y eso era justo lo que aquel hombre le hacía tanta falta y tanta urgencia tenía de encontrar, ya que lo quería para alguien que él amaba tanto y con quien iba a permanecer por tan poco tiempo...

Esta historia la escuché entre sueños de madrugada... Lo último que recuerdo haber escuchado fue que Josh envolvió de nuevo con cuidado el corazón azul y resguardado otra vez en la cajita, lo puso en las manos de aquel hombre para que fuera un regalo... Yo me quedé dormida y ya no pude saber que más sucedió en esa historia; pero seguramente ese corazón fue a parar adentro del pecho de alguna persona muy especial...

Otra madrugada regreso para dentro del mundo imaginario poder conocer a Josh, además de visitar y ver que más hay dentro de La Fábrica de Los Corazones Rotos.

Para V.R.