Encuentros

on lunes, febrero 04, 2019
Algo que llevo muchos años preguntándome y que en estos días recientes resuena con gran fuerza en mi alma en los instantes cuando me quedo a solas es: ¿el amor nace o se construye?

Infinidad de veces se lo he preguntado a mis muy contadas personas cercanas, en esas charlas profundas y sin prisas... Se lo he preguntado a Dios en el silencio, minutos antes de que el sueño y el cansancio me venzan; pero sobre todo: me lo he cuestionado yo misma cada vez que te miro a ti.
Hay días en que tu existencia me hace creer que conozco perfecto la respuesta; pero, cuando me quedo a solas con mis propios pensamientos me pregunto:

¿Quién determina que dos personas coincidan entre millones y desde puntos opuestos y distantes? ¿Por qué un beso a media playa puede ser capaz de quedarse marcado en tu alma del mismo modo que en los labios? ¿Por qué el amor a primera vista se vuelve tangible y puede materializarse en un encuentro dentro de un aeropuerto lejano? ¿Quién determina? que puedas vivir durante años en una ciudad, cruzando el mismo camino que alguien que no conoces y sin estar siquiera consciente de ello; en el tiempo y el punto que la vida considera como exacto, ponerte ahí... Justo al lado suyo....

¿Tú que me lees y no me conoces qué piensas acerca de eso? ¿Cuáles han sido los encuentros que han transformado todo eso que eres por dentro? ¿Te sucedió en un cruce de miradas durante una comida? ¿En una fiesta? ¿O quizá en un lugar público al que ni pensabas ir? ¿Te sucedió cuando descubriste en una simple fotografía un alma tan hermosa que te robó el corazón en un suspiro? 

Historias de amor existen millones... Pero nadie habla de las almas que aún no se encuentran, y sin estar en el mismo plano, se aman y se extrañan, aunque no puedan tocarse todavía...
No sé porque... Pero cuando me hago la pregunta que te mencioné al principio, de inmediato pienso en ellos... En ¿cómo es posible amar desde ya lo que aún no conoces?...
¿Eres tú un alma libre de esas? ¿Me he encontrado o no contigo?

Cuéntame en esta madrugada (sin haberme visto aún a los ojos) ¿Qué instantes han marcado para siempre el rumbo de tu existencia? ¿Qué pasa cuando sólo tu esencia se ha materializado dentro de un cuerpo y la de ese alguien que tanto extrañas y esperas tal vez aún no?

No hay versos, canciones ni tampoco historias que hablen sobre ellos.... Aunque dicen que el destino está escrito en las estrellas y los tiempos para cada encuentro son perfectos, yo celebro desde aquí y sin conocerlos, cada uno de los tuyos.

...Incluso los que han sido "desencuentros"... Te han puesto en el camino y orientan la punta de la brújula hacia donde posiblemente sea la dirección correcta.

Gracias por dejarme coincidir de madrugada por el mismo camino que en este instante presente tú transitas... Si aún no es el tiempo y todavía no nos hemos encontrado, prometo cada día intentar convertirme en una mejor versión.

¿Tú que me lees y no me conoces qué piensas acerca de eso? ¿Cuáles han sido los encuentros que han transformado todo eso que eres por dentro? ¿Te sucedió en un cruce de miradas durante una comida? ¿En una fiesta? ¿O quizá en un lugar público al que ni pensabas ir? ¿Te sucedió cuando descubriste en una simple fotografía un alma tan hermosa que te robó el corazón en un suspiro? 

0 comentarios: