Las Manos de un Músico.

on jueves, febrero 28, 2013

"Un músico siempre conoce sus manos"...
Foto: Soraya: "A Life of Music, a Legacy of Hope"

Historia En La Canción: "Cartas".

on miércoles, febrero 27, 2013


Ella tenía 17 años, él entre 18 ó 19 (no más de veinte)... Fue gracias a él que descubrió lo que se sentía querer estar al lado de alguien, cuando ambos eran apenas unos niños. Pensó que desaparecería para siempre de su vida, pero en una de esas tantas vueltas del destino, volvió a encontrarlo en su camino en uno de los pasillos de la preparatoria donde ambos estudiaban.

Fue apenas una décima de segundo en el que sus caminos se cruzaron. Un instante tan fugaz y tan breve... Demasiado insuficiente como para que él recordara que ella era aquella niña a la que en vacaciones de verano, frente a la casa de la abuela, él le prestaba su bicicleta y que con el paso de las semanas, la invitaba al garage de su casa, junto a otros niños también para jugar.

La verdad no sé si es que desde entonces ella era una observadora innata, pero por alguna razón ella comenzó a darse cuenta de que él no era como los otros niños... Su sonrisa era hermosa y sus ojos reflejaban la transparencia de su ser...

Era tan tierno y especial, que en la puerta de su habitación tenía pegada una estrella hecha a mano que en el centro decía "Mago"; pues más allá de hacer aparecer y desaparecer cosas, su sueño era aprender la magia para que los demás lograran ver al mundo con ojos diferentes... Él nunca lo supo, pero con alguien tan cercano a él si lo logró.

Cuando el verano terminó, unos meses después él se fue para siempre de esa casa y ya nunca más volvieron a verse, hasta ese encuentro casual en las instalaciones de una escuela... En ese entonces él era ya un hombre, pero su sonrisa y su mirada seguían siendo exactamente iguales a las del niño que en otro tiempo fue.

Con el paso de los días, y una vez que comprobó que en realidad era él y no había alucinado; ella averiguó todo lo que estuvo a su alcance... Él era parte de la rondalla de la escuela, estaba en quinto semestre ya (a menos de un año de concluir sus estudios y cambiar de escuela); pero fue un lapso suficiente para que en ella renaciera todo lo que de niños le inspiró, pero ahora ya de otra manera y con más fuerza.

Él salón de clases donde él estaba, quedaba justo frente al edificio donde estaba ella, y las clases se le iban entre suspiros, letras y palabras que comenzaron a delinearse desde su interior... Ella tampoco se lo imaginaba, pero fue por él que comenzó a jugar a ser escritora, también se volvió asidua asistente de todas y cada una de las presentaciones que tenía la rondalla de la escuela; y lo más lindo de esa etapa fueron las cartas y detalles cursis, que en el corazón de una adolescente comenzaron a bordar en su interior lo que era por primera vez el amor.

Conforme los meses pasaron, ella comprobó que él era mucho más que un buen muchacho... Era un buen amigo, excelente hijo, buen estudiante, un joven sano que era coordinador en los cursos de confirmación en una iglesia cercana a la preparatoria.

Con la complicidad de una amiga que se quedaría para toda la vida junto a ella, fue que logró acercarse por primera vez a él. El día que eso sucedió, no podía creerlo y casi se muere de emoción cuando él la tocó por el hombro, y por medio de sus amigas se enteró que todas y cada una de las cartas que por timidez de manera anónima le envió; a él en verdad le emocionaban y las tenía guardadas todas en casa.

Hubo un día en que para un 14 de febrero, ella ató un montón de cartas con muchísimos globos y con una tarjeta enorme que ella misma había elaborado con sus propias manos, fue y las dejó en la puerta de su casa... Se moría de los nervios, pero también su corazón se derritió cuando al salir de clases, mientras viajaba en autobús, lo vio sentado en la banqueta, platicando con una compañera de clases, con una de las cartas entre sus manos... Ese fue el regalo más lindo y el agradecimiento más sincero a un montón de palabras que ella pudo expresarle únicamente sobre trozos de papel...

Cuando el ciclo escolar terminó, y con ello la graduación de la generación a la que él pertenecía, una vez más volvieron a perderse en el tiempo. Ella también entró a la universidad y poco a poco lo fue dejando en el olvido; hasta que un día, en la biblioteca central de una universidad, buscando información para un trabajo de investigación, volvió a verlo otra vez.

En esa ocasión, ya no pasó tan desapercibida... Él se le quedó viendo con expresión de: "Ahhh... fuiste tú todo este tiempo"... y de los nervios ella fue y se estrelló contra un estante de metal que por suerte aún  no tenía todavía libros...
Ese fue el final de ese amor platónico que sobrevivió por tanto tiempo a base de cartas y suspiros...

Existe un epílogo para toda esta historia, de la cual ya han pasado más de veinte años... Hace apenas unos meses atrás, en uno de esos ataques de "minimalismo" en una caja de madera donde ella guardó siempre las tarjetas que recibía en su cumpleaños, después de tanto sin abrirla, se encontró con copias de todas y cada una de las cartas que en su momento por medio de otras personas le hizo llegar a él.

Un montón de detalles hermosos llegaron de golpe a su mente... Recordó que él se parecía mucho al niño de la película "Mrs. Doubtfire" (de Robin Williams) y entre tantas memorias llenas de dulzura y cursilería,  también una canción de Sasha Sökol que en ese entonces sonaba en la radio...

Era la época de lo videoclips, y aunque el de esa canción hablaba sobre la hermosa leyenda del idilio entre los volcanes Popocatepetl e Iztachihuatl (majestuosos Titanes que te dan la bienvenida desde el aire al arribar a la ciudad de México); para ella era una canción que expresaba así tal cual, todo lo que en su corazón inspiró él...

P.D: Este disco de Sasha es uno de los más hermosos de toda su discografía... Todas las canciones son perfectas y llenas de magia. Aunque ella no es una artista muy comercial, todos sus discos son ¡excelentes! y nunca pasan de moda.


"Cartas" | Sasha Sökol | Álbum: "Siento" (1991) | Track No. 9


"Cartas"
-Cleberson Horsth-Nando | Adapt. al Español: Sasha Sökol-

Cartas, separan miradas... 
Van entregándome a ti...

Dentro, de cada palabra, 
va un latido de mi corazón... 

Palabras de amor, 
que no sientan timidez, 
ni temen la presencia de quien ama... 

Palabras de amor,
que descubren mi verdad, 
me ayudan a poderte confesar... 

Tú vas a ver que todo en mi, 
grita el fin del silencio, 
esperar ya no es suficiente... 

Y vas a ver que mi amor, 
es mayor que todo, 
Y está escrito que va a ser por siempre... 

Dentro de cada palabra, 
Yo me diseño sin miedo para ti... 

Palabras de amor, 
que no sientan timidez, 
ni temen la presencia de quien ama... 

Palabras de amor, 
que descubren mi verdad, 
me ayudan a poderte confesar...

Tú vas a ver que todo en mi, 
grita el fin del silencio, 
esperar ya no es suficiente... 

Y vas a ver que mi amor, 
es mayor que todo, 
Y está escrito que va a ser por siempre... 

Cartas,
esperan respuesta...

Carta de Dios Para Mi.

on lunes, febrero 25, 2013
¡Hola!:

Todo el mundo ansía entregarse a otro, tener una profunda relación de alma a alma con otro, ser amado total y exclusivamente, pero yo digo "No". Hasta que estés satisfecha, realizada y contenta de estar sola, de darte completa y totalmente a Mí, no estarás preparada para tener la relación única e intensamente personal que he planeado para ti. Nunca estarás unida a nadie o a nada más hasta que estés unida a Mí. Quiero que dejes de hacer planes, dejes de desear y empieces a permitirme que te dé el plan más excitante que existe, uno que no puedes ni imaginarte. Quiero que tengas lo mejor. Por favor, permíteme que te lo dé.

Debes seguir mirándome mientras esperas las cosas más maravillosas. Sigue experimentando la satisfacción de que Yo Soy. Sigue escuchando y aprendiendo las cosas que te diré. Espera. Eso no es todo. No seas ansiosa. No te preocupes. No mires lo que otros tienen o lo que les he dado. No mires lo que crees que quieres. Sólo sigue mirándome a o te perderás lo que quiero mostrarte. Y entonces, cuando estés preparada, te sorprenderé con un amor más maravilloso de lo que hayas podido soñar.

¿Sabes?, hasta que estés preparada y hasta que quien tengo para ti esté preparado (estoy trabajando ya en tenerlos preparados al mismo tiempo), hasta que ambos estén satisfechos exclusivamente conmigo y con la vida que he preparado para ustedes, no podrán experimentar el amor que ejemplifica tu relación conmigo. Éste es el Amor Perfecto.

Y, quiero que tengas este maravilloso amor. Quiero ver al natural una imagen de tu relación conmigo, y disfrutar material y concretamente de la unión sempiterna de belleza, perfección y amor que te ofrezco. Te amo totalmente. Créelo y date por satisfecha.

Con todo mi amor:
-Dios-
Texto original de:  Iciar Piera Iglesias
**********
Hoy fue mi cumpleaños, un día bastante normal, con la diferencia de que amanecí con un año más encima. Desde anoche, mientras hablaba con Dios, antes de dormir, yo le pedí un solo regalo (Él sabe mejor que nadie que a veces ya no sé que hacer con algo tan grande que hay en mi interior)... Hace un rato estaba un poco triste, pensando nuevamente en todo eso y al actualizar la plantilla del blog, encontré esta carta... La verdad se me salieron las lágrimas.
Siempre he creído en las señales, y hoy más que nunca necesito y no quiero dejar de creer.
Que sea lo que Dios quiera.

¡Hasta mañana!

Otra vez un reencuentro...


 
Hace tiempo nos encontramos... Ella era aún muy pequeña y estaba jugando en el jardín de la casa de una abuela a quien yo también conocía muy bien.
 
No volví a verla desde entonces, pero supe que de algún modo ella siempre estaba conmigo, pues se asomaba de cuando en cuando a través de mis ojos y me permitía ver toda esa magia que a veces nadie más parece percibir.

En ese entonces yo creí rescatarla de todo aquello a lo que le tenía miedo (empezando por la oscuridad)... Después de otra vuelta de tantas al calendario, ahora fue ella quien me encontró a mi, y aunque no me lo dijo, en sus ojos descubrí que se sorprendió tanto al darse cuenta que yo no era como ella imaginaba que sería una vez que el futuro llegara para convertirse en presente.

Ahora fue ella quien me protegió a mi de madrugada y en medio de la penumbra... Después de 38 vueltas al calendario y de tantos veranos y otoños que llegaron y luego se fueron, yo le dije: "Sigo siendo como tú, pero hay miedos que no se irán... Incluso puede que se vuelvan más grandes... Pero no todo es tan malo, la vida es maravillosa aún con sus matices, y en el futuro tu corazón albergará un sentimiento tan hermoso como profundo, pero que no le servirá a nadie... Tal vez sólo a ti"...

Ella me abrazó y me dijo que no importaba... Tal vez para alguien tan pequeño y frágil era difícil entender eso, así como demasiado complicado el intentar hacer creer otra vez a alguien mucho más grande de edad y tamaño, en todas esas cosas que de la imaginación, la realidad se encarga de difuminar con el paso de los años.

Antes de que el tiempo en el mundo de los sueños terminara, prometió dejarme su imaginación, pues sabía que ese sería mi salvavidas siempre en cada momento cuando me sintiera perdida, y mi gran motor para seguir.

Por mi parte yo no tuve mucho para decirle... Pero le prometí tratar de conservar todo eso... Si bien es cierto que no soy para nada la mujer que ella se imaginó cuando tenía 5 años, sé lo que quiero, a pesar de que no tenga ni la menor idea de que planes tiene para mi Dios.

El camino se vislumbra incierto, y yo soy solamente un ser humano tan imperfecto como podría ser cualquier otro, y a pesar de que a veces me sienta tan perdida y que este no sea precisamente el mejor momento de mi vida, sé que si camino de su mano, la magia de observar al mundo con ojos diferentes no se perderá mientras ella esté ahí...

Gracias por otro año de vida, por todo lo bueno y lo malo que llevo en el corazón y es lo que me hace ser esta persona que soy hoy.

Hace poco tiempo una escritora a quien admiro mucho, me preguntó: ¿Cómo sería tu vida si fuera una canción?
Yo de inmediato tuve la respuesta, y aunque el tema que apareció en mi mente ya lo he dejado varias veces entre mis Páginas Sueltas y de Colores, una vez más la vuelvo a elegir, porque me llena de esperanza siempre que la escucho y es la letra que en esta etapa de mi vida, se acerca a lo que en realidad soy y existe en mi interior.

¡Feliz Cumple Martuchis!
 

"Veinte Mariposas"
-Letra: Jorge Drexler | Álbum: "Fragil"-
 
Cambió de escena y de guión,
guardó el libreto en un cajón,
y en la ventana se sentó a mirar la luna,
en su copa una aceituna.

Nuevo shampoo, nueva ciudad
para una nueva soledad
su corazón sobrevolaba los tejados
la vida es un juego de dados.

Ni una historia ni un final
todo el resto daba igual...

Y ahora tiene una hoja en blanco
Espera una canción
y veinte mariposas en el corazón

De la tormenta guardará
algo de frío y humedad
y el eco de unos pasos
que ahora sueñan lejos
del otro lado del espejo.

Puso el alma a sonreír
y las alas a batir...

Y ahora tiene una hoja en blanco...
Espera una canción...
y veinte mariposas en el corazón...

Y ahora tiene una hoja en blanco...
Espera una canción...
y veinte mariposas en el corazón

En el corazón...
ni una historia ni un final
todo el resto daba igual

Y ahora tiene una hoja en blanco,
espera una canción,
y veinte mariposas en el corazón
en el corazón...
en el corazon...
en el corazon...

"Los Miserables".

on sábado, febrero 23, 2013


Hace tiempo que no hablo en este espacio de cine. De finales del año pasado hasta este día, he visto pocas películas y tres de ellas son muy buenas, pero por una cosa o por otra no me he aplicado como antes con el blog y ya no las comenté aquí (quizá lo haga en "combo")... El caso es que ayer tenía ganas de llegar a casa nada más, descansar y hacer algo que me ayudara a olvidarme de todo y de pronto se me ocurrió buscar una película y por suerte encontré una que ya no pude ver en el cine y que la verdad me moría de ganas de ver: "Los Miserables".

Yo nunca he leído el libro, tenía una idea muy vaga de lo que trata el musical que lleva años y años en Broadway; pero me seducía la idea de ver la película por los actores que la protagonizan y porque como el teatro me fascina sabía que sería una cinta que valdría mucho la pena.

La verdad no me equivoqué, la historia me encantó porque está llena de todas las emociones y matices que puede experimentar el alma humana... Como todos saben, me encantan las películas que después de verlas me dejan pensando y me mueven cosas por dentro. Con esta historia sucedió eso, y de ayer a hoy sigo pensando en: cómo puede ser posible o que magia existe detrás del talento de un escritor para que algo que escribió hace 151 años, siga tan presente en la gente como una de las grandes joyas de la literatura universal. Eso sin contar también las representaciones en teatro y ahora en cine.



Como siempre hago en mis posts reseña, no voy a contar la película, pero si escribir (para no olvidar dentro de algún tiempo que fue lo que me gustó).

"Los Miserables" para mi fue una película que tiene de todo: te hace llorar, emocionarte o reír, porque cada personaje te transmite algún sentimiento. Tiene escenas muy tiernas, otras en las que personajes como Fantine te llevan a experimentar de la misma manera que ellos, toda su impotencia y dolor; además todo eso contrastado con algunos detalles chuscos de personajes tan bizarros como los Thénardier, reflejan con gran precisión como es la naturaleza humana.


Los Thénardier (Sacha Baron Cohen y Helena Bonham Carter).

Por cierto, aquí aprovecho para comentar que me encanta la manera como Helena Bonham Carter interpreta sus personajes. No sé si tenga que ver que es esposa de alguien tan excéntrico como Tim Burton, pero desde Harry Potter, pienso que nadie podía haber interpretado mejor que ella a Bellatrix Lestrange y en esta película en particular, su personaje es tan oscuro como divertido.

También me gustó mucho el manejo de cámaras, el cambio de una escena a otra y que la mayoría de las veces fue como transición de tiempo a través de tomas con grúa, (siempre me pongo a pensar cómo se le puede ocurrir eso al director de cámaras o de rodaje y si llega a quedar tal y como ellos se lo imaginaron en el guión técnico). Este tipo de tomas le dieron todavía un efecto más impactante y dramático a la historia.

Por otro lado, hay algunos actores que cantan muy bien (y nunca me lo hubiera imaginado) y otros no tanto... Por ejemplo resulta un poco extraño ver a Russell Crowe cantando en un musical.

Hubo un personaje que me encantó y con el cual me identifiqué mucho (no voy a decir cuál es), y por último, comento que a medida que avanzaba la historia y todavía después de que terminó la película, me quedé pensando mucho en que si yo tuviera la oportunidad de entrevistar a Hugh Jackman, le preguntaría: ¿si él cree que existan de verdad personas con un alma tan noble como Jean Valjean?

Yo me imagino que él me diría: "Sí", pero yo le replicaría orientando la pregunta en el sentido de toda esa gente que no es líder ni activista, en pocas palabras, si él considera que puede existir alguien así, estando el mundo como está y que sea alguien más cotidiano y real... ¿ustedes que piensan?



Igual a la mera hora ni le preguntaría nada por estarlo viendo (¡Ay es que es guapísimo hasta de fachas!)... Jajajaja... ¡Nah!, ya en serio, después de que terminó la película me quedé no sólo con la idea de que además de que Hugh una vez más demostró porque es un actor tan completo, su personaje es muy complejo, porque me hizo reflexionar el hecho de cómo es posible que el alma de un hombre pueda albergar tanta nobleza y compasión, pero al mismo tiempo: un profundo miedo también...

Yo creo que sí existen personas así, eso es algo tan humano, tan de nuestra esencia imperfecta... Claro, además de que el contexto en que se desarrolla la historia, sigue tan vigente en nuestros días, pues en todos los lugares del mundo y a través del tiempo, la gente idealista sigue peleando y dando su vida por los mismos sueños de libertad y justicia.

Podría seguir escribiendo sobre esta peli, pero creo que ya es suficiente texto por el momento, y como siempre es mucho mejor que cada uno de ustedes juzgue por si mismo, y si le late, me comparta sus impresiones... Pues todo se resume a decir que "Los Miserables" es una película que vale mucho la pena...

Para concluir, les dejo como siempre fotitos detrás de cámaras que tanto nos gustan (Sí, porque yo sé que a ustedes también les gustan, no se hagan que "La Virgen les habla", los conozco mosco)... y pues además del acostumbrado trailer, tres videos más donde podemos adentrarnos un poquito en algunos aspectos importantes como son: el diseño de producción, maquillaje y peinados, así como los actores hablando de la experiencia de cantar en un musical... Ojalá les guste todo.

Si ya la vieron que padre, y si no, vayan a verla, todavía está en el cine.
*********
Making Off: "Los Miserables":




Diseño de Producción:

Diseño de Maquillaje y Peinados:

La Experiencia de Cantar en un Musical:
Trailer de la película:
"Amar a otra persona es ver la cara de Dios".
-Los Miserables-

Otro Cumpleaños....

on viernes, febrero 22, 2013

Otra vez es tu cumpleaños y aunque todo lo que representas para mi ya lo conoces de sobra, no quise dejar pasar una fecha tan importante para agradecerle a Dios porque existes y porque eres una de las mejores personas que han pasado por mi vida...

La vida siempre nos lleva por distintos caminos, pero a veces uno se aferra a los sueños (por muy imposibles o inalcanzables que estos sean) y de esa manera, si algún día Dios lo permite, ojalá se me conceda el poder hacer que pases alguno de los mejores cumpleaños de tu vida.

Mientras tanto, que hoy te la pases súper, que recibas muchas felicitaciones de la gente que para ti es importante, pero sobre todo, que Dios te regale muchísimos años y todas las posiblidades que te mereces para hacer tus sueños realidad.

Un abrazo enorme y sabes que siempre vas a estar en mi corazón. ¡Te adoro!

Imágenes de suspiros sin palabras....

on lunes, febrero 18, 2013
 
Mis días comienzan muy temprano y terminan muy tarde... Hay tanto por contar en letras, pero además de que mi cuerpo está agotado, el tiempo no actúa con la misma reciprocidad...
 
Espero en unos cuantos días poder hacer un espacio -como siempre- porque tengo muchas ganas de volver acá para compartir Páginas Sueltas llenas de sueños, suspiros, cosas interesantes y que nos nutran "por dentro"; así como historias llenas de magia que tanto a mi como a ustedes nos distraigan aunque sea un ratito del mundo real.
 
Mientras eso sucede, como no quería dejar abandonado el blog, en esta última parte del lunes que ya termina, quise dejarles una imagen hermosa de Laura que yo nunca había visto y que me encantó, ya que adoro las fotos donde además de salir tan natural, ella se refleja tal y como es... De ahí el título de este post.
 
Luego regreso para seguir platicando en letras... Buenas noches a todos y que sea para cada uno de quienes pasen por este espacio, una semana muy productiva.
 
P.D: Gracias Lau, porque de alguna manera siempre me haces sonreír.

Algo "Inédito" para Laura.

on viernes, febrero 15, 2013


Laura:

Siempre estás tan presente... Tantas cartas a lo largo de los años, pero hoy al final del día, se me ocurrió escribirte porque desde ayer me quedé pensando en que un día me gustaría preguntarte, si cada vez que grabas un nuevo disco: ¿tú te imaginas todo lo que un fan hace para poderlo conseguir?

Yo supongo que no soy la única, pero a pesar de que tú no leas esto, entre la nostalgia que me provocó que hace poco alguien a quien adoro, me hiciera recordar cuando recién conocí tu música y todas las cosas que han pasado en mi vida en este último tiempo, una vez más apareciste ahí adentro de una caja con música y me rescataste como siempre.

A excepción de tus dos primeros discos, siempre que tienes una producción nueva, al vivir en un estado de provincia, la paciencia se vuelve desesperante... Esta vez no fue la excepción y de noviembre a finales de enero, sólo vi el medley de música ochentera y me fascinó... Una vez más me hiciste sonreír y disipaste mi tristeza la noche de año nuevo... Pero en el lapso de los siguientes días, fue un eterno peregrinar por las tiendas, siempre con la misma respuesta: "aún no lo tenemos, probablemente nos llegue hasta el próximo mes".

Debo ser honesta... A diferencia de otras veces, hubo un punto en que dejé de buscar tu disco.... No fue por falta de ganas, sino por una constante inestabilidad económica que llevo arrastrando desde hace 3 años y aún no logro superar... Ya estaba a punto de darme por vencida y hace apenas un par de semanas como un último recurso se me ocurrió ir a una tienda de franquicia nacional y tras preguntar al muchacho que atendía, revisó en el sistema y me dijo: Justo nos acaban de llegar y tenemos sólo dos.

Fue una linda noticia y un hermoso autoregalo... Hacía mucho que no me compraba nada para mi, y que mejor caricia para el alma que un disco tuyo... Lo más chistoso de esa tarde fue que esos dos famosos discos que había en existencia no estaba visibles. El muchacho encargado de esa área, revolvíó prácticamente la tienda y yo junto con él, pero finalmente si los encontramos y obviamente los compré... 
Por ti, esas cosas siempre se convierten en anécdotas y valen mucho la pena.

No voy a reseñar lo que es el DVD, ni todo lo que contiene, pues de eso la gente que pasa por aquí podrá encontrar información en cualquier punto del ciberespacio. Lo que cuenta para mi es la manera como lograste sorprenderme, porque este show que preparaste para este último tour es algo espectacular y totalmente diferente a lo que tus fans estamos acostumbrados... Pero más allá de las cuestiones de producción y tecnología, lo que realmente queda es el sentimiento compartido con todos aquellos quienes somos fans y seguramente coincidirán conmigo en que esta edición especial de "Inédito" fue un hermoso regalo de parte tuya, para continuar junto a todos nosotros, mientras vives la etapa más importante de tu vida: como mamá.

Uno siempre te ve en escena, pero es impresionante toda la gente que está alrededor de ti y hace posible que en cada país muchos de nosotros podamos verte y disfrutemos de tu música en un concierto, pero en lo personal, me encantó ver como has crecido como artista y no pude más que agradecer en silencio por todo lo que tanto tú, como tu  música me han dado en todos estos años...

Gracias por ser tan grande como artista, gracias por ser tú, y por existir... Por seguir siendo la misma chica de siempre, aunque un poco más madura; pero siempre en esencia la misma Laura que todos amamos. Por ser una persona tan importante en mi vida desde siempre y porque sé que voy a ser tu fan y tú vas a ser de las pocas personas que me van a acompañar, durante todo el tiempo en que nos toque estar aquí.

¡Te quiero mucho Lau!
*****************
"Inédito" (Edición Especial) en Imágenes:























"Cuando el concierto ha terminado completamente, yo camino descalza sobre el escenario y en bata. Hago esto con frecuencia porque quiero que la gente entienda que lo que ha visto ha sido un espectáculo y que la persona que han visto sobre el escenario vestida de dorado, rojo, con todo el oropel y el brillo soy yo, y que probablemente soy más yo misma que cuando estoy en bata y descalza sobre el escenario".
-Laura Pausini- 

El Mejor Regalo Para Tu Corazón.

on jueves, febrero 14, 2013

Por: Norma Rábago | Colaboradora del Portal: www.fernanda-familiar.com

Hoy 14 de Febrero escribiré otra forma de dar salud a tu vida sin términos médicos rebuscados, dietas alimenticias, índices proteínicos o calóricos etcétera. ¿Cuál es? simple, la atención que prestamos a nuestras emociones desde el corazón.

Durante esta lectura me gustaría preguntarte: ¿Alguna vez has platicado con tu corazón? ¿Sabes de todas los sentimientos que guardas en él y desde cuándo? Y lo más importante… ¿Sabes el daño que te ocasiona acumular sentimientos como: rencor, ira, tristeza, preocupación, guardar un te quiero, te extraño, lo siento, así como perdonarte y perdonar a otros por una mala experiencia que seguimos acumulando en nuestra cajita de Pandora como si fuera un preciado tesoro?

Comprendí que la mayoría de las veces nos enfocamos sólo en ir al médico y hacernos infinidad de estudios y análisis en la primer dolencia sin antes hacer un examen personal y preguntar a nuestro corazón: ¿Qué tienes? ¿Por qué nos sentimos mal? ¿Qué sentimiento no he dejado salir o he limitado para sentirnos así? ¡Noooo! Aseguramos que todo el mundo sabe mejor que nosotros el origen de nuestros males, pues no somos capaces de ver nuestro interior y aceptar que cuando el cuerpo físico enferma, antes ha llamado varias veces diciendo: “Hey … aquí estoy, sino perdonamos a los padres, no podremos perdonarnos por repetir el mismo patrón con la pareja. Ya me duele la espalda, hombros, cadera por el peso de esto.” (Por ejemplo)

Quiero compartir con ustedes una reciente experiencia personal que me motiva hoy a escribir sólo como Norma su amiga.

Hace unos días, venia sintiendo un dolor desde el cuello y hasta la parte baja del omóplato izquierdo (espalda media), que ni 3 Asta Omega con krill aliviaba al 100% y que con los días era más molesto al menor movimiento.

Bien, acudí a un masaje terapéutico con Armando al piso 51 de la Torre Mayor, pues pensé que había dormido chueca o quizá había excedido mi rutina de ejercicio diario y que eso ocasionaba esta dolencia (rara en mí).

Me acomodé en la cama mientras escuchaba relajante música que me ayudó a sentirme en un agradable ambiente, mientras Armando me hizo las siguientes preguntas y que debía responder rápidamente: ¿quién es la más importante? Respondí: YO ¿quién es la más bonita? Respondí: YO Bien, dijo Armando: “Esto va a ser un regalo invaluable para ti” .

Inició el masaje en mi espalda cuando de repente ¡Ouch, ay, uyyyy! Cada que pasaba sus dedos en la zona adolorida mientras me pedía inhalar despacio al sentir sus manos en mi espalda baja y exhalar profundo al ir subiendo sus manos hasta mi nuca, ¡Ayyyyyyyy, ouch, uy de nuevo! Era un tormento que poco a poco iba disminuyendo.

Durante la sesión, el terapeuta me explicaba que mi dolencia venia de la falta de atención a mis emociones, al presentarse del lado izquierdo de mi cuerpo. La espalda, era el reflejo de mi corazón NO atendido.

Al terminar me pidió poner mi mano izquierda justo donde termina mi costilla (izq) hasta ubicar los latidos de éste, que para mi sorpresa sentí fuertemente en ese punto. Estando totalmente relajada, sin dolor alguno y con los ojos cerrados me dijo: “Ahora quiero que escuches tu corazón, platica con él y siente lo que te quiere decir; este es un espacio para ti y para él, ahora que tu mente está en blanco”.

¡Qué experiencia! bastaron pocos segundos para conectar con mis emociones, y por primera vez en mi vida pude sentir, apapachar y darme cuenta que siempre estuvo hablándome en todo momento sin escucharlo. Quisiera explicar con palabras el amor, ternura, placer, éxtasis, libertad y paz que mi alma sentía y que con lágrimas involuntarias, agradecía nuestro encuentro. Recuerdo que la única vez que sentí esto fue cuando mi hija nació por parto natural.

Ahí comprendí que todo ser humano, tenemos el compromiso de hacer un paréntesis en la vida para escucharnos y alivianar la carga cotidiana, para dar al mundo lo mejor de nosotros desde el corazón en cualquier ámbito de la vida.

Hoy, date 10 minutos para escuchar a la persona más importe, todos sin excepción somos únicos y especiales. Has a un lado los sentimientos y pensamientos que no dejan salir al ser maravilloso que eres. La vida es para aprender y ser feliz, esto lo decides tú.

"Canela".

on miércoles, febrero 13, 2013
 
Apenas lleva 4 días conmigo y ya se instaló en mi corazón. El viernes (que fue cuando la vi por primera vez), no pude dejar de pensar en ella durante todo el día. Por la noche, ya en mi casa, me preguntaba: ¿si todavía estaría ahí?.... Aún antes de dormir, metida en cama, mientras escuchaba el viento fuerte azotando afuera, no podía quitarme de la mente la imagen de ella a la intemperie en el estacionamiento de ese centro comercial.
 
Me dormí muy triste, pensando en que hacía mucho frío y ella no tenía ningún lugar donde resguardarse... Durante las últimas horas de la tarde, yo quería ir de nuevo a esa tienda que queda al otro extremo de la ciudad, pero pensaba en que tal vez alguien ya se la habría llevado o en que si estaba todavía, en la moto no podría transportarla.
 
A la mañana siguiente en cuanto me desperté, ella seguía en mis pensamientos... Yo me seguía sintiendo miserable por haberla dejado ahí como todos, abandonada a su suerte... Pero por alguna extraña razón algo en mi interior me hacía pensar... ¿y si no se ha ido y la encuentro de nuevo?...
 
Llegué a las siete de la mañana una vez más, eran las primeras horas del sábado 9 de febrero y lo primero que hice fue buscarla. Por suerte mi presentimiento se hizo realidad, pues efectivamente, ella todavía estaba ahí.
 
La manera como la encontré, me partió el alma. En una jardinera de cemento ella estaba acurrucada y echa bolita, intentando protegerse del viento frío de la mañana. Le hablé y creo que me reconoció, pero sólo movió su cabeza. Yo tenía que entrar a trabajar ya, pero por suerte no había tanto por hacer y me fui directo a comprar una lata de comida y también a tratar de conseguir algún recipiente que me sirviera para acarrear agua.
 
En ese lapso, empecé a pensar también como llevármela de ahí. Hice un par de llamadas y dos de mis amigas más cercanas, demostraron una vez más que siempre están para mi cuando las necesito, puesto que sin cuestionar siquiera, y sin importar que yo estuviera ubicada al otro extremo de la ciudad, dijeron: "Sí", en cuanto yo les pedí que me ayudaran para poderme llevar a la perrita a casa.
Cabe mencionar que yo no soy una persona que sepa pedir ayuda... Es un gran defecto que tengo... El sábado no lo pensé dos veces y por ese ángel desamparado lo hice sin dudarlo siquiera.
 
Miriam llegó después de un rato y se la llevó a su casa en lo que yo terminaba mi jornada de trabajo. Claudia, sabiendo que mi situación económica está del nabo desde hace mucho tiempo, se ofreció a cubrir los gastos del veterinario, pues la perrita, después de no sé cuanto tiempo de haber vagado en la calle, tenía dos heridas profundas: una en una pata y otra más en el vientre.
 
El resto del sábado se consumió entre regresar a mi casa, convencer a mi familia: para poder llevar a la perrita y hacernos cargo de ella durante algún tiempo, cosa que fue difícil porque aunque en casa hay mucho espacio, habitan ya con nosotros 3 cachorros: Poncho, La Negra y Roque.
Una vez hecha la labor de convencimiento, había que pedirle la camioneta prestada a mi papá, para atravesar una vez más la ciudad e ir a casa de Miriam.
 
Cuando llegué, mi amiga ya le había dado comida, pero me dijo que le preocupaba mucho que respiraba muy raro y que tampoco había hecho sus necesidades fisiológicas. Estaba como asustada, pero a pesar de eso cuando llegué por ella, me movía su cola... Creo que se había empezado a familiarizar conmigo.
 
Cuando llegamos a casa, se puso nerviosa en cuanto vio a mis perros, así que opté por meterla a una parte cerrada del patio y le instalé una caja con varios trapos para que durmiera calientita. Ella en cuanto la vio supo que esa sería su cama, y tras saciar su hambre una vez más, se metió a la caja y ya no salió hasta el día siguiente. Estaba demasiado cansada.
 
Por la delgadez de su cuerpo y la manera en que come, sé que llevaba buen tiempo en la calle. No sé si la abandonaron, si alguien la maltrataba o la golpearon porque entre mucha gente se pone muy nerviosa y le tiene pavor a las escobas. Cuando pasa eso, se agacha y deja sólo levantadas las patitas traseras y ya no quiere caminar.
 
El lunes la llevamos Claudia y yo al veterinario y él nos dijo que las heridas de la pata y la panza, así como una más que tenía en uno de los cojinetes de las patas (y yo no había visto); fueron probablemente hechas por otro perro en alguna pelea o que probablemente algún carro la aventó. La próxima semana (una vez que salga del tratamiento para las heridas) y se tranquilice un poco más, la vamos a llevar a vacunar.
 
Yo le puse Canela, porque como es de color café, fue el primer nombre que se me ocurrió y porque tenía que llamarla de alguna manera, ya que desconozco cuanto tiempo estará en casa conmigo...  La idea es darla en adopción a alguna familia o persona que la cuide y la quiera, pero... ¿Les confieso algo?... Yo me quiero quedar con ella.
 
Ayer cuando la llevamos al veterinario, mi amiga Clau y yo quedamos de vernos directamente en el consultorio a las cinco de la tarde, por lo que Canela y yo tuvimos que salir antes de casa e irnos en el transporte público. Fue muy curioso y tierno a la vez, porque a pesar de que ella estaba muy nerviosa, durante todo el trayecto de ida y también en el de regreso, se sentó con la mitad de su cuerpo sobre el piso del camión, mientras que sus patas delanteras las apoyó sobre mis piernas y su cabeza la recargó sobre mi pecho. No se quiso mover en todo el viaje y me miraba con ojos hermosos de ternura, mientras me daba lenguetazos en la cara... Tal como si supiera que mientras esté conmigo estará siempre a salvo.
 
Hoy por la mañana muy temprano empezó su tratamiento médico y es increíble como una simple caja de cartón es para ella el más cálido de los hogares... Yo no sé que pase, pero anoche, en esas veces que me quedo pensando cosas antes de dormir, me acordé que hace apenas unos cuantos días yo le pedí a Dios de regalo de cumpleaños un abrazo sincero y cálido... Sin importar de quien fuera o bajo que circunstancia, pero que alguien me lo regalara porque mi corazón lo necesita desde hace mucho.
 
En el instante mismo en que pensé eso, me vino a la mente la sensación de ternura y paz que me produjo poder proteger a Canela. Hace mucho tiempo que yo no hacía algo por alguien, pero no fui yo sola, si no hubiera sido por Claudia y Miriam, esa lindura flaca de cuatro patitas y que es cruza de Shar-Pei (por lo que dijo el veterinario), no estaría en este momento que yo escribo, durmiendo placidamente adentro de una cajota de cartón instalada en el patio de mi casa.
 
Yo no sé que vaya a pasar con ella... Como dije antes, la idea es encontrarle un nuevo hogar, pero es curioso como Canela llegó a mi vida en un momento en que tal vez no es el mejor (económicamente hablando), pero si propició que la tristeza que desde hace varios días me acompaña desde que despierto, se hiciera por completo a un lado...
 
Todavía me recrimino a mi misma por haberla dejado una noche más abandonada a su suerte. El sábado pasado, prometí cuidarla, pero creo que ayer, cuando la sentí tan cerca de mi corazón, entendí que recibí por parte de ella, el regalo de cumpleaños que pedí por adelantado... Fue ella y no yo quien en una mañana muy fría de invierno, logró rescatar a alguien de la indiferencia en la calle...
 
Dios quiera que se quede en mi vida de manera permanente, durante el tiempo que en ese disfraz de cuatro patitas, le toque estar aquí....
 
¡Hasta mañana Canela, dulces sueños!


Ángeles Desamparados.

on viernes, febrero 08, 2013

El viernes llegué muy temprano a mi trabajo, faltaban todavía algunos minutos para mi hora de entrada. Hacía frío (pero no tanto como otros días), y mientras sacaba mis cosas de la cajuela de la moto y encadenaba la llanta en un poste, en una de las entradas de la tienda donde me tocaba trabajar a esa hora, algo llamó mi atención.

Desde lejos ya había comprobado que se trataba de un cachorro no muy grande, ahí estaba, entre la gente que entraba y salía del supermercado. Ya desde lejos me provocó mucha ternura, porque a tantos metros de distancia se percibía que no se atrevía a cruzar ese "umbral" para humanos, pero permanecía sin perder detalle de la gente, tal como si esperara con paciencia infinita a alguien.

Yo me acerqué y le dije: "Hola chaparro ¿a quién esperas?", mientras le acariciaba al mismo tiempo la cabeza. Cuando me miró pude darme cuenta que era una perrita y tenía mucho frío. Se lamía constantemente una de las patas traseras, pero a primera vista no noté nada fuera de lo normal (a excepción de unas cuantas zonas de la piel de su estómago y la pata medio descarapeladas, pero nada que a simple vista fuera para alarmarse).

Por la docilidad de la perrita, yo supuse que era de alguna persona de los fraccionamientos por ahí cerca y a quien seguramente se habría ido siguiendo hasta llegar a esa tienda. Ya en una ocasión en otra sucursal de esa misma cadena, me tocó ver a un perro sentado esperando en la puerta, para luego de unos minutos, cuando la persona a quien pertenecía salió con sus bolsas llenas de cosas, retomar el camino de regreso juntos.

Me despedí de la perrita y me dirigí hacia la entrada de personal, pensando en que ojalá esa persona a quien tan fielmente esperaba en la entrada, regresara pronto para que no pasara más frío.

Cuatro horas después, cuando sali de ahí, ya por la puerta de acceso al público, me acordé de la perrita y por inercia empecé a buscarla para ver si la veía. Yo pensaba que ya no iba a estar, pero al dirigir mi mirada hacia los locales exteriores del centro comercial, vi que estaba echada afuera de una casa de empeño.

Ahí fue cuando me cayó el 20 de que no tenía dueño. Le empecé a silbar, pero ella no venía, fue entonces cuando se levantó y empezó a caminar hacia una columna del edificio donde daba con un poco más de fuerza la luz del sol y me entristeció ver que caminaba con dificultad. Sus patas traseras y su cadera se veían demasiado largas y huesudas, y no supe si fue por un golpe de un auto (que es muy común que pase por esa zona de la ciudad), o alguna enfermedad.

Una tristeza y una desesperación profunda me invadieron, porque no sabía que hacer. Yo ya me tenía que ir a la siguiente tienda y en la moto no podía llevármela tampoco.

Lo primero que vino a mi mente fue la gente de Aprodea, pero no tenía el teléfono ni tampoco acceso a internet. De la gente que conozco a nadie le podía pedir ayuda y de plano se me cerró el mundo. Llevaba una botella de agua en la mano y lo único que se me ocurrió fue cortarla con la navaja que uso para abrir cajas de mercancía, para hacer un pequeño recipiente y dárselo a beber.

Me acerqué y si bebió agua. Le acaricié la cabeza y los ojos con los que me miró me partieron todavía más el corazón.

Ya no podía hacer nada más y me tuve que ir; pero me sentí igual de ojete que las personas que pasaban por ahí y ni siquiera volteaban a mirarla o como esos conductores que sobre esa misma avenida, cuando ven un perro abandonado o herido, en lugar de detener su auto más adelante para ver si pueden ayudar, aceleran todavía más y le pasan por encima.

Sobre el espejo retrovisor de la moto se desvaneció la imagen de la perrita recargada en la columna de concreto para poder tomar un poco más de sol. Yo me fui llorando durante todo el camino... No sé si es que estoy demasiado sensible, pero dejarla ahí me hizo sentir miserable. 

No tengo idea si alguien la abandonó ahí, si se salió de su casa y se perdió, o si simplemente algún auto ahí mismo en el estacionamiento la golpeó y por eso caminaba así. Lo único que sé es que yo hubiera querido hacer más y durante todo el día he estado pensando en que ojalá haya pasado por ahí una persona con más posibilidades que yo (en todos los sentidos).

Este es el segundo aviso (por así decirlo) que recibo, respecto a que yo tengo que hacer algo relacionado con eso... Hace una semana también me hizo llorar y publiqué en el blog una nota que encontré en Facebook y que expuso el caso de una perrita que quedó atrapada entre los túneles del metro en Madrid, y a pesar de que una asociación similar a Aprodea, intentó paralizar la actividad de ese transporte y se arriesgaron a bajar a buscarla, el esfuerzo fue en vano, porque cuando hubo gente que la vio con vida, tampoco hicieron nada.

El problema de los perros abandonados es muy serio, sin ir muy lejos, aquí en la ciudad donde yo vivo sólo existe el antirrábico y siempre está sobrepoblado, por lo que la mayoría de los cachorros que atrapan y nadie reclama, son sacrificados.

Por otro lado, la única asociación que hay, a pesar de que ha conseguido grandes logros, (como un consultorio médico y una unidad móvil); aún así su esfuerzo resulta insuficiente, porque son muchos los perros que viven la calle, más los que la gente abandona de forma cruel e irresponsable.

Para mi un cachorro es como un ángel metido en un disfraz peludo y de cuatro patitas... Aunque es grande e incondicional el amor que ellos brindan, es mucho más grande nuestro egoismo e irresponsabilidad como seres humanos y por esa razón existen tantos ángeles desamparados vagando por las calles de cualquier ciudad o país.

De alguna manera se tiene que poder hacer algo y para darle pelea a la indiferencia creo que no necesitamos estar en ninguna asociación ni tampoco adoptar un cachorro... Eso sería lo ideal, pero también sirve mucho apoyar las actividades que estas asociaciones realizan o donar una bolsa de croquetas, periódico o material de limpieza, porque son cosas que quizá a nosotros no nos costarían tanto y a ellos les servirían de mucho. También colocar un recipiente con agua afuera de casa... Son cosas sencillas que todos podemos hacer.

Sigo con el corazón apachurrado... Ojalá si existe una próxima vez, yo de verdad pueda hacer algo... Ojalá que alguien de buen corazón haya pasado para rescatar a ese ángel desamparado... Por favor Dios, que ya no esté ahí.


"En algún lugar bajo la lluvia, siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz".
-Aldous Huxley-

¡Bienvenida Paola!

 
Finalmente la espera terminó y el cielo se volvió "Celeste", pues en medio de un día difícil y un tanto triste, llegar a casa y encontrar la noticia de que la bebita de Laura Pausini ya nació fue muy lindo.
 
Febrero es un mes lleno de sorpresas por excelencia para Laura. Hace 20 años ganó el festival de San Remo, algunos años después en ese mismo mes recibió el codiciado premio Grammy y hoy la vida le entrega la bendición más grande que puede recibir una mujer: convertirse en madre.
 
Para quienes somos fans, saber que ella está feliz y realizada como ser humano nos llena de alegría, porque es una chica que se lo merece. Ojalá Paola llene de felicidad y bendiciones a sus padres y a toda la familia Pausini.
 
Como millones de fans en el mundo, me alegro con la noticia y me sumo a los mensajes de felicitación.
 
¡Bienvenida Paola!

El Corazón de Minotauro...

on miércoles, febrero 06, 2013

...Lo encontró un día a la hora de la comida. Minotauro estaba sentado en una mesa junto a un gran ventanal en un restaurante de comida rápida. Por primera vez él no pensaba en nada, y tan sólo disfrutaba de la calidez de los rayos del sol.

En el interior de aquel local, el ambiente era ajetreado y sonaba por todos los rincones una melodía pop proveniente de las pantallas que en ese momento sintonizaban un canal de videos musicales, y aunque esa era una de las cosas por las que a Minotauro le gustaba acudir a ese lugar, en ese instante y en medio de tanta gente, él simplemente disfrutaba del único momento del día que tendría disponible tan sólo para él, para disfrutar también de su propia respiración.

Pero fue ese mismo calor solar que le dio tanta paz en una hora tan complicada del día, lo que lo hizo salir de golpe de su profunda abstracción; pues de pronto, una sombra que se interpuso a la luz por un microsegundo, provocó que volviera sus ojos a la realidad para ver como una silueta oscura se alejaba de prisa tras los pasos de una mujer; mientras en la mesa frente a él dejaba abandonada una caja.

Sin pensarlo Minotauro se levantó de su lugar y la tomó de inmediato, pensando que ella la había dejado olvidada. Lo más rápido que pudo corrió tras ella hasta las afueras del restaurante, pero su premura fue en vano, porque tan sólo alcanzó a ver como tras subirse a un autobús de transporte colectivo; aquella mujer a la que ni siquiera alcanzó a mirarle el rostro se alejaba de ese lugar mientras él se quedó de pie sobre la acera con una caja de cartón entre las manos.

Le tomó unos cuantos minutos salir de la confusión, y en el lapso entre que decidía si irse, quedarse o seguirla, Minotauro abrió la caja y entre pliegos de papel crepé y china, se encontró con un hermoso corazón que latía.

Él se sorprendió, pues a pesar de que estaba un poco maltratado, nunca había visto uno tan grande y que latiera tan rápido. En cuanto abrió la caja, apenas sintió el calor del sol fue como si hubiese despertado de un profundo letargo, y la luz solar le hubiese despertado una incontenible prisa por vivir.

Ya era tarde, y Minotauro tuvo que volver a su trabajo. Cerró la caja y se llevó el corazón consigo. El resto del día continuó normal, pero no podía dejar de pensar en el contenido de aquel recipiente de cartón que tenía sobre su escritorio y frente a él.

Por la noche y ya en casa, con todo el tiempo y la disposición del mundo, lo sacó otra vez del empaque que lo resguardaba, para poder observarlo bien. Tomó asiento sobre su cama y al calor de la lámpara que tenía sobre su mesita de noche, Minotauro descubrió una vez más aquel corazón que se estremeció en cuanto él lo tomó entre sus manos.

Algo dentro de él también se conmovió porque se dio cuenta que además de ser tan frágil, al primer contacto, el corazón se refugió del frío en la calidez de sus propias manos.
Latía a toda prisa, y en ello se percibía hasta un poco de miedo... Sentimiento que era perceptible también en las distintas cicatrices y raspaduras que tenía sobre su roja superficie.

Por reflejo o quizá un poco hasta por instinto, Minotauro lo acarició con toda la dulzura que le nació del alma; y mientras le repetía con voz tranquila que no tuviera miedo, que todo estaría bien, al mismo tiempo -y en su interior-, él pensaba en aquella mujer a la que ni siquiera alcanzó a verle el rostro y en las razones que quizá la llevaron a decidir dejar abandonado algo tan valioso en la mesa de un restaurante, nada más así.

Pasaron unos cuantos días. El corazón se quedó guardado en casa, porque Minotauro no sabía todavía bien a ciencia cierta lo que iba a hacer.

El fin de semana siguiente, despertó muy temprano y tuvo un impulso. Con la caja reposando sobre el suelo del lugar contiguo al volante de su auto, él manejó con rumbo hacia una cabaña ubicada en las afueras de la ciudad, para ir en busca de su mejor amigo Josh.

Josh, además de ser un artesano experto en todo tipo de corazones, (pues durante años trabajó al lado de su padre en "La Fábrica de los Corazones Rotos"); era a quien Minotauro recurría cuando necesitaba contarle a alguien sus problemas.

En cuanto llegó se sentó como siempre en uno de los sillones junto a la ventana, y con la caja de cartón que contenía  el corazón colocado sobre la mesa de centro, él le contó a Josh todos los detalles acerca de como lo había encontrado.  Josh lo escuchó como siempre con toda la atención y la paciencia del mundo.

Después se levantó y fue a prepararle un té. Cuando volvió lo encontró aún sumido en sus propias abstracciones.

-¿Por qué no me dices lo que piensas?-

-No es nada... Sólo no puedo quitarme de la mente cuáles fueron las razones que esa mujer pudo haber tenido para dejar abandonado algo tan hermoso... ¿Ves eso que tiene adentro?-

-Así es, es la luz de un sentimiento que pocas veces se da. Lo sé reconocer muy bien, porque yo ayudé muchas veces a mi padre con eso, y sí, coincido contigo en que es algo muy lindo.-

-¿Entonces por qué ella habrá querido deshacerse de su corazón?-

-Umhhh... No lo sé... Pueden ser muchas razones. Mi padre cuando diseña el alma de cada persona, lo hace de una manera minuciosa. Pone dentro de ella lo mejor que tiene a la mano; pero  una vez que ya esas almas son asignadas dentro de cada corazón, cada quien decide que hacer con todo eso... Pienso que es muy probable que tal vez ese sentimiento tan grande superó a esa chica y no supo que hacer con él.

-Sí puede ser...-

Josh notó un poco de tristeza en la mirada oscura de Minotauro, lo conocía tan bien que por eso quiso romper una vez más el silencio antes de que la tristeza lo envolviera, y tomando el corazón entre sus manos se lo mostró a su amigo más de cerca sin desdibujar de su rostro esa sonrisa tan hermosa que a quien fuera que la regalara, le inspiraba tanta paz.

-No te preocupes amigo, ese corazón no se va quedar para siempre así.-

-¿Sí? ¿De verdad?... ¿Por qué dices eso?-

-Porque tarde o temprano esa chica va a volver en busca de su corazón... Lo necesita para seguir viviendo. Mira... Es verdad, está herido y hasta un poco maltratado, es evidente que tiene miedo, pero míralo con atención: también está lleno de sueños hermosos y unas inmensas ganas de vivir.

-Es cierto...-

-Ella va volver, te lo aseguro... Mientras eso pasa, yo pienso que tú deberías cuidarlo y aprovechar toda la magia que lleva en su interior para vestir con ella tus historias.-

-Pero... ¿y si vuelve? ¿Cómo sabré que es ella?... El día que se fue no pude alcanzarla, ni siquiera pude verle el rostro, no sé quien es...

-Lo sabrás Minotauro, por el reflejo de sus ojos... Esa es la única manera en que puedes reconocer la forma del alma de una persona, a través de la transparencia de su mirada... Creo que si todos los seres humanos aprendieran a verse a los ojos, ese mundo tan maravilloso que creó mi padre, sería algo muy distinto.

Minotauro se quedó en paz. Como siempre su amigo supo darle las palabras adecuadas que  confortaron su alma. En el camino de regreso a la ciudad y aprovechando que era un día hermoso, con la ventanilla abierta del auto y el corazón expuesto sobre la caja (pero ahora ya sobre el asiento contiguo), dejó que los cálidos rayos del sol lo acariciaran, al igual que las palabras con las que dibujó la promesa de cuidarlo y darle todo lo que necesitaba mientras la chica a quien pertenecía, volvía por él.

 
"Mi padre cuando diseña el alma de cada persona, lo hace de una manera minuciosa. Pone dentro de ella lo mejor que tiene a la mano; pero una vez que ya esas almas son asignadas dentro de cada corazón, cada quien decide que hacer con todo eso"...
-Josh-