Ir al contenido principal

El Perro del Peregrino


En esta etapa reciente he leído varios libros que no he reseñado aquí pero que me han producido las más diversas emociones.

A diferencia de los otros, del que quiero hablar hoy me tocó profundamente el alma y esa es la razón por la que en este inicio de semana quiero contarles al respecto en este espacio.

La historia que aborda es muy simple: un cachorro de escasas horas de nacido es puesto en una bolsa junto a sus hermanos, para luego ser abandonado a su suerte en el caudal de un río. La narración es contada desde la perspectiva de ese recién nacido que sin haber abierto los ojos y todavía con la sensación vívida del sabor de la leche y el calor del cuerpo de su madre; está a punto de morir ante la indiferencia de la gente que a diario acude a ese río.

El destino de ese cachorrito podría ser demasiado predecible y tristemente el que con bastante frecuencia tienen tantos seres de su especie. Sin embargo, aquí es cuando comienza lo interesante, porque a pesar de estar condenado desde ya a la fatalidad, este no es un cachorro cualquiera, porque justo cuando de modo inevitable está a un paso de morir ahogado, es rescatado por un peregrino, que tampoco es cualquier peregrino, es nada más y nada menos que el mismísimo Jesús de Nazareth.

Siendo tan pequeño, es evidente que aún siendo el único sobreviviente de la camada dentro de esa bolsa, sus posibilidades siguen siendo mínimas, por lo que este peculiar hombre comienza un peregrinaje en busca de alguien de la misma especie del cachorro, que pueda convertirse en una madre nodriza en lo que ÉL regresa para buscarlo.

Finalmente lo consigue, en casa de una mujer llamada Sara, que no tiene muy buena reputación entre la gente de esa época. En cuanto el cachorro recobra fuerzas, puede caminar y alimentarse por si solo, el Peregrino vuelve por él y en retribución por su ayuda le da a la mujer una puerta de madera elaborada por él mismo. 

Lo maravilloso de este libro es que a pesar de que sobre Jesús de Nazareth se han escrito cientos de libros, nunca nadie había contado como fue vivir a su lado siendo un perro. Miga de León (que así decide ponerle el Peregrino al cachorro); lo acompaña desde entonces en todas y cada una de sus andanzas y desde su peculiar manera de ver la vida, nos va adentrando a través de los aromas y las actitudes que con él tiene la gente, como era vivir en esa época en las calles, bajo el yugo del imperio romano.

Tan sólo con esto ya podrán darse una idea de lo fascinante que es esta historia. Miga de León sigue fielmente al peregrino por todos los caminos. Conoce otros personajes interesantes de la época y experimenta hambre, miedo y hasta la presencia del mal que está tan latente en las calles y el corazón de la gente de esa época.

Aunque las historia sobre Jesús es por demás conocida y contada, en este libro te estremece el alma y creo que eso es lo más valioso que Liliana Bodoc, la autora, consigue a través de sus letras.

No quiero contar más, sólo cerrar este post comentando que este libro te produce algo similar a las películas: "Risen" (Resucitado), y "La Pasión de Cristo"; con la diferencia de que ahora la historia está bajo el enfoque de un perro, que en lo personal pienso, son los seres con más pureza y nobleza interior que pueden existir sobre la tierra.

Yo lo leí en un fin de semana, y lo acabé en una madrugada de sábado para amanecer domingo... Por esos días habían pasado apenas unos cuantos meses de la Semana Santa y había escuchado en radio un programa muy interesante donde hablaban desde el punto científico e histórico de la Pasión de Cristo, y en conjunto con el libro me hicieron pensar en el gran acto de amor que Jesús tuvo al materializarse en un hombre de carne y hueso para venir a enseñarnos lo que es el amor y la fe, a pesar de estar cegados por la arrogancia, y eso, si lo analizan, no ha cambiado ni un ápice desde ese entonces, y es lo que finalmente lo llevó a la crucifixión...


De verdad es un libro fascinante que hasta el día de hoy, en los instantes en que me quedo a solas, sigo pensando en la historia que contiene y se me hace un nudo en la garganta porque es entonces cuando dimensiono la maravillosa prueba de amor que nos fue otorgada hace más de 2 mil años.

Espero que si lo consiguen lo disfruten y les llegue tanto al alma, tal como me sucedió a mi.  

Comentarios