Ejercicio de cierre de año

on domingo, diciembre 31, 2017

Pues a pesar de que me levanté tarde, me apresuré con todas mis cosas y si hubo tiempo para escribir.
Este es ya de manera oficial el último post del 2017 y por ese motivo quiero dejarles algo muy especial.

Tania Karam es alguien de quien innúmerables veces he hablado ya en este sitio, y una de las personas que en este año -sin saberlo- me brindó claridad y paz en los días más difíciles o pesados (tanto de trabajo como en mi vida personal).

Eso ha sido algo de lo más valioso que me deja este ciclo que hoy concluye, y hace apenas poco más de una semana, ella apareció en un programa matutino de televisión (que por cierto está muy padre) y compartió un ejercicio que me pareció muy lindo y lo guardé para compartirlo con ustedes justo en esta noche que el 2017 termina.

Espero que les guste tanto como a mi, pero más que nada que les sea útil para reflexionar y soltar un poco lo que ya no sirve en el equipaje de vida, para empezar más conscientes que nunca de que tenemos una oportunidad valiosa para estar presentes en este instante que nos ha tocado vivir y hacer de nuestra vida una mejor historia.

Que pasen una gran velada esta noche y mis mejores deseos para cada uno de ustedes para el 2018.

¡Nos leemos pronto y Feliz Año Nuevo!

Lo que SOY


Soy compleja, tengo un carácter fuerte, no soy perfecta pero tengo buen corazón.
Me pierdo, me busco, me encuentro. Me entrego por completo, no me doy por la mitad. Nunca seré una media amiga, ni casi tu amor. Yo soy todo o no soy nada, no me gustan los términos medios.
Siempre te voy a hablar con la verdad y a pesar de mis defectos esto es lo que soy.

La última noche


12:14 de la madrugada... A solas, escribiendo esta vez desde el "mundo real"... Casi siempre lo hago desde mi espacio imaginario... Ese de donde han salido tantas de las historias y sueños que han propiciado que me acompañen durante tanto tiempo aquí.

Cuando todo se queda en silencio y estoy sin más compañía que la de mis pensamientos, la esencia de mi misma, es ya una costumbre cuestionarme: ¿Cómo me siento? ¿Cómo estoy hoy por dentro? y la respuesta en este instante presente es: tranquila, en paz conmigo misma... Disfrutando de los últimos días libres, luego de muchas semanas de trabajo arduo, de dormir poco y esforzarme porque este fuera un mejor año.

No tengo idea de cómo terminaste tú, pero mi ciclo hoy cierra mucho mejor que otros anteriores... Me miro al espejo y me gusta lo que veo. Una mujer entrando en la madurez, pero que al mismo tiempo deja ver a la niña que habita dentro... Es ella quien me regala el asombro por las cosas nuevas y muchas de las historias mágicas que he compartido y aún tengo pendientes por plasmar aquí.

Esta es la última noche del 2017... Tal vez dentro de algunas horas el bullicio en casa propiciará que no haya mucho tiempo para escribir... Por eso, antes de que eso suceda, quiero sacar de mi alma todas las postales de momentos lindos o de todas las cosas buenas que pasaron a lo largo de estos últimos 12 meses.

Las despedidas de personas que fueron importantes, las ausencias de hace años y lo que implicó aprendizajes dolorosos no voy a esconderlo ni tampoco a guardarlo en un cajón para que nadie lo vea... Al contrario. Lo pongo sobre la mesa de mi escritorio en esta madrugada, porque si algo he aprendido es que ese tipo de cosas que duelen, pero de verdad te hacen madurar, dejan de ser tan abrumadoras cuando pasan algunos días y las expones a la luz del sol.

En mi cuerpo, en los últimos meses hubo cansancio, pero también he aprovechado al máximo todas las capacidades de mi condición física ¡Y eso me encanta!... Me siento satisfecha de mi existencia también porque este año hubo  muchas risas... Algunas provocadas por la gente talentosa que hace radio (Martha Debayle y Rebeca Mangas), por los amigos a la distancia: (Vero y Liz); así como personas maravillosas que sin conocerme siquiera, con tan sólo compartir sus experiencias de vida y lo que han aprendido en el camino, me brindaron muchísima paz (Gaby Pérez Islas y Tania Karam).

Si hablo de mis defectos, esos que para nada justifico, pero me vuelven más humana, diré que sigo teniendo miedos y recuerdos tan presentes, pero que ya no lastiman y he logrado que ya no me dominen... También que no siento remordimientos por haberme vuelto más egoísta y hermética con las cosas bonitas que me han pasado en este tiempo reciente... Fue lo que aprendí después de haber tenido una vez más el corazón roto... Y aunque sé que nada es eterno, ni tampoco duradero, sé que si lo compartiera con quien no forma parte de ese círculo reducido de personas que siempre están, las energías que no son bien intencionadas, sin duda propician que se evapore más rápidamente.... Pues a la gente le encanta opinar y juzgar.

Este año no escribí tanto como hubiera querido... Me faltó comentar tantas cosas, hablar de más películas, de los libros que leí, de lo mágico que fue volver al teatro (esta vez compartirlo con mi madre, a quien agradezco tanto tener a mi lado y disfrutar de una manera tan distinta a como cuando era niña)... Por la oportunidad de jugar como niña con mis sobrinos, de presenciar atardeceres y madrugadas insomnes que se convirtieron en letras... De tanta y tanta vida que ha ido desgastando un poco mi disfraz exterior, pero que me he hecho descubrir lo fascinante que es descubrir el alma que llevo por dentro. 

Algo que también agradezco y disfruté fue el amor y la compañía incondicional de mis mascotas (en especial de Joy)... Y por todos los sueños y planes aún no concretos... Porque pensarlos, hablarlos y sentirlos en tiempo presente es como conjurar para que se vuelvan realidades concretas... Eso me emociona, pero sé que también tengo que trabajar mucho para que lo que quiero vivir a finales del próximo año sea posible... Ojalá tenga vida suficiente para eso.

Hoy es la última noche y no quería dejar de escribir aunque sea para rememorar rápidamente todo, y agradecer por lo que no sé que sea y está por suceder.

Si hay tiempo, nos leemos mañana. ¡Buena Madrugada y gracias por esta última noche!... 17 años después del año 2000.

Diez Años del viaje más extraordinario...

on sábado, diciembre 30, 2017
Hace un par de días se cumplieron exactamente diez años desde que llegué a Uruguay. 
A lo largo del tiempo, y cuando se llegan estas fechas, siempre rememoro ese viaje de 18 días, que hasta el día de hoy ha sido el más extraordinario que he realizado en toda mi vida.

Digo esto, porque a pesar de que he sido una mujer muy afortunada y la vida me ha dado la oportunidad de estar en diferentes lados, ese viaje en el 2008 marcó un antes y un después en mi vida. Primero porque conocí a una de las personas que más han sido importantes para mi, y también porque además de la riqueza en recuerdos y experiencias, el hecho de haber viajado hasta un país tan lejano (casi de orilla a orilla del continente), sirvió para conocer cuáles eran mis límites y empezar a encontrarme con la mujer que realmente soy hoy.

Diez años se van rapidísimo, y aunque todas las memorias de ese viaje están presentes en mi alma y en mi cabeza no sólo en una fecha como esta, en el penúltimo día del 2018 quise escribir para atrapar un poco en letras algunos de los recuerdos que quizá no quedaron atrapados en la famosa Bitácora de Viaje (que conservo como algo muy valioso, porque fue Vane quien me ayudó a escribir la reseña de esos días); y también porque aunque desconozco si ella todavía pasa a visitar este sitio, en caso de que si lo haga me encantaría decirle que a pesar de que la vida nos llevó por caminos diferentes y pasaron tantas cosas y cometimos tantos errores que nos distanciaron, a la distancia del tiempo, mucho de eso ya no importa, siempre le voy a agradecer no sólo esos maravillosos días en su "pequeño paisito" (como ella lo llama); sino por todas las aventuras, el amor y la hospitalidad de su familia.

Toda mi vida y mientras mi mente esté lúcida siempre voy a recordar ese viaje y a 3,650 días de distancia, en que las palabras y las letras siguen siendo mi mayor herramienta de expresión, quiero dejar una Página Suelta donde hable de los recuerdos no de los lugares donde estuve, sino de todos los sentimientos y las imágenes intangibles que llevo en el alma y no hay día que no recuerde desde entonces.

A 10 años del viaje más extraordinario me quedo con:


-La forma tan especial como se percibe el inicio y el fin de un día desde la ventanilla de un avión.
-La gente tan peculiar y la cantidad de historias y vidas que se entrelazan en un aeropuerto en el extranjero.
-El frío y la sensación de estar dentro de un sueño al pasar toda una noche en vela en el aeropuerto de la ciudad de México.
-Los paisajes tan increíbles al aterrizar en El Salvador y en Perú.
-Una de las cartas más sinceras y hermosas que he escrito para alguien y fue en el aeropuerto de Perú.
-Lo increíble que es pasar del invierno al verano en unas cuantas horas... Llegué enferma a Uruguay por eso (eran los días más fríos en Cd. Juárez), y Vane me cuidó mucho en ese aspecto, me acuerdo que ponía el despertador en la madrugada para que tomara jarabe de Propoleo (que fue lo que me ayudó a sanar más rápido).
-La charla con su hermano en la playa, y la imagen tan hermosa de ella tan contenta jugando con su familia en el mar.
-La quemada en mi pierna con el mofle de la moto en mi primer paseo en un vehículo de esos después de muchos años.
-La tormenta en carretera de camino a Salto, fue cuando me cayó el veinte de lo lejos que estaba de mi casa y mi familia, pero sabía en el fondo que había hecho lo correcto... Lo mismo experimenté cuando la vi afuera de donde se recoge el equipaje esperándome.
-La imagen de Vane mirando por la ventana del autobus cuando desperté por la mañana y estabamos entrando ya a la ciudad donde pasamos todas las vacaciones. (es de las cosas que más recuerdo y nunca se me olvida),
-La sensación de estar como en una especie de sueño al llegar de madrugada a la casa de la hermana de Vane.
-Los viajes en motocicleta.
-Las veces que me hizo reír... Una cuando casi me desnuca por salir corriendo y alcanzar a tomarnos una foto, y cuando parecía que se iba a caer y casi me hizo escupirle el mate en la cara de la risa. 
-El silencio, la paz y la charla del hermoso Parque del Lago.
-La energía tan extraña e indescriptible en la gruta del Padre Pío.
-Verla dormir (que fue de las cosas más hermosas que me tocó compartir con ella y vivir).
-El único bicho luminoso que he visto en mi vida, lo vi en Uruguay (ojalá pueda ir más adelante donde hay luciérnagas).
-La madrugada con lluvia cuando los aullidos de un perro nos despertaron y comentamos que se parecían a los de mi perro "Poncho", y yo le respondí entre dormida y despierta que las notas de "Poncho" eran más largas... Y al siguiente día eso nos mataba de la risa.
-La tristeza de la despedida en el aeropuerto de Canelones. Yo sabía que esa era la única vez que nis íbamos a reunir y que no nos íbamos a volver a ver, y así fue.
-Las películas en casa y la única vez que fuimos al cine... La cinta que vimos esa vez, curiosamente cada vez que he salido de viaje y estoy en un hotel, la pasan por televisión... Y eso me produce mucha nostalgia.
-La sensación de viajar suspendida durante tantas horas en el aire, y creer, hasta casi convencerte de que el tiempo se ha detenido... Aunque sea sólo una ilusión.


Así por el estilo podría ennúmerar mil cosas, fragmentos de instantes y conversaciones que se dieron incluso sin hablar... Pero el espacio sería limitado entonces, y tan sólo quiero dar las gracias por haber tenido la oportunidad de vivir todo eso... De verdad he sido una persona muy afortunada.

Gracias por ese viaje, por todo lo vivido, y ojalá, independientemente de lo que la vida me tenga reservado más adelante, que mientras mi corazón y mi mente funcionen nunca olvide cada cosa que haya visto y sentido en ese viaje... O que si sucede, en el tiempo, estas letras y todo lo que hay escrito, recuerde a quien lo lea, lo importante que ha sido ese viaje para mi.

Que así sea.
Gracias por todo Vane.

Encender Estrellas

on domingo, diciembre 24, 2017

De madrugada mi mente se queda en blanco, en silencio... Es entonces cuando me doy cuenta que dentro de mi habitan muchos y pocos pensamientos al mismo tiempo, recuerdos que me erizan la piel y me hacen sonreír.... También hay sueños que son prototipos de planes para días que aún no he  vivido y me hacen ir a dormir feliz sin ser realidad todavía.

Cuando me quedo a solas o mientras tú duermes, trato de pensar más en todas esas cosas que me ilusionan y añoro, esas que me hacen desear abrazarte mientras duermo o simplemente tener ese impuso natural de sólo querer apagar la luz y descansar... Aunque aún no me acostumbro y para mi es algo nuevo, es lindo hacerlo junto a ti.

En ese lugar entre lo real y lo intangible, es donde mi mente se libera, deja de agobiarme tanto, aunque he de confesar que de cuando en cuando logra colarse alguna pesadilla...

Confieso que en las noches cuando no pasa eso, durante el día (y sobre todo cuando las responsabilidades y las cosas por resolver me agobian), recurro a la paz de ese instante... Cierro los ojos y quisiera que ya fuera de noche, para llegar a casa, que se quede todo en silencio, e independientemente de si tú estás o no conmigo, encender las estrellas y transformar la madrugada en algo tan cálido y tranquilo como tu respiración.

Cuando te extraño, y ya es muy noche, me levanto y me asomo a la ventana. A veces tomo agua o si hace demasiado frío -como hoy- una bebida con algo caliente... Encontrarme conmigo misma en el silencio y abrigarme con la añoranza de ti, o mis recuerdos, es en cierta forma una manera de soltar y encontrar paz.

¿Sabes? a veces pienso en el montón de madrugadas previas a conocerte... En ese entonces, cuando aún hacía lo mismo, pensaba si tú encenderías del mismo modo las estrellas. Si contemplarías la luna en tus noches de insomnio, en el más bello silencio, imaginando quizá si existiría alguien para ti, que aún no tengo claro si de verdad soy yo.

Encender estrellas era eso... Irse a dormir con la esperanza de que algo mejor siempre podía suceder en los días aún no vividos... De alguna manera eso hacía que aunque la oscuridad de ese momento no iba a ser eterna, por dentro, en mi alma, siguiera la luz prendida y mi mente lograra apagarse en medio de tanta paz.

Todo eso era apenas tan sólo un instante... Del mismo modo que lo han sido las cosas que me han preocupado o las que en otro tiempo me hicieron llorar... No se cuando fue, ni tampoco de que manera, pero cuando descubrí eso entendí como hacer para contrarrestar el efecto de la nostalgia... Para dejarla pasar sin que se transformara en tristeza y que quisiera quedarse aquí.

Hoy tú si estás... Y me encanta cuando quieres quedarte... Yo dejo que lo hagas porque aunque casi siempre es a mi a quien el sueño vence primero; en las noches cuando es al revés, me gusta contarte cosas aunque ya te hayas dormido... Escribirte aunque la luz esté apagada, porque eso es un regalo, quedarme contigo y tú conmigo... Un espacio que nos merecemos sólo para nosotras, para ver en la penumbra lo que realmente somos y sin importar si serán pocas o muchas noches, encender las estrellas para que iluminen nuestros sueños, hasta que el sol, cruce de nuevo el océano, para volver hasta aquí.

Que descanses.

Diciembre

on domingo, diciembre 10, 2017

Diciembre otra vez... Una vez más las hojas del calendario están a punto de terminarse y mientras llega la madrugada me doy un respiro, me siento en silencio, para contarte en letras como estoy hoy, en este momento.

El tiempo es escaso y es muy larga la lista de historias para contar en el blog que he ido postergando. Sabes que no me gusta escribir con prisa. Que siempre procuro hacerme de un espacio grande para estar en silencio, respirar y tal como si te mirara a los ojos, abrirte mi corazón y contarte mis cosas... En esta noche de domingo no es la excepción, pero a diferencia de otras veces no quería escribir sobre algo curioso o un tema en particular... Simplemente me apetecía sentarme frente a la pantalla con el procesador de textos en blanco y dejar que las palabras surgieran.

En estos días ha hecho demasiado frío y me la he pasado extrañando... Los días se van entre el trabajo y las responsabilidades de a diario. Ha sido mejor año que otros respecto a todo eso, y aunque el pasado siempre se hace evidente en el presente, ya no lastima ni hace sombra... No sé si será que soy una mujer muy distinta ya a la de hace algunos años o que encontré una forma genuina de ser feliz estando sola, o de estar en paz en medio de todo lo que sucede a mi alrededor de manera vertiginosa.

Mi corazón sigue estando lejos... Ha permanecido ahí cerca de esa playa durante mucho tiempo. No vivo de los recuerdos ni de la añoranza tampoco, pero es increíble y muy difícil de explicar como se puede tener el corazón tan lleno de amor y al mismo tiempo de esperanza que se vuelve el motor principal y mi razón para seguir cada día cuando abro los ojos.

A veces quiero escribir sobre eso... Sobre el amor, entendido más allá de la piel y del contacto físico... De los encuentros entre las almas pactado desde otros tiempos y lugares, y es quizá eso lo que ha determinado mi situación actual ahora y aquí... Sé que mucha gente no lo entendería o quizá me miraría con extrañeza, pero tengo tantas ganas de encontrar la manera de explicar eso, y plasmarlo en una historia tan hermosa como distinta... Ese es uno de mis objetivos principales y sé que encontraré la forma para hacerlo.

Está a punto de cerrarse este ciclo, y la verdad no espero grandes cosas... Todo lo que añoro es tan simple y sencillo como la felicidad absoluta que siento cuando por teléfono escucho su voz, aunque las circunstancias hablen de una realidad tan imposible como incierta...

Hoy, a 10 días gastados del último mes del año, soy muchas cosas... Soy una mujer con risas, con miedos, con honestidad, con un inmenso amor y disposición para cada cosa que vive. Que declina cada vez más la balanza hacia el lado de las cosas que no son tangibles, pero en contraposición son valiosas, como quizá no lo podrían ser para nadie más...

No sé a que se deba, pero el frío y el reflejo de las luces en todos lados lo percibo de un modo muy distinto (a pesar de que los haya visto desde hace tantos años)... Los aromas y el ambiente propios de esta época del año, me confrontan con mis recuerdos de infancia, pero al mismo tiempo con la mujer que en el presente soy.

He sido afortunada... Quizá a eso se reduce lo que quiero decir en la Página Suelta de Hoy... Sólo un regalo es el que deseo, y es el mismo que durante varios años he estado pidiendo...  Con la diferencia de que hoy mi petición está impregnada de FE...

Yo creo que eso es lo que hace falta... No sólo a mi, sino a todos... Del mismo modo que la honestidad para mirarnos al espejo, reflejarnos en nuestros propios ojos, para saber cómo estamos, que es exactamente lo que queremos, en que punto de nuestra vida nos encontramos... Algo así como una pausa, un respiro, un cerrar los ojos para volver a recordar lo que somos, antes de continuar...

Los días que siguen serán pesados y llenos de actividades, pero es el último esfuerzo... Ojalá que vengan cosas buenas, y pronto llegue también ese pequeño lapso para poder estar en casa, dejar de lado las prisas, disfrutar de la buena comida, el amor de quienes son cercanos, de la magia y el aroma de los libros nuevos que tantos meses he esperado para leer, y de las historias apasionadas a través del cine y las series cortas... De todo lo que hace la vida más ligera y maravillosa también.

Nos leemos pronto.

Carta en Tiempo Presente...

on jueves, diciembre 07, 2017

...Comienzo a escribirte mucho antes de estar cerca del papel y la tinta, mientras todo está oscuro y siento la tibieza de tu respiración lo más cerca de mi.

Aunque las letras aún no se materializan, pienso que cuando leas esta carta, te contaré del maravilloso regalo que es escucharte hablar de tus cosas antes de que te duermas o irrumpir por debajo de tus brazos para entrometerme y descubrir las líneas exactas del libro que estás leyendo, hasta provocar que te distraigas a punta de besos... 

Sé que debo contarte también acerca de que me gusta acompañarte en silencio mientras memorizas fórmulas y descifras ecuaciones que yo no entiendo... Esas que dices te permiten averiguar la resistencia que tiene un material para construir todos esos edificios que sueñas despierta con edificar.

Seguro si... Te contaré como se ve desde mis ojos todo eso, pero también de cómo se percibe desde mi piel la temperatura de tu cuerpo después del último baño al final del día, cuando te quitas el cansancio del cuerpo y lo dejas cubierto sólo con ese tatuaje tan tuyo y esos lunares desperdigados que he pasado tantas noches contando hasta tarde despacito...

Si, quizá cuando leas sobre eso, sentirás curiosidad y querrás saber todavía más... Necesitarás que te cuente como es la textura de tus cabellos cuando se desparraman junto a tus sueños sobre mi almohada (que ahora es igual que yo de tuya); de lo lindo que es el marrón de tus ojos cuando me miras desde tan cerca, cuando tus lentes de chica nerd se quedan a reposar toda la noche junto a tu celular.

Sé que sonreíras al leer, porque sabrás que todo esto es tan cierto, como la forma tan apasionada en que te enciendes cuando te beso o hablas de los colores y las formas en las pinturas de Klimt y Kandinski.

Comienzo a escribirte mucho antes de que amanezca, y mientras tú viajas hasta no se dónde en sueños, yo doy gracias en tiempo presente por el regalo de tu cercanía... La física y la que no es tangible... Por los días de lluvia o de prisas en que tus abrazos se vuelven un refugio; el lugar a donde sin dudarlo quiero correr para escapar.

Tantas veces te imaginé... Y del mismo modo que aún no sé descifrar tus pensamientos cuando te quedas en silencio; tampoco sé decirte si todo eso que eres y me encanta, corresponde a todo lo que de la vida siempre esperé...

Nada es para siempre... Sé que no te gusta que te diga eso; pero soñar despierta mientras te tomo de las manos y siento como vas encaminándote poco a poco hacia el país de los sueños, es una forma de desnudar ante tí mis miedos; esos que me vuelven tan humana y te revelan la vulnerabilidad de mi alma.

Puedo pasar la madrugada entera escribiéndote sin estar cerca del papel y la tinta... Dibujando historias mágicas sobre un futuro compartido en letras que se trazan y difuminan sobre tu espalda; pero en esta noche de lluvia y frío sólo quiero dejar esta carta en tiempo presente, para decirte que dormir sola ya no es tan disfrutable como lo era antes de que te aferraras a entrar en mi vida; a intentar ganarte mi confianza y un lugar en mi.

Comienzo a escribirte mucho antes de que abras los ojos otra vez y sonrías cuando me mires... Gracias por este tiempo presente y por el valor de arriesgarte a estar aquí, junto a mi.


Para: M.
Invierno, 2017

Casa en Construcción

on lunes, diciembre 04, 2017

Todos los días de camino al trabajo y muy cerca de donde vivo, me toca pasar por donde está una casa en construcción.

Al principio no reparé mucho en ella, pues era simplemente un terreno abandonado, pero conforme transcurrieron los meses, y pasando yo por ahí a la misma hora, poco a poco se fue haciendo perceptible la transformación de un espacio vacío a lo que era evidente fueron los primeros cimientos de una casa.

En una ciudad tan grande donde cada día se construyen miles de edificios y fraccionamientos, quizá lo que me llamó la atención de ese lugar fue ver como varias personas participaban de esa construcción. A partir de ahí me fijaba todos los días como iban avanzando, y comencé a preguntarme si la casa sería para una pareja o una familia completa ya con hijos, que quizá tendría la oportunidad de estrenar una casa propia por primera vez.

Hasta el momento en que escribo esto, sigo sin saber la respuesta a esas preguntas, pero de alguna manera, ver los avances y como ha ido quedando la construcción, me contagió el entusiasmo de esas personas que han invertido muchos días de los últimos meses en algo que será para ellos, algo que desean que sea duradero, un refugio, un lugar a donde llegar, y para poder lograr eso se necesita además del tiempo invertido y la paciencia, mucho entusiasmo, amor por lo que se está haciendo y dedicación... Sí, exactamente los mismos elementos que se requieren para lograr todas las cosas que valen la pena en esta vida.

La casa aún no está terminada... Sigo pasando por ahí y pienso tantas cosas: Pienso en el tiempo en que yo quise tener una casa nueva (y lo logré, aunque nunca la habité); y también en que la vida de cada uno de nosotros es así, como una casa en construcción. Cada uno la vamos armando a nuestra manera, con las herramientas que se tienen a la mano, y aunque algunos logran edificar algo grande, otros en contraposición lo hacen de manera austera y sencilla, quizá de manera rudimentaria, pero como en todas las cosas, lo importante es el contenido, lo que hay dentro de la casa, los objetos que vamos colocando dentro; y tan es así que no se si se han fijado cuando por ejemplo pasamos caminando por alguna colonia o fraccionamiento y hay una puerta o ventana abierta, que asoma al interior de una casa, los objetos o muebles que se perciben desde afuera, nos dicen mucho de como es el ambiente en esa casa y la vida de quienes la habitan.

Yendo todavía más hacia adentro... ¿Cómo sería yo si fuera una casa?... Es una pregunta muy amplia y quizá difícil de responder... Aunque haya quienes se perciban a si mismos como una casa en ruinas o resquebrajada, al igual que una casa en planeación o en sus primeros cimientos, siempre existe una posiblidad de restaurar, de derribar lo que está en desuso o inhabitable, para volver a cimentar el lugar que resguarda no sólo nuestra vida en común con nuestra familia, sino todo lo que somos más allá de todo lo material que poseemos.

Creo que ya falta poco, y me dará mucho gusto ver a quienes vivan en esa casa nueva, felices, empezando a escribir una historia nueva, mientras yo sigo a diario adelante en mi camino, pensando en todas las posibilidades de remodelar y restaurar lo que llevo por dentro, hasta que mi alma se convierta en un lugar -que aunque me gusta mucho como es ahora- todavía puede mejorar, hasta que logre transformarlo en un espacio donde no sólo yo encuentre un lugar en donde estar, sino al que se quiera llegar y permanecer al final del día.

Buen inicio de semana y gracias por las cosas que encuentro en el camino que me permiten reflexionar y compartir analogías.

Páginas Sueltas en papel...

on lunes, noviembre 27, 2017

A deshoras otra vez... Negándome a dormir con tal de vivir de modo intenso otra vez la madrugada... Espacio etéreo donde es posible lo imposible, y también los pensamientos y los sueños son visibles y casi, casi se pueden tocar.

Páginas Sueltas y de Colores (en el diario de papel).

Detrás del "Lunar Insomne"...

on lunes, noviembre 20, 2017

Hace apenas un par de días publiqué un pequeño escrito en este blog, y quería mostrarles como fue que realmente surgió.

Yo estaba trabajando, era poco después de las diez de la noche y mientras realizaba la actividad que me toca, comencé a acordarme de algunas cosas lindas que viví en el pasado.

Eso fue lo que propició que de pronto surgiera la primer frase de ese escrito, pero debido al tipo de trabajo que realizo en este momento, no era cosa tan fácil obtener un pedazo de papel. Mi celular estaba completamente descargado, así que tampoco podía usar el block de notas digital, por lo que me comencé a desesperar, pues otras veces ya me ha pasado que de pronto algo que me inspira no puedo plasmarlo en su momento y después ya no es igual o simplemente se desvanece en el olvido.


En el área donde estoy, hay una pequeña máquina expendedora de agua, y así fue como se me prendió el foco y tomé uno de los conos de papel. Ya nada más conseguí una pluma y así fue como ese pequeño texto se salvó de desaparecer...

No es la primera vez que me pasa, y una de las cartas más lindas que he escrito (y publiqué hace poco), surgió de una manera similar, entre condensadores y radiadores de aluminio, en la última parte de mi jornada laboral...

Me encanta cuando la inspiración me sorprende así, y por eso quise compartirlo con ustedes.

Donde las princesas no saben bailar...

on sábado, noviembre 18, 2017
"El Lugar Más Feliz del Mundo"
Autor: David Jiménez
Ed. Kailas Editorial

Lunar Insomne


Millones de madrugadas
perdida en el recuerdo insomne 
de ese lunar tuyo, 
que tanto detestas,
y era mi perdición...

Entre tu cuello y tus alas...

Lunes por la noche...

on martes, noviembre 14, 2017

Era un lunes por la noche, cuando recostada en su cama la acarició el frío, y se le vino de golpe todo lo que había sufrido.

Quiso llorar por un rato, pero se acordó de aquel trato que tenía consigo misma: "Nunca más lloraría por cosas del pasado"...

Del pasado y la esperanza

on lunes, noviembre 13, 2017

Hay días en que el pasado pesa demasiado... Tanto, que es verdad que no puedes arrancarlo o borrarlo... 

Sin embargo, si tienes la opción de guardártelo en los bolsillos de los jeans mientras vas caminando; y agradecer por el trabajo y la vida que SI TIENES en el presente, para que a pesar de que el futuro sea siempre tan incierto, eso te llene el ♡ de esperanza respecto a todos esos milagros que la vida te está guardando, y ni siquiera sabes o imaginas es lo que de verdad necesitas y están por venir....

Buscándote...

on sábado, noviembre 11, 2017
Busco a alguien que le brillen los ojos, que tenga magia en la mirada, que sus gestos sean misteriosos y sus palabras tan profundas. Alguien tan fascinante como diferente...

Aún sigo creyendo que existes y que voy a conocerte reconocerte algún día.

Escribirte a ti... (CPN No.4)

on miércoles, noviembre 08, 2017

He intentado escribirte y no sé ni como... Porque ¿cómo escribirle a alguien que ni siquiera conoces?; ¿o qué cosas puedes contarle a quien ni siquiera tienes la certeza de si existe y vas a poder encontrar?

Hoy te pensé en el trabajo, y en medio de tanto agobio recordé que hace 56 días te vi por primera vez en un sueño, y aunque ya no recuerdo cómo eres, ni tampoco el color de tus ojos, desde entonces, la maravillosa sensación de haberme reconocido en su reflejo; sigue tan nítida en mi.

Aún así sin recordarte, te extrañé... Eran las 10:39 de la noche... Faltaba más de de una hora y cuarenta minutos para volver a casa; pero yo ya quería que el tiempo volara, pues tenía prisa por contarte que en el mundo real me ha ido muy bien en el trabajo; tanto, que en medio de tantas ocupaciones, de alguna manera entiendo porque aún no eres parte de mi presente; (pues no podría dedicarte casi tiempo)...

También tuve ganas de contarte, que respecto a lo que llevo dentro y a nadie muestro, a veces lloro todavía, por alguien con quien quizá te he estado confundiendo hasta el día de hoy... Aunque a veces pienso, hasta casi convencerme de que si eres... Algo en mi interior, desde hace tiempo me dice que quizá es lo que quiero creer, cuando la verdad es que no...

No sé decirte como es que me di cuenta... De pronto comencé a pensar en ti mucho más allá de todo lo que conozco... Aunque no eres alguien presente -todavía- no te imaginas como me reconfortó una noche pensar que en un día no muy lejano podré contarte que lloraba tanto por otra persona, por alguien equivocado, y entonces sonreirás en silencio, para decirme que todo era parte de un plan perfecto, y entonces te quedarás conmigo hasta la madrugada, escuchando toda la historia que pasé antes de encontrarte.

Es una sensación tan linda como extraña pensar en ti sin haberte visto nunca... Contarte que hace apenas un par de noches, la madrugada fue tan larga, que desperté imaginando que en el umbral de un día y otro, con las luces apagadas te contaba que muero de ganas de escribir una historia mágica que hable de nosotras... No el típico cuento de cuando alguien encuentra al amor de su vida en la calle, en un café, o cuando algún amigo en común te lo presenta... Quiero sorprenderte... Hablar en letras de cuando las almas se encuentran en sueños, más allá del cuerpo y de otras vidas... No sé cuando ni como... Ni tampoco si lo haré antes o cuando ya te haya conocido, pero de alguna forma lo haré... 

Son tantas cosas las que he ido guardando... Que una vez más las manecillas del reloj han retrocedido y en el cambio de estación que es la antesala a los días más fríos, no tengo ni la menor idea de cómo hacer para poder conectarme contigo mientras llega el día en que te conozca... No sé como hacer para volver a encontrarte en sueños, mientras descubro en la realidad el camino más cercano hacia una vida posible... 

Hasta hoy, no tengo respuesta... Pero me ha llenado tanto el alma pensar en ti, aunque no te conozca... Por esta madrugada, tan sólo puedo intentar enviarte un suspiro con la luna, sin importar si quiera, el hecho de no saber si duermes en esta misma ciudad...

Ojalá hoy sea un día menos que falte para que una madrugada, a esta misma hora, cuando tengas insomnio, me cuentes de ti, de todo eso lo que en tí habita; para que me muestres tus sueños y tus facetas más oscuras; para que me pidas que te abrigue los miedos y me quede hasta que te duermas, junto a ti.

La madrugada se alarga, pero el sueño a mi cuerpo lo vence... Voy a ver si te encuentro en el país de los sueños... Cierro los ojos y me imagino que te daría risa si un día te cuento que entre condensadores y radiadiores de aluminio me ha encantado hoy escribirte a ti.

¡Buenas Noches!

Oración para despedir a una mascota.

on lunes, noviembre 06, 2017

Te agradezco, Señor Dios, creador de todas las cosas vivientes
por mi hermano (nombre de la mascota).

Te agradezco, Señor, que por tu inmensa bondad has creado los animales,
poniéndolos a nuestro servicio.

Te agradezco, Señor, por aquellos animales
que ayudan día a día en las faenas del campo,
por aquellos que acompañan los juegos de los niños
por aquellos que llenan los últimos días de un anciano,
por aquellos que socorren a los enfermos,
por aquellos que salvan personas en las catástrofes,
por aquellos que nos protegen de siniestros.

Te agradezco Señor por su amor fiel e incondicional,
por haberme concedido el gran don de su custodia
y te pido Señor, ahora que se ha ido,
me des la fuerza para recomponer mi corazón quebrado por su ausencia,
recordando por siempre toda la emoción que reinó en mí
con cada movimiento de su cola, con cada ronroneo…

Una vez más quiero agradecerte, porque sin ti, Señor mío misericordioso,
no hubiese conocido a esta tu hermosa criatura.

Te agradezco por todo el tiempo que permitiste que su vida, para mi,
fuera un regalo, y confío en que será cuestión de tiempo para que volvamos a encontrarnos.

Gracias infinitas y hasta entonces...

Para: Boni

Nunca se van...

on jueves, noviembre 02, 2017
Algunos amigos nunca se van, sólo se guardan en el ♡
Foto: Poncho (†), Negra (†) y el hijo de ambos: Roque.

Noche de Brujas con Michael Jackson y "Thriller"

on martes, octubre 31, 2017

Acaba de pasar la noche de brujas y en esta ocasión dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores toca hablar de algo que además de estar acorde con esta festividad pagana, es uno de los videos más icónicos no sólo dentro de la historia de la música contemporánea, sino uno de los hits más representativos dentro de la carrera del rey del pop: Michael Jackson.

Como ya se habrán imaginado por la foto que ilustra y encabeza este post, la página de hoy está dedicada a "Thriller", un tema que incluido en el álbum que lleva el mismo nombre; gracias al video que se realizó en 1982, propició no sólo que este sexto disco en la carrera de Michael Jackson se convirtiera en uno de los más vendidos en la historia de la música a nivel mundial; sino que, también implicó un "antes" y un "después" respecto a la manera de realizar videos musicales en plena época del auge de MTV y de las producciones en televisión para promocionar el sencillo de cualquier cantante en ese entonces. 


"Thriller" acaba de cumplir este año, tres décadas y media de haber sido lanzado; y hasta el día de hoy sigue siendo un videoclip recordado no sólo por sus coreografías, la famosa chamarra roja de Michael (todo enmarcado bajo una terrorífica historia de zombies, mucho antes de que existiera "Walking Dead"); sino también porque es por demás interesante todos los datos que hay tras la producción y eso es justo lo que quiero darles como regalo en este Halloween 2017.

¿Me acompañan a desempolvarlo y conocer un poco más de lo que hay detrás?... Obvio, todo muy al estilo de este espacio, mientras al mismo tiempo compartimos algunas imágenes del Making Of... 

Portada del sexto disco de estudio donde "Thriller" es el cuarto track de ese álbum.


-"Thriller" fue compuesta por Rod Temperton, y grabada por Michael Jackson en los Westlake Recording Studios en Los Ángeles California, bajo la batuta de Quincy Jones.

-Originalmente se iba a llamar: "Starlight", pero Quincy Jones le había comentado a Rod que le diera nombres de canciones que pudiesen dar título al disco, y a pesar de que pensó en muchos, un día despertó de la nada con la palabra "Thriller" y fue como este título se quedó.

-Todo el álbum fue grabado en 8 semanas, entre los meses de abril y noviembre de 1982.

-La canción salió al aire el 23 de enero de 1983, y la idea para el videoclip fue sugerida por Michael Jackson, quien inspirado en las películas de los años 50´s, le comentó a John Landis (el director), que quería hacer un videoclip donde él se transformara en hombre lobo.

-Cuando tanto el director como el Rey del Pop, hicieron la propuesta a Sony Music para la realización del video, la disquera se negó rotundamente, por el costo que representaba hacer una producción de ese tipo, y Michael se obstinó  tanto con la idea y les dijo que de no apoyarlo, él lo realizaría con su propio dinero, cosa que al director se negó rotundamente, ya que no le parecía justo, porque en ese entonces Michael vivía todavía con sus padres.


-El video fue estrenado el 2 de diciembre de 1983 y aunque no fue muy bien recibido por la crítica en un principio, si marcó un precedente en la forma de hacer videos musicales.

-"Thriller" tenía una duración de 14 minutos, y difundido en pleno auge de la televisión musical, más que un video, era considerado dentro de la categoría de cortometraje. Fue el video más largo de la historia, solamente superado hasta ese entonces en duración por otro video del mismo artista en 1996, titulado "Ghosts" y que duraba 40 minutos.

-La voz que aparece narrando y cuya risa tenebrosa se escucha al final de la canción, pertenece a Vincent Prince, un actor de cine estadounidense, famoso por su participación en películas de terror desde la década de 1940. 

-Está considerado hasta el día de hoy como el mejor video musical de todos los tiempos y redefinió el concepto de producción de videoclips a partir de ahí.

-El costo del video fue de 800 mil dólares, una cifra desorbitada en plena década de los ochentas, para lo que fue la producción más cara de esa época y el más importante dentro de la cultura pop.


-La fama de este video clip fue tan grande, que era transmitido dos veces por hora en  MTV,  lo cual resulta todo un logro dado la duración tan extensa del mismo.

-Hay quienes dicen que de no haber sido el video de "Thriller" todo un fenómeno dentro de la televisión musical, es muy probable que este álbum de Michael Jackson no se hubiera convertido en el éxito mundial de ventas que hasta el día de hoy es.

-Al ver la respuesta del público a nivel mundial, Michael Jackson adoptó la costumbre de realizar videoclips de larga duración para promocionar los sencillos de sus posteriores discos.

-Entre los múltiples premios que ganó, se encuentra el de "La Mejor Coreografía" durante la ceremonia inaugural de los premios MTV de ese año.

En los ensayos de la coreografía de "Thriller".

-"Thriller" es un video del siglo pasado que cuenta con el mayor número de reproducciones en una plataforma moderna actual como Youtube.

-Respecto a la producción del tema, cuando fue grabado, la introducción era tan larga, que tuvo que ser recortada, porque no cabía en el disco de vinil. Esa intro completa se puede ver dentro del video, ya que en esa época, un LP tenía capacidad solamente para aproximadamente 24 minutos por lado, y debido a la excesiva duración de este tema, todos los demás sencillos tuvieron que ser reacomodados, a pesar de ese recorte, para que pudieran caber todos en el disco.


-James Swedien fue el encargado de realizar la mezcla de todo el disco, pero hablando de "Thriller" en particular fue mezclado como tema 91 veces por este ingeniero de sonido que años más tarde fue contratado también por Luis Miguel para trabajar en sus producciones.

-Gracias a este video, Michael Jackson se convirtió en el primer artista de color en presentarse en la premiación de MTV.

-En el año 2009 este video fue incluído dentro del Registro Nacional de Cine de Estados Unidos como tesoro cultural. Todo un logro si tomamos en cuenta que es la primera vez que un video musical es incluido en esa lista, lo que significa que es parte de la historia de ese país.


-"Thriller" es el tema más incluído en todas las recopilaciones existentes de éxitos de Michael Jackson hasta la fecha.

-Gracias al éxito mundial de este tema, Michael Jackson logró la negociación más importante con una disquera respecto al tema de regalías, ya que hasta el día de hoy en que él ya falleció, continúa recibiendo 2 dólares por cada álbum vendido, lo cual da una idea de como logró -tan sólo con este tema- amasar la fortuna que logró en vida...

El Futuro de Thriller

A pesar de que cuando el álbum cumplió 25 años de haber salido a la venta se lanzó una edición remasterizada, "Thriller" sigue dando de que hablar, ya que se planea que este video sea exhibido en 3D durante el próximo Festival de Venecia.

-La producción corre una vez más a cargo de John Landis, quien en mancuerna con Optimum Productions, tiene como objetivo que 35 años después "Thriller" sea toda una experiencia visual con la más alta calidad de audio y con la tecnología más moderna disponible.

¿Interesante no?... Y pues bueno, aunque podrían decirse mil cosas más sobre este icónico video, para finalizar, cierro con el videoclip, incluída esa famosa intro que por cuestión de espacio no se incluyó en el disco original.

Que lo disfruten...

¡Feliz Noche de Brujas! 

Suspiros...

on lunes, octubre 30, 2017

Las gotas de agua que encontramos en los cristales cuando el verano se va de viaje, no son más que trocitos de suspiros que durante la madrugada se quebraron, porque la luna no supo donde entregarlos......

Mudar de Piel...

on miércoles, octubre 25, 2017

A veces me pregunto si todo el amor que te tengo, algún día sólo mudará de alma y de piel...

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 036

on martes, octubre 24, 2017
"En tu única vida": Día 036.
¿Qué bares quieres visitar? 
Nosotros: •El Icebar en Estocolmo, Suecia o si no el Artic bar en la Condesa  •El Mina Club de Zacatecas que está a 180 metros bajo tierra. •El bar Dada en Escocia.

Tú:
Me gustaría volver a uno que conocí en la Ciudad de México, donde servían chilitos y zanahorias curtidas.

No soy muy asidua a este tipo de lugares, pero si de elegir se trata, me gustaría conocer alguno donde haya sido punto de reunión de personajes de la historia.
Martuchis
24-Octubre-2017

Quién es Soraya para mi...

on lunes, octubre 23, 2017

...Aunque ha pasado mucho tiempo, de cuando en cuando me gusta escribir acerca de ella. Tal como si fuera la primera vez; porque a pesar de que desde el año en que su música llegó a mi vida le dediqué páginas en mi diario; son muchos años ya desde entonces y muchas de las personas que me leen en esta etapa reciente del blog (y ahora en FB), no saben ni quien es; o quizá tienen una vaga idea, porque tal como pasa con las leyendas de la música, supieron de ella cuando murió de cáncer.

Por eso tuve ganas de contar de Soraya en letras, tal como si hoy fuera ese año y ese día en que esperando a que mi mamá saliera del trabajo, escuchando la radio en el auto, en una estación de radio, de pronto me sorprendió una canción tan diferente como hermosa. La voz era de una chica... No sólo era algo muy distinto a todo lo que sonaba en ese entonces, la canción tenía el sonido de un instrumento que parecía una guitarra, pero que no sé decir si era eso o la voz de ella, pero te transmitía mucha paz.

Desde los primeros instantes en que comencé a escucharla, empecé a imaginar cómo sería físicamente... Lo primero que vi a través de los ojos del alma al estar escuchando la canción, fue la figura de una mujer joven, ataviada con jeans, cabello largo y rizado y una guitarra al hombro... No pasó mucho tiempo y para sorpresa mía, descubrí que no me había equivocado porque en la tele, durante un programa de variedades que se transmitía por las noches y que conducía un actor mexicano de nombre Jorge Ortiz de Pinedo, y donde se presentó la chica que había escuchado en la radio, era de verdad exactamente como me la describió en esa tarde mi imaginación.

No pasó mucho tiempo... Conseguí el cassette en la primera oportunidad que tuve. Ella era Soraya y así fue como se convirtió en mi mejor compañía cuando me tocaba quedarme despierta hasta tarde estudiando para algún examen en la universidad o haciendo tarea para la materia de "Seminario de Titulación"...

Para mi era como una especie de ritual ya cuando llegaba la noche, sacar todo mi material para empezar a trabajar, y ponía en una radio grabadora con reproductor de cassete y CD que me compré con lo que ganaba en ese entonces en mi trabajo dentro de un restaurante; precisamente porque escuchar cada canción de ese primer álbum que se titulaba: "En Esta Noche", me relajaba tanto y me envolvía en una atmósfera de paz.

De Der. a Izq. el primer cassete que escuchaba en mi época de estudiante, al lado una versión Uruguaya de ese mismo álbum que fue un regalo muy especial en el 2008 y arriba el CD que compré muchos años después...

Me encanta recordar eso... Y es de alguna manera la mejor forma que encuentro para hablar de Soraya a quien no la conoce. Como una especie de preámbulo a todo cuanto sucedió después gracias a ella. Las personas importantes que llegaron a mi vida; grandes amigos y dos amores... Así como la cantidad de personas que buscando información sobre su vida y su música, han llegado hasta estas Páginas Sueltas y de Colores.

Es es mi propósito en esta noche de octubre... Luego de tantos años... Que quienes no la conozcan aún, sepan porque tiene una sección especial en mi diario virtual que lleva su nombre; y todavía hasta ahora, eventualmente le dedico escritos; y aunque yo ya no soy esa chica universitaria de 19 años y ella ya no está físicamente entre nosotros; recordar esas primeras madrugadas estudiando y escuchando sus canciones y su voz atrapadas en la cinta de un audio cassete; me sigue transmitiendo paz en el alma...

Gracias Soraya, donde quiera que estés.... Y a tí que me lees, te dejo esa primer canción con la que tantas veces me quedé estudiando y que me sorprendió por primera vez en un día normal, en un estacionamiento. y si no la conocías o habías escuchado hasta el día de hoy, espero que te transmita las mismas emociones y entiendas porque verás de cuando en cuando escritos sobre ella en este espacio.