Viernes Musical: "Las Cosas Que No Me Espero"...

on viernes, noviembre 30, 2012

Hoy es el último viernes del mes de noviembre... Escrito y leído así suena nostálgico, pero como también es el último día de actividad bloguera, por ende es un día "light" y que mejor que regalarnos aquí una pequeña "alegría".

Bueno, pues esa alegría se relaciona con ¡Laura Pausini!, quien acaba de lanzar la edición especial de "Inédito" y todos los videos que ha hecho están padrísimos, pero para cerrar este ciclo previo a la última etapa del 2012; les quiero compartir el video y el making of de "Las Cosas Que No Me Espero", una de las canciones más hermosas del último disco de Pausini y que para esta producción fue grabada en dueto con Carlos Bauté.

Esta canción me encanta, originalmente Laura la escribió para sus fans (de los cuales creo que yo soy una.. jejejeje) y pues la letra es hermosa, es uno de mis temas favoritos porque todo lo que dice me recuerda tanto a alguien que me llena tanto el corazón.

¡Adoro esta parte del video!
El video está muy simple, pero es genial... Espero que Noviembre haya sido un buen mes para cada uno de ustedes, y si no lo fue, que el ciclo que termina les haya dejado un gran aprendizaje y todo lo positivo en todos los aspectos de su vida esté por llegar.
¡Buen fin de semana!
*********
"Las Cosas Que No Me Espero"
-Laura Pausini-
Sorprendida en el centro, de una tormenta,
el volumen abierto en mi cabeza,
mis ideas son humo,
fuego de un incendio sólo mío...

Y si acaso te encuentro por esos mares,
navegando en tu sueño, hasta alcanzarle,
sin que tú digas nada,
me quedo a hacerte compañía...

Yo sólo puedo mirar al mismo punto,
dónde miras tú,
y así comienzo a pensar que ya he vencido,
convenciéndote de que eres grande...

Como las cosas que no me espero,
como ese "gracias" tan verdadero,
como el sincero abrazo que me das,
sin nada a cambio...

Como el perfume de una sorpresa,
o la esperanza que se aferra,
yo en cada sitio junto a ti
estoy en casa...

Como el sol de Septiembre,
quemando Roma,
la estación de las nieves,
cuando se asoma,
o quienes gritan y aplauden,
que en un concierto son lo mejor...

Yo sólo puedo volver al mismo punto,
donde quieres tú,
lo mío es tuyo, te lo aseguro,
todo te lo dí,
porque eres grande...

Como las cosas que no me espero,
como ese "gracias" tan verdadero,
como el sincero abrazo que me das,
sin nada a cambio...

Como el perfume de una sorpresa,
o la esperanza que se aferra,
voy venciéndote, convenciéndote,
De que eres grande...

De que eres grande...

Como las cosas que no espero,
como ese "gracias" tan verdadero,
como el sincero abrazo que me das,
sin nada a cambio...

Como el perfume de una sorpresa,
o la esperanza que se aferra...

Por eso en todas partes junto a ti,
me siento en casa...
"Como el perfume de una sorpresa, o la esperanza que se aferra,
yo en cada sitio junto a ti estoy en casa"...

Historia En La Canción: "Cometas Por El Cielo".

on miércoles, noviembre 28, 2012

Nunca se lo dijo y tan sólo lo escribió cientos de veces sobre hojas de papel, porque aunque hay sentimientos que nunca deben expresarse, existen canciones que hablan de deseos de cosas imposibles... También de sueños imaginarios que a pesar de que nunca se realicen (ni en esta vida o en otra); la posibilidad de tan sólo "soñarlos" pueden convertirse en el motor que necesita un corazón...

"Cometas Por El Cielo" | La Oreja de Van Gogh | Álbum: "Cometas Por El Cielo" (2011)| Track No. 4

"Cometas Por El Cielo"
-Xabi San Martín-
Quédate esta fría madrugada,
quédate hasta que la luz del alba, muestre mi corazón,
enredado en la alambrada de tu voz,
que me ha rozado el alma...

Quédate conmigo y mi suspiro será
el único testigo que se vestirá de fiesta,
quédate conmigo en esta noche abisal
porque sólo tú, tú me puedes enseñar...

A volar, cometas por el cielo,
como el sol, como el mar...

Quédate y desnudemos nuestras dudas,
de una vez, siempre fuimos dos lunas...

Quédate conmigo y mi suspiro será,
el único testigo que se vestirá de fiesta...

Quédate conmigo en esta noche abisal,
porque sólo tú, tú me puedes enseñar...

A volar, cometas por el cielo,
como el sol, como el mar...

Dibujar mi nombre sobre el suelo,
como el sol, como el mar...

Y que pequeños nos verán,
los que no volaron nunca, 
convertida en viento, viajaré en silencio
sólo tu me harás gritar:

Podemos volar,
cometas por el cielo, 
como el sol como el mar...

Dibujar, mi nombre sobre el suelo,
como el sol, como el mar...

Como el sol como el mar...


A volar,
cometas por el cielo, 
como el sol como el mar,
dibujar mi nombre sobre el suelo,
como el sol, como el mar...
  
"Quédate conmigo y mi suspiro será el único testigo que se vestirá de fiesta"...

Lunes de Compositores (en 2da. vuelta): Xabi San Martín.

on lunes, noviembre 26, 2012

A mitad de la semana pasada, gracias a una "limpia" de esas en las que te deshaces de cosas que ya no tienen utilidad en tu vida (y llevas guardando mucho tiempo), recuperé uno de los varios discos que tengo del grupo español La Oreja de Van Gogh y que tenía medio empolvado.

Liego, ayer en la noche mientras limpiaba la cocina, me puse a escucharlo y entonces recordé porque me gusta tanto este grupo desde que lo descubrí hace más de 10 años, cuando ellos aún no eran ni siquiera conocidos en México, y gracias a la recomendación de una chica que vive en Valencia España.

El caso es que escuchar ese disco me trajo un montón de recuerdos y escuchando las letras que ha escrito Xabi San Martín, llegué a la conclusión de que eso es en gran parte lo que hizo que me gustara y me siga gustando hasta el día de hoy La Oreja de Van Gogh.

Si a todo esto le sumamos que hace rato no publico un post en la famosa sección de Los Lunes de Compositores, de pronto (sí, casi a las 2 de la mañana), el foco se me prendió y dije: ¿Por qué no desempolvar la sección con un compositor en segunda vuelta, en lo que me doy tiempo de preparar un nuevo post?... Y qué mejor manera que con las letras de Xabi San Martín.

Me encantó que mientras escuchaba el disco, me perdí en las letras y caí en la cuenta que el encanto de las canciones de La Oreja de Van Gogh es precisamente que Xabi describe de una manera muy sencilla sobre los sentimientos y como lo que siente una persona se puede ver reflejado hasta en las cosas más cotidianas (algo que también hace Ricardo Montaner); y que descrito con esa simplicidad suena tan romántico y poético... (suspiro)...

Por esa razón este último inicio de semana y antes de despedir al mes de noviembre, les dejo algunas de las frases más padres de Xabi incluidas en la discografía del grupo a lo largo de estos años, y además el video de la canción "Mariposa" que se incluye en el disco de "El Viaje de Copperpot", en la época cuando Amaia Montero todavía era vocalista del grupo.

Ya han pasado algunos años desde que ella dejó de ser parte de esta banda, y hasta la fecha mucha gente todavía se "agarra de las greñas" y comenta sobre si la música de "La Oreja" sigue siendo buena, o si es mejor o no ahora que Leire es la voz que interpreta las creaciones de Xabi.

Para mi sigue siendo un excelente grupo, me fascina que Xabi se emociona y desde la época de Amaia cantaba desde su teclado él también las canciones, y pues no es para menos, me imagino que debe ser padrísimo para él algo que él creó ya revestido con música y sonando en una hermosa voz (sea de Amaia o Leire)...  y pues bueno, esto se relaciona con el video, que a pesar de que yo no lo conocía, me fascinó, porque a pesar de que la canción es de Amaia, el video es tan sencillo y hermoso como las letras de Xabi y refleja la esencia que mantiene hasta ahora La Oreja de Van Gogh.

... Por cierto, ellos están haciendo una dinámica muy padre relacionada con los fans y su disco más reciente, pero eso es tema para otro post... Luego les platico... Por lo pronto, que disfruten esto que les comparto hoy y que tengan un inicio de semana muy productivo.

Xabi, Pablo, Haritz, Álvaro y Leire: La Oreja de Van Gogh.

- "Llené de libros mi maleta, también de fotos tuyas de antes, dibujé tu sonrisa junto a la mía, me dormí con tu abrigo el en sofá".
"20 de Enero" | El Viaje de Copperpot

- "Y tú que conoces el mapa de mi alma, no sabes que hay un mundo detrás de mi mirada, sabes abrir mis puertas, preguntando si todo va bien o algo va mal".
"A Diez Centímetros de Ti" | El Viaje de Copperpot

- "Cuéntame al oído, a que sabe ese momento, dónde esperan hoy los días en que aquello era un sueño... Cuéntame al oído dónde quedan hoy tus miedos, si aún guardas sus caricias en la caja del recuerdo".
"Cuéntame al Oído" | Dile al Sol

- "El atardecer, sentado en mis rodillas, se come una naranja"...
"Lloran Piedras" | Dile al Sol

- "Sin ti, ya no regresaré al lugar en donde te conocí... Lo sé, prohibido recordar... Muy bien seré sincera"...
"Cuídate" | El Viaje de Copperpot

- "Te voy a escribir la canción más bonita del mundo, voy a capturar nuestra historia en tan sólo un segundo".
"La Playa" | El Viaje de Copperpot

- "Tú acercándote a mi pelo, tú y tu mirada otra vez, quiero que no exista el tiempo, detener este momento, una vida es poco para mi".
"Tu Pelo" | El Viaje de Copperpot

- "Vendo hasta el cartel donde se anuncia el estreno del momento que en la vida viviré".
"Dulce Locura" | Guapa

- "En cuanto cierro mis ojos, se me encoge el corazón, lo que dura un parpadeo, es ya una foto de los dos"
"Noche" | Guapa

- "A veces al hablar de mi vida, termino por romper a llorar, supongo que es ahí cuando empiezo a contar lo que quiero decir de verdad"...
"Noche" | Guapa


- "No me quito el vicio de esperarte en casa, apoyando mi cabeza en el cristal, y cuando empaño de un suspiro la ventana, dibujo un tres en raya, que vuelvo a empezar".
"V.S.O" | Guapa

- "Me ha sonreído el espejo hoy, he decidido levantar la voz he despedido mis fantasmas hoy, y me ha gustado tal y como soy".
"Apareces tú" | Guapa

- "Pasaron seis meses  me dijiste adiós, un placer coincidir en esta vida. Allí me quedé, en una mano el corazón y en la otra excusas que ni tú entendías".
"Rosas" | Lo que te conté mientras te hacías la dormida

- "Me callo porque es más cómodo engañarse, me callo porque ha ganado la razón al corazón, pero pase lo que pase, y aunque otro me acompañe, en silencio te querré, en silencio pensaré, en silencio te amaré tan sólo a ti".
"Deseos de Cosas Imposibles" | Lo que te conté mientras te hacías la dormida

"Quédate conmigo y mi suspiro será el único testigo que se vestirá de fiesta, quédate conmigo en esta noche avisal porque sólo tú me puedes enseñar a volar cometas por el cielo, como el sol, como el mar"...
"Cometas por El Cielo" | Cometas por el Cielo

Imaginándolo a ÉL...

on viernes, noviembre 23, 2012
Domingo 27 de Octubre, 2012.

¡Hola! ¿Estás Ahí?... Yo sé que como siempre, la respuesta es "Sí"...

Domingo en casa, a solas en mi habitación, casi un instante después de que acaba de amanecer.
Como siempre intento aprovechar este espacio (que es muy breve), para hablar contigo, contarte mis cosas, cuestionarte lo que no entiendo, y aunque de momento tú sólo me escuchas en silencio, desde hace mucho sé que tarde o temprano me darás una respuesta.

Esta mañana, a pesar de que estoy aquí, me gusta jugar a imaginar que si cierro los ojos y me transporto con la imaginación, podré estar contigo. A veces me imagino que tu casa es una cabaña en medio del bosque, en la que todos los días (cuando me voy a dormir y en el mundo real cierro mis ojos, para luego abrirlos en el imaginario), llego hasta allí, para encontrarme contigo.


Tú estás ahí siempre disponible para mi, y además de recibirme con una deliciosa taza con chocolate (para atenuar el frío del alma), me sonríes cuando me dejo caer sobre el sofá que está exactamente frente a ti.

Sigues sonriendo y me escuchas con toda la atención del mundo, mientras yo te atropello con mis cosas, te platico todo lo que me pasa, te cuestiono lo que me duele y pongo sobre la mesa de madera que hay entre el  lugar donde tú estás y el mío, mi corazón lleno de sentimientos.

Uno de ellos es muy grande y muy hermoso... Sé que fuiste tú quien lo puso ahí desde hace tiempo, pero tiene una vara atravesada que lo imposibilita... Eso duele, porque tan sólo se siente, pero no se puede usar.

Pero hoy no es uno de esos días en que duele tanto, ayer sucedió algo muy curioso: por la mañana en cuanto desperté, en la oración de cada día, te pedí que en el transcurso del día, me ayudaras para que los sentimientos y emociones que me lastiman y a veces no consigo del todo manejar, no se apoderaran de mis pensamientos y mi corazón, que no fueran los protagonistas absolutos de mi día, (porque cuando eso sucede, sé que me pierdo en el camino de todas las cosas mágicas que me regalas); y peor aún: desperdicio por completo un día entero de mi vida.

En concreto, creo que no sólo me escuchaste; sino que además me echaste la mano, puesto que a pesar de que si extrañé, fue un día ajetreado y sin drama. Logré estar bien y esa fue una pequeña batalla personal ganada.

Estando en casa frente a ti, estoy tranquila, porque tú y yo hablamos con la voz del pensamiento. Ahora mismo, aunque tú no pronuncias ni una sola palabra, sé que me estás preguntando: ¿Qué es lo que pienso en este instante?

Mi respuesta para ti ya no es un misterio, porque conoces a la perfección mi alma, y en lugar de alguna de las cosas habituales, me gustaría decirte que me encanta ver como la luz naranja del amanecer que se cuela a través del enorme ventanal, recorta tu silueta, para volver etérea tu mirada y tu sonrisa para mi.

Muchas veces te he preguntado en sueños, los dos sentados sobre la arena de la playa, en plena isla desierta: ¿Qué se siente ser Dios y no tener noción del tiempo? (o bueno... Al menos no como yo).

Sé que en los días en que hago eso, te divierte mi curiosidad por saber como coloreas los atardeceres y las madrugadas como hoy antes de que el sol salga; pero también hay días en que en el mundo real necesito sentirte mucho más cerca, y es entonces cuando a veces te imagino caminando como cualquier otra persona entre los pasillos de un supermercado, sonriendo desde lejos (y en dirección hacia mi encuentro); te busco a través de los cristales de las ventanillas cerradas en los autos mientras el semáforo está en rojo; o simplemente pongo atención a la mirada de cada persona que atiendo en mi trabajo o se cruza en mi camino, intentando reconocer por si hoy tuviste ganas de esconderte en cualquier disfraz.

Hoy mientras trabajaba, pensé en que paso muchos días pensando en ti, pero muy poco te hablo; y quizá llevas mucho tiempo esperando que te busque no sólo dentro de esa cabaña imaginaria donde hemos platicado de tantas cosas; tal vez las cosas serían mejores y diferentes si mi vida estuviera un poquito más llena de ti.

Este día hizo frío; y a la par de imaginarte en medio de ese pasillo repleto de gente, me nació del alma decirte que necesito un gran abrazo... ¿Te puedo pedir ese regalo?

...No sé si sea mucho, o sea poco, pero para mi sí que sería demasiado: un abrazo cálido, entrañable, de esos que llenan tanto el alma, que pueden ahuyentar el frío interno y llenarte de magia el corazón.... 

No importa como lo envuelvas o en que disfraz me lo mandes... De madrugada, cuando llegue hasta esa cabaña imaginaria donde a veces entre lágrimas y calidez me vence el sueño; me quedo con ganas de no irme nunca, porque no sé si lo has hecho para que ya no esté triste, pero me empiezas a contar historias mágicas que cuando despierto al mundo real me tienen pensando en ellas todo el tiempo que dura el trayecto de mi casa al trabajo.

Hace poco, recuerdo que entre sueños me hablaste de una que trataba sobre un hermoso corazón azul que fue hecho a mano en "La Fábrica de Los Corazones Rotos"... Yo me perdí en la calidez de tus palabras, y no sé si ahora, mañana o quizá en alguna de esas tantas madrugadas frías que tenemos sin gastarnos, al encontrarme contigo en el mundo de los sueños, nos quedaremos juntos y despiertos para que tú me cuentes el final.

En este instante estoy por emprender una vez más esa travesía. Tengo ganas ya de llegar hasta tu casa, pero a diferencia de otras veces hoy no te voy a pedir olvido para que ya no duelan los días que ya se fueron... Tan sólo te escribiré un letrero enorme en la arena, para agradecerte no sólo por este día, sino también porque si no fuera por estas conversaciones escritas estaría muerta en vida...

Después de haber dejado el Diario de Gratitud medio empolvado, hoy, en cuanto te vea, te voy a decir: "¡Gracias!", por todo lo que soy, lo que tengo y de lo que carezco... Pero sobre todo, por esta imaginación que siempre me permite verte y hablarte aunque yo no sea la mejor persona ni tampoco de ti esté muy cerca.

Aunque aún no sé como se descifran tus palabras en medio del silencio, gracias por hacerte presente (aunque no seas visible), en cada latido que suena donde nadie más que tú se asoma a ver. 

De libros favoritos y escritores admirados...

on miércoles, noviembre 21, 2012

Desde la semana pasada y también en los días recientes he estado pensando mucho en "el pasado", pero no como una ubicación cronológica personal, sino en sucesos de la historia que pasaron hace más de un siglo, y curiosamente, el señor que ven en la fotografía que encabeza este post y que lleva por nombre Pedro Siller, tiene mucho que ver con todo esto.

Mis pensamientos como siempre son muy enredados, así que intentaré ir "desmenuzando" poco a poco lo que hoy les quiero contar.
Bueno, para empezar Pedro Siller es el autor de "Materia de Sombras", un libro que ya he mencionado varias veces en este blog y que para mi juicio es uno de los mejores que he leído sobre la época de la revolución mexicana. 

Mi primer contacto con el libro de este autor quien en la actualidad es investigador de tiempo completo en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, fue cuando yo trabajaba todavía en la revista Fíjate Bien!
En ese entonces había una persona que nos llevaba libros para que publicáramos reseñas editoriales en la sección de libros, y aunque yo no escribía esa sección, por una cosa o por otra siempre terminaba leyendo los libros que nos hacían llegar a la oficina de redacción y "Materia de Sombras" fue uno de ellos.

El libro me fascinó, porque era una historia novelada en la que la que la mujer que amó a Abraham González, (y que creo era su secretaria) contaba todo lo que sucedió en esa época. Recuerdo que casi al inicio del libro, ella le escribía a él una carta donde hablaba de todos los planes que quería que realizaran juntos luego de que pasara toda esa época tan convulsa en el país. Además de que sus palabras escritas eran muy emotivas y románticas, ella le decía en una parte una frase que no olvidé jamás: "Me debes el mar"....

Obviamente su sueño no se cumplió, pues Abraham González murió asesinado por las fuerzas leales a Victoriano Huerta; pero lo que me encantó de esta novela histórica fue que más allá de la cronología de la época, fue el primer libro donde yo descubrí que Francisco I. Madero era espiritista y gran parte de la historia se desarrollaba por medio de las sesiones en las que esta señora se comunicaba con el espíritu de Abraham y con Madero también.

El libro yo lo leí en el 2001 (que fue cuando se publicó), y poco tiempo después conocí a Pedro Siller, porque él empezó a ir a la oficina de redacción de la revista, ya que como agencia de publicidad, Alfredo Peñaloza, el autor del blog de "Monos y Arte", y quien en ese entonces diseñaba la revista, comenzó también a trabajar con un semanario que se llamaba "El Reto" y en el que Pedro Siller tenía una columna. 

Pedro escribía sobre muchos temas (yo siempre lo leía), pero me acuerdo en particular que en una ocasión  publicó una reseña del disco "Edén" de Sarah Brightman (cuando yo no era todavía tan fan) y me dio risa que mencionó que la portada (que es toda roja y ella está como reclinada sobre unas telas del mismo color), parecía que ella estaba dormitando mientras esperaba algo en un bar de la ciudad que se llamaba "Fausto's" o algo así.

Desde entonces, siempre me lo encuentro, hemos coincidido en varios eventos culturales, y lo que más curioso se me hace es que siempre que estoy pensando en cosas relacionadas con historia, de alguna manera o de otra me lo encuentro en algún lugar.

Este año por ejemplo, cuando fui a la Biblioteca Central a buscar información sobre Porfirio Díaz y su viaje al exilio en el barco Ypiranga, me lo encontré ahí.

En esa ocasión yo lo vi de lejos, y lo reconocí. Un ratito después él pasó por un lado de la mesa donde yo tenía un regadero con los cuadernos y libros que estaba consultando, y en el instante que cruzó por ahí lo saludé y nada más me sonrió. Me quedé pensando en si estaría trabajando un nuevo libro y en que sería genial si él pudiera leer lo que yo he escrito y además supiera que mucha información que yo usé para las "Remembranzas Fantasmagóricas" me apoyé en los libros que él ha editado junto con Miguel Ángel Berúmen (otro historiador y cineasta al que admiro profundamente y de quien seguramente más adelante le dedique todo un post).

El domingo pasado, mientras estaba yo trabajando, volví a ver a Pedro Siller. Iba con su carrito de compras muy quitado de la pena y mientras yo lo veía alejarse, me quedé pensado en que curioso que una persona tan culta y que ha escrito libros maravillosos sobre la historia de Ciudad Juárez, pase entre la demás gente sin pena ni gloria... 

La genialidad de las personas y la capacidad que tienen para crear, a veces pasa de noche para el común de la gente, y a raíz de ese encuentro con Pedro Siller, me puse a pensar en otros escritores que admiro, tal es el caso de Oscar Wilde, que para mi es uno de los mejores escritores que han existido; más adelante quiero escribir sobre él, pero también por otro lado, dentro de los contemporáneos está Odin Dupeyron, que me fascina no sólo como escribe, sino la filosofía de vida que tiene; además de esa forma tan apasionada que tiene de decir las cosas y que siempre me transmite una energía muy especial.

Photobucket
F.J. Koloffon, autor de "El Trompetista" y "El Astronauta Terrestre".

Otro de mis escritores favoritos es Francisco Javier Koloffon, a quien conocí a raíz de que él descubrió la reseña que yo había hecho de su libro "El Astronauta Terrestre", y luego de eso me agregó a sus redes sociales y así es como lo he ido conociendo un poco más.

Koloffon es un tipo muy normal, con una familia hermosísima, pero lo que admiro de él es que además de escribir tan padre, es un abogado, que adora escribir y que es admirable la manera como logró editar su primer libro. Eso es un ejemplo para muchos a quienes nos encanta escribir.

De mujeres escritoras, me quedo con Isabel Allende, y pues me gusta también como escribe Fernanda Familiar y me fascinó también el libro de Gaby Pérez Islas... El libro de Alexandra David-Neel me ha dolido leerlo, por eso no lo he terminado, pero estas tres últimas quizá no cuentan, porque no son escritoras de profesión.

En conclusión, el encuentro con Pedro Siller me hizo reflexionar en todo esto, en que a pesar de que no sé gran cosa, me fascina la historia y además se me hace tan chistoso que siempre que estoy inmersa en algo relacionado con eso, siempre me lo encuentro a él.

Yo no soy escritora, ni aspiro a serlo. Creo que nunca publicaré un libro, pues para mi siempre ha sido suficiente la libertad que he tenido para escribir aquí en el blog y mi idea desde siempre fue únicamente imprimir una selección de escritos de manera muy sencilla (casi casi como si fuera un trabajo escolar) y hacer una fiestecilla y regalarle un legajo de esos escritos a amigos muy cercanos. Eso es lo único que me gustaría hacer a mi.

Mientras eso sucede o no, me quedo con todos estos escritores y su capacidad para provocar emociones y contar historias que se llevan no sólo en la mente, sino también en el alma. 

Así que sin importar que sean personas tan normales como yo y también como cada uno de ustedes, gracias a la magia de sus letras siempre van a estar presentes y a trascender en el espacio y tiempo.

Un reconocimiento a todos ellos por todas esas increíbles historias que a muchos nos hacen amar los libros.

La Revolución Mexicana vista con ojos femeninos...

on lunes, noviembre 19, 2012

Los muros del antiguo edificio de la Ex-Aduana (hoy Museo de La Revolución en La Frontera), siempre invitan a viajar en el tiempo, para contarnos cómo era la vida de los personajes que escribieron el destino de nuestro país.

Desde esta ciudad se escribieron capítulos muy determinantes en la historia de México. En la mayoría de los libros hemos visto infinidad de veces, no sólo escritos los nombres de Francisco I. Madero, Porfirio Díaz, el General Juan N. Navarro, Pepino Garibaldi, Pascual Orozco, Francisco Villa y tantos otros hombres de quienes empezamos a conocer sus andanzas y hazañas desde la época en que cursamos la educación básica; pero pocas veces nos detenemos a pensar en toda la gente que hizo posible la lucha armada.

El martes 20 de Noviembre, se cumplen 102 años del movimiento revolucionario que terminó con la dictadura del General Porfirio Díaz, y como todos los años, todos estos hombres que vivieron hace más de un siglo vuelven a resurgir en las crónicas y representaciones alusivas a esa época; pero en ninguna ceremonia conmemorativa se menciona a las mujeres que no sólo participaron; sino que fueron piezas claves dentro del conflicto armado.

En nuestros días existen monumentos, espacios dedicados dentro de los museos con las imágenes de los líderes revolucionarios que ya mencioné algunas líneas más arriba; pero hasta nuestros días, no existe ninguna calle o algún libro que hable en concreto de mujeres como: "María Pistolas", "La Coronela", "Carmen Serdán", "La Borrada", "La Valentina", "La Adelita" o "La Cucaracha"...


Todas estas mujeres conocidas como "Adelitas" o "Soldaderas" no sólo viajaban en los techos y en el interior de los vagones de los trenes, siguiendo a sus maridos para apoyarlos mientras duraba el conflicto, haciendo la comida, rellenando de balas las carrilleras que cargaban cruzadas a los hombros, cuidando de los hijos, y sirviendo incluso para desfogue sexual de los militantes de las tropas.

Sobre todas estas heroínas anónimas que cuidaban la pólvora o distraían al enemigo a la hora de la batalla, se habla en la obra de teatro "En un Tren Militar".

Pilo Galindo es el dramaturgo juarense, autor de esta puesta en escena, y quien convirtió el centro del museo en un paraje desolado y desértico, muy similar a los lugares alejados donde estas mujeres, en condiciones muy extremas respecto a clima y peligrosidad, dieron su vida por "la causa"....

Francisco I. Madero, un personaje que por lo que he leído que cuentan las personas que lo conocieron, me da mucha curiosidad averiguar más a detalle cómo fue en realidad él.

La obra de teatro es un homenaje a todas ellas, no voy a contar de que trata; y tan sólo diré que a lo largo de la misma, las actrices van representando a cada una de estas mujeres y contándonos su historia... Hay momentos muy impactantes en el que se cuenta la hazaña de una niña "soldadera" que murió acribillada a los 9 años por abrir unos picaportes en un cuartel donde las tropas federales tenían cartuchos; además de la narración muy peculiar de una "Adelita" que cuenta como fue su encuentro con Francisco I. Madero. (un caballero de razones a quien ella estaba dispuesta a servir y a dar la vida por él). 


Foto: Alex Briseño.

En una época en la que además de cargar los enseres de cocina en un brazo, con el otro la carabina y en la espalda los hijos; estas mujeres sin saber leer ni escribir, entendían  a la perfección el significado de patria y libertad, y por eso dieron la vida. Estos son los nombres de algunas de ellas y que no figuran en ninguna avenida importante, y en muy pocos libros que hablan de la época se les menciona con la importancia que se debiera.

Carmen y Natalia Serdán (hermanas de Aquiles Serdán): Transportaban armas para las tropas rebeldes.

Carmen Amelia Robles: Tenía fama porque disparaba con la mano derecha y con la izquierda sostenía un cigarrillo.

Carmen Parra de Alanis (La Coronela Alanis): Fue correo de Madero, peleó contra las tropas de Victoriano Huerta, participó dentro de las filas Villistas durante la Toma de Ciudad Juárez, además de haber sido también correo de Emiliano Zapata y convencionista.

Carmen Velez: ("La Generala"): Estuvo al mando de más de 300 hombres en Tlaxcala (todo un logro si tomamos en cuenta la época y el machismo imperante en esa época).

Ángela Gómez Saldaña: Agente confidencial de Emiliano Zapata, llevaba y traía información para los jefees zapatistas y repartía armas en los campamentos revolucionarios.

Florinda Lazos León: Fue enfermera, correo del ejército libertador del sur, además de haber cuidado heridos hasta que cayó exahusta y murió.

Encarnación Mares, "La Choluca": Logró obtener los grados de cabo, sargento segundo, sargento primero y subteniente. Era muy hábil para el manejo de animales briosos, se vestía como hombre y engrosaba la voz al hablar. Se ganó el respeto de los revolucionarios por su valentía.

Petra Ruiz: Otra soldadera que también se vestía de hombre. Se unió a las tropas de Venustiano Carranza con el nombre de "Pedro" y le apodaban "El Echa Balas" por su caracter violento. Existe una anécdota que dice que en una ocasión dos soldados discutían quién sería el primero en violar a una jovencita que habían secuestrado, y "Pedro" cabalgó hasta donde ellos estaban y les quitó a la chica a punta de balazos. Los soldados temerosos cedieron y una vez que la tuvo en su poder se la llevó lejos con la única intención de dejarla escapar.

Las soldaderas han sido inmortalizadas gracias a la música popular que sobrevive hasta nuestros días, basta mencionar "La Valentína", que fue escrita en honor de Valentina Ramírez, y "La Adelita", en honor a Adela Velarde Pérez, dos de las canciones más famosas que sobreviven hasta nuestra época y que mencionan el papel que estas valientes mujeres tuvieron.

En este día feriado en que se celebra una de las festividades más importantes -históricamente hablando- les recomiendo que vayan a ver la obra "En un Tren Militar", que se estará presentando durante todos los miércoles del mes de noviembre a las siete de la tarde en el museo.

Ese edificio histórico irradia una vibra muy mágica... Ustedes y yo todavía tenemos una historia pendiente de concluir y que se desarrolla entre sus muros, pero mientras eso sucede, desde aquí un reconocimiento a todas las "Adelitas" y "Soldaderas" quienes a pesar de haber quedado relegadas de la historia, en este 20 de noviembre les agradecemos por haber contribuido a  construir la libertad de la que disfrutamos hoy.

20 de Noviembre: Aniversario de la Revolución Mexicana.

Sin Título.

on miércoles, noviembre 14, 2012

Hoy salimos juntos a ver una obra de teatro, caminamos en silencio por calles solitarias, en una noche cuando el frío incipiente de otoño pareció no tener ganas de quedarse, ni de estar aquí.

Las estrellas también decidieron ausentarse, dejando al cielo oscuro y despejado, que le dio paso después de tantos días a la nostalgia. Sé que siempre vas conmigo, pero hoy tuve ganas de verte materializado, para poder tomarte de la mano porque necesitaba mucho apoyarme en ti.

En el instante en que esa idea pasó por mi mente, no sé porque razón pensé en las heridas que llevas en tus  manos desde hace más de dos mil años... Y guardando las distancias, te pregunté: ¿Si pueden existir sentimientos que a pesar de ser hermosos te pueden dejar una huella en el alma igual que las cicatrices en las manos a ti?

Tus respuestas siempre son más que evidentes... A veces ni siquiera precisan de palabras y se hacen escuchar en medio del silencio.

Tanto tiempo en una ciudad que es mi casa, pero me queda demasiado grande sin tener con quien compartir un sueño, al igual que el corazón que llevo tan lleno de cosas hermosas, pero que es demasiado frágil y también un tonto porque hay cosas ante las que no sabe como reaccionar...

Sea como sea gracias por este día, por la magia y la historia en ese lugar tan mágico donde el tiempo se ha detenido y a mi me ha dejado una historia de amor que mientras no termine de escribir seguirá en suspenso... Por las coincidencias, que son todo menos eso, por la magia que envuelve cuando alguien llega -aunque no sea eterna- y termine al igual que cada uno de los días que ya se fueron y no volverán.

Sigo pensando en las heridas de tus manos... ¿Te seguirán doliendo a veces?... Supongo que cuando mi corazón no confía y duda, la respuesta es: "Sí"...

Mañana será otro día... Gracias por estar siempre ahí para mi.

"Dios En Una Harley: El Regreso" (Capítulo VI)

on martes, noviembre 13, 2012

Seis semanas juntos, acompañando en esta historia a Christine y Joe, para atestiguar todo cuanto sucede con ellos en este reencuentro una década después. 

Este capítulo es particularmente hermoso por la manera como Joe le pide a Christine que confíe en ÉL y deposite toda su fe.

Buen martes y que disfruten el audio del Capítulo VI.

 
"Aquí entra en juego algo llamado "libre Albredrío" -explicó- Me gustaría que la gente intentara recordarlo. YO NO LO CONTROLO TODO. Sólo estoy disponible para ti y para todo el mundo, como una especie de servicio de rescate que enseña la salida a los que se han perdido, pero nadie dice que sea obligatorio seguirme. Lo único que digo es que se trata de una decisión personal".

"Dios En Una Harley: El Regreso" 

Autor: Joan Brady

Ilusión...

on lunes, noviembre 12, 2012

Hola... ¿Estás ahí?, yo sé que como siempre, la respuesta es: "Sí"...

Hoy volvimos a casa en silencio, pues en realidad no había mucho que decir... A pesar de que no pronuncié palabra alguna, sé muy bien que siempre puedes escuchar el sonido de mis pensamientos.

Siempre sabes como estoy, así que para ti no existe nada mío que represente un misterio... Sabías muy bien que ayer y hoy regresé con frío y con esa sensación en los bolsillos de a veces no saber muy bien que hacer.

No estoy triste, y también hace mucho tiempo que no te pido nada. Sigo con los bolsillos cargados tan sólo de sueños y de tantas historias pendientes por contar...

Después de tanto silencio, no sé si te parezca extraño que al final del día, de pronto te dirija la palabra para contarte que hoy, en el camino de regreso, tuve ganas de pedirte si un día de estos me regalas otra vez una ilusión... 

Sí, de esas que sirven y ayudan tanto para que no se muera el alma ni se endurezca ese músculo de color rojo que llevo en mi interior...

No sé como ni cuando, pero más que pensarlo, hoy eso fue lo que tanto necesité...

¡Hasta mañana!

Viernes "Así Celeste" con Laura Pausini

on viernes, noviembre 09, 2012

Este día se estrenó por fin el video de la canción "Así Celeste" que viene incluída en "Inédito", la producción más reciente de Laura Pausini. El año pasado, cuando el disco se estrenó, recuerdo que yo estaba en la ciudad de México y me tocó ver el listado completo de los temas estando con Oscar y Dora, dos de mis amigos del club Faenza. En ese entonces comentábamos que en particular, el título de esa canción era bastante extraño y nos cuestionábamos ¿de qué hablaría la letra?

La duda no se despejó para mi cuando ya escuché el disco completo. Me acuerdo que pocos días después, Vane me dijo que el inicio de esa canción era hermoso: "Con los ojos de tu padre, y su gran melancolía"... y aún así después de escucharla y escucharla, aunque para mi era un tema hermoso, soy una fan de efectos retardados y nunca entendí realmente el sentido de la canción, hasta hace apenas muy poco, cuando fue la misma Laura quien despejó la duda al hablar acerca de las circunstancias tan especiales que hay detrás de esa letra.

Sin duda alguna esta podría ser una "Historia En La Canción", pero Laura es tan especial para mi, que en este día, el estreno de su video va mucho más allá de eso, porque hoy ha sido un hermoso regalo, tan luminoso y mágico como el que ella vive en este momento, y yo le agradezco por eso, pero sobre todo por esos ojos tan lindos que tiene y que reflejan un brillo luminoso que me recuerda tanto a alguien a quien adoro con el alma...

También porque Laura siempre, y desde hace tantos años con su música y su sencillez a mi en lo personal me regala pequeños grandes instantes de felicidad.

Es hermoso cuando alguien a quien quieres tanto brilla con tanta luz.... ¡Te adoro Pausini!

Laura hablando del video y la canción: 

 Video Oficial:
  

 La Letra en Español:
"Y te amaré, como en los cuentos de hadas pasa siempre"...

Dios en Una Harley: "El Regreso" (Capítulo V).

on miércoles, noviembre 07, 2012
Ya vamos a la mitad de esta historia escrita por Joan Brady y este capítulo en particular me encantó porque me hizo soñar despierta... A mi también me encantaría estar una noche en el exterior de una casa, mirando las estrellas y acompañada de Dios.

Este libro yo lo leí hace ya varios años, pero no recordaba esa parte de ese capítulo, y cuando lo estaba leyendo antes de grabarlo, de inmediato mi imaginación voló y mi mente y mi corazón se llenaron de todas las preguntas que seguramente yo tendría para plantearle a ÉL...

Creo que eso es lo que me encanta de este libro, la posibilidad de jugar a imaginar que Dios puede ser un personaje tan real y tan cercano a cada uno de nosotros, que se le puede hablar como si fuera el mejor de los amigos y hacerlo parte de nuestro mundo y nuestra vida diaria... 

A mi me encanta verlo así, y yo creo que por eso me parece tan mágica esta historia...

Espero que disfruten este capítulo y que todo lo que llevamos hasta ahora, haya sido de su agrado.

¡Buena Mitad de Semana!

"Entonces me di cuenta de cuánto me había costado encontrar la felicidad donde debía... Me di cuenta que había vivido cerebralmente, sin escuchar a mi cuerpo. Había tratado a mi ser físico como si no tuviera voz ni voto".
-Christine Moore-
"Dios En Una Harley: El Regreso" | Autor: Joan Brady.

Cartas Robadas: "Una Carta Desde el Aire".

on lunes, noviembre 05, 2012

Cartas: Sentimientos materializados en letras... Para algunos están llenas de magia, mientras que para otros no son más que simples pedazos de papel.

Para mi, siempre han sido importantes, todas las personas que han dejado una huella en mi vida, tienen alguna hoja de papel repleta con mis garabatos inentendibles, pero más allá de eso, desde que descubrí la magia de las letras, supe que una carta era la mejor manera de atrapar emociones y pensamientos en el tiempo.

Dentro de las Páginas Sueltas y de Colores, las cartas siempre han sido un elemento esencial, pasaporte mágico para viajar en el tiempo y por esa razón se me ocurrió en este inicio de semana abrir un espacio para comenzar a compartir con ustedes un montón de cartas que he ido recolectando a lo largo de este año.

Algunas son de personajes famosos, pero habrá otras que son inéditas, muy personales, una que otra redactada para algún personaje imaginario, palabras impresas en un papel amarillo y maltrecho por el paso del tiempo, pero que sin importar quién, ni las circunstancias en que haya sido redactada, tendrán como intención (una vez que revivan a través de la mirada de cada lector que pase por aquí), expresar y transmitir una emoción o pensamiento.

Las cartas, son pedazos de nuestra alma, y para bien o para mal, en nuestros días ya no existen muchas personas que sepan apreciar ni regalar eso; pero mientras la vida lo permita, entre Páginas Sueltas y de Colores, iremos descubriendo juntos, pedazos de papel doblado convertidos en cartas, que sin importar si fueron escritas hoy, ayer o hace 100 años, lo que si es seguro es que desde el silencio, tendrán algo para decir.
::::::::::::
"Una Carta Desde El Aire"
Viernes 10 de Septiembre, 2011.
¡Hola!

Son las 10:35 de la mañana (hora de Ciudad Juárez), y de pronto se me ocurrió escribirte a bordo del avión.

Yo creo que vamos como a mitad de camino, el vuelo ha estado muy tranquilo, y a pesar de que no tengo ni la menor idea de sobre que ciudad estemos sobrevolando, afuera hace un sol esplendoroso y si te asomas por la ventanilla y miras en dirección hacia la tierra, además de las montañas, el suelo parece como uno de esos tantos tapetes o edredones que tejen las abuelas con trocitos de telas de muchos colores.

No es la primera vez que veo eso, pero esta vez fue muy chistoso porque lo primero que vino a mi mente al visualizar eso, fue la frase de Soraya que tanto me gusta; y que es parte de la rola de "París, Calí, Milán"; donde dice: "Tengo una manta tejida, de momentos robados de la vida"...

Soraya tenía como tú, esa hermosa capacidad de materializar las emociones. Mirando ese manto de colores que se extiende en cada una de las ciudades, también te cae el veinte de que somos nosotros mismos quienes vamos hilando cada uno de esos pedazos... Cada familia desde su casa, es un hilo de color que forma parte de todo ese manto, y me pregunto: ¿De qué color será el que nos toca a tí y a mí?

En este momento ya no tengo miedo, pero por dentro me siento emocionada y expectante. Voy a llegar corriendo a recoger la acreditación para irme de volada a la rueda de prensa, y creo que me tendré que llevar conmigo la maleta, porque el tiempo no va alcanzar para llegar a registrarme al hotel.

Voy a  ver si en la noche puedo ir al teatro a ver el monólogo "A Vivir" de Odin Dupeyron, ¿te acuerdas del que hablé en el blog?, que trata sobre un hombre que se llama Marciano Moreno y que un día su madre le puso una piedra en la mano y le dijo que él no era como una piedra...

Siempre que veo la pequeña piedrita redondeada que me diste con la bolsita en Uruguay, pienso en eso, y es una de las cosas que siempre llevo conmigo.

Hace poco leí... (acaban de decir que estamos sobrevolando la ciudad de San Luis Potosí)... ¡Ah!, te decía que hace poco me tocó leer un texto que contaba que había piedras con el peso de una carta, que cuando alguien la pone en tus manos, dependiendo del peso y la textura de la roca, son los sentimientos que esa persona te quiere transmitir... Y bueno, tomando como ejemplo esa analogía me gustaría que este escrito fuera una "Piedra-Carta", en la que quiero que sepas que a pesar de estar incomunicada en este momento, te tengo muy presente, siempre hay una parte importante de ti que va conmigo, y desde este punto donde es lo más cerca que he estado del sol, sé que Dios escucha nuestros pensamientos; y el mío, en este instante es que ojalá sea un buen Viernes para ti y te sientas bien.


Como siempre, voy haciendo anotaciones para "La Bitácora de Viaje", pero a la par -y tal como lo hice hace tres años con tu cuaderno del Hippo- cada vez que sienta la necesidad de escribirte y contarte algo, usaré esta libretita amarilla de notas en mi iPod, porque sabes siempre el valor que para mi y para ti tienen las letras, y además es mi manera de hacerte parte de este viaje.

Por último, nada más quiero contarte que antes de salir de Juárez, tuve una pequeña lección de "desapego", pero más tardecito te cuento de eso ¿va?

Desde aquí te mando un abrazo de oso pachón y panzoncito, mientras me preparo para empezar a tomar fotos de la ciudad de México desde el aire... Algún día no muy lejano, cuando puedas venir a mi país, sé que eso te impresionará tanto como a mi.


¡Nos leemos pronto!
********
Nota: Esta carta fue la primera de varias que fueron escritas hace más de 400 días. Ninguna de ellas aún no ha llegado a su destino físicamente, y es muy posible que se pierdan en el tiempo; pero son la prueba de que no es lo mismo "acordarte" de alguien durante un viaje a llevarlo siempre en tu mente y en tu corazón a cada instante junto a ti.