Drácula... Detrás de cámaras.

on lunes, octubre 31, 2016
Hoy es noche de brujas y Las Páginas Sueltas y de Colores es obvio que tienen que revestirse de tonalidades oscuras para estar a tono con la celebración.

En otros años ya hemos tocado temas paranormales e incluso hubo un año que realizamos un trabajo de investigación para contarles las leyendas de esta ciudad fronteriza, pero en esta ocasión todo ese halo de misterio y terror lo enfocamos hacia el cine, para compartir con ustedes un detrás de cámaras de una de las mejores películas que se han hecho en la historia del cine contemporáneo: "Drácula", dirigida por Francis Ford Coppola.

Francis Ford Coppola dando indicaciones a Gary Oldman en el set de filmación.

Aunque esta cinta es del año 1992, hasta el día de hoy es uno de los grandes clásicos del cine, no sólo porque es una de las pocas películas que está más fielmente apegada al libro de Bram Stocker, sino porque más allá del terror y lo oscuro de esta historia, lo que volvió a esta versión de uno de los personajes de los que más se ha hablado en el cine, fue precisamente la combinación de uno de los mejores directores que hasta hoy han existido y el elenco conformado por actores increíbles.

No sé si lo he comentado anteriormente pero "Drácula" es una de mis películas favoritas, no sólo porque de verdad es espeluznante la interpretación de Gary Oldman en el papel principal, sino porque más allá de lo diabólico y sobrenatural, si lo analizamos "Drácula" es una historia maravillosa de amor y de como un hombre enamorado puede perder y recuperar a través de ese mismo sentimiento la FE... Aunque en apariencia parezca que no.

A diferencia de otros años no quiero que este post esté lleno de datos curiosos sobre la cinta o sobre el personaje, tan sólo concluyo comentando que además de celebrar la noche de brujas con este escrito, de alguna manera es el preámbulo para hablar más adelante del lenguaje cinematográfico, un tema que es apasionante y con esta película, que está tan bien realizada, podemos ejemplificarlo de manera perfecta...

Mientras se llega el tiempo de publicar ese post, los dejo con este documental que es un detrás de cámaras de esta maravillosa cinta, y es increíble no sólo el trabajo durante la preproducción y la filmación. Es fascinante ver el rodaje de algunas escenas y el trabajo actoral de Gary Oldman, Winnona Ryder y Anthony Hopkins durante las improvisaciones y análisis de texto, muchos meses previos a entrar en el set. Así como los problemas durante la filmación y los desacuerdos entre el protagonista y el director en escenas específicas de la cinta.

De verdad tómense el tiempo para verlo, porque es una joya...

P.D. Por último si de verdad quieren una historia de terror que les erice hasta el último cabello que les cubra la piel, les recomiendo leer el libro con la historia original de Bram Stocker... Si la película es impactante, el libro lo es todavía más. Yo duré varias noches sin poder dormir pensando en el personaje de Lucy. Es una obra de arte y verdadero suspenso.

¡Feliz Noche de Brujas!

"He cruzado océanos de tiempo para encontrarte"...
-Drácula-

Pensamientos previos al concierto...

on viernes, octubre 28, 2016

Es la noche previa al concierto, y un montón de pensamientos se agolpan en mi mente con la misma fuerza y velocidad que las emociones y recuerdos en mi alma.

Las Flans vienen mañana a Ciudad Juárez, justo a unos cuantos días de que se cumplan exactamente 16 años de su última presentación. A pesar de que hicieron ya dos giras, aquí no habían vuelto desde el 31 de octubre del 2000... Curiosamente mañana se presentarán en el mismo lugar donde han sido los 3 últimos conciertos que han dado en esta ciudad y eso en cierta forma es como reencontrarnos a través del tiempo en el mismo sitio.

Hoy, mientras iba de camino al trabajo empecé a acordarme de que en el año 2000, me tocó ir al último concierto con mis compañeros de la revista y agencia de publicidad donde trabajaba en ese entonces. También iba mi mejor amiga de toda la vida y de alguna forma algo en mi interior me decía que tal vez sería la última vez que volvería a verlas sobre un escenario, y aunque esa suposición por fortuna no fue definitiva, si tardaron muchísimo tiempo en regresar.

A la par de eso, recordé cosas que de alguna manera ya habían quedado en cierta forma olvidadas. Aunque tengo muy presente las dos presentaciones previas al 2000, (una de ellas durante un 13 de noviembre en que cayó una nevada épica en esta ciudad y aún así no se suspendió el concierto), mientras físicamente estaba en el presente, mi mente y mi alma iban de salto en salto entre detalles y momentos del pasado.

Yo no sé si a la gente que va a asistir mañana al concierto le pasará igual que a mi... Quizá para algunos sea un concierto más o algo irrelevante y superficial; pero de verdad que para mi ha sido especial todo esto, porque primero fue hermosa la manera en que dos de mis amigas más cercanas me regalaron los boletos que aunque parezca exagerado, cuando una de ellas me habló para avisarme, lloré de emoción.


Es un poco extraño también caer en la cuenta de que ya pasaron 30 años y a pesar de que tanto Ilse, Ivonne y Mimi han cambiado y yo también junto con ellas, la emoción de volver mañana a ese mismo recinto donde siempre han ofrecido su música cada vez que regresan a esta ciudad, es al mismo tiempo como desempolvar un paquete de sensaciones y emociones ya olvidadas como la curiosidad de fan por saber en que hotel están, las ganas que tenía en esta mañana de lanzarme al aeropuerto para ir a recibirlas (no lo hice porque a diferencia de mi adolescencia, ahora como mujer adulta tenía el compromiso del trabajo); la ilusión que da el ver la ciudad tapizada de publicidad con la imagen de ellas anunciando el concierto, y esa especie de deseo de que toda esa magia que envuelve previo a un concierto, no termine nunca...

Yo creo que eso es lo que propicia que estas tres chicas sean tan especiales para tantas personas, porque de alguna manera cada vez que quienes amamos su música asistimos a un concierto, es en cierta forma como viajar en el tiempo para reencontrarte contigo mismo. En mi caso con esa chica adolescente, soñadora y romántica que era en ese entonces; para tal y como si fuera una proyección de una película o de un sueño que se vive demasiado nítido, encontrarme en los pasillos de ese gimnasio, y sentir también esa alegría y al mismo tiempo esa tristeza unos minutos antes de que termine el concierto... Obvio porque no quiero que culmine nunca, y por otro lado, después de la última canción no tengo idea cuando nos volveremos a encontrar...

Espero que esta vez no pase tanto tiempo... A pesar de que en mi adolescencia tenía un poco más de mágico y especial el ser fan, puesto que en aquel entonces los artistas favoritos eran prácticamente inalcanzables; en la actualidad gracias a las redes sociales uno puede escribir un mensaje en su muro y ellas contestar (ya me pasó con Ilse y fue muy lindo). 



En concreto, el día de hoy de lo que quería escribir era sobre esa sensación de estar viviendo el pasado en el presente... A la par de ir en el camino recordando todos los conciertos y todo lo que me ha pasado y tocado vivir junto a las Flans desde el primer instante en que descubrí su música; mi enlace con el presente eran las publicaciones que ellas estaban realizando en tiempo real en su cuenta de Facebook, cuando ya venían de camino a mi ciudad... Algo que siendo sincera, pensé que nunca volvería a suceder.

De verdad me siento feliz, y sé que mañana la pasaremos genial. Me acompañará mi amiga Liz, y nos reuniremos con Alba (otra chica que fue mi compañera de clases en la universidad y con quien aunque no de manera tan cercana, se ha mantenido una amistad en todos estos años).

Ya todo está listo... Y es una mezcla de sentimientos encontrados al experimentar emoción total y alegría por el concierto de mañana, pero al mismo tiempo recordar a detalle todo lo que ya he vivido gracias a las Flans en los años que ya pasaron.

La verdad no sabría decir si el 13 de noviembre del 2007, mientras la ciudad quedaba paralizada y cubierta bajo un manto grueso de nieve fue mi primer concierto... Creo que sí, puesto que antes de eso no tengo memoria de haber asistido a ningún otro.


Quisiera decir y escribir tantas cosas, pero mañana hay que trabajar para poder salir temprano y vivir esta nueva aventura. Ya vendré a contar como estuvo todo una vez que pase el concierto, pero mientras eso sucede, gracias por la felicidad inmensa de estos días, por la posibilidad de revivir el pasado en el presente y por conectarme con esa chica de antes, que en esencia sigue viviendo dentro de mi... Hace falta reconectar con eso.

Ya todo está listo para mañana y así, mientras las horas previas al concierto transcurren, los pensamientos y las emociones se aquietan como arena en el fondo del agua; hoy me quiero despedir con música de Flans que siempre me pone de buenas y me llena el alma de alegría.

P.D. Este video me fascina porque aparte de que está muy bien realizado y dirigido, siento que logró atrapar y proyectar la esencia de Flans.

¡Buenas Noches!

Viernes musical con Ricardo Montaner.


Hoy en la tarde mientras iba caminando no iba pensando en nada... Es muy raro que eso suceda, no llevaba prisa y no sé porque de pronto comencé a recordar una canción viejita de Ricardo Montaner.

No me considero su fan, pero siempre he admirado la forma como escribe. Para mi su música me lleva a reconectarme con la chica cursi y romántica que era en mi adolescencia.

Es increíble como la música puede llevarte en un microsegundo al pasado y echar un vistazo a lo que antes eras.

Evidentemente el tiempo ha pasado y él también ha evolucionado mucho como artista y tal cual como me sucedió esta tarde, en que en mi mente no había nada más que el instante presente, para terminar la semana quiero atrapar en este post un instante de este tiempo en la carrera de Ricardo Montaner.

El video de esta canción me gusta mucho, no sólo por la letra, sino porque tiene un arreglo bellísimo y lo que me encantó desde la primera vez que lo vi (aparte de que comparte escena con Julión Álvarez, que confieso me cae muy bien y es uno de mis gustos culposos); fue que Ricardo sigue siendo de los pocos artistas que más allá de la letra de sus canciones, en sus videos musicales sigue contando una historia.

El fin de semana se vislumbra muy intenso... Es fin de mes y viene una de las festividades más interesantes de mi amado país, pero mientras todo eso sucede, que todo vaya muy bien este viernes y disfruten del descanso.

¡Nos leemos pronto!

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 021

on martes, octubre 25, 2016

"En tu única vida": Día 021.
¿De qué forma quieres ayudar a un extraño? 
Nosotros: •Colaborando en la construcción de casas para desplazados •Adoptando niños en Children.org •Llevando ropa y alimentos a centros de acopio en situaciones de contingencia •Regalando boletos para ver algún espectáculo a alguien que no tenga recursos.
Tú:
Es raro que yo hable de ese tipo de cosas, pero es algo que ya he hecho con bastante frecuencia; esta es la primera vez que lo cuento de manera abierta.

Cuando traigo dinero compro comida y se la regalo a algún indigente en la calle. En Veracruz lo hice, y aquí en Juárez en la moto cargaba una bolsa con croquetas y una cacerola por si encontraba un cachorro de la calle.

Ese tipo de cosas son las que más me gustan y más adelante pueda hacerlo y apoyar permanentemente a rescatistas independientes.

Martuchis
24-Octubre-2016

Sabor de un instante...

on lunes, octubre 24, 2016

Me gusta como saben las mañanas... Justo un instante después de que abro los ojos, luego de haber pasado toda la madrugada en el mundo de los sueños, y mi cuerpo todavía se resiste a creer que he regresado ya.

Hay días en que los inicios no tienen un sabor o aroma en específico... Pues es tan sólo agua transparente la que recorre mi garganta y me despierta... Tal como si fuera un recordatorio inminente en que debo abandonar ese estado aletargante, para luego agudizar los sentidos y aterrizar de una vez por todas en el momento presente, ese mismo en el que respiro y permanezco aquí.

Pareciera que todos saben y huelen a lo mismo... Que sin importar que día de la semana sea, la sensación de posar los labios sobre el borde redondeado de cerámica que me empuja a un precipicio oscuro (y en ocasiones exageradamente caliente), es exactamente la misma de ayer o hace cuatro años... Pero no, de verdad que no es así. 

Algunas veces el despertar tiene un sabor extraño, pero hay otros en que sabe rico... Tan delicioso como un beso que ya fue dado y nunca más volvió o se evaporó con el tiempo de esos otros labios. 

Hay otras veces en que tiene un sabor amargo que hace que me duela la cabeza o me queme la boca por las prisas; pero aún así trato de robarle minutos al reloj para intentar endulzarlo de nuevo.... Para ello, recurro a dos cucharadas adicionales de azúcar, mezcladas con la magia de esas historias imaginarias que aún no he contado y que se van revelando en las ondulaciones de una nube tan densa como tenue de vapor.

Bajo esa cortina intangible y transparente, encuentro una ventana de escape hacia otros mundos... Cuando el líquido de la taza no es tan oscuro y me refleja una parte del techo de mi casa y quizá un borde de la ventana abierta, vuelvo a ser niña y llego a auto convencerme de que dentro de ese pequeño círculo se puede observar el mundo al revés y el techo no sólo es el piso debajo de mis pies, sino también el trampolín desde el cual puedo brincar hacia afuera de la ventana abierta para aventarme al cielo como si fuera al agua, pero en lugar de mojar y salpicarme, lanzarme a volar.

Ya sé... Son cosas incongruentes que tal vez nadie normal entienda... Para mi son tan sólo imágenes que mis ojos me proyectan tan nítidas aunque tenga los ojos cerrados... A veces las cosas son más claras cuando observo tras la piel de mis párpados caídos, mientras bebo de mi taza y el transporte atraviesa la ciudad a toda velocidad.

El sabor de un instante cada día es tan igual como distinto... No siempre es fuerte y amargo como los granos de café tostado, ni tampoco tiene la dulzura del cacao que se vuelve espumoso, ni es ligero como un trozo de canela o como las hojuelas de avena que en los días de mucho frío y de tanta ausencia, calientan las manos, el estómago y sobre todo el corazón.

...Siendo sincera a mi me gustan los días en que mis instantes no saben a nada de lo que ya he descrito y conozco, pues prefiero mil veces esos amaneceres en que me da igual cual sea el sabor o aroma, pues me concentro en imaginar un instante perfecto frente a alguien que extraño o quizá ni siquiera conozco... Aún no sé si ya existe y eso es lo que le da un toque distinto a un día ordinario y normal.

Ojalá eso pudiera comprarse y llevarse dentro de un sobre... Para en cualquier sitio, a cualquier hora, con tan sólo agregar un poco de agua caliente volverlo soluble... Disfrutarlo mientras en conjunto se descubre, todo lo que en silencio y a través de miradas largas se puede decir y compartir.

Tú que estás tan lejos, sin saberlo cada mañana me regalas eso... Y ahí está... Envuelvo con mis manos a primer hora del día, la posibilidad de traerte al presente, aunque seas un personaje del pasado; para platicarte que sigue en mi corazón la idea de incluirte en todos mis planes, aunque yo ni siquiera sea parte de tus pensamientos y el futuro sea tan escurridizo como incierto.

Por muy igual que amanezca, cada mañana tiene un sabor distinto... El cuerpo siempre se rehusa a regresar al mundo real, pero el alma despierta y se viste cada día de distintos colores, y es eso lo que me hace tener ganas de probar la vida y encontrarle un sabor distinto a cada instante, sin importar si afuera llueve, se caen las hojas de los árboles o quizá tú ya no estés.  

La Historia de Aimée y Jaguar

on viernes, octubre 21, 2016
Cientos son las historias que sucedieron durante el Holocausto, que gracias a la magia de la literatura (y posteriormente del cine, han sobrevivido al tiempo). Todas las que hemos conocido hasta ahora nos tocan el alma porque en medio de uno de los genocidios más horribles de la historia, perdimos a seres extraordinarios cuyas vidas y legado nos resultan fascinantes en la actualidad.

En esa época, si ser judío era un crimen, en medio de una nación dominada por un líder psicópata cegado por el sueño obsesivo de lograr el predominio de una raza aria, imagínense lo que representaba si además de tus orígenes, descubrían que eras homosexual.

Aunque el genocidio Nazi ha sido uno de los temas de los que más se ha escrito y expuesto en el cine, son pocas las historias que han prevalecido en el tiempo de personas que a pesar de la época tan turbulenta, se atrevieron a amar a alguien de su mismo sexo y sobre eso trata el post de hoy, sobre la vida (contada en un largometraje), acerca de dos mujeres totalmente adelantadas para su tiempo, (al menos si una de ellas); quienes se atrevieron a vivir una historia de amor.


Lily Wust (Aimée) y Felice Schragenheim (Jaguar)

Hace apenas muy poco tiempo descubrí esta película, y me pareció que valía mucho la pena hablar al respecto en este espacio, porque más allá de ser un hecho real, me llama la atención que el planteamiento de un amor entre dos personas del mismo género y los prejuicios de la época son cosas que continúan tan vigentes hasta nuestros días. 

No voy a hacer una sinópsis de la trama, puesto que para despertar su curiosidad, me parece mucho más interesante centrar mejor este post en los personajes protagónicos: Lily Wust, una mujer de 29 años, madre de cuatro niños y devota esposa de un oficial Nazi, y quien bajo tales características es evidente odia a los judíos.

Es así como la vida en su infinita e impredecible sabiduría, pone en su camino a Felice Schragenheim, una talentosa periodista, amante de la poesía (6 años menor que ella); quien durante mucho tiempo trabajó en un periódico del regimen, obviamente filtrando información a la resistencia.

Las actrices María Schrader y Juliane Köhler en el set de filmación con Lily Wust en 1999.

Lo más interesante de Felice, es que además de ser judía, es una mujer muy inteligente y adelantada para su tiempo, que en esa época tan adversa, más allá de vivir abiertamente su sexualidad, es una mujer feliz, entregada a lo que hace, pero al darse el romance con Lily, a la par de mantenerse ambas en el filo de la navaja (por todo lo que eso implica en plena Segunda Guerra Mundial), Felice provoca que Lily viva los días más felices e intensos de su vida; pero al mismo tiempo la coloca en un conflicto, pues es hasta entonces que Lily cae en la cuenta de que nunca ha amado a su marido y su matrimonio se concretó motivado por los convencionalismos de lo que "debe ser" y "hacer una mujer", más que por un sentimiento genuino de amor.

¿Les suena familiar esto?... Pues bueno, todo eso se sigue viendo hasta nuestros días, así que con esa mezcla de ingredientes; homofobia, racismo; aderezados con ese toque de prejuicios sobre los famosos roles de género basados en una cultura machista; quienes lean esto se darán por enterados de que se trata de una cinta que les resultará bastante interesante y que además por el contexto cronológico en que se desarrolla esta peculiar historia de amor, los mantendrá con el corazón en la garganta.

A mi en lo personal me hizo reflexionar bastante acerca de que como ya lo he expuesto en otros escritos: nunca es suficiente amar incondicionalmente a una persona; ya que en ocasiones no existe la valentía para defender ese sentimiento por más sincero que sea, y quienes tienen la fortuna de encontrar al amor de su vida, no es garantía tampoco de que pasarán el resto de su vida junto a esa persona...


La película está basada en el libro de Erica Fischer, quien rescató esta historia en 1980, año en que Lily Wust (Aimée), impulsada por sus propios hijos, dio a conocer el diario en el que contó toda su historia al lado de Felice (Jaguar), y que actualmente es parte de una sección del museo judío en la ciudad de Berlín, lugar en donde se encuentra resguardada toda la correspondencia y material fotográfico que esta peculiar pareja intercambió bajo esos pseudónimos. De ahí el nombre del libro y de la cinta.

"Ella era mi otra mitad, literalmente mi reflejo, mi espejo; encontré en ella, por primera vez, que el amor era algo bonito y tierno" (Lily Wust, refiriéndose a Felice). 

Para concluir y porque sé que van a querer conocer más de esta historia, les dejo el link de la primera parte (ahí encontrarán todas las demás que conforman la película completa), y al mismo tiempo les comento que Lily murió en el año 2006, a la edad de 93 años, pero a la par de reconocer que Felice fue el gran amor de su vida, sus prejuicios sobre los judíos cambiaron a raíz de eso, ya que después de ese romance que la marcó de por vida, ella hospedó a cuatro mujeres judías en su casa durante los últimos días del nazismo.


"¿Y tú qué quieres tu Felise?

A ti, a ustedes,a todas, todo, pero me conformaría con un momento,
sólo uno y perfecto y suficiente para el resto de la vida"
-Felice Schragenheim-

¿Interesante no? En definitiva una buena opción para el tiempo libre de fin de semana y sobre todo para darse un respiro del cine Hollywoodense. Espero que disfruten la historia de Aimée y Jaguar.

¿Quién sabe con certeza lo que empuja a dos personas a encontrarse?

Interconexiones...

on miércoles, octubre 19, 2016

Cosas que pienso...

Es poco más de las diez de la noche de un martes muy normal. Ya me iba a acostar, pero sé que no podré dormir tan rápido y pensé en que desde el domingo pasado quería escribir sobre algunas de las cosas que pienso cuando tengo más tiempo, y justo en la madrugada de ese día tan relajado, vinieron a mi cabeza varias cosas que de alguna manera están relacionadas, pero lo más curioso es que fue sin proponérmelo... Quizá fueron reflexiones o conjeturas a las que finalmente llegué rememorando un poco todo cuanto sucede a mi alrededor y las cosas que hasta este punto de mi existencia he vivido.

Lo primero que quiero compartir es que siempre estoy extrañando... Tal vez no tanto a una persona, sino lo que en su momento me dio, las cosas que de alguna manera le brindó a mi alma y que en cierta forma, son aspectos y detalles que he buscado a lo largo de toda mi vida y que justo en el momento en que los recibo tal como siempre los soñé o más necesitaba, eso propicia que se produzcan momentos especiales, instantes que de alguna manera se quedaron guardados en mi alma como la imagen de una fotografía que atrapa un instante perfecto, de esos que siempre necesito y con los que todos soñamos y es quizá eso lo que me lleva a echar de menos a alguien que es como yo lo veo en mi mente y en mi corazón, pero que hasta ahora no sé si de verdad existe o es quien yo creía...

En el silencio del domingo, mientras recordaba algunos momentos lindos, creo que no fue difícil que viniera a mi mente la imagen de una pareja abrazándose en una mañana como esa, pero no de una manera pasional, o tal vez si, pero que va un poco más allá del aspecto físico y sexual... No sé si se entienda o sea capaz de explicarlo... El abrazo que imaginé fue de una pareja que ha llegado a complementarse tanto y cuya relación es tan amorosa y honesta, (respecto al sentimiento que viene desde adentro), que en el plano físico, algo tan simple como tocar la piel de la otra persona, es de alguna manera también como acariciar su alma.


Toda la gente que estudia y sabe de verdad sobre las cosas que van más allá del cuerpo, y lo enfocan a un plano más espiritual, hablan siempre de siete puntos de energía en el cuerpo (los famosos Chakras). Hace algún tiempo vi una imagen que gráficamente representaba la armonía de dos cuerpos que al hacer el amor, (pero realmente involucrando los sentimientos y todo lo positivo que se puede experimentar en el alma hacia otra persona), eso produce que esos siete puntos de energía luminosa se conviertan en un círculo perfecto, y que además atrae a las almas de otros planos que están por volver a vivir una experiencia física en esta vida terrena.

Sé que suena medio "fumado", yo  no sé mucho sobre el tema, pero  después de todo lo que he leído, esa fue la imagen que me dibujó la mente al estar pensando en todo eso... De alguna manera todos los seres humanos buscamos eso y estamos conectados unos con otros... Es como si  el mundo fuera un gran conmutador, y entre las personas que habitamos ahora y aquí. existieran un montón de cables que se conectan de una terminal a otra, o tal vez podrían ser comunicaciones inalámbricas, pero el que una señal o mensaje llegue de una persona a otra, quizá dependerá mucho del estado que guarde su terminal o punto de conexión.

Quizá las personas más atormentadas o dañadas por prejuicios, apegos (y todo ese tipo de cosas que son aspectos tan características de todos los que somos humanos), de alguna manera afecta las conexiones que podemos tener unos con otros y la manera como nos relacionamos.

Creo que cuando uno no está bien es tal vez similar a tener los cables cortos, rotos o deteriorados; y quizá eso sea lo que no permite que logremos conectarnos con la persona correcta...


Pensando en todo eso también me di cuenta de que si las cosas que deseo en este momento no suceden es probablemente porque son mensajes o señales confusas que envío al universo, porque mientras hay días en que extraño a personas que ya no forman parte de mi presente en este momento, hay otros en que desearía con todo el corazón vivir experiencias nuevas, encontrar a alguien totalmente diferente que de verdad se conecte con mi alma y pueda entonces vivir lo que describía al principio de este escrito lleno de pensamientos que sé que para muchas personas pueden ser confusos; mientras que habrá otros que entenderán lo que quiero decir a la perfección... En resumen algo así como desear comunicarte por teléfono a China, pero marcando la lada de Perú... Nunca lo vas a lograr si no te "conectas" o pides lo correcto... ¿Y como saberlo?

¿Será posible que ese tipo de cosas hagan que llames a alguien con la voz del pensamiento? Algo así como cuando estás extrañando tanto a alguien y que piensas y piensas en esa persona en que te gustaría saber como está y de pronto te habla... Algo que en el mundo "material" sería similar a cuando le marcas por teléfono a alguien y de inmediato te contesta. Pero tal vez el extrañar no sea suficiente para poder llamarlo con la voz del alma, y a pesar de que permanezca constantemente en tu mente no sea posible comunicarte, porque la otra persona no tiene conexión, no está en la misma frecuencia que tú, no hay señal, y la razón puede ser que tal vez que entre el hecho de "pensar" de modo constante en alguien y "acordarte" en algún momento del día de esa persona, hay un mundo de diferencia.

¿Será esa la clave? ¿lograr que las señales que envías al universo en forma de deseos y pensamientos coincidan con lo que realmente quieres?
Sé que eso ya casi no se usa, pero gráficamente lo ejemplifico como cuando tratas de sintonizar una estación en la radio para buscar una canción en particular o un programa, y mientras no se ajuste en el cuadrante o la señal de AM o FM, no habrá manera de que se pueda sintonizar la frecuencia que se está buscando... Creo que algo así puede ser...

La verdad no sé si logre explicarme. Es un poco tarde ya y tan sólo quería escribir todo lo que he estado pensando en los días recientes. Me encanta el silencio, me encanta escribir a solas sobre todo esto aunque nadie más que yo lo entienda, quizá porque justo en este punto de mi vida, siento que soy como una antena receptiva a todas las señales que percibo a mi alrededor y estoy tan segura de lo que quiero y lo que no quiero, que todo cuanto recibo lo aprovecho y más que analizarlo trato de vivirlo y de obtener lo que es útil y beneficioso para mi vida, ahora, así tal y como está.

Hay días en que me encantaría saber cómo es la señal que los demás de mi perciben (hablo de mi gente cercana), porque a pesar de que un montón de personas me conocen por trabajo o cualquier otra circunstancia, son realmente contados quienes saben como soy en realidad.

Espero y de verdad deseo tener mis "terminales" de conexión con otras personas sin interferencias y en buen estado, pero sobre todo deseo pronto encontrar el equilibrio o la sintonía para poder enviar las señales adecuadas a Dios o al Universo. Tal vez estoy equivocada ahora, pero me gustaría poder entenderlo y asimilarlo si lo estoy, para aceptar y vivir de modo intenso mientras llega lo que de verdad será de mayor beneficio para mi.

Ojalá que así sea. No tengo ni la menor idea de como aprender a hacer eso, pero a pesar de mis defectos, hasta ahora el mayor beneficio que he encontrado en eso ha sido estar en paz y ser feliz con las cosas más simples que me suceden, y eso me gusta.

Gracias por el silencio de las madrugadas, por los recuerdos y por la respiración de este instante presente que me conecta conmigo misma y también con Dios, a través de lo que no tengo, pero sobre todo de mi propia fragilidad.

Un Café Conmigo...

on lunes, octubre 17, 2016

¿Es normal que me sienta así?

Cada cierto tiempo me encuentro conmigo misma. Es algo así como cuando la casualidad te lleva a coincidir con un muy buen amigo en la calle, y de esas pocas veces que sucede, tienes tiempo y le invitas un café.

A pesar de que el tiempo sea un tirano siempre y se vuelva breve, tú aprovechas hasta el último instante a su lado, porque de verdad te interesa saber: ¿cómo le ha ido? ¿qué cosas importantes han pasado en su vida? ¿logró superar los problemas que tenía? (y que te contó la última vez que se vieron); y sobre todo es preguntar: ¿Hoy cómo estás por dentro? ¿Te sientes feliz hoy, así tal y como estás?

Justo en este día eso ha sucedido conmigo (y también contigo). Ese reencuentro de café y charla que tanto nutre el alma. Gracias a la magia de las letras nos hemos reunido en el lugar más cómodo y especial que te imagines, para abrir nuestros corazones y vaciar todo lo que llevamos en el alma, porque de cuando en cuando es necesario tomarse un respiro, y aunque sea planeado o también pueda ser obra de la casualidad, es tan necesario como esencial un encuentro así.

¿Cómo estás hoy? Me encanta imaginar que tanto tú como yo lanzamos al aire esa pregunta tan simple que invita a desnudar el alma y con esa misma simplicidad, flota y se materializa entre vapor, los rayos del sol de un atardecer perfecto y un aroma delicioso... 

Aún no hay una respuesta, pero una sonrisa que te es regalada en reciprocidad a otra igual de sincera y luminosa, te hace saber sin necesidad de palabra alguna que ese alguien a quien quizá conoces de tanto tiempo, justo ahora, en este punto de tu vida, es la persona con quien más a gusto estás y es con quien también te muestras por dentro y por fuera tal y como eres.

Una pauta breve de silencio se transforma en preludio y al mismo tiempo en la señal perfecta, esa que te indica que tu otro yo tiene toda la intención de tomarse el tiempo necesario para escucharte con toda la atención del universo puesta en ti, porque de verdad le interesa conocer cuál es tu respuesta.

Casi no te gusta hablar de ti mismo(a), pero con ese alguien algo distinto sucede... Tienes ganas de hablar y de contarle las cosas tal como cuando llegas a casa y vacías sobre la mesa todo lo que acumulaste a lo largo del día en las bolsas de los jeans. ¿Qué sería lo primero que tendrías para decirle "decirte"? ¿Le hablarías de tus sueños? ¿Le expondrías del modo más sincero y honesto tus miedos? o simplemente le contarías algo que te sucedió hoy.

Si yo fuera tú empezaría contándole que amo las madrugadas de domingo, que es cuando siento que tengo más tiempo para mi, para pensar en todo lo que no es lo cotidiano del día,  y que es justo en ese espacio de tiempo donde puedo jugar a imaginar que nos reunimos para conversar en cualquier lugar donde no haya prisa y sólo existen elementos que nos llenen el alma... Espuma marina que borre nuestras huellas mientras caminamos por la playa, los colores naranjas de un sol cálido que te acaricia el rostro justo antes de despeedirse para luego irse a iluminar al otro lado del océano, o un cielo repleto de estrellas que nos haga sentirnos tan afortunados como tan pequeños...

No sé que quiero... Pero si sé que a veces quiero más tiempo y más vida... De verdad en los últimos años he aprendido a disfrutar mucho de mi (tu) compañía y son en verdad estos instantes en los que a pesar de que no hagamos nada extraordinario y tan sólo nos quedemos en silencio al terminar un día pesado de trabajo, los que propician que a la mañana siguiente despierte con entusiasmo y ganas de salir para ver que me regala el mundo.

El tiempo siempre nos come, pero de verdad quiero que estos encuentros sean mucho más frecuentes, mucho más constantes, porque hay tanto por decir y contar que de verdad hoy los minutos han sido insuficientes para todo lo que te quería contar.

El día ya terminó, pero me da mucha paz saber que tú estás bien... Que a pesar de que en apariencia todo a tu alrededor es un caos, tú estés tan cómoda dentro de tu propia piel.

Mañana será otro día y me encantará volver a verte, porque de verdad disfruto conversar contigo. Ojalá podamos darnos el tiempo al final del día para reunirnos aunque sea un instante y conversar de lo que importa en realidad.

Aquí estoy y tú estás también, a la distancia de un simple pensamiento para cuando quieras soñar o que alguien te ayude a cargar lo que quizá solo (a) no puedes... Hay café, hay disposición y tiempo de sobra del que se roba a las prisas... Si quieres mañana lo utilizamos y hoy me quedo aquí hasta que te duermas y luego despiertes de nuevo para contarme que sueño tuviste y que cosa harás para materializarlo en la realidad.

Nos vemos pronto.  

Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos

on viernes, octubre 14, 2016

Estamos ya en plena recta final del año y uno de los acontecimientos más emocionantes que están a punto de suceder es el regreso a las pantallas de cine del mágico mundo de J.K Rowling, que como todos saben es la autora de la saga de Harry Potter.

Ya ha pasado algún tiempo desde "Harry Potter y Las Reliquias de La Muerte", y a quienes nos fascina todo este universo mágico y misterioso todavía recordamos como si hubiese sido ayer el impresionante final de esta historia de magos, muggles (personas normales como nosotros), aurores, mortífagos y animales fantásticos... Siendo justo eso último, lo que vuelve a poner en las salas de cine esta maravillosa historia.

A mi me emocionó mucho la noticia, y me dio todavía más alegría cuando poco a poco se fueron develando más datos sobre esta nueva cinta que ya se estrena el próximo mes y que será protagonizada por Eddie Redmayne, un chico muy talentoso del que ya hablé en la reseña de "La Chica Danesa", pero además ha interpretado otros personajes muy interesantes en el cine como al famoso científico Stephen Hawking y a un enamorado fan de la legendaria Marilyn Monroe, que nos acerca mucho más a la persona real que en vida ella fue. (esto sólo por mencionar sólo un poco de su interesante y muy brillante filmografía)

Eddie Redmayne es Newt Scamander 

La espera cada vez se reduce más y aunque siendo sinceros Eddie se merece un post aparte, sé que será increíble conocer a través de su historia como era Hogwarts, la legendaria escuela de magos en 1926, mucho antes de que existiera Harry Potter y en el momento justo en que este actor británico que da vida a Newt Scamander llega al continente americano con una maleta llena de criaturas extrañas (que sospecho la mayor parte de ellas estaban registradas en "El Mounstroso Libro de Los Monstruos" que en una de las películas de Harry, el gigante Hagrid utilizaba como libro de texto para la clase de "Cuidado de Criaturas Mágicas").

"El Monstruoso Libro de Los Monstruos", para abrirlo sin que te ataque, supuestamente sólo tienes que acariciarle el lomo.

Si no están muy familiarizados con los libros de Harry Potter o con las películas, están a muy buen tiempo de aventarse un maratón con toda la saga, para poder entender algunos de los personajes y elementos que aparecerán en "Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos", o quizá también sería buena idea para los próximos fines de semana previos al estreno de esta cinta, hacer un repaso fílmico de la carrera de Eddie Redmayne, que les aseguro no tiene desperdicio, puesto que es un súper actor.

Mientras eso sucede y se llega la fecha de esteno de esta nueva película que pretende ser la primera de una saga de 5 sobre el fantástico universo de J.K Rowling, los dejo con el trailer oficial y un video muy especial que prepararon para una especie de evento que habrá para los fans de estas historias de magos y criaturas extrañas, que no sé muy bien en que consistirá, pero desde ahora ya se adivina bastante interesante.

Hay que estar muy atentos a lo que se publique en el sitio Pottermore y pues ya para finalizar les comento que yo estoy muy emocionada respecto a todo esto y por eso quise cerrar la semana hablando sobre el tema.

Mi plan es poder ir al estreno acompañada de todos mis sobrinos... Ojalá pueda ser posible.

Contenido Especial Pottermore:


Trailer oficial:
¡Disfruten el fin de semana!

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 020

on martes, octubre 11, 2016
"En tu única vida": Día 020.
¿A qué lugares quieres viajar solo? 
Nosotros: •A Nueva Zelandia a explorar •A Río de Janeiro a los carnavales •A Suiza a estar tranquila
Tú:
Siempre he querido ir a Italia, pero de uno o dos años a la fecha he soñado con recorrer algunos estados de mi país.

Me encantaría viajar a Chiapas y a Oaxaca.

Sé que eso será posible ¿cuándo?, no lo sé. sólo es algo que sé.

Martuchis
10-Octubre-2016

Descansa....

on lunes, octubre 10, 2016

El día termina, descansa mujer.
La labor se acaba, un ciclo, una tarea, un sueño. Ahora es momento… ¿Lo sientes?
¿Puedes escuchar tu cuerpo pidiendo sólo quietud, respirar, sentirte?

Deja que las cosas sigan su curso, deja que los demás se hagan cargo de sí mismos, deja que la vida se manifieste mientras tú sencillamente respiras, descansas, no haces nada.

Dicen las que saben, que esa es la mejor forma de hacerte el amor.
Confiar.
Dejar.
Deja que tu cuerpo simplemente se aquiete.

Escucha el movimiento dentro de ti, siente el movimiento fuera de ti, permite que el fluir de la vida te atraviese como un río, entrégale tu peso a la Tierra.

Desnúdate de todo lo que esperas de ti misma, de tus auto exigencias.
Mírate más allá de eso. A ver quién eres, a ver qué queda.

Descansa... Mañana será otro día.

31 Años con Flans

on viernes, octubre 07, 2016

El día de hoy se cumplieron 31 años de que el grupo Flans se dio a conocer en el programa Siempre en Domingo.

Esa presentación fue el comienzo de toda una época que marcó a toda una generación y de la cual yo he formado parte.

Para mi, hablar de Ilse, Ivonne y Mimi, representa no sólo hacer referencia a uno de los grupos que revolucionaron el pop en español durante la segunda mitad de los años 80´s, sino de un trío de chicas que influyeron durante mi adolescencia algunas de las más importantes decisiones que fueron determinantes en mi vida como mujer adulta, tal como lo fue la elección de mi carrera.

Sería muy fácil recopilar los logros de estas chicas como grupo, materializados en los discos de oro por altas ventas, los países y los escenarios hasta donde su música llegó, pero considero que es mucho más significativo hablar de lo que cada uno de nosotros ha vivido junto a ellas desde esa presentación en ese legendario programa dominical.

En lo personal, con Flans viví mis primeras emociones como fan, y aunque crecí y me convertí en una persona adulta, conforme han pasado los años, ellas siempre han permanecido ahí acompañándome con su música.

Sé que no soy la única, y lo mágico de esta celebración que para muchos de nosotros abarca más de la mitad de nuestra vida, es que esta es una historia que continúa escribiéndose hasta el día de hoy.

A finales de octubre y luego de 16 años de ausencia, será todo un regalo volver a verlas cantar en esta ciudad... Yo ya estoy lista y con el corazón en la garganta por la emoción que me genera este reencuentro.

Mientras se llega la fecha, hoy quise unirme a esta celebración para agradecer por todas las emociones, los sueños y las sonrisas durante tres décadas de la mano de sus canciones.


31 años son apenas un breve instante en el álbum de un fan... Son apenas un suspiro... Y es todavía mucho lo que nos falta.

Larga vida para ellas y para su música.

¡Gracias Flans!  

Historia en La Canción: "Canciones de Amor"

on miércoles, octubre 05, 2016

El post de hoy debería llamarse "reflexión en la canción" porque hace referencia a algo que todos necesitamos y que pasamos gran parte de nuestra vida buscando: El Amor.

De manera honesta, equivocada o quizá hasta haciéndonos "pato" por no saber estar solos, todos lo añoramos de una u otra forma. Ha sido un tema universal desde que el mundo es mundo y el hombre existe, pero sin caer en una cronología respecto a eso, tener alguien que nos quiera es una necesidad muy básica y en nuestra época escuchamos hablar de este tema en las canciones, no siempre de buena manera (que eso es material para otro post), pero esta mañana mientras iba caminando con rumbo a mi trabajo se me ocurrió preguntarles a ustedes que me leen: ¿creen que de verdad existe o lo han visto alguna vez materializado?

Sé que la respuesta que cada uno me brinde podría ser muy general, tan llena de "lugares comúnes" en el sentido de que me dirían que el amor es lo que a diario vemos manifestarse en los pequeños grandes milagros de la naturaleza que ocurren a nuestro alrededor sin que nos demos cuenta, en los sacrificios que una madre podría hacer por un hijo, etc, etc... pero no, yo no me estoy refiriendo al Amor como sentimiento universal, sino como ese elemento que crece dentro de ti hacia otra persona totalmente desconocida y que cuando de verdad es sincero, te lleva a desear compartir todo lo bueno y lo malo con ese alguien... Vaya, eso que llaman "sentar cabeza", o "echar raíces".

Quise hablar hoy de eso con ustedes, porque en los últimos años, yo, al igual que las personas que me leen, me he pasado buscando ese sentimiento que dicen viene a complementar lo que eres. Hasta el día de hoy yo no he encontrado al amor de mi vida, pero tampoco me quejo. A pesar de los tropiezos no me ha ido tan mal, pero conforme ha pasado el tiempo me he dado cuenta que el Amor, así como te lo pintan en las películas y en los cuentos no existe como tal. 

Antes de continuar hago la aclaración que yo hablo de lo que he visto y vivido, y es precisamente eso a lo que quiero enfocarme, puesto que soy una mujer con la madurez suficiente para aceptar que eso que tanto anhelamos la mayoría de las veces:

-No es algo que dure para siempre
-Solemos confundirlo con muchas otras cosas que son todo menos amor.

Esto sólo por mencionar dos cosas...

No soy un Grinch, y el no haber encontrado hasta ahora a la persona ideal no significa que bajo el velo de la amargura, yo esté plenamente convencida de que el Amor real y verdadero no existe... 

La verdad la vida es extraña, y así como existe el amor a primera vista, parejas que se casan y permanecen unidas hasta el final de sus vidas, parejas perfectas que forman familias igual de perfectas y te sorprende que tras unos años se divorcian; está también la otra cara de la moneda: Gente que se casa sólo por cumplir con los convencionalismos sociales o porque se le pasa el tiempo y es lo que se debe hacer, y otros más que tras varios tropiezos logran una relación estable con quien menos se imaginaron y permanecen unidos más que quienes tienen un compromiso formal y legal.

Todo es válido, cada uno de nosotros buscamos nuestra felicidad de la manera en que podemos o de la única manera en que lo sabemos hacer; y en ese sentido me llama mucho la atención que de todas las parejas que yo conozco, solamente UNA tiene la clase de relación con la que todos soñamos, lo cual me hace llegar a la conclusión de que no es cuestión de suerte o de seres privilegiados el encontrar a alguien que valga la pena.

Creo que las personas que permanecen unidas por mucho tiempo son aquellas que más allá de compartir todo y complementarse, han sabido apoyarse mutuamente para afrontar los momentos difíciles. 

Son lindas las relaciones donde hay flores y detalles (eso a todos nos gusta, para que nos hacemos tontos), pero creo que el verdadero amor se demuestra en las cosas más sencillas y cotidianas, en algo tan simple como que te preocupes por si la otra persona comió o no, si está enferma, entender la manera como reacciona propiciada por sus miedos o sus traumas, y aún con eso tengas la plena convicción de seguir ahí -aunque no esté en tus manos resolverle la vida- pero si aceptando tal cual ese paquete de virtudes y defectos que no cambian así tengas al más maravilloso de los hombres o a la mujer soñada como pareja.

Suena lindo no... ¿Y dónde encontrar eso?... La verdad pregunto lo mismo porque yo tampoco aún tengo la respuesta. Todos las relaciones de pareja que se van acumulando a lo largo de los años nos dejan siempre algo, bueno o malo (según como lo veas).

Si los sentimientos que cada persona nos inspira son como los objetos y colores con los que vamos llenando nuestra casa interna; aún cuando se tenga el corazón roto y duela horrores tener que arrancarte el sentimiento que permitiste que dentro de ti creciera por alguien, independientemente de si lo valoró o no, o si no salió como esperabas, eso no significa que no puedas volver a restaurar las paredes de tu alma y pintar de otro color, cuando tu tono favorito ya no es el azul...

De la misma manera que en nuestra casa, el espacio físico donde a diario habitamos y dormimos, por nada del mundo permitiríamos que se cubriera de maleza en los alrededores, y mucho menos en el patio o entre los muros o los rincones internos, tampoco por culpa de una mala experiencia, no puedes vivir toda la vida protegiéndote y con miedo a que te partan el corazón...

En concreto, el amor no es como lo pintan... ¿O ustedes que opinan?, y aunque a mi me pasa, como al resto de los mortales en que hay días en que prácticamente me convenzo de que tal vez estar en pareja no es mi camino, tampoco he dejado de creer en la magia de un sentimiento que podemos pasar una vida entera buscando, sin darnos cuenta que lo llevamos desde un inicio dentro de nosotros mismos...

El Amor ha estado presente en mi vida en varias etapas y de muy distintas formas. He sido feliz durante poco o mucho tiempo, pero creo que a pesar de que hasta ahora no he logrado consolidarlo para que se quede durante más tiempo, en el camino he aprendido a verlo como realmente es y a aprovechar las oportunidades que se me han dado... Y agradezco a la vida por eso.

A final de cuentas nada es eterno en esta vida, ni siquiera nosotros... Aunque si, es evidente que es un sentimiento que como todo tiene una fecha de caducidad y duele mucho renunciar a algo que dentro de mi fue bueno, esa sensación tampoco es permanente, y en mi caso creo que es tiempo de "resanar" las paredes de mi alma, sacar lo que ya no es útil, cortar la maleza de tristeza y malentendidos, por si alguna vez llega el momento de recibir en mi corazón a alguien nuevo.

Obvio, hay días en que la esperanza se va hasta el suelo,.. Insisto soy tan humana e imperfecta como todos ustedes... Sin embargo, en contraposición hay otros en que el simple hecho de imaginar la posibilidad de que la vida me sorprenda y suceda algo mágico en el camino, es el aliciente perfecto para seguir.

La vida es impredecible y es Dios quien únicamente conoce el mapa completo, e independientemente de lo que pase, y de que el Amor no es para nada como nos han contado, yo no quiero dejar de buscar porque sé que en algún lugar siempre se encuentra lo que cada uno de nosotros necesita, y es esa premisa la que hace saber que no puedo vivir toda mi vida protegiéndome, por miedo a que me lastimen, 

A todos ustedes gracias por leerme. Ánimo para todos los que como yo continúan en la búsqueda, y para quienes ya lo han encontrado, enhorabuena, y que sea de manera permanente.

Para cerrar, una canción que va perfecto con el tema de este post y que es interpretado de manera genial por la talentosa Julieta Venegas, que viene incluído en "Limón y Sal", su cuarto álbum de estudio.

"Estoy tan cansada de las canciones de amor, siempre hablan de un final feliz.... Bien sabemos que la vida, nunca funciona así"...

Un Vistazo a Las Páginas Sueltas del Pasado

on lunes, octubre 03, 2016

Hace apenas algunos días, el blog cumplió 12 años de estar online. Como siempre pasa, cada que se completa un ciclo, es inevitable mirar hacia atrás o es como cuando en casa, buscando algún documento o cualquier otra cosa, sin quererlo te encuentras con el álbum familiar y te pones a hojearlo y revives momentos con personas y lugares que ya pasaron.

Algo así me sucedió hará cosa de alrededor de una semana, cuando pude encontrar el primer blog que tuve en el año 2004... ¡Uy imagínense! en ese entonces apenas acababan de salir las cuentas de correo electrónico de Gmail y sólo podías obtenerla si alguien te invitaba y pues ese fue el inicio del blog en blogger.com que por cuestiones técnicas luego tuve que cambiar a un servidor de España (Bitacoras.com) y ahí empezó esta aventura de Las Páginas Sueltas y de Colores, que en ese entonces se llamaba "El Espacio de Martha" porque aparte de que no se me ocurrió ningún otro nombre, en ese entonces eran simplemente transcripciones de mi diario personal y debo confesar que era bastante "azotada".

La verdad es que soy una persona totalmente distinta a quien era en esa época. Tantas cosas han pasado desde entonces, y conforme avanzó el tiempo empecé a investigar cosas que a mi me causaban curiosidad y a la par de los posts personales, comencé a hablar de cine y de la música que me gustaba, así como de los personajes que yo admiraba, así como a escribir mis sueños y las historias que de pronto imaginaba o se me ocurrían de la nada.

En esta etapa más reciente del blog ya no publico tanto ese tipo de cosas. Me encanta investigar y compartir lo que investigo, pero créanme que así el día tuviera 30 horas, no me alcanzaría para escribir todo lo que quiero... Simplemente hoy desperté con unas ideas muy padres, pero obvio, había que ir a trabajar.

No me estoy justificando, porque de verdad disfruto mucho escribir y por más que uno trabaje, siempre debe darse el tiempo para hacer lo que más disfruta, así que prometo retomar todo ese tipo de cosas, de hecho les estoy preparando tres regalos para celebrar con ustedes este nuevo aniversario. Mientras todo eso se cocina, hoy quiero compartirles algo de lo que rescaté del blog antiguo y que creo que fue un escrito inspirado en un sueño que tuve, y me encantó reelerlo, porque no lo recordaba ya y me hizo caer en la cuenta de cual es la esencia de este blog y el compromiso que yo tengo con cada una de las personas que vienen y me leen. 

El propósito de mi vida es ese: contar historias, y hoy he desempolvado esta que en este inicio de semana les quiero volver a regalar para reafirmar la promesa de que en este espacio siempre van a encontrar una historia que los haga soñar despiertos y despegarse de todo lo cotidiano para suspirar mientras jugamos todos juntos a imaginar.

Espero que disfruten este vistazo a una de las Páginas Sueltas del pasado.

¡Nos leemos pronto!

******************
Un Sueño de Libertad

Me considero una persona despistada, pero creo que dejé de serlo el día que lo vi por primera vez… Era uno de esos días que no son ordinarios, porque a pesar de que pasas por los mismos lugares de todos los días, no tienes la presión del tiempo sobre ti.

No sé si fue eso lo que me llevó a observar con mayor detenimiento todo lo que encontraba a mi paso y hasta ese punto del camino las cosas parecían tan normales como siempre, hasta el momento en el que al pasar por la enorme ferretería -esa que está ubicada en plena esquina de esa calle tan transitada-, vi salir a un hombre joven que con paso decidido caminó y abordó una motocicleta que lo esperaba estacionada debajo de la acera.

Bajo otras circunstancias, yo hubiera apresurado el paso para llegar a mi destino, pero el hecho de estar todavía a unos cuantos metros de esa ferretería me permitió observar el momento en que él apareció, y aún así darme todavía tiempo de presenciar como guardaba algunas cosas junto al montón de bultos que ya llevaba encima de la motocicleta, que a pesar de ser un modelo antiguo, se encontraba muy bien conservada.

A medida que pude acercarme más, me di cuenta que la moto era demasiado grande, con los manubrios demasiado largos para mi gusto. El hombre joven, se encontraba bastante concentrado acomodando algunos objetos, tenía un pie apoyado sobre la banqueta para equilibrar su peso sobre la motocicleta estacionada y apenas si me miró en el momento exacto en que pasé junto a él porque además de los objetos, estaba desdoblando y acomodando unos pocos billetes y monedas que traía revueltos junto a otras cosas dentro de las bolsas de su propio pantalón.

Eso se me hizo extraño, pero yo lo dejé atrás y seguí mi camino, no volví la vista atrás, pero me alejé comenzando a imprimir en mi mente su imagen un tanto desaliñada y el intenso color de sus ojos claros.

En eso estaba, cuando un chiflido a lo lejos (pero no lo suficiente para no darme cuenta que provenía del lugar por el que acababa de pasar) me devolvió de pronto a la realidad y apenas si tuve tiempo de reaccionar, cuando repentinamente fui rebasada por una motocicleta; en ella, iba el joven extraño que había visto apenas unos minutos antes, pero esta vez, además del montón de cosas que llevaba a bordo de la moto, lo acompañaba un enorme perro labrador.

Es extraño como puedes llegar a conocer tanto de una persona, aún cuando ni siquiera la conozcas o llegues a cruzar palabra alguna, pues en los siguientes días es evidente que seguí pasando por ese mismo camino (¿y como no hacerlo? si era el que a diario tenía que tomar para llegar a mi trabajo) y aunque había días y semanas en que lo veía y no lo veía, durante ese lapso lo pude conocer más que si hubiera sido él mismo quien me contara cosas acerca de su vida.

Aprendí por ejemplo, que él era el responsable de toda la bola de objetos y artículos raros que se encontraban a la venta en todos y cada uno de los establecimientos de esa avenida, y no se necesitaba ser muy inteligente para darse cuenta que la compra y venta de mercancías era parte de su actividad diaria para ganarse la vida, por esa razón su motocicleta se encontraba siempre llena de bultos y cosas también.

Coincidí con él durante muchas otras veces en varios de los negocios de esa calle unas veces yo iba saliendo y él llegaba con un morral de cuero lleno de objetos, en otras llegamos a cruzarnos a la entrada de la mercería y su actitud amable siempre era la misma, por lo regular me tocaba presenciar el momento en que una vez que terminaba sus transacciones de compra y venta, se subía a su moto, acomodaba sus cosas, guardaba el poco o mucho dinero que había ganado, encendía el motor de su motocicleta para luego lanzar un silbido para avisar a su “amigo labrador” –que aparecía en pocos minutos- que era momento de partir.

Recuerdo que en alguna ocasión, el dueño de la mercería confirmó muchas de las cosas que yo suponía acerca de su persona, pues sin que yo se lo preguntara, él me contó que el extraño de la moto era un comerciante viajero, que no tenía nada más que a su perro y las pocas pertenencias que cargaba sobre la moto, entre las cuales se encontraban una tienda de campaña y las cosas necesarias para establecerse en donde la noche lo encontrara.

Como yo bien lo había imaginado, él vivía de lo que daban sus ventas, pues iba de lugar en lugar ofreciendo sus objetos raros y era así como a lo largo de su vida había viajado por muchas ciudades y países, conociendo gente y recolectando además de objetos, experiencias y vivencias.

                                                  *****

Ese fue el sueño que tuve la madrugada del Lunes, para amanecer el Martes 1 de Febrero y que por falta de tiempo no había podido venir a contar aquí… Fue un poco extraño y por eso no quería olvidarlo, pues me imagino que no es tan descabellada mi idea y en algún lugar de este mundo debe existir alguna persona así.

Lo más curioso es que “el chavo de la moto” era un actor que me cae mal, pero me parece guapísimo, no soy su fan ni me agrada, sólo reconozco que es un hombre atractivo y hasta ahí.

Respecto a la historia que “me inventé” dentro del sueño, yo diría que no hay nada oculto, pues por lo regular cuando tengo sueños que en apariencia no tienen nada que ver con mi vida, yo misma tiendo a analizarlos y en este caso en particular llego a la conclusión que todos los elementos que visualicé dentro de ese espacio imaginario no son más que un reflejo o añoranza muy personal de la LIBERTAD que en cierta forma no he podido alcanzar.

Ya se que suena ilógico… Vivir en pleno Siglo XXI y sentirse esclavizado… Yo no tengo cadenas ni grilletes, no estoy presa, pero muchas circunstancias, personas y situaciones en mi vida provocan que en muchas ocasiones no me sienta completamente libre…

Creo que todos y cada uno de nosotros tenemos cosas que nos atan y esclavizan, pero también existen personas que muestran la otra cara de la moneda y son total y absolutamente libres… Yo en lo personal, admiro a esas personas y aunque el concepto de Libertad, puede variar de una persona a otra, el sentirte libre depende más de una actitud que de un estilo de vida.

Hasta ahorita, no he conocido a ninguna persona como el chavo de la moto, pero ojalá alguna vez yo también dentro de mi mundo real, y a pesar de que no tenga motocicleta, logre llegar ser un espíritu libre.

8-Febrero-2005.