Contratos

on jueves, diciembre 27, 2018
Antes de venir aquí, estableciste un contrato.
Aunque estemos muy lejos, tarde o temprano nos encontraremos. De no haber un acuerdo entre nosotros, podemos estar de frente y jamás nos reconoceremos.

No necesariamente permaneceremos juntos, quizá el acuerdo se compuso para proporcionarnos una enseñanza, experiencia, madurez...

Sé que una vez que haya aprendido la lección, ambos seguiremos nuestro camino de aprendizaje hacia el creador.

Tanto a ti como a mi, nos despojaron de nuestra memoria racional para evitar sufrir por vidas y experiencias pasadas, para no llenarnos de prejuicios, tal vez sentirás que me conoces de siempre o algo te dirá, (aunque me hayas visto por primera vez), que no soy alguien ajeno ni desconocido; porque la memoria de mi alma y de la tuya se conserva.

Por ello, que sin importar el espacio y tiempo, ni la forma en como estén materializados al momento del encuentro, es que dos almas se reconocen como si se conocieran de hace tiempo.

Tal vez no estés, tal vez ya llegaste y te fuiste, tal vez será en otro tiempo y lugar, pero te conozco, y me conoces desde siempre.

0 comentarios: