Hazte Sentir...

on viernes, marzo 16, 2018
Laura:

Casi había olvidado ya esa combinación de nervios y emoción que se experimenta cuando se está a la espera del lanzamiento de uno de tus discos... A lo largo de los años, eso lo he vivido tantas veces y casi soy capaz de recordar como ha sido cada uno de ellos.

Cuando pienso en eso, vienen a mi mente en tropel un sinnúmero de recuerdos... Algunos lindos, uno que otro nostálgico, además de las memorias de los primeros años cuando recién llegaste a México, y comprar un disco tuyo representaba todo un logro, ya que lo hacía con un porcentaje del dinero que ganaba en mis inicios como profesionista.

Han pasado muchos años desde entonces, y los avances en la víspera por el estreno de tu nuevo disco me sorprendieron siempre de madrugada, haciendo de los días ordinarios de entre semana, algo muy especial.

¿Sabes? Me encanta que haya sido así... Hace algunas semanas, cuando salió el primer sencillo, llegué a casa ya tarde del trabajo y quedé fascinada con la letra de "Nadie ha Dicho"... Anoche pasó algo parecido y aunque las primeras horas del viernes me sorprendieron escuchándote; fue muy lindo descubrir tus letras en la oscuridad y abrazada a alguien cuyo entusiasmo era compartido, hasta que el cansancio característico de un día pesado de trabajo terminó por vencernos a las dos.

Esta mañana mi atención fue toda para ti... Te escuché otra vez de camino a una junta editorial y quedé fascinada con algunas de las frases de tus nuevas canciones... Luego me dejaste pensando en que "Házte Sentir" es un disco tan distinto a todo lo que habías hecho en años anteriores, y también que coincidí perfecto con lo que expresó otro compañero fan, y que hacía referencia a que no es un disco fácil de "digerir"; en el sentido de que cada canción debe no sólo escucharse con toda la concentración, sino también con el alma y los sentidos muy abiertos.

Eso intento hacer desde hace casi 48 horas... En este instante de la madrugada quise escribirte para agradecerte por todas esas emociones que yo (al igual que millones de personas) han vuelto a experimentar a flor de piel.

Este regalo apenas lo hemos desenvuelto... Tu disco es algo que al escucharse debe ser desmenuzado y tal como sucede con un buen vino o algo delicioso, paladearse lentamente una y otra vez...

Seguro volveré cuando lo haga y termine de escuchar todas las canciones... Por lo pronto estoy enamorada de dos temas y antes de ir a dormir me regalo los sonidos y las imágenes tan exquisitas de lo que es la carta de presentación de un álbum de estudio que seguramente dará inspiración para mucho más dentro de estas Páginas Sueltas y de Colores.

Gracias por volver, por hacerte sentir tan presente siempre con tu música, pero sobre todo: por este hermoso regalo compartido entre suspiros de madrugada.

¿Y quién te ha dicho que sea indiferente?, lo que tu vimos fue tan importante, nos quedaremos con lo bueno, y será nuestra libertad
Perdona si te he confundido... También yo quiero renacer...

0 comentarios: