Todo es un regalo

on jueves, diciembre 25, 2014

Hoy y siempre, regala libremente tu amor, no dejes de decirle a todos tus seres queridos y amigos que los amas. Disfruta totalmente de este bello momento y no olvides que Todo es un regalo; la cena, los amigos, las luces, la familia, la risa... 
En medio de la locura de las fiestas, los compromisos y las posibles diferencias, a veces nos olvidamos que las personas a nuestro alrededor son un regalo insustituible. ¿Quién puede asegurarte que la Navidad próxima esas mismas personas estén reunidas de esa misma manera en ese mismo lugar? ¿Quién te asegura que algunos de ellos sigan vivos? ¿Quién te asegura que tú mismo lo estés? 
La vida es un regalo, no vivir cada segundo es como no abrir e ignorar un hermoso regalo preparado especialmente para ti, pero dejarlo olvidado y sin abrir bajo del árbol. 
Hoy es un hermoso día... ¡Feliz Navidad!

-Sharon M Koening-

De Realidades y Sueños en Veracruz ...

on miércoles, diciembre 24, 2014

He pasado muchos días sin escribir como la misma frecuencia con que lo hacía antes... Aparentemente pasando las Páginas Sueltas en blanco, sin escribir historias... Pero lo que en realidad pasó en este lapso (en el que sé que muchos de ustedes me extrañaron), fue que en lugar de plasmar todo lo que vivo en letras, todas esas historias, yo comencé a vivirlas de otra manera: como protagonista y no como testigo literario... Después de tanto tiempo; y cuando sucede así, de una manera tan intensa; a veces no hay oportunidad para escribir.

En Febrero de este año fue la última vez que viajé (para estar en el concierto de Laura). Cuando  volví y guardé la maleta lo hice con una especie de sentimiento de nostalgia, en el pecho por no saber hasta cuando volveria a salir de la ciudad para acumular vivencias y sentimientos que quedaran atrapados dentro de la famosa Bitácora de Viaje.

Siete meses después -sin yo imaginarlo- la vida redireccionó mi camino hacia un punto muy distinto al que mi alma decidió enfocarse, y luego de varios días con lluvia, me llevó en la única madrugada en que el cielo otorgó una tregua, a esperar un avión con destino a un puerto que ni en mis sueños mas idealistas o realistas creí, llegar a conocer.

Como casi siempre sucede cada que viajo, una vez más iba tras la búsqueda de un sueño... Siguiendo la pista de una persona tan común como extraordinaria... Podría llenar páginas enteras hablando de todo lo que me inspira, pero todo se reduce a un deseo simple: Quiero que se quede el tiempo que nos quede de vida y sea parte de todas mis cosas.

Hay días en la vida que son tan maravillosos, que a veces sueles recordarlos tal como si fueran irreales... Como si hubieses estado dentro de un sueño... A poco más de 90 días de distancia y siete largos meses de ir viendo como un sentimiento tan profundo se transforma, puedo decir que yo misma me sorprendo por haber encontrado lo que tanto tiempo había buscado en un sentido equivocado... Ahora comprendo, todo fue parte de un proceso para que mis pasos y sus pasos coincidieran en el camino.

Las letras a veces resultan insuficientes para intentar atrapar y describir memorias... Otras ni siquiera hace falta intentarlo, porque de lo extraordinariamente hermosas que son se guardan celosamente en los bolsillos del alma, junto a las cosas que no tienen un valor mesurable y se quedan junto a todo aquello que te ha hecho feliz.

Mi mente no siempre será coherente; y tal vez con el paso del tiempo el olvido la deteriore, pero atrapadas entre papel y tinta quedarán mis nervios en un aeropuerto solitario a las cinco de la mañana... El recuerdo de una canción de Bosé que escuché por primera vez mientras iba de camino a tu encuentro.

Probablemente se disolverá mi enojo después de tantas horas de viaje... La idea de que rompí la costumbre de ir escribiendo notas en mi diario mientras una aeronave se deslizaba entre nubes... El calor intenso que me recibió y una caminata extensa en dirección hacia el puerto cuando llegué por primera vez.

Quedarán también mis nervios, la alegría que me provocó un nuevo encuentro con esas personas que regalan "abrazos", esta vez en el Malecón de Veracruz, para descubrir que ya no los necesitaba porque llevaba tu amor desde antes a todos lados conmigo...

Prevalecerá además de haber visto en ese puerto maravillas de la naturaleza que jamás tuve frente a mis ojos y tan de cerca; el indescriptible aroma de una ciudad con tantos contrastes, de la misma forma que descubrí al explorar tu piel.

Me quedo también con la fuerza con que me tomaste de la mano... Mi incertidumbre y tu silencio, un beso en la playa, la urgencia con que intentábamos aprovechar toda una vida que estuvimos distantes. La dulzura de tu alma y la calidez de la cercanía que me llevó a saber que en tus brazos estaba por fin mi lugar.

Tantas noches han pasado desde entonces, y entre charlas y suspiros todos esos sueños a los que yo había renunciado desde hace tiempo, contigo -a pesar del futuro incierto- se han convertido en posibilidades.

Nada que valga la pena es fácil... Y tú yo no somos la excepción... El camino aún es largo, de verdad yo quiero que te quedes, porque contigo todo es sano y distinto... Sonrío al pensar que empezamos al revés, que estando tú conmigo y yo contigo somos un verdadero desastre, pero al mismo tiempo las cosas más simples y sencillas se vuelven especiales cuando se comparten junto a ti.

Gracias por encontrarme, por dejarme escribir en el presente una historia contigo, por ser la coincidencia más hermosa que me ha sucedido en mucho tiempo y por todos esos sueños y realidades compartidas que prometo aprovechar sin cuestionar el tiempo que tú decidas quedarte aquí, conmigo.

...

"El destino te pone en el mismo camino que a otra persona, pero depende de los dos caminar juntos".

Quiero...

on lunes, diciembre 15, 2014

Quiero que seas mi beso de buenos días, mi “¿Ya comiste?” de todas las tardes, el “Deberías dormir más y pensar menos” de mis noches. Que al mirarme descalza te rías y después calientes mis pies. Que me compres puntillas y una goma. Una libreta grande donde pueda escribir de todo y de vez en cuando de nosotros. No quiero ser breve entre tus brazos, quiero ser eterna, muy eterna en tu corazón.

Still Alice.

on domingo, diciembre 14, 2014

Cuando alguien menciona la palabra Alzheimer, lo primero que viene a nuestra mente es una sala dentro de una casa de cuidados especiales, repleta de personas de la tercera edad con la mirada perdida, en silencio y evidentemente con la mente en blanco como consecuencia de los estragos que provoca esta enfermedad degenerativa.

¿Pero qué pasa cuando es una mujer mucho más joven y exitosa a quien aqueja este padecimiento? La sola idea nos parece absurda, pero precisamente sobre eso trata "Still Alice", la película más reciente de Julianne Moore.

No se si a ustedes les ha pasado que como yo, tienen actores y actrices favoritos, quienes a pesar de no ser los de moda o los más taquilleros de la meca del cine, cuando nos enteramos de que tienen una película que no hemos visto, sabemos que es garantía de que será una buena historia y ese es el caso de esta magnifica actriz estadounidense.

"Still Alice" nos lleva a conocer lo difícil que es para las personas que padecen esta enfermedad -y también para la gente que los rodea- el proceso de deterioro de la mente. Como dije al principio, cuando alguien hace referencia al Alzheimer, la mayoría de nosotros pensamos en la fase final de la enfermedad, pero prácticamente desconocemos la problemática que enfrentan a diario estas personas. 

Si la pérdida de la memoria y sus capacidades resulta algo triste, es todavía mucho más doloroso cuando se trata de una persona que lleva una vida sana y además es una mente brillante en el área de la lingüística y quien tras un diagnóstico contundente lucha por no perder sus recuerdos ni a ella misma.

Una historia que definitivamente da mucho para reflexionar y concientizarte sobre las familias que han afrontado la pérdida de un familiar bajo estas circunstancias, puesto que a pesar de que tienes a esa persona contigo, de alguna manera es como si dejara de ser al perder absolutamente todo lo que forma parte de su vida y su personalidad.


Creo que por eso me gusta desde el título de la cinta, que nos lleva a ver desde la perspectiva de una mujer sana y de mente eminente lo que puede llegar a suceder tan sólo por algún gen hereditario, incluidas las implicaciones que esto puede tener para la pareja de quien padece esa enfermedad.

El guión de la película está basado en un libro de la autoría de Lisa Genova que se publicó en el año 2007; y pues aunque el cine por lo general viene a sorprendernos y hacernos soñar con sus historias llenas de magia y efectos especiales; es bueno también cuando sirve como medio para darnos a conocer el entorno real de una de las enfermedades más crueles que han aquejado al ser humano, y al mismo tiempo la importancia de tener siempre presente que todo lo que hoy somos y hemos hecho hasta ahora, de un momento a otro puede ya no estar más. 


"Así que vive el momento -me digo- Es realmente todo lo que puedo hacer"
-Alice Howland | "Still Alice"-

Letras desde el alma en voz alta.

on sábado, diciembre 13, 2014

Cada vez siento que es más largo el tiempo que pasa entre cada página suelta que escribo... No es que no tenga nada que decir ni historias para contar, todo lo contrario... Es quizá que en esta etapa reciente me he dedicado mucho más a vivir que a atrapar lo que me pasa en letras...

Este blog tiene ya diez años de vida, de hecho este año no lo celebré, pero eso no significa que no haya sido importante... De hecho siempre recuerdo el día en que descubrí los blogs y que mi primer pensamiento fue: ¿qué será de mi espacio dentro de diez años? ¿Cómo seré para entonces? ¿Sobre que cosas estaré escribiendo?

Los seres humanos tenemos esa extraña y casi egoista costumbre de contar nuestra vida siempre a través de algo... Algunos describen su existencia por medio de la música, las imágenes fotográficas (que ha sido hasta ahora la única manera de atrapar y detener el tiempo de manera tangible); otros lo hacemos con arrogancia a través de las letras; mientras que los más normales, recopilan dentro de su memoria todo instante o vivencia que haya sido importante y por ende, sea indispensable atesorar.

Yo siempre juego a que imagino... Sueño despierta; y si en este mismo momento en que escribo esto, los pensamientos se materializaran, los míos flotarían como burbujas transparentes alrededor de mi, y en ellos encontrarías sueños, recuerdos hermosos pero pertenecientes a un pasado que ya no puedo cambiar (y tampoco puedo seguir cargando), planes llenos de esperanza para un futuro incierto, pero sobre todo: podrías darte cuenta -más que observar- de que mi mente y mi alma están llenos de una tranquilidad que no había experimentado en mucho tiempo.

Soy una mujer que ha vivido casi por cuatro décadas, que sabe lo que quiere, que no tiene la vida resuelta, pero a quien los conflictos no le afectan ya de la misma manera que sucedería años atrás... Para algunos eso podría no estar bien, para otros ser algo irrelevante, pero creo que es es lo que menos importa cuando para quien esto escribe, esta especie de diario en línea, a pesar de todos los defectos y fabilidad que podría tener como ser humano, en algún punto del camino sirvió y sigue siendo de utilidad para quienes le regalan el brillo de sus ojos recorriendo cada una de las letras.

No estoy al inicio del camino, pero sigo teniendo la misma curiosidad de la época cuando aún no descubría que me encantaba jugar a ser escritora... Yo misma sonrío cuando soy conciente de mis propios pensamientos y de que trato de alimentar mi cabeza y mi alma con la luz de quienes me rodean y con todas las cosas hermosas y positivas que tiene este mundo del maravilloso lado contrario a la negatividad que la mayoría de la gente se empeña en resaltar.

No. Tampoco vivo en una burbuja, es simplemente que considero que de la misma manera en que millones de personas viven enfocadas en lo malo, las ganas de ver todo con ojos diferentes -aunque sea de unos cuantos- puede dar como resultado ¡realidades sorprendentes!

Evidentemente hay cosas que no está en mis manos resolver... Ciclos que deben cerrarse -aunque uno no sepa ni como porque resultan dolorosos- y cuando eso sucede, algo en el alma te dice que tal como lo haces cada fin de año, en que tienes FE en que, apesar de lo incierto, el nuevo ciclo que inicia será mucho mejor; algo parecido debe de ser y sobre todo, se debe hacer con todo eso que humanamente quizá no puedes; Entregárselo a Dios y que sea en su tiempo que se restaure, sane o solucione de la manera más amorosa posible.

En este instante presente en que yo materializo letras, mis pensamientos, recuerdos, ideas y sentimientos flotan y se mezclan con el aroma de mis sueños y suspiros.
No tengo ni la menor idea que qué será lo que pasará más adelante... Tan sólo sé que he dejado de vivir con miedo y la próxima vez que vuelva a la playa nadaré en el mar...

No quiero ya perderme de nada (que de hecho nunca lo hice), pero con casi cuarenta años sé que no he vivido ni la mitad de todo lo que me espera y allá afuera hay un mundo increíble por ver y conocer.

Las cosas que me pesan no van ya dentro de mi maleta... Se quedaron en las manos de Dios... En esa playa imaginaria donde siempre me reuno con Él y alguna que otra parte encima de esa mesa de madera al centro de la cabaña donde para mi vive dentro del país de los sueños... Supongo, pero sobre todo tengo  la convicción, de que en su momento, Él tendrá una mejor respuesta o solución que yo.

Estoy enfocada a vivir cada día de manera muy intensa, a regalar algo positivo desde mi lugar de trabajo, con las personas que conozco y las que no, incluso con quienes me encuentro en el camino y no volveré a coincidir; pero aunque eso ocupe la mayor parte de mi día, no voy a dejar este espacio, no voy a dejar de escribir, pues me queda muy claro, esa es mi misión de vida, lo que yo he venido a hacer aquí... Así que trataré de hacerlo de la mejor manera posible que ha sido en estos diez años.
Gracias a ti por estar y eres bienvenido si aún me quieres acompañar.

¡Nos leemos pronto!

Renacimiento en Otoño.

on domingo, diciembre 07, 2014

Te dejé de extrañar durante la primer noche que hizo frío...
Era apenas el comienzo del otoño, pero en mi interior nuevas sensaciones y sentimientos estaban floreciendo.

Durante cuatro vueltas completas a los ciclos de cada solisticio, la melancolía estaba siempre presente, mostrando la constante impermanencia; pero a pesar de que toda etapa termina, cuando los árboles se desnudaron y las hojas se vistieron de amarillo descubrí que se puede renacer en otoño y al final de algo que termina o se desprende está también la posibilidad de florecer y continuar.

Foto: Parque Chamizal | Cd. Juárez, Chih. 

El Mejor Consejo Para Tu Vida.

on lunes, diciembre 01, 2014

Todos, en algún momento de nuestra vida  nos  hemos sentido perdidos o sin saber que hacer respecto a alguna circunstancia de nuestra vida personal o profesional...

A pesar de que muchas veces la respuesta está dentro de nosotros mismos, en esos  instantes de incertidumbre, hemos deseado también tener alguien que nos ilumine y nos guíe, alguien que pueda ser capaz de darnos de manera certera el mejor consejo de nuestra vida.

¿Te checa esto? De seguro sí y pues más allá de la etapa de tu vida en la que te encuentres; ese día en que deseaste  tanto recibir esa orientación ha llegado... Pero no será a través de un gurú, un sabio erudito o iluminado, si no que recibirás esa ayuda de una manera muy distinta y peculiar a la que imaginas.

Dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores siempre nos ha gustado "jugar a imaginar", así que esta vez no será la excepción y gracias a esa herramienta tan mágica, juntos podremos reflexionar de una manera muy especial.

Para empezar imagina que en este momento (sea cual sea la hora en que estás leyendo este post) tu vida termina.

Dejando de lado el aspecto tétrico, el miedo o las ideas que puedas tener respecto a la muerte; necesito que imagines eso porque es la única manera en que puedo lograr que visualices las cosas -sobre todo tu propia vida en perspectiva- para de esta manera sobre dimensionar los problemas.

Bueno, pues entonces en este momento en que ya no existes y que tu cuerpo físico es ya como un vestido que usaste 20, 30, 40, 50 años (dependiendo de la edad que hayas tenido en el instante que falleciste); lo dejas ahí ya como un vestido o ropa que te has quitado y ya no necesitas más.

Al estar así tan ligeros, imagina que de pronto llega un autobús muy grande, que se encarga de recoger a todas las personas que como tú y como yo ya han dejado de existir.

Mientras viajamos a bordo de ese vehículo que va repleto de personas... O mejor dicho: de "almas", tú vas pensando en todo lo que viviste, las cosas que hiciste y no hiciste, las decisiones que tomaste y también las que declinaste; los recuerdos bonitos que quieres recordar; pero al mismo tiempo experimentas una sensación muy curiosa; porque todo lo visualizas sin drama, vas en ese trayecto recordando lo que fue tu vida como si fuese un sueño o como cuando veías en el cine una película.

Tan ensimismado vas en tus propias memorias, que no sólo has perdido la noción del tiempo, sino que además te sorprendes cuando te das cuenta que ese vehículo en el que viajas de pronto se ha detenido en una especie de estación que parece ser el punto hasta donde tú y el resto de las almas tienen que llegar.

Cuando las puertas se abren, por alguna extraña razón tú sabes que es en ese sitio donde tienes que bajarte; pero te sorprende darte cuenta que mientras esperas tu turno para pasar y salir; desde el exterior de ese andén miles de almas nuevas empiezan a abordar al mismo tiempo ese autobús.

Al observar esa movilización por tan sólo unos instantes, te das cuenta que todas esas personas (que en su mayoría son niños), no son otra cosa más que "Almas Nuevas"; a quienes ese transporte llevará de regreso al plano físico para que vivan una experiencia terrenal.

En ese lapso de tiempo, haces conexión con una de esas almas. Tus ojos se encuentran con tus ojos y es así como de pronto sabes que esa alma nueva quiere pedirte a ti un consejo.

No hay mucho tiempo para hacerlo. Tú tienes que bajarte rápido y ceder tu lugar para que todos esos niños sean llevados a vivir su experiencia como humanos; y es en medio de todo ese ajetreo que uno de esos pequeños que evidentemente es un alma nueva, hace contacto visual contigo y te sonríe, para hacerte entender (sin necesidad de palabras), que le gustaría que le aconsejaras respecto a tu propia vivencia en la tierra, como humano.

¿Qué consejo le darías? De todas las cosas que viviste en el plano físico ¿cuáles serían las recomendaciones que le harías para que tuviera siempre presentes al momento de encarnar?  

De seguro en este instante te vienen un montón de cosas que desearías decirle, aspectos en los que debe tener cuidado, las cosas que según tu criterio y experiencia debe evitar hacer.
                                                                                       

Sin embargo, más allá de los consejos y recomendaciones, te has olvidado de que tiempo es justo lo que no hay y la única manera que tienes para transmitirle tu sabiduría es anotando algo en un trozo de papel.

Como el tiempo apremia, entre tus cosas rápidamente tomas una hoja y la partes en dos. En una mitad escribes la palabra: "Sí"; mientras que en la otra mitad escribes "No".

En la mitad con la palabra afirmativa le anotas tres cosas que tú consideras son esenciales para tener una mejor experiencia como ser humano; y como es evidente en el trozo que dice "No", tres puntos negativos que en lo personal le pueden afectar de modo considerable, al grado de echarle a perder la vida....

Hasta aquí nuestro ejercicio de visualización, porque es en este punto donde te sugiero volver a la realidad para decirte, que esos tres puntos negativos y los otros tres positivos son justo ese consejo que necesitas en este momento para mejorar tu vida.

Reza un viejo refrán que "Nadie experimenta en cabeza ajena"; y a pesar de que todo mundo puede darte su punto de vista respecto a algo, ¿quién mejor que tú mismo para saber lo que en realidad necesitas?

No se trata sólo de conectar con tu propia alma, de ser honesto contigo mismo. La mayoría de las veces las respuestas están al alcance de tu mano y son tan evidentes, que ni siquiera tienes capacidad de verlas.

Tal vez puedes en realidad llevar a la práctica eso de anotar lo que para ti podría ayudarte a ser una mejor persona; pues ya una vez materializado en papel puede que resulte más fácil para ti poner manos a la obra para seguir tu intuición y sobre todo tomar muy en cuenta esa parte sabia que todos tenemos; esa que te hace saber o intuir; que propicia que algo te lata bien o te vibre de forma negativa; ya que a final de cuentas sólo si le haces caso a tu corazón y a lo que sientes, podrás estar en paz y ser feliz.

De eso se trata... Y si quieres compartir tu sabiduría en este espacio para ayudarte a dar con ese mejor consejo para tu vida, claro que lo puedes hacer.

¡Buen Inicio de Semana!

"If I Stay"...

on domingo, noviembre 23, 2014

Hacía mucho tiempo que no escribía nada sobre cine, porque a pesar de que he visto un montón de películas, sólo muy pocas han logrado conmoverme (pero no encontré en su momento el tiempo para escribir sobre ellas), o quizá tambén fue porque ninguna me había tocado tan profundo hasta esta que vi el día de hoy.

A diferencia de otras veces, en esta ocasión no voy a hacer un post kilométrico reseñando datos y la ficha técnica sobre la cinta que acabo de ver, creo que me limitaré a dejarlos un poco con la curiosidad de lo que trata, al comentarles que me fascinó esta película porque en cierta manera me recordó mucho a Soraya (Q.E.P.D) y también porque es la primera vez que a través del séptimo arte me toca conocer una historia en la que reflexionas sobre las decisiones que has tomado y declinado a lo largo de tu existencia y en el valor de tu propia vida... Justo cuando ya no la tienes...

Creo que eso es lo más valioso de esta maravillosa película que espero más adelante puedan ver, o si ya la vieron, la hayan disfrutado tanto como yo...

Me encanta cuando a través del cine las historias me hacen soñar y reflexionar... ¡Buenas Noches! 

"¿No es asombroso como la vida es una cosa, y de repente, en un instante... Se transforma en algo más?"... 

El arte de postear con una sola mano...


Ese extraño momento en que estás inspirada y quieres escribir rápido todo para que no se te vayan las ideas, pero no puedes hacerlo porque tu gato se quedó dormido muuy a gusto encima de tu brazo izquierdo...
El arte de postear con un solo dedito y de tomar fotos con una sola mano...

Viernes en Corto: "Cambio de Baterías"

on viernes, noviembre 14, 2014

Hacía un buen tiempo ya que dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores no nos tocaba ver un "Viernes en Corto". Como dicen que nunca es tarde para retomar las cosas que nos gustan, en esta mitad de Noviembre y final de semana, quiero dejarles uno muy especial que invita a reflexionar sobre ese eterno dilema relaciononado con el hecho de si en el futuro los robots podrán ser capaces de experimentar emociones y sentimentos humanos, 

Este ha sido el principal tema y argumento de innumerables películas y aunque cada uno de nosotros puede tener su particular punto de vista al respecto, además de ese planteamiento, este cortometraje elaborado en 3D nos lleva a cuestionarnos sobre la imporancia de convivir con nuestros padres.

Nuestro ritmo de vida actual es acelerado y siempre con prisas, pero todo pasa, y el tiempo y sobre todo la vida no se detienen y no son la excepción...

¡Que lo disfruten!

¡Buen Fin de Semana Largo! (para todos los lectores que viven en México). 

"Páginas Sueltas" de Diario Inédito.

on lunes, noviembre 10, 2014

"Desde hace varios años yo siempre te pregunto: ¿cuál es el plan para mi?, y me queda muy claro que todo lo que he vivido hasta ahora no fue más que parte de un proceso para que yo descubriera quién era y lo que hay en mi interior para ofrecer"...

De Visiones y Lamentos en El Puerto...

on sábado, noviembre 01, 2014

...No era la primera noche en el puerto y en aquel final del día, las calles todavía estaban vestidas de oscuridad y fiesta con motivo de un baile sabatino en un parque cercano. 
Yo estaba exahusta, así que decidí recluirme temprano en la habitación de ese hotel que ocupaba justo a la orilla del mar.

Recuerdo que el cielo estaba repleto de estrellas y el mar en aparente calma... Aunque en las calles de aquel pequeño poblado aún había gente a esa hora de la noche, la playa estaba casi desierta, uno que otro pescador pasaba por ahí de cuando en cuando, y a lo lejos tan sólo resplandecían las luces de la ciudad.

Después de una buena ducha que ayudó a despojarme del calor y el agobio del día, a pesar de no ser tan tarde, caí en un sueño profundo sin tener nada en particular en la mente... Podría haber sido una noche más tan lejos de casa, pero de manera inexplicable y en plena madrugada mi sueño se interrumpió.

Cuando abrí los ojos todo estaba oscuro... La única luz provenía de mi aparato celular que sobre el buró contiguo a la cama indicaba que pasaban ya de las dos de la madrugada... Desorientada y un tanto somnolienta, sabía que mi organismo necesitaba más horas de sueño, pues a pesar de que llevaba más de cuatro horas durmiendo, una extraña sensación me hacía creer (hasta casi convencerme), de que  era como si apenas hubieran pasado quince minutos desde el momento en que puse la cabeza en la almohada y cerré los ojos.

Estando sola, a esa hora de la madrugada, por reflejo, lo primero que se me ocurrió hacer fue voltear hacia la ventana que daba hacia la playa... A diferencia de unas horas el clima había cambiado por completo y aunque la oscuridad era densa, tras la persiana (hecha de manera muy rudimentaria con varitas de madera); era evidente que el clima se habia transformado por completo y de ser una noche apacible, el viento fuerte y los relámpagos que iluminaban por espacio de un microsegundo la oscuridad de la noche, evidenciaban que se acercaba una fuerte tormenta.

A excepción de unas cuantas casas en los alrededores, el hotel era la última construcción antes de llegar al punto donde comenzaba el mar abierto y fue justo ahí desde donde comenzó a escucharse la voz de una mujer...

En un inicio era como un susurro... No era una voz que articulara palabra alguna, pero se escuchaba cerca, al pie de aquella edificación que resguardaba el hotel, entre la playa y unas palapas al aire libre, que conforme transcurrían los minutos, y a pesar del viento y los truenos se escuchaban con la intensidad de un lamento...

Yo me quedé inmóvil... La lluvia comenzó a golpear con fuerza la ventana, y entonces recordé que en el balcón de aquella habitación había dejado yo desde la tarde anterior unos jeans y algunas otras prendas secando al aire libre... Si los dejaba afuera corrían el riesgo no sólo de amanecer empapadas, sino de que desaparecieran por completo con la fuerza del viento... Así que luego de unos minutos de que los lamentos de aquella mujer cesaron, me armé de valor y tras prender la luz de la habitación me encaminé hacia la puerta que daba hacia el balcón...

Cuando abrí la puerta, justo en ese punto desde donde partió esa voz extraña que se convirtió en lamento, no había absolutamente nadie... La playa -como era de esperarse a esa hora de la madrugada- estaba completamente desierta y tan sólo se percibía el mar picado y el cielo repleto de nubes enfurecidas relampagueando destellos y descargas en una noche de tormenta.

Con el corazón en la garganta recogí la ropa, cerré la puerta y volví lo más rápido posible a la cama... Pero a veces, resguardarte bajo las sábanas de una cama que no es la tuya, no es refugio suficiente en un instante en que para variar ¡se fue la luz!...

No sé si sea a propósito que bajo circunstancias como esa, empiezas a recordar todas las historias terroríficas que has visto en el cine, escuchado por parte de tus amigos o leíste quizá como parte de las leyendas populares; pero en mi mente estaba tan nítido el recuerdo de que las 3:00 de la madrugada es el "Tiempo Muerto" o la "Hora del Diablo"... Tiempo en el que según los expertos, es el momento en que la actividad paranormal  alcanza su punto máximo...


Sabía que pensar en este tipo de cosas no era del todo bueno... Y mientras la lluvia arreciaba y la luz seguía sin volver aún, comencé a intentar pensar en otras cosas para distraerme y conciliar el sueño otra vez...

La voz no se volvió a escuchar, pero el sentido común hizo que me metiera a la cama y por ningún motivo volviera a voltear hacia el enorme ventanal que asomaba al balcón de mi habitación en ese hotel... La verdad no sé si fue un instante o un par de horas... Al final no sé si estaba en realidad despierta o aún dormía, pero la mente y por ende los pensamientos que pones en ella son por demás poderosos y al pensar en el amor de la persona que propició que yo viajara hasta ese lugar fue lo que logró tranquilizarme mientras pasaba la tormenta y regresaba de nueva cuenta la luz eléctrica.

Cerca de las 5:00 am y todavía con la oscuridad en el exterior, la lluvia cedió un poco y el único ruido que se escuchó entonces fue el de los pescadores que vivían en los alrededores, quienes salieron para asegurar mejor sus lanchas por medio de cuerdas, y evitar así que se desprendieran de la orilla y fueran arrastradas mar adentro por lo violento del oleaje...

Volvió a amanecer y yo no conté nada... Perdí la noción del tiempo y no supe si dormí poco o dormí mucho... Tan sólo pensé en las almas sin liberar que quizá desencarnaron en algún naufragio en otro tiempo, o de la gente que murió en combate en la época en que Estados Unidos atacó el puerto o mucho antes de que encallara en pleno Siglo XVI, la embarcación de un comerciante originario de Niza (Francia),  en honor a quien se nombró esa localidad como Antón Lizardo.

Ha pasado más de un mes desde aquella noche... Y la verdad desconozco si volveré o no a ese lugar de nuevo... Pero lo que si me queda claro es que más allá de nuestro mundo y de la vida moderna, (así tal cual la conocemos), existen seres y entes que pertenecen a dimensiones alternas a la nuestra, y que tal vez bajo ciertas circunstancias y horario, ese delicado y sutil velo entre el mundo de los vivos y los muertos es mucho más palpable y puede cruzarse con gran facilidad...

Verdad o resultado de mi imaginación a esa hora de la madrugada, en el presente me quedó una anécdota distinta para plasmar en una Página Suelta de tonalidad oscura, así como la convicción de que no obstante que en pleno Siglo XXI ya muy pocas cosas nos sorprenden, así como existe el bien, también el mal, las fuerzas oscuras y todos esos fenómenos de otras dimensiones, cohabitan junto a nosotros en esta realidad.

De Cartas y Peticiones Equivocadas

on lunes, octubre 27, 2014

Hoy fui a tu casa después de tanto tiempo... La última vez que fui a buscarte fue en Veracruz, pero estuve ahí tan sólo un instante y aunque me acompañaste durante todo el camino, la verdad no hubo mucho tiempo para hablar.

Esta tarde fue diferente... Yo no tenía ningún plan, pero mis pasos me llevaron de manera inconsciente hasta a ti, y llegué hasta ese lugar en el que habitas, cuando el sol ya se había ido.
A diferencia de otras tantas veces en que he estado ahí, mi intención no era pedirte nada...

Sabes bien que desde hace tiempo estoy muy en paz, y no sé si será por eso, pero recordé todas y cada una de las veces en que he estado ahí porque necesitaba hablar contigo, pedirte algo o tranquilizar mi alma en esos días inciertos y grises en que sentía que no podía ya más.

Es increíble como cambian las circunstancias... Ya hace más de 7 años me enseñaste que las cosas que yo pido no siempre son lo mejor para mi, y es en tu tiempo -y no en el mío- cuando las respuestas llegan en forma que ni siquiera yo sabía que necesitaba.

Hace más de 9 años yo iba cada día a buscarte, y te pedía con desesperación que el único hombre que fue importante para mi regresara, que pudieramos estar ahí frente a ti y volver con el tiempo ya con una familia.

Tu respuesta llegó no mucho tiempo después, de una manera que ni yo imaginaba; materializada a través de una persona increíblemente especial de quien aprendí un montón de cosas que ni siquiera sabía sobre mi misma, y por quien realicé el mejor y más lejano viaje que he vivido hasta ahora.

Tiempo después volví hasta tu casa con el corazón roto... Y una vez más te pedí ayuda... En ese entonces necesitaba una señal para saber si estaba haciendo o no lo correcto; para tratar de entender porque razón mi camino no estaba junto al de esa persona con quien yo apostaba todo por estar en ese entonces.

Todo fue parte de un proceso; un camino que aún no estaba completo y en el que una vez más volviste a sorprenderme...

De nuevo me regalaste un encuentro -que aunque fue breve- me ayudó a sanar y a aprender lo que era amar otra vez a alguien de una manera sana y en completa libertad.

Esta noche en tu casa no pedí nada... Tan sólo te di las gracias porque al haber pasado por todo eso, me convertí en lo que soy ahora... De alguna manera me preparaste para algo mucho más grande y hermoso que forma parte de mi presente, para convertirme en una mejor versión de la que podría haber sido antes, y que entiendo es lo que tengo que ser para quien en este momento ha decidido compartir todo lo que la vida implica caminando junto a mi.

Dicen que tus planes siempre son mucho más grandes de lo que cada uno de nosotros imaginamos... Por eso hoy yo no te cuestiono si será mucho o poco tiempo... Si me quedaré en forma permanente en su vida... A diferencia de otras ocasiones y otros años, ni siquiera quiero preguntarte eso, porque finalmente aprendí que para amar sin miedo, la respuesta empieza en mi.

Tú me conoces bien, sabes que sigo siendo la misma, quizá sólo con más vivencias... Desconozco cuáles son tus planes, pero confío hasta en los días y las noches en que humanamente dudo (pues sigo siendo tan imperfecta), pero me fui de ahí tan en paz como llegué y con un profundo agradecimiento hacia tí, porque he sido una mujer muy afortunada...

Esta noche no te voy a pedir que esa persona nueva que has puesto en mi vida y en mi corazón se quede para siempre -pues eso sería demasiado pretencioso- y después de todo este camino recorrido, creo que el mensaje que me has dado es muy claro... Quieres que me dedique simplemente a disfrutar el instante presente, que confíe y me limite a vivir...

Gracias por ese maravilloso regalo y gracias por esa persona que en mi presente contribuye en gran medida a que hoy, en este momento, me sienta en paz y muy feliz.

Buenas noches... 

La Foto Perfecta...

on sábado, octubre 25, 2014

Siempre he dicho que los recuerdos son como fotografías instantáneas captadas de momentos hermosos o increíbles que experimentamos a lo largo de nuestra vida y que vamos guardando en un álbum adentro de nuestra alma... 

Algunas de esas imágenes las compartimos, mientras que otras las colocamos en un apartado muy personal y privado al que no tiene acceso absolutamente nadie y que quizá sólo podríamos compartir con la persona que en el pasado nos ayudó a construir esos instantes (independientemente de que esté o no esté)...

Dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores yo he hablado infinidad de veces acerca de eso, pero hoy quiero conversar con ustedes de otro tipo de imágenes, esas que cada uno de nosotros creamos en nuestra imaginación.

La idea de tocar este tema en especial, surgió hace apenas unos cuantos días atrás, cuando platicando con una muy buena compañera de trabajo acerca de los problemas que en este momento tenemos para poder realizar mejor nuestra labor, yo le comentaba que yo confiaba en que las cosas mejorarán y por ende a todos nos vaya bien, y que por eso me imaginaba la mesa de nuestra sala de asesores repleta de papelería de nuestros clientes y nosotras sin darnos abasto para llenar tanto formato.

Ella me decía que le gustaba la manera tan optimista como yo veía las cosas y que eso le daba esperanza también, entonces me compartió que una vez alguien le dijo que para que las cosas sucedan uno tiene que visualizarlas como en una fotografía perfecta y que esa imagen debe encerrar todo lo que soñamos y aspiramos alcanzar...

Ese es un ejercicio de visualización que los psicólogos y terapeutas utilizan con mucha frecuencia. Mi compañera de trabajo decía que en su "Foto Perfecta" ella se veía rodeada de su familia y muy contenta, afuera de una enorme casa y con una camioneta estacionada también en el exterior. Cuando alguien le preguntaba ¿de quién era esa camioneta?, ella respondia que era suya, y también al cuestionarle si estaba cierta persona que formó parte de su pasado, ella decía que NO.

Para quienes soñamos despiertos esto no es algo nuevo, pero creo que independientemente de si somos soñadores o vivimos con los pies totalmente anclados sobre la tierra, cada uno de nosotros sueña y visualiza las cosas que quiere para su futuro.

Ahora mismo tú que lees esto, seguramente tendrás en tu mente la descripción gráfica de lo que es tu "Foto Perfecta"... Esta se construye con tus sueños y tus anhelos, pero también con tus dudas y tus miedos, pero el secreto está en darle mayor peso a todo lo que es positivo, y aún más importante: tener la completa seguridad de todo LO QUE QUIERESLO QUE NO QUIERES  también.

Dicen que no es bueno obsesionarse con el futuro, porque te puedes perder de todas las cosas buenas que tienes en el presente, pero creo que tampoco es malo visualizar todo eso que le da sentido a tu existencia y te alimenta el alma... Así que si yo les compartiera en este momento mi "álbum de fotos" creadas desde la imaginación, lo encontrarían repleto de fotos que incluyen una madrugada de insomnio por la emoción de un viaje, toda una noche frente a una chimenea, viajes en globo, y días cotidianos en una ciudad compartiendo para siempre lo bueno y lo malo al lado de alguien con quien espero la vida esta vez si me permita la posibilidad de permanecer mucho tiempo.


Para que las cosas sucedan, uno tiene que provocarlas y los sueños son el mapa que de alguna forma va delineando el rumbo que cada uno de nosotros tomamos en nuestra vida. Por eso es lindo contar con alguien que sea tu cómplice y que te acompañe durante esa travesía en la que esas imágenes perfectas que creas con tu mente, a base de mucho trabajo y esfuerzo, puedes propiciar que se vuelvan reales...

¿Cómo es en este momento tu foto perfecta? ¿Qué es lo que ves? Y lo más importante: ¿Te ves tú dentro de esa imagen? ¿Quienes quieres que estén y a quienes no quieres ahí ya?

La vida se construye a base de cada uno de los días que vamos viviendo... Así que dale importancia a lo que realmente es trascendente, trabaja duro, fluye con lo que te toca vivir en este día, pues como leí por ahí: "Tu mundo es un globo lleno de ilusiones... No dejes entrar a gente con alfileres"...

En pocas palabras cada uno de nosotros tiene derecho a trabajar para que su "Foto Perfecta" se vuelva real y se materialice, así que a pesar de las dificultades, no dejes de soñar, de creer e imaginar. 

¡Buen Fin de Semana!

Regaladores de Esperanza

on jueves, octubre 16, 2014

Ayer me tocó trabajar la mayor parte del día en la calle, y afuera del IMSS No. 6 me encontré esta leyenda en un poste y luego en en este otro lugar que aparece en esta imagen que comparto con ustedes el día de hoy.
Me llamó mucho la atención y lo primero que vino a mi mente en ese instante fue que Acción Poética ha trascendido los espacios y lugares de expresión, pero, hoy por la mañana me puse a pensar que esto ya es algo que va mucho más allá de eso, para mi fue la manera en que alguien quiso regalar por medio de palabras un poco de esperanza.

No se sabe quien fue y cada uno de nosotros podría imaginar mil rostros e historias diferentes; pero lo importante aquí es que quien quiera que haya sido es simplemente un "Regalador de Esperanza" y la dejó al alcance de los ojos de cualquier persona que pase por ahí...
Para muchos será una simple calca, otros quizá por ir con prisa ni siquiera la verán; pero para quienes soñamos y buscamos en todo lo cotidiano la magia, es eso, un trocito de esperanza, colocado ahí para quien lo quiera tomar y llevárselo (sin que necesariamente sea de manera material).
Todos nosotros, siempre buscamos encontrar algo o alguien que nos cambie el día, que le de sentido a nuestra existencia y cuando no lo encontramos nos decepcionamos; pero creo que la respuesta es muy simple... Cuando en medio de tanta cosa no encontramos nada es que somos nosotros quienes tenemos la posibilidad de ser esos "Regaladores de Esperanza"...
El mundo sería algo muy distinto si cada uno de nosotros tuviera la capacidad para regalar a diario y sin esperar nada a cambio, cosas tan sencillas como esta.

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 001.

on lunes, octubre 13, 2014

Hace ya casi dos semanas publiqué en este espacio un escrito de Odín Dupeyron titulado "En Tú Única Vida: ¿De Qué No Te Quieres Perder?, pero por falta de tiempo no he podido escribir mucho y tenía pendiente contarles la razón por la cual compartí ese escrito.

Quienes son asiduos visitantes a este blog, saben que Odín es un estupendo actor y ser humano a quien admiro y de quien en estos últimos años he hablado con bastante frecuencia dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores. La frase que da título a este post, es parte de "22:22", una obra de teatro genial que tuve oportunidad de ver en el 2011 en la ciudad de México, y de la cual hablé AQUÍ en ese entonces.

Ese es el origen de la frase, y aunque la historia podría terminar ahí, jamás imaginé que continuaría casi tres años después cuando estando yo en la Terminal 2 de El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, mientras esperaba el vuelo de conexión que me llevaría a mi destino, me encontré con este libro que va un poco más allá de ser simplemente eso...

En cada post que he dedicado dentro de la sección "De Café y Letras", yo siempre digo que son los libros quienes muchas veces salen a nuestro encuentro, y en esa ocasión no fue la excepción, ya que yo decidí caminar por los pasillos del aeropuerto con la idea de comprar un libro que me ayudara a "matar" el tiempo durante la espera entre un vuelo y otro, así como durante el trayecto que fuera necesario para llegar a mi destino.

En esa ocasión disponía únicamente de una hora. Recuerdo que recorrí casi todas las tiendas que hay en esta Terminal del aeropuerto -y en especial las librerías- sin buscar o tener en mente nada en especial, pero también sin haber logrado que ninguno de los títulos o autores que había visto en los aparadores llamara siquiera mi atención.

Cuando llegué a la sucursal de la librería Gandhi, al dar la segunda vuelta por los estantes y ya ir en dirección hacia la salida sin haber elegido nada, muy cerca de la caja registradora vi un apartado donde se encontraban los libros de Odín Dupeyron que ya tengo, pero me llamó la atención la envoltura de uno que era desconocido para mi.

No lo dude ni un segundo, lo tomé y me dirigí a pagarlo. La chica que estaba ahí me hizo la observación de que no era precisamente un libro y me preguntó si aún así me lo quería llevar, a lo que sin dudar le respondí convencida que "Sí"...

Igual de contenta que un niño después de salir de la juguetería, no pude ver el contenido del libro hasta que estaba a bordo del avión que me llevaría con destino a Veracruz.

Cuando le quité el celofán y lo saqué del empaque, descubrí que se trataba de una especie de "agenda" como las que Odín ha estado publicando desde hace pocos años atrás, pero no se trataba de una agenda cualquiera... Es una especie de diario que contiene 190 páginas con una pregunta diaria relacionada con los sueños, las cosas que uno desea, etc. y que a la par de contestar él, ha dejado el espacio para que cada persona que adquiera cada uno de esos ejemplares, escriba dentro, sus propias respuestas.

La verdad la idea me ¡Fascinó!  y aunque ese "autoregalo" tan lindo no regresó conmigo (porque se quedó en Veracruz en manos de una persona a quien amo y a quien se lo regalé con la idea de que a pesar de que no me lo comparta, complete esas páginas en blanco con sus sueños); de regreso a casa y otra vez durante la escala del vuelo de conexión, apenas si tuve tiempo de volver a esa misma libería y comprar justo el último ejemplar que les quedaba, para realizar un experimento que compartiré a partir de aquí, con ustedes en mi blog.

La idea es llenar con mis propias ideas y sueños esas hojas que Odín ha publicado, porque me parece genial la posibilidad de materializar en letras todo lo que espero de la vida para no olvidarlo.

Dicen que para que los sueños se vuelvan realidad, tienes que visualizarlos y quizá para los lectores de este blog (que decidan acompañarme en esta aventura), sea también inspiración para comenzar a plasmar y trazar en suspiros y anhelos, el propio mapa de sus sueños, de todo eso que uno mismo se impone el limite para determinar si lo quiere o no lograr...

Yo prometo tratar de publicar un post relacionado con esto por lo menos una vez a la semana y pues este es el inicio... Les comparto aquí el inicio de esta maravillosa experiencia literaria, y espero que ustedes sueñen conmigo, suspiren, se diviertan y descubran todo eso tan valioso que la prisa cotidiana de repente nos hace dejar a un lado y todos llevamos en nuestro interior.  

"En Tú Única Vida: ¿De Qué No Te Quieres Perder?"... Día 001.


¿En qué te gustaría gastar un mes completo de sueldo? 
Nosotros: • En comprar una bici de bambú • En todo el equipo necesario para irme de campamento • En un fin de semana con mi hija y mi esposa comprándonos todo lo que nos guste, sin preocuparnos por las deudas...

YO:
-En volver a Veracruz para estar con DL.
-En una comida con toda mi familia en un buen restaurante.
-En meterme a una librería y gastarme todo en libros.
-En una salida "express" de la ciudad a un lugar cercano (como Mesilla o Nuevo México) con mi DL.
-En salir todo el fin de semana con mi madre (al teatro, a comer o a los centros comerciales).
-En regalarle una comida a uno o varios indigentes.
-En juguetes para mis sobrinos.
-Ponerlo en un sobre y dejarlo en casa de una familia en la periferia de forma anónima.
-¡En un viaje en el CHEPE! (Tren Chihuahua al Pacífico)

¿Y Tú?

Cambio Verdadero...

on martes, octubre 07, 2014

En este último tiempo he comenzado a publicar en el blog algunas de las imágenes que de pronto me encuentro por ahí en las redes sociales y me hacen reír o reflexionar.

El día de hoy me encontré con esta, y me encantó porque creo que de manera gráfica y con muy pocas palabras expresa la idea de que cada uno de nosotros nos azotamos y sufrimos el tiempo que queremos que suceda así.

Esa es una de las cosas más valiosas que he aprendido en este último tiempo (y obvio a base de madrazos fue como logré asimilarlo), y aunque no tengo la vida resuelta y hoy por hoy mi vida no es perfecta, por lo menos si me di cuenta que en el momento en que dejé de lado el drama, de restarle importancia a cosas que no estaba en mis manos resolver; de darle fuerza a emociones negativas y alejarme de lo que ya no me hacía bien, las cosas comenzaron a cambiar y aunque sigo siendo una persona como cualquier otra, en este instante presente aprecio más todo lo bueno que me rodea y viajo mucho más ligera de equipaje...

No estamos aquí para sufrir por nada ni por nadie, y cada día la vida nos regala algo: ya sea en forma de aprendizaje, de experiencia, como un atardecer, una sonrisa, etc... Así que ¡a la burguer todo lo que ya no te sirve!, porque el tiempo aquí es corto y hay que aprovechar el viaje...

Ilust: www.facebook.com/pages/Con-Todo-Respeto

¡Buen Martes!

Sueños enterrados en la arena...

on lunes, octubre 06, 2014

Hace apenas un par de semanas volví a estar frente al mar después de mucho tiempo... Por esos días pensé y no pensé en tantas cosas y hoy, así de la nada, (mientras evocaba el sonido del oleaje por las noches); de pronto vino a mi mente también una historia que leí en el libro de Soraya y tiempo atrás recuerdo haber visto antes en algún otro lado que hoy no se precisar.

La historia habla sobre un niño que en una playa que se encuentra tapizada de estrellas marinas, corre de un extremo a otro en un intento desesperado por rescatar el mayor número de estas de la arena, para así lanzarlas de regreso al mar.

No sé porque de repente me acordé hoy de eso. Estaba en casa realizando mis pendientes del fin de semana, pero al mismo tiempo casi podía ver la imagen de ese niño catapultando estrellas desde la orilla de la playa, con la diferencia de que empecé imaginarlas como si estas fueran sueños...

Mi mente materializó de esa forma lo intangible, porque muchas veces pasa que todo aquello que soñamos, deseamos -o vemos como inalcanzable-, con el paso del tiempo se queda en el olvido hasta que el tiempo lo sepulta por completo...

Es así como la desidia hace que se quede incrustado sobre la arena el sueño de aprender a tocar un instrumento, viajar para conocer un lugar increíble o a una persona que se admira, hablar un idioma nuevo, comprarte aquello que deseas o cualquier cosa que represente un sueño... Pero lo más triste es que queden también en el abandono todas nuestras ilusiones y ganas de hacer cosas nuevas o aprender...

Yo siempre digo que la vida es un viaje, y aunque cada persona tiene un mapa distinto para llegar a su destino, si usando nuestra imaginación visualizáramos que la existencia es un camino por la orilla de la playa en días soleados o de tormenta; nos daríamos cuenta también de que no todos los sueños que se han quedado en la arena están perdidos: porque existen también los de otras personas que iluminan el espacio donde se encuentran.

Esta madrugada, o en el instante mismo en que tú lees esto, si caminaras a mi lado por la orilla de la playa, sintiendo las partículas de roca disgregada bajo tus pies, podrías decirme y reconocer: ¿cuáles son los sueños que has ido dejando abandonados en el camino?

¿Podrías rescatar alguno?... Por muy imposible que parezca a veces, yo casi estoy segura que la respuesta  es "Sí"...

Es muy curioso, porque la mayoría de las veces esperamos conocer gente especial, encontrar en el camino alguien que nos haga ver la vida de manera diferente, sin saber que aún cuando hayamos dejado muchas estrellas apagadas sobre la arena de la playa, en nuestro interior llevamos todo lo necesario para encender no sólo nuevos sueños, sino para regalar un poco de LUZ a cada persona que se cruce en nuestro camino. 

Y no se trata de ser una especie de iluminado o ser privilegiado... Las personas que marcan la diferencia son aquellas que de la manera más simple pueden cambiarle el día a alguien con tan sólo regalar una sonrisa, hacerle un favor sin esperar algo a cambio, o preguntando con genuino interés: ¿Cómo estás?

Creo que cada uno de nosotros sabe mejor que nadie, cuáles son esas cosas que podemos hacer para rescatar dentro de una estrella los sueños que hemos ido dejando enterrados en la arena, y del mismo modo ayudar a encender los de alguien más, puesto que nunca sabemos el eco que los deseos bien intencionados de nuestro corazón pueden provocar en el alma de otra persona...

Tal vez en este punto del camino y viendo tantas estrellas varadas en la orilla -y en apariencia abandonadas a su suerte- no sepas por cual de todas empezar... pero como diría Mathias Malzieu en la "Alargada Sombra del Amor": "Usa tus sueños. ¡Y si están rotos, pégalos! ¡Frótalos con tu sombra mágica, ya verás, amigo! Un sueño roto bien pegado puede volverse aún más bello y sólido. Hasta el punto de hacer añicos los límites de lo real". 


En conclusión, nunca es tarde para "desempolvar" un sueño que en apariencia ha quedado olvidado... En unas cuantas horas nos espera una nueva semana y con ello, la oportunidad de desenterrar estrellas que terminarán por rescatarnos a nosotros... y ¿por qué no?, quizá también a alguien más.

¡Buen inicio de semana, nos leemos pronto!

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder?

on sábado, octubre 04, 2014

Todos tenemos una hora. Todos tenemos una cita ineludible con la muerte ¿te has preguntado cuántas cosas quieres hacer que no has hecho aún?: practicar un deporte, tocar un instrumento musical, descubrir un sentimiento… ¿qué anhelos tienes? ¿a quién quieres conocer? ¿a qué lugar desearías viajar? ¿en qué restaurante te gustaría comer?
Hasta el día de hoy, ¿qué es lo más intrépido que has hecho? ¿qué es lo más raro que has comido? ¿dónde es lo más lejos que has viajado? ¿has perdido tiempo haciendo cosas que no quieres hacer? ¿qué quieres ver, qué quieres experimentar… antes de morir?
No importa cuánto tiempo te quede, lo que importa es qué hacer con el tiempo que te quede. ¿Te has puesto a pensar, realmente a pensar, a ti, no a tu papá, no a tu mamá, no a tu rabino o tu sacerdote, o tu guía o jerarca espiritual; no a tu dios, no a tu comunidad, no a tus amigos, no a tus maestros, no a tus hijos, a ti, a ti qué te hace feliz?
Este libro te invita a cuestionar tu vida; te invita a descubrir alternativas de pensamientos, de emociones y de actividades que quizá no habías considerado.
En este libro te toparás con muchas preguntas y encontrarás el espacio para escribir tus propias respuestas; disfrútalo; tómatelo con calma pero recuerda que tienes una fecha de caducidad, no te la ves pero la tienes, por eso descubre, antes que otra cosa pase, en tu única vida… ¿de qué no te quieres perder?
-Odin Dupeyrón-
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Este es el libro más reciente que he comprado y muy pronto compartiré algo interesante relacionado con el mismo dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores...
¡Amo todo lo que hace Odín!

Libérate

on jueves, octubre 02, 2014

No puedes estar satisfecho con tu propia vida y con todo lo que tiene que ver con ella, si no estás del todo bien contigo mismo.

Deja de cargar las penas de los demás y dedícate a ordenar tus propios cajones. Aleja de ti a esas grises personas que contaminan tus días, dale color a tu corazón, dedícate a ti; a crecer interiormente y a generar la mejor versión de ti mismo. 
Abraza la vida, que es una sola y te está esperando. 

¡Quiérete más ya de una santa vez!

-Marta Tanatóloga-