Viernes musical con Natalia Laforucade: "Hasta La Raíz"

on viernes, septiembre 30, 2016

En el año 2000, cuando Natalia Lafourcade se dio a conocer en la escena musical, debo confesar que yo pensé que sería una de tantas artistas que tendría uno o dos éxitos y pasaría de moda, me gustaba mucho su canción de "En el 2000", pero cuando al poco tiempo salió su segundo sencillo "Busca un Problema", yo seguía firme con la idea con la que abrí este post.

La verdad es que no ha pasado tanto tiempo y es increíble reconocer que equivocada estaba yo, pues esta chica a quien ya le rendimos un merecido reconocimiento hace algún tiempo en la sección de los Lunes de Compositores, no sólo maduró muchísimo como artista, sino que se convirtió en una de las mejores compositoras y exponentes de la música contemporánea.

Hace como un mes aproximadamente, compartí en el blog, la carta que ella escribió poco después del fallecimiento de Juan Gabriel, pero previo a eso ya tenía yo intención de volver a dedicarle espacio en los viernes musicales, porque con tan sólo 15 años de carrera, y en especial con su último disco, ha logrado cosas impresionantes.


A finales de este verano estuvo aquí en Ciudad Juárez, como parte del Festival Internacional Chihuahua y el concierto estuvo increíble, la pasamos genial, pero eso es irrelevante, y tan sólo les comento esto como preámbulo para el video y la canción con la que quiero cerrar este último post de la semana.

"Hasta la Raíz" es el primer sencillo de su más reciente álbum que lleva el mismo nombre y que desde que la escuché esa noche, me tiene fascinada al igual que el video.
Creo que eso es lo que me encanta de Natalia como artista, que de manera tan sencilla sabe hacer cosas que llegan al alma.

Les confieso que estuve como dos horas buscando un escrito que ella hizo sobre la idea que tenía para el video de esa canción, si no me equivoco y lo consigo, prometo compartirlo, porque de verdad su blog es hermoso; pero mientras busco el tiempo para echarme un clavado en el montón de publicaciones que tiene, comiencen a disfrutar del fin de semana con este maravilloso tema que no sólo se siente y se vibra con el sonido y los aromas de México. La letra es hermosa y creo que todos tenemos en el corazón a alguien que llevamos incrustado en el alma, hasta la raíz.

No sé si a ustedes les pasa, que cuando encuentran una canción que les fascina y les transmite tanto, no pueden parar de escucharla ni de cantarla... Menos mal que ya no usamos los discos de vinil, sino ya la habría rayado...

¡Buen Finde!

Gracias por la música que nos hace suspirar y soñar...


En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 019

on lunes, septiembre 26, 2016
"En tu única vida": Día 019.
¿Qué instrumentos musicales quieres aprender a tocar? 
Nosotros: •Guachaca (güiro) y maracas •El fagot, el contrafagot y el trombón. •La quinta, la jarana, el banjo y el ukulele.
Tú:
Estuve mucho tiempo en clases de guitarra, pero sinceramente no me apliqué, y me gustaría hacerlo de manera autodidácta (creo que si lo podría lograr).

Un sueño muy "guajiro" sería aprender a tocar el piano ¿pero por qué no?, yo misma he comprobado ya varias veces que los sueños son posibles ¿o no?

Independientemente de si aprendo o no, es lindo soñar con la posibilidad de escribir una canción.

Martuchis
26-Septiembre-2016

Trasparencias en Reflejo...


...Abres los ojos de madrugada. Es domingo pero has despertado sin que haya una razón aparente. A tu alrededor todo es silencio, afuera todo está oscuro y no ha amanecido aún.

Es curioso, pero a diferencia de otras veces ya no tienes sueño, y a pesar de que todo cuanto te rodea está envuelto en penumbra, logras ver con perfecta claridad, incluso mucho más que si tuvieras los ojos abiertos a plena luz del día.

Todos los días sucede igual. Despiertas y recuperas la movilidad de tu cuerpo, pero a diferencia de otros amaneceres hoy estás más consciente que nunca de ello. Te sientes bien, puedes moverte. Tu piel no siente frío ni tampoco calor intenso. Te sientes perfectamente bien, pero más allá de la comodidad que te da el poder hacer uso de tu propio cuerpo (como cada vez que despiertas lo haces), algo dentro de ti te dice que es "algo más" lo que produce en ti esa sensación de bienestar.

Te levantas de la cama y cada sensación es mucho más vívida... El calorcito con que tus zapatillas de casa abrigan y protegen tus pies del frío de los primeros días de otoño, así como la humedad que se queda impregnada en tus dedos, tras haberlos deslizado por el cristal empañado de la ventana, que resguarda tu habitación del mundo exterior.

Hasta ahí todo es, y no es como siempre... Te das cuenta de ello cuando decides encaminar tus pasos hacia el baño y mirarte al espejo después de haber mojado tu cara con el agua que atrapaste entre tus manos. En el reflejo del cristal estás tú, pero no eres el de siempre, pues tras el cristal en lugar de encontrar ese rostro que ya conoces, descubres una especie de silueta conformada por distintos matices de luz.

Retrocedes y te alejas... Es un impulso muy espontáneo que te provoca encontrar en el espejo algo distinto... Piensas que estás soñando y te asomas una vez más para observar tu propio reflejo. La silueta de luz continúa ahí y aunque todavía sorprendido pones tus manos frente a tus ojos y las visualizas igual que siempre cuando las mueves; sabes que el espejo no te miente y ese ser que te revela tras el reflejo transparente, eres también tú.

Afuera del espejo pruebas con movimientos leves e inquietos, haces una mueca que termina en sonrisa, y dentro del espejo esa silueta luminosa imita cada uno de tus movimientos en el instante; pero es justo cuando sonríes, que se enciende todavía más, haciendo que los colores que la conforman se vuelvan todavía aún más brillantes... Yo podría describirte exactamente como se ve, pero tú que conoces a fondo todo lo que llevas dentro de ti, podrás darte cuenta exactamente de que colores está hecha y cuáles son los tonos que brillan con mucha más intensidad.

Nunca te habías visto así... Pero te gusta lo que miras. Te apresuras una vez más para estar listo y salir a la calle, pero antes de hacerlo te das cuenta que cada uno de los objetos que te rodean, las cosas que usas y hasta tu ropa están impregnados de esos colores que más que ser tú, llevas muy dentro de ti: Tu cepillo de dientes, la manija de la puerta de tu cuarto, el sweater que has elegido para abrigar tu cuerpo del fresco de la mañana, y todo aquello que de alguna forma es parte de tu mundo cotidiano.

Sales a la calle y fascinado descubres que no eres el único. En la calle la gente luce de manera similar a la silueta que has visto al despertar frente al espejo, pero algunas son de colores brillantes y otras tan sombrías que pueden llegar a producirte miedo...

Es así como pasas el día entero embelesado por la diversidad de colores en la silueta de cada una de las personas que se cruzan en tu camino. Te sorprende que hay algunas que iluminan todavía más cada lugar a donde llegan o a quienes coinciden en su mismo espacio; mientras que hay otras que ni siquiera se dan cuenta de lo que llevan dentro. Se preocupan más por lo que reflejan desde afuera. Disfrazan su poca luminosidad tras fragancias y telas de manufactura cara, pero por dentro su reflejo es opaco e incluso buscan robar en otros la luz.

Y de noche, mientras observas en la oscuridad la propia luz que irradian tus manos, te pones a pensar en los colores que pintan el alma de tu gente cercana. La de tus padres, la de tus hermanos, tu mejor amigo y hasta tu jefe, y es inevitable que tu propio corazón te lleve a recordar cuando descubriste los colores de alguien que brillaba de forma especial.

Si mirarte a ti mismo como en realidad eres, así con tus colores y tus propias sombras es algo increíble, resulta todavía más fascinante descubrir la luminosidad de alguien que vuelve todavía más vivos los colores que irradian esa silueta que habita en su interior a través de su forma de ver la vida, de sus ideas y pensamientos e incluso de sus defectos, y hasta la manera que tiene de reconocer su propia imperfección.

Tal vez te percataste de eso tras un encuentro inesperado, o tal vez lo experimentaste de manera indirecta, al descubrir en un lugar como podría ser un café o cualquier otro lugar público, los colores brillantes de dos seres que juntos se complementan y parecen estar hechos para dar más luz de manera conjunta, sin importar que el cuerpo que los resguarda a ambos, por fuera, la naturaleza los haya diseñado exactamente igual.

No todo es bueno ni tampoco malo... Tras varios días de estar expuesto a todas las tonalidades de colores intensos y opacos has aprendido también a no juzgar a quienes por diversas razones que tú desconoces no poseen tanta luz.

Sabes también que tu propia alma se vuelve más brillante cuando alimentas tus sueños, cuando algo te sorprende y logra robarte un suspiro, cuando eres honesto contigo mismo y a pesar de los espacios que se ensombrecen a través de los defectos de tu esencia tan real y tan humana, por fin has entendido que eso que en realidad eres va más allá de ese disfraz de huesos y piel que día a día se deteriora y en un tiempo futuro tendrás que abandonar.

Tú ya lo descubriste y quizá por eso valoras tanto el hecho de estar vivo, pues sabes que ese reflejo transparente que no se puede tocar, pero es tan real ahí frente al espejo, es lo que en realidad hace posible que tu corazón emita latidos y tus pulmones se llenen de aire, permitiendo que estés hoy aquí.

Hay gente que ni siquiera se ha dado cuenta que es en realidad lo que lleva por dentro, y si al igual que tú despierta una madrugada y se mira frente a un cristal de arena, tal vez se asuste y no será capaz de percibir más allá de lo que conoce y toda su vida ha visto...

Cada quien tiene su tiempo... Eso es lo último que piensas antes de que el día termine y la noche permita que tus colores se atenúen sin apagarse del todo, cuando cierras los ojos para soñar. Tal vez el día en que cada persona descubra las transparencias en reflejo, las cosas podrán ser de verdad diferentes.

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 018

on martes, septiembre 20, 2016
"En tu única vida": Día 018.
¿Qué negocio quieres emprender? 
Nosotros: •Un vivero •Una cafetería tradicional como las que existían antes de Starbucks •Una tienda de tenis y ropa, por ahora y a futuro, una casa productora multimedia.
Tú:
Estoy un poco perdida respecto a eso... Quise poner una especie de distribuidora para vender de todo tipo de créditos, y si me funcionó, pero es como que un negocio que funciona sólo en ciertas temporadas... Últimamente pienso en vender papas asadas (y hasta pienso en mandar a fabricar el asador de una manera original), o vender algo rico de comida que sea barato para quienes no cuentan con mucho dinero andando en la calle y no alcanzan a comer en su casa... Pienso que esa opción funcionaría porque me ha tocado estar del lado de los clientes.

Ojalá algún día se me ocurra una idea millonaria y que funcione... Muajaaa....

Martuchis
19-Septiembre-2016

"El Viaje de Las Almas"

on lunes, septiembre 19, 2016

En los últimos meses he terminado de leer algunos libros que por una razón u otra no he reseñado aquí. Hay dos en particular que desde hace tiempo tengo inquietud de compartir en el blog, y el de hoy es uno de ellos.

Ustedes saben que más allá de hacer una sinópsis de lo que trata cada libro que leo, me gusta mucho contarles la historia que va más allá de la que el mismo libro resguarda entre sus pastas y en cada una de sus páginas.

...Pues bien, "El Viaje de Las Almas" fue un regalo que me hizo una muy buena amiga que conocí precisamente a través del blog, y que ella me entregó personalmente cuando nos conocimos en la ciudad de Monterrey.

Es bien curioso porque este libro me ha acompañado en dos viajes largos, y como suelo ser una persona muy despistada, la dedicatoria yo no la descubrí sino a través de otra persona y hasta el año pasado en la ciudad de Veracruz.

Tal como el título lo indica, no es difícil imaginar de que se trata, pero lo interesante del asunto es que el Dr. Michael Newton, autor de este libro es un reconocido psicoterapeuta que como todo hombre de ciencia, en un principio era totalmente escéptico sobre estos temas. Si bien, utilizaba la hipnosis como técnica para ayudar a sus pacientes, fue a raíz de un caso en particular de una mujer a quien le tocó atender y quien era muy receptiva a la hipnósis, durante una sesión comenzó a revelarle detalles que lo desconcertaron y que lo hicieron caer en la cuenta de que estaba pisando un terreno que iba mucho más allá de la vida terrenal.

Así fue como en base de prueba y error y tras diferentes casos, el Dr. Newton fue indagando cada vez más y con diversos pacientes, hasta desarrollar una técnica que no sólo lo llevo a aprender a formular preguntas sobre el mundo espiritual, sino a desentrañar los misterios de la vida después de esta vida y fue como comenzó a escribir este libro, porque si bien es cierto que existe una extensa bibliografia sobre la vida después de la muerte, no hay ninguna que hable de lo que hacemos y todo lo que sucede durante nuestra etapa como almas.

Creo que eso es lo que hace demasiado interesante la lectura, el tomar conciencia de que es un doctor quien aborda el tema. Más allá de lo que se podría explicar a nivel neurológico sobre el funcionamiento del cerebro y la conciencia, a lo largo de cada capítulo el autor va explicando lo que realmente sucede desde el momento de la muerte, cuando el alma abandona el cuerpo y describe con exactitud hacia donde va.

No voy a entrar mucho en detalle respecto a eso porque sería como contarles el final de una película que ni siquiera han visto, tan sólo debo decir que en lo personal me impresiona mucho que la inmensa mayoría de las cosas que el autor describe a través de la transcripción de las sesiones de regresión con sus diversos pacientes, coincide con los argumentos que también exponen personas relacionadas con el budismo, los terapeutas espirituales o involucrados con el estudio de los ángeles; la metafísica e incluso los contactados por seres de otros planetas.

Si antes estaba convencida de que nuestra vida no termina en el momento en que nuestro corazón se detiene y nuestras funciones vitales se interrumpen de manera permanente, hoy tengo la total convicción de que seguimos viviendo a otro nivel, que elegimos el cuerpo en el que vamos a vivir y muchas de las circunstancias que vamos a pasar para evolucionar aún más -espiritualmente hablando- durante el lapso que dura nuestra vida.

No es nada descabellado eso que dicen respecto a que muchas de las personas con las que coincidimos vienen acompañándonos desde otras vidas, y que incluso la gente con la que tenemos problemas o alguna experiencia dolorosa, son acuerdos para evolucionar a nivel espiritual que se pactan desde esa especie de lugar a donde volvemos cuando dejamos el cuerpo físico y donde permanecemos un tiempo antes de volver a encarnar en otro cuerpo.

Independientemente de si tú que me lees, crees en esto o eres totalmente escéptico, como lo dije al inicio, creo que ya no es tema para poner en tela de juicio cuando es un doctor con una amplia trayectoria quien fundamenta a través de su propia experiencia de muchos años todo lo que se argumenta en este libro.

Desconozco si el autor tiene una extensa bibliografía, pero lo que si sé es que hay una segunda parte mucho más detallada que da continuidad a este primer libro (obviamente lo leeré más adelante y les compartiré mis impresiones), pero mientras eso sucede, les comento que el Dr. Newton en la actualidad se ha retirado de la práctica y se dedica a capacitar profesionales en la técnica de regresión que él mismo desarrolló.

Les recomiendo echarle un vistazo a "El Viaje de Las Almas", para entender no sólo el proceso de transición de una vida a otra, sino para tener más claro lo que pasa también con quienes nos quedamos cuando un familiar o persona cercana fallece y cuáles son las herramientas o capacidades mentales que podemos utilizar para entender e interpretar los mensajes que esas personas que ya no están con nosotros, utilizan no sólo para confortarnos emocionalmente, sino para hacernos saber que están bien... Es implícito también el hecho de que el autor habla sobre que sucede con las almas cuando se van a esa dimensión o lugar donde todos vamos a estar de regreso, como es que volvemos a elegir un cuerpo para regresar, y aún más importante: como prepararnos nosotros mismos para el momento de nuestra propia muerte.

Ojalá que si este libro llega a caer en sus manos o alguien se interesa y lo consigue, lo disfruten y les resulte tan interesante como a mi.

Por último, mi agradecimiento total para la persona que me regaló este libro, fue un detalle muy lindo de su parte que siempre guardaré entre mis recuerdos más valiosos, y a su vez, les comparto una imagen de este fin de semana pasado cuando estaba en casa y parecía que mi gato estaba decidido a no dejarme terminar de leer, así como siempre un pequeño fragmento del libro, que por alguna extraña razón me recordó el final de la película "Ghost"... Como les dije, demasiadas coincidencias entre el escepticismo, la espiritualidad, lo religioso, la ficción y las diversas filosofías orientales.

¡Buen Inicio de Semana!


"La escena en el Caso 2 abre con las planicies sureñas norteamericanas, justo después que una flecha ha pegado en el cuello de Sally a quemarropa. Siempre tengo cuidado con las escenas de muerte que involucran un trauma violento en vidas pasadas porque la mente subconsciente con frecuencia retiene esas experiencias. El sujeto en este caso vino a mi debido a una molestia de garganta de toda la vida. Por lo regular en estos casos se requiere una terapia de liberación y desprogramación.

Dr. Newton: -¿Y qué es lo que estás haciendo tú en este momento?

Sally: -Estoy arriba de la cabeza de Will. Estoy tratando de consolarlo. Quiero que sienta que mi amor no se ha ido... Quiero que sepa que no me ha perdido para siempre y que lo veré nuevamente.-

Dr. Newton: -¿Están llegando tus mensajes?.

Sally: -Hay tanto dolor, pero él... siente mi esencia... lo sé. Nuestros amigos están alrededor de él... Y finalmente nos separan... quieren arreglar las carretas y seguir adelante.

Dr. Newton: -¿Y qué está pasando en este momento con tu alma?-

Sally: -Sigo resistiéndome a la sensación de ser jalada... Quiero quedarme.-

Dr. Newton: -¿Por qué?-

Sally: -Bueno, sé que estoy muerta... pero todavía no estoy lista para dejar a Will y... Quiero ver cuando me entierren.-

Dr. Newton: -¿Ves o sientes alguna otra entidad espiritual alrededor de ti en este momento?-

Sally: (Pausa) -Están cerca... Pronto voy a verlos... Siento su amor igual que quiero que Will sienta el mío... Están esperándome hasta que esté lista..

...Existe una razón fundamental para que muchos espíritus no quieran dejar inmediatamente el lugar de su muerte física. Esto procede de un deseo de hacer contacto mental para consolar a sus seres queridos antes de avanzar hacia el mundo espiritual...

El trauma emocional de los vivos puede abrumar su mente a tal grado que sus capacidades mentales de comunicarse con las almas quedan inhibidas. Cuando el alma de una persona recién fallecida encuentra una forma de dar consuelo a los vivos -aunque sea por poco tiempo- por lo regular queda satisfecha y quiere entonces alejarse rapidamente del plano astral de la Tierra"...

"El Viaje de Las Almas"
Grupo Editorial Tomo

Reflexiones desde el alma

on domingo, septiembre 18, 2016

Hoy es uno de esos días en que me permito estar triste. 
En los últimos años he aprendido a no permitir que ese sentimiento tan humano me domine, propiciando que asuma una postura victimista; pero así como la mayor parte de los días libro de buena manera esa batalla, a veces hay circunstancias exteriores que no dependen de mi, y los sentimientos de color gris que me producen, son cosas que de alguna manera tengo que procesar.

Lo que ha pasado en los últimos meses conmigo a nivel emocional, me ha llevado a darme cuenta de que sólo me tengo a mi misma. Hablo en el sentido de que a pesar de que tengo a mi familia y algunos amigos valiosos, hay procesos que nada más yo puedo vivir, y sólo poseo como herramientas lo que soy por dentro, para transitarlo y poderlo afrontar y superar.

Es muy extraño para mi reconocer que en los años más recientes de mi vida, me di cuenta de que el amor viene desde adentro, que enamorarse verdaderamente de alguien implica un compromiso muy grande de aceptar como es el alma de la otra persona (con todo y sus partes dañadas y sombrías); pero es preciso eso, lo que me ha llevado a tomar conciencia de que eso es lo que propicia que la relación entre dos personas (a pesar de que pueda ser un amor eterno); la mayor parte de las veces tenga fecha de caducidad. 

Miro a mi alrededor y veo tanta gente que ha asumido el compromiso de compartir su vida con otra persona; pero de toda esa gente que conozco, sólo una sola pareja vive el tipo de amor con el que todos soñamos.

Sí, es verdad, allá afuera todos (de manera real o equivocada), buscamos en absoluto lo mismo, y algunos lo logran, otros se conforman con lo que encuentran, por ese inmenso temor (que también es un sentimiento muy humano); de no querer y sobre todo no saber estar solo, pero son contadas las parejas que de verdad se complementan y que permanecen unidas por real convicción. 

Sólo Dios sabe porque unos si y otros no. Yo muchas veces se lo he preguntado, sin haber recibido hasta ahora una respuesta... O no sé, quizá ya me la dio y no supe verla o interpretarla.

Esa es la conclusión a la que llegué anoche, después de un incidente que me sucedió, y que sumado a otras circunstancias de los últimos meses, me llevaron a darme cuenta de todo eso, y de alguna manera también, -sin asumir una postura autocompasiva-, a percatarme de que yo también tengo las mismas necesidades que todas las demás personas, y eso no me hace especial ni diferente para que las cosas sucedan conmigo de una manera mágica o especial.

Hace poco le decía yo a una amiga (con quien hablaba de una situación particular de su vida que en ese momento ella me confiaba), que la vida no se caracteriza precisamente por ser muy justa que digamos... Creo yo que sin importar si a algunos les da más y a otros menos; el hecho de anhelar que nos sucedan cosas lindas va de alguna manera ligado con nuestra capacidad de aprender a aprovechar lo que se tiene en el momento, a pesar de que por dentro estemos convencidos que no tenemos las herramientas necesarias para atravesar las etapas difíciles.

En concreto esto es sólo un instante en que me permito no ser fuerte, en que necesito quebrarme para retomar de nuevo el camino... Hay días en que es necesario eso. Parar un poco, respirar y tomarte tiempo para ti, pues de otra manera la velocidad con que transcurre la vida diaria no te da oportunidad de asimilar ni de sentir lo que tengas que sentir, para hacer lo que sea no lo correcto, sino lo más adecuado para ti.

Es un sólo día y tal vez vengan otros, pero creo que lo importante aquí es no quedarte tirado, sino detenerte, para luego volver a levantarte y retomar el camino una vez más,

En la vida nada es permanente y los días aunque transcurran de manera continua, siempre traen consigo algo que no puedes saber. 

12 Años de estar aquí

on viernes, septiembre 16, 2016

Hoy, justo en este día se cumple un año más de Páginas Sueltas y de Colores. Son doce años ya de estar en el ciberespacio, escribiendo historias y compartiendo con todas y cada una de las personas que han pasado por aquí, diversos estados de ánimo, reflexiones y alguna que otra cosa que me hace reír.

Todo eso es parte de mi alma, y cada vez que ustedes me leen es como si se asomaran a mi mundo, que no siempre es del mismo color.

La historia de como empezó todo, ya la he contado en otros aniversarios, y lo único que puedo decir al respecto es que las cosas cambian, y en el instante mismo que les escribo esto soy una mujer en plena madurez, que desde hace tiempo viaja mucho más ligera de equipaje, y no se si se deba a eso, pero siento que recién estoy descubriendo el mundo y siendo como realmente debo de ser.

Durante estos doce años ha habido de todo, momentos buenos y malos que de alguna manera han quedado plasmados en cada una de mis páginas. A pesar de que siempre trato de ofrecerles algo positivo, creo que lo que ha contribuido a que yo haya permanecido tantos años en el ciberespacio, ha sido precisamente el escribir como me nace, por ese inmenso deseo de mostrar la vida tal cual es, que no siempre es justa, pero en contraposición nos regala cosas hermosas.

Podría contarles mil y una anécdotas referentes a este sitio, de hecho hasta había pensado en hacer un top 5 de los posts que más me han gustado a mi... Creo que eso sería injusto porque quienes me leen de siempre quizá tendrán otros que todavía recuerdan y para quienes recién me encontraron y apenas empiezan a recorrer páginas de colores pasadas, sería como contarles el final de una película que aún no han visto.

La verdad tengo planeado compartir algunos regalitos para festejar el aniversario del blog. Estoy trabajando ya en ello y espero irlo haciendo en la medida que el tiempo lo permita. Esa es la manera en que yo puedo festejar con ustedes, porque considero que mantener un sitio durante más de una década no es cosa fácil, pero se vuelve una maravillosa experiencia cuando descubres que es a través de las letras como mejor sabes expresarte y sobre todo, llega un punto en que te das cuenta que eso es lo que has venido a hacer aquí.

Yo no soy escritora, jamás he pretendido serlo. Tan sólo me encanta atrapar historias para luego compartirlas, y ese será siempre el único objetivo de este blog; regalarle a quien llegue hasta aquí, (ya sea por gusto o hasta por simple accidente o equivocación), algo que le estremezca el alma, lo haga pensar o incluso olvidarse de que tiene problemas.

Espero haberlo logrado a través de todas las páginas sueltas que ya han quedado plasmadas, y a la par de agradecerles a cada una de las personas que han pasado por aquí, le agradezco a Dios el privilegio de escribir, de ser una mujer libre y que ha sido tremendamente afortunada por conocer tantos lugares y tanta gente que me ha inspirado y también me ha brindado su amistad en el camino.

A quienes siguen aquí, ¡Gracias por estar siempre!, a quienes recién llegaron ¡Bienvenidos! a esta casa virtual donde pueden relajarse después de un día pesado, y donde espero siempre encuentren algo que les alimente el alma; mientras que para mi: esto apenas comienza, hay tanto todavía por hacer, por conocer y tanto por contar.

Gracias por estos primeros 12 años de Páginas Sueltas y de Colores.

Se Vale...

on miércoles, septiembre 14, 2016

•Decir NO.  •Alejarte de personas que en lugar de sumar, restan a tu vida. •Cambiar de opinión y equivocarte. •Dejar un libro o una película a medias. •Aceptar que en ocasiones, tú también necesitas ayuda. •Ser diferente a los demás. •Sentir miedo. •No saber qué hacer o qué decisión tomar. •Dejar una relación que no funciona, sea del tipo que sea: amistad, pareja, familia. •No ayudar en el momento en que te necesitan porque realmente no puedes hacerlo. •Hacer las cosas de forma diferente a como las harían en tu familia •Probar cosas nuevas y no continuarlas si no te gustan. •Aceptar que es imposible ser fuerte las 24 horas de los 365 días del año. •Dedicarte tiempo a ti mismo. •Llorar cuando estás triste, nervioso, tenso… •Disfrutar de una comilona sin pensar después en “quemarlo” en el gimnasio. •No contestar esos mensajes en el momento, aunque la otra persona haya visto que lo has leído o que te has conectado. •Dejar una carrera-trabajo que no te gusta para emprender un nuevo camino hacia tus sueños. •Tener gustos o aficiones que las personas de tu entorno no entienden (siempre y cuando no sean perjudiciales para ti). •Querer estar solo, hacer un viaje solo, dedicarte unos días a ti… aunque tengas pareja, amigos, familia, etc. •Avanzar por el camino que tú crees que es bueno para ti, aunque todos piensen que te equivocas… 

ES TU VIDA y puedes hacer lo que te propongas si tienes el coraje suficiente para ser diferente. ¡ATRÉVETE! a valorar cada momento de tu vida y no pasar de puntillas.

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 017

on martes, septiembre 13, 2016

"En tu única vida": Día 017.
¿Qué quieres hacer para poder ahorrar dinero cada mes? 
Nosotros: •Dejar de complacer todos y cada uno de los caprichos de mi pareja •Trabajar los fines de semana •Dejar de comer comida chatarra, garnachas, golosinas, comida rápida, dejar de fumar, dejar de comprar cosas que no necesito.
Tú:
Eso es algo en lo que actualmente paso mucho de mi tiempo pensando y la respuesta, así como la solución es tan simple como contundente.

-Conseguir otro trabajo permanente (además del que ya tengo)
-Freelancear más (como lo hacía antes).

Ojalá salga algo pronto porque ¡Me urge!
Martuchis
12-Septiembre-2016

Ausencia: No me deja de doler...

on lunes, septiembre 12, 2016


La Tanatóloga Gaby Pérez Islas es una de las personalidades que más admiro y de quien he hablado en diversas ocasiones en este blog. Hace un par de semanas estuvo en la radio, nuevamente en el programa de Martha Debayle, y como siempre escucharla es no sólo aprender de lo que ella sabe, sino de alguna manera sentarte y tomar un café para reflexionar con alguien que sabes que lo que te dirá será como alimentar tu alma.

En lo personal, cada vez que me entero que va a estar en la radio, espero a la noche para bajar el podcast o escucharlo antes de dormir. 
En esta ocasión la dinámica fue distinta, porque bajé el podcast un día después de que se transmitió y lo escuché al siguiente día mientras iba en el Vivebus de camino a mi trabajo (aprovechando que era uno de esos días de la semana en que hago más de una hora de camino).

El caso es que como siempre el tiempo escuchándola fue muy sustancioso, introspectivamente hablando, que hasta el camino se me hizo más corto, y así como todo lo que a mi me gusta, me impresiona o de alguna manera me hace reflexionar siempre trato de compartirlo en este espacio, en este inicio de semana les dejo algunas notas de lo más importante que dijeron durante ese programa que fue dedicado a la gente que hasta hoy no ha podido superar la ausencia de algo o de alguien y también el audio con la trasmisión completa por si lo quieren escuchar.

Espero que a alguien le pueda servir y ser alimento para su alma.

Gracias a Gaby Pérez Islas por todo lo que nos aporta siempre.

Buen inicio de semana.

Gaby Pérez Islas | Tanatóloga.

-Extrañar no es malo, es prueba de vida, es prueba de que sientes, es prueba de que estás vivo, es prueba de que has amado.

-¿Por qué vas a priorizar la "no presencia de alguien" a mi presencia?

-¿Que extrañas cuando alguien se va, no necesariamente por muerte?
•Extrañas a la persona que no está.
•Extrañas la relación que tenías con esa persona.
•Extrañas al que tú eras dentro de esa relación.
La fase más intensa es la más dura, porque te confronta contigo mismo.

-Muchas veces creemos que la esencia de alguien, su presencia, nos complementa y nos hace una mejor persona. Eso es un error y tenemos que saberlo. Tú no debes de sentir que si la otra persona no está, ya NO eres.

-Cada dolor que tengas en tu vida, tú lo puedes transmutar, cámbialo a un dolor de parto. Puede doler hasta el tuétano, pero vas a obtener un fruto.  Ese bebé vas a ser tú más maduro, mas grande, más sabio.

-¿Por qué a veces necesitas tanto a alguien?, porque no sabes estar contigo. ¿No te extrañas tú? ¿por qué siempre extrañamos al otro?

-Una cosa es estar solo o sola, y otra es estar "desolado". Si tú no estás contigo, estás desolado.

Los 5 grandes retos de la ausencia son:

1. Convivir con los recuerdos: Extrañar es el precio de haber amado. Si tú extrañas algo congratúlate, significa que lo conociste y fuiste feliz. No se extraña lo que no se conoce.
2. Aprende a cerrar el libro de la historia que se acabó. Las cosas se acaban, tienen un principio, un medio y un fin.
3. Hay que conocer la diferencia entre nostalgia y melancolía.
• Nostalgia: es tener un pie en el presente y pasar uno al pasado. Recuerdas el pasado con una añoranza que es hasta "sabrosona". No se sufre, la vives con ese sentimiento agridulce de lo bueno que fue.

• Melancolía: Sigmund Freud dijo que es una disfunción de las emociones, significa creer que todo tiempo pasado fue mejor. Los dos pies los pasas al pasado. ¿Cómo caminas si los dos pies los pones en el pasado?

4. No tener lástima por estar solo (a).

5. No habitar tu casa de cosas llenas de un difunto.
Debemos revisar en nuestra casa, cuando algo se terminó, hay cosas que tienes que quitar. Regalos que te dio alguien que era tu amigo, y ya no lo es, quítala, ya es parte del pasado. Revisa tu casa para saber si la está habitando el HOY o sigue en el AYER. Eso te va a llevar a un estado de ánimo.

La casa es el lugar donde mora tu cuerpo, y tu cuerpo es donde habita tu alma.

Parte de cerrar el libro es entender que yo fui parte de tu mundo y de tus amigos, pero ya no. Limpia tu casa, y esto incluye en la actualidad tu celular y redes sociales.

La ausencia por la muerte de alguien es otra historia, pero también aunque suene muy cruel: "Los muertos no tienen cosas". Dejémos de decir: "este es el cuarto de mi hijo, este es el coche de mi esposo", etc. Las cosas también tenemos que actualizarlas en nuestra casa, nuestro closet, para decirle a nuestra vida: "Se vale vivir". El que yo esté vivo no es una traición.





"Las cosas también tenemos que actualizarlas en nuestra casa, nuestro closet, para decirle a nuestra vida: "Se vale vivir". El que yo esté vivo no es una traición". 
-Gaby Pérez Islas-

Letras compartidas en el tiempo.

on miércoles, septiembre 07, 2016

Hoy me tocó caminar un buen rato bajo la lluvia. No me mojé porque soy una mujer precavida y como sabía que este día de la semana me toca realizar caminatas largas para desplazarme de una tienda a otra, llevaba en las manos un enorme paraguas que de alguna manera protegió mi cuerpo, al igual que mis pensamientos y quizá fue por eso que lo disfruté.

El camino era largo, y fueron algunas cosas las que acompañaron mis pasos en solitario. Quería grabar un audio para compartirlo contigo que me lees, bajo ese pequeño techo de alambres y tela color azul, pero el ruido de los autos de alguna manera hubiera echado a perder esa intención mía de hacerte parte de mi mundo por un instante, porque muchas veces aunque alrededor pueda haber mucho movimiento y sonidos, lo mágico de ir marcando tus pasos bajo la lluvia es que cobijado por ese material impermeable permanece el silencio y los sueños que te alejan de esa realidad también.

Esa fue mi primer intención... Pensar en ti que con frecuencia vienes hasta este espacio y me has conocido a través de mis letras. De alguna manera (aunque yo tuviera oportunidad hasta el final del día), quería transportarte a través de las palabras para que me acompañaras en este día y estuvieras ahí conmigo mientras caminaba con rumbo hacia la avenida principal donde si pasa el transporte.


Tenía muchas ganas de contarte de las innumerables veces que he ido y regresado a través de esa calle larga donde no hay todavía construido nada, y donde desde el punto donde la vista ya casi no es tan eficiente, puedes vislumbrar la puerta de entrada de la ciudad y a un costado la montaña más grande de Juárez.

Tal vez si hubieras ido ahí conmigo, protegiéndote bajo ese mismo paraguas, te hubiera compartido que está cercano el aniversario del blog, son casi doce años ya de escribir historias y páginas sueltas matizadas de todos los estados de ánimo que puede albergar el alma humana; y quizá te compartiría con entusiasmo el regalo que por leerme durante tanto tiempo quiero preparar para ti y festejar contigo un año más de historias...

El simple hecho de imaginar esa pequeña posibilidad de compartir contigo ese instante en el tiempo me dio felicidad... Todavía faltaba un largo trecho para alcanzar la avenida y en medio de esa arena desértica convertida en barro por la humedad, me sorprendió descubrir un ramillete de flores amarillas muy pequeñas que con su belleza desafiaban lo inhóspito que son los lugares en la ciudad donde aún no existe tanta urbanización.

Me hubiera encantado que las vieras... No sé porque razón no se me ocurrió tomarles una foto... Quizá de modo inconsciente lo hice a propósito porque tal vez sería más especial que tú mismo (a) las imaginaras... Aunque no podía detenerme porque el tiempo y sus minutos venían pisándonos los pasos, me encantó que la vida me diera el regalo de descubrir eso en el camino, porque de alguna manera sentí que tanto tú como yo, -o cualquier otra persona- podemos ser como ese montón de flores silvestres, que en medio de todo lo ordinario y bajo ese tipo de suelo tan árido en el que nada crece tan fácil, cada uno de nosotros podemos llegar así de pronto y con nuestros pensamientos y mucho más nuestras acciones, provocar que el panorama sea mucho más hermoso y distinto.

Yo iba en silencio, pero mis ideas para compartirte a través de este escrito no paraban de hablar, de escribirse como si tuviera la posibilidad de plasmar letras de colores en el aire. A veces imagino eso, que los pensamientos son como cartas que escribes utilizando el cielo como lienzo, ese mismo espacio donde dicen que Dios habita y desde el que lo puede ver todo, y que a mi me gusta más imaginar que más allá de donde terminan las nubes grises y la vista ya no me alcanza, (a pesar que no sea cierto); en días como este o con niebla, puedes encontrar el mar.

Este día pasará, pero de alguna forma hoy logré atraparlo y hacerlo eterno, para que independientemente de si eres alguien que constantemente me vista o llegaste hasta aquí buscando otra cosa en el ciberespacio, lo vivas, lo imagines y lo disfrutes de la misma forma que lo he hecho yo.

Ojalá llegue hasta a ti toda esa magia que se salvó de mojarse de una lluvia constante, ojalá que después de recorrer todas estas palabras te quede en el alma y al cerrar los ojos el aroma a humedad y la sensación de tus zapatos llenos de barro, tras haber dejado huellas cautelosas sobre un camino resbaladizo a un costado del asfalto...

Ni tú ni yo estábamos descalzos, y quizá podríamos haber cerrado el paraguas para disfrutar de una mañana hermosa en la que a Dios se le ocurrió nuevamente regar las pocas plantas que existen en una ciudad desértica y limpiar de golpe las luces que de noche iluminan toda la ciudad.

Dicen que la lluvia seguirá mañana, y es muy probable que también durante los próximos días; apenas son los primeros amaneceres de un mes nuevo, pero si algo es seguro es que los días grises pasarán al igual que cualquier pensamiento o problema que en este instante tengas tú.

La vida es muchas veces complicada, pero en contraposición es mágica y hermosa en días como este, en que a miles de kilómetros (y tal vez sin haberte visto nunca a los ojos); a través de esta página suelta me permite compartirte y conversar contigo en el silencio, haciendo que agradezca la posibilidad de aún con prisa y bajo ese paraguas, disfrutar por el hecho de estar aquí en el presente que no sé si para ti será parte del futuro, y mostrarte lo que veo, lo que hay dentro de mi cabeza y mi alma en un día ordinario y con lluvia, porque eso de alguna manera es como caminar descalzo y sin prisa, mientras el agua te acaricia el rostro y la planta de los pies...

Gracias por acompañarme a vivir este día, y por el milagro de estas letras compartidas en el tiempo.


¡Nos leemos pronto!

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 016

on martes, septiembre 06, 2016
"En tu única vida": Día 016.
¿Qué regalos te quieres dar? 
Nosotros: •Comer en muy buenos restaurantes y poder viajar dos veces al año •Un fin de semana con mi esposo, en una cabaña con chimenea •Inscribirme a un gimnasio, ir con un nutricionista y una Macbook Pro
Tú:
- Un viaje a Europa.
- Un viaje con todas mis amigas a una playa o a un lugar padre.
- Un curso de terapia angélical.
- Un mes de vacaciones sola en un lugar que no conozca.
- Un micrófono profesional.
- Un retiro en un lugar alejado de la ciudad sin celular y sin medios y donde haya mucho silencio para escribir.

...Eso entre las cosas que se me ocurren ahorita porque ¡Me merezco todo!
Martuchis
6-Septiembre-2016

Silencio

on lunes, septiembre 05, 2016


Nuestro cerebro necesita el silencio casi tanto como nuestros pulmones el oxígeno y que hermoso es escuchar sin necesidad de palabras lo que tu alma tiene para decir.

El mejor homenaje para Juan Gabriel

on viernes, septiembre 02, 2016

Carta a Juan Gabriel 
Por: Natalia Lafourcade
28/08/2016

Ahora mismo mi cuerpo lleno de escalofríos y mi mente tratan de entender esta triste noticia que hoy nos dejó sin aliento a miles. Se nos fue un gran amigo de este mundo en el que vivimos nosotros, seguramente hoy nos mira a todos desde ese otro lugar que no conocemos pero que nos espera tarde o temprano.
Estoy tan agradecida con la vida, los tiempos, el destino, pues me dieron la oportunidad de pasar algunos días muy cerquita de el gran maestro y artista Juan Gabriel, y también agradezco tanto haber tomado la mano de Don Alberto Aguilera, el gran ser humano, lleno de humildad, un hombre lleno de luz, sensibilidad, generosidad, amor, honestidad, mencionando tan sólo unas pocas de sus tantas virtudes. Agradezco que tuve la oportunidad de verlo a los ojos, sentir ese ser tan hermoso y poderoso que vivía en su cuerpo, tomar sus manos después de que él tomará las mías. Agradezco tanto que pude cantar para él y dejar que su voz corriera entre la mía. Aún no puedo escribir bien porque me cuesta comprender que ni Juan Gabriel ni Don Alberto estarán más aquí con nosotros.
Y todo lo que nos han dejado... tantos años de entregarlo todo, de escribirnos esas canciones tan bonitas y especiales que a miles de personas han acompañado durante tanto tiempo, en momentos felices, difíciles, de melancolía, de baile, de celebración de la vida misma. Esta noticia me llena de tristeza como a todos, a este ser maravilloso lo vamos a extrañar pero al mismo tiempo siento que no hay manera de que Juan Gabriel muera porque él vive todos los días a cada segundo en la vida de millones de personas que lo tienen en sus corazones, en sus memorias de vida y de momentos inolvidables. 
Su música ha llenado de color, alegría y sentido nuestras vidas y pienso también en todo lo que él se llevó de nosotros. Me pasa seguido que la gente me pregunta cómo fue trabajar con Juan Gabriel. Ahora lo que más claro revivo en mi memoria son los momentos más cotidianos. Curiosamente el día que entré a su casa no me sentía tan nerviosa, la sensación era muy similar a la que sentía de pequeña entrando a la casa de mis tías abuelas que tanto quería y tanto me gustaba visitar, ese lugar donde se cocinaban recetas mexicanas, donde se platicaba muy amenamente en el patio lleno de plantas, la casa donde se desayunaban huevitos a la mexicana con chilaquiles.
Lo vi entrar por la puerta, traía puesta su pijama azul claro: ahí estaba una leyenda de la música frente a mi dándome la bienvenida a su hogar, abriendo sus brazos y su corazón. Me abrazó y en ese instante supe que las cosas saldrían muy bien en tan inesperado encuentro. Tanto mi mente como todo mi ser, estaba llena de confusiones, no entendía porqué él quería que yo cantara su canción, tampoco sabía cuál cantaría ni como sería la dinámica de mi visita. Me tomó la mano y comenzó a mostrarme su casa, era una mano calientita y me hacia sentir como una niña. Así, salimos a un pasillo y después entramos a un cuarto, otro cuarto, otro cuarto, cada lugar era un mundo hermoso y único como él, cada rincón tenía ese color que seguro él había escogido, ese adorno o ese detalle que lo convertía en un lugar único. Como ese elefante de dos metros de altura que llegó desde la India. Recuerdo los muebles, los trajes típicos de sus muñecas, recuerdo ver a México en cada rincón de esa casa y la tradición y cotidianidad con sabor a México.
Ese día comenzó a las 6:30 de la tarde. Y terminó a las 5:00 de la mañana. Ahí fue que entendí que con él era de noche la cosa. En el estudio pasamos horas, ahí me hizo cantar 3 temas en total. Canté una canción inédita de la cual no recuerdo el nombre pero si recuerdo pensar en que no tenía la menor idea de cómo interpretarla, fue ahí que me sentí nerviosa y fue ahí que me di cuenta que los micrófonos captan mágicamente cualquier miedo, inseguridad, o incertidumbre que uno tenga presente al cantar una canción. Sentía que él se daba cuenta perfecto de todo lo que me ocurría, no sólo en ese momento si no en mi vida. Me entregó la canción más difícil como la número uno para cantar y todo conmigo perfilaba a ser un desastre. 
Primer take e intenté con todo y mis fantasmas mentales, segundo take y él paró la canción. Sabía que no estaba cantando con el alma, sabía que no estaba usando a mi corazón para interpretar esta pieza. Me pidió ir del otro lado, sentarme y después me dijo: "Natalia, te voy a pedir que te escuches, cuando uno está adentro y no se permite salir para escucharse y mirarse desde afuera, sigue cometiendo los mismos errores sin poder cambiarlos. Aprende a escucharte desde afuera y así sabrás qué es lo que tienes que cambiar, obsérvate y así sabrás qué ajustes hacer para seguir adelante". 
Imaginen el aprendizaje de esto. Así que escuché la peor toma de presentación a él como intérprete de su tema según como recuerdo, pero ahí algo dentro de mi me dejó saber que si había llegado hasta esa habitación donde estaba él, era por algo y también era porque yo tenía lo necesario para poder cantar su canción y decidí entrar de nuevo a la cabina y simplemente cantar para él con amor y humildad.
Hice otra toma fue mejor que la primera y él entró a la cabina, se conectó los audífonos y me tomó  de las manos, así fue como canté esa primera canción que el me dió y fue uno de los momentos más hermosos y mágicos que me toco vivir junto a él. Imaginen que su cuerpo y energía, a través de sus manos tocando las mías me decían como quería que yo cantara esa canción para él. Todo desapareció en ese momento y simplemente nos fuimos volando. Después vinieron mas canciones y en cada una de ellas él estuvo ahí adentro de la cabina, cuidándome y acompañándome en ese instante en el que aprendí como era conectar con tu corazón y tu alma para cantar una canción. 
Poco después vino el momento de cantar "Ya no vivo por vivir" y si pude cantar esa canción como lo hice, fue gracias a él y su guía. Cuando era muy tarde ya nos fuimos a cenar y me sorprendió ver que tenían preparados para él unos ricos huevitos y chilaquiles con frijoles de la olla. Hechos con todo el amor de sus cocineras. 
Uno desde afuera imaginaría cualquier otra cosa pero no, adentro de esta casa había esta cotidianidad hermosa como la que se vive en las casas de México que tanto amo y ese calor familiar que tanto necesitaba en ese momento de mi vida. Alberto y yo platicamos por unas horas. Me hizo preguntas, yo estaba llena de dudas y trabajaba el disco de Mujer Divina sin saber si funcionaría o no. Se lo mostré poco antes de mandarlo a la mezcla. Ahora recuerdo porque no lo invité a cantar en este disco y cómo me arrepiento, la razón era que una parte de mi sentía que eso si que era mucho pedir y después estaba en la sala de su casa compartiéndole algo tan especial e importante que por cierto me hizo ponerlo de principio a fin escuchando con toda su atención cada uno de los temas. Me dió tantos consejos hermosos, me habló sin un pelo en la lengua como decimos, se abrió como lo hace un familiar, alguien que te ama y te conoce de toda la vida. Mis ojos se cerraban solos. Ya no podía de sueño pero él sí tenía toda la energía. Tuve que disculparme y decirle: ¿nos vemos mañana? Me abrazó me dió un beso en la cabeza y me llevó hasta mi cuarto. El mar acompañaba nuestras platicas y la casa quedaba más silenciosa y vacía conforme las horas pasaban. Cuando estaba adentro de mi cama agradecí mucho por estar ahí y poder vivir esa experiencia.
Tengo muchos momentos para contar pero no se trata de mi. Se trata de una pena que ahora todos cargamos y sentimos. Juan Gabriel suena en todos lugares ahora mismo, todos sentimos la misma tristeza. Me pregunto si el día de ayer mientras él se preparaba para este ritual y momento tan poderoso como lo es el escenario, ya sabía que lo esperaban del otro lado. Me pregunto si sabía porque los poquitos momentos que me tocó compartir con él, pude percibir la inmensidad de su sabiduría y sensibilidad. Sabía perfectamente lo mucho que lo amamos, sabía perfectamente lo tan importante que era y es en la vida de todos nosotros y por eso seguía trabajando y dando tanto con esos planes maravillosos que tenía entre manos para todos nosotros, porque su amor era infinito y eterno.
Agradezco tanto todo lo que aprendí al visitarlo en su casa. Agradezco tanto sus palabras honestas y directas que ocurrían mientras le compartía mi música, agradezco su humildad y que siempre me hiciera sentir en familia. Lamento mucho que ésta noche Juan Gabriel ya no esté físicamente con nosotros. Pienso que si yo pudiera elegir la muerte cómo y dónde, amaría morir cantando como él. 
Hasta el último momento Juan Gabriel llenó de vida y alegría a todos aquellos que lo acompañaban en cada uno de sus conciertos. Ahora nosotros podemos mantener viva su música mientras sigamos cantándola y mostrándola a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Así es. Una leyenda de la música en México. Un hombre que hizo historia y por ello forma parte de nuestra historia. Tenemos tanto que agradecerle.
Gracias Juan Gabriel te amamos, donde quiera que estés aquí estamos siempre contigo. En el altar de nuestra casa tendremos una vela encendida justo frente a nuestra foto y ese regalo tan hermoso que me diste cuando te visité por primera vez. En mis conciertos seguiré cantando "Ya no vivo por vivir", esta canción que se ha convertido en un himno a la vida para mi, que me recuerda vivir intensamente y no tener miedo a aquellos lugares incómodos y desconocidos que, por cierto, tú me recomendaste nunca dejar de visitar.

Te adoro gran amigo, te adoro gran maestro, y te recordaré por siempre con todo el amor. Que en paz descanses.
-Natalia Laforucade-